Volkswagen Tiguan 2015. Mini-Tuareg.



El Volkswagen Tiguan ha vuelto amigos, y lo hace totalmente renovado. Mucho más rotundo en sus líneas, mucho más capaz y sin perder ni un ápice la identiodad que caracteriza a todos los productos de la marca.


Aprovechando el Salón del automóvil de Frankfurt, la marca alemana exhibirá cuatro versiones del nuevo Tiguan. Las versiones de producción presentadas son el deportivo Tiguan R-Line, el clásico modelo de carretera y una versión off-road especialmente diseñada para la conducción fuera del asfalto. Por su parte, el prototipo Tiguan GTE con motor híbrido enchufable de 218 CV ofrece un primer avance del que será el futuro desarrollo de la gama del SUV.

La segunda generación de este superventas es el primer SUV del Grupo Volkswagen que se basa en la revolucionaria tecnología MQB, una plataforma que ya utilizan modelos como el Golf, el Leon o el Octavia. Con ello, todas las propiedades del Tiguan mejoran, las proporciones de la carrocería del SUV más moderno de Volkswagen son, claramente, más deportivas, y el diseño transmite carisma desde todos los ángulos.

Su peso también se ha reducido en más de 50 kg en comparación con el modelo anterior, aunque parezca mucho más coche, a la vez que la cantidad de espacio ofrecido en el interior y el maletero ha dado un gigantesco paso adelante. La capacidad del maletero del nuevo Tiguan admite hasta 615 litros de carga y cuando los respaldos están abatidos, su capacidad se incrementa hasta los 1.655 litros, lo que representa un aumento de 145 litros respecto al modelo precedente.


Los motores también se caracterizan por el aumento de la eficiencia. La gama disponible es de un total de ocho unidades de entre 115 y 240 CV, que son más potentes pero a la vez hasta un 24% más ahorradoras que el modelo anterior.

El nuevo 4MOTION Active Control también permitirá a los conductores ajustar el sistema de tracción a las cuatro ruedas de forma más fácil y personalizada para adaptarse a cualquier condición de conducción. Por otra parte, el Tiguan también puede tirar de remolques de hasta 2.500 kg, y podremos elegir un sistema que favorece este hecho y nos permitirá conducir con total seguridad bajo estas circunstancias.


Otros sistemas de asistencia perfeccionan la comodidad, el dinamismo y la seguridad del vehículo (incluyen de serie Front Assist con asistente de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones, Lane Assist y sistema de frenado anticolisiones múltiples).

Y como el movimiento de infoentretenimiento se ha ido convirtiendo poco a poco en algo imprescindible, los servicios online abren una nueva dimensión de opciones (como la notificación automática de accidentes, información online sobre tráfico y plazas de aparcamiento o informe de estado del vehículo), la electrónica a bordo integra los mundos de los smartphones Apple y Android a la funcionalidad de los sistemas de infoentretenimiento a través de App-Connect, e incluso las tabletas se convierten en parte integral del vehículo con la app Media Control. El resultado de ello es un Tiguan con el que Volkswagen redefine un amplio número de aspectos del segmento denominado A-SUV.


Veremos en un futuro que tal se comporta, mientras tanto; el nuevo Tiguan supone un paso más en la evolución de su gama en el segmento de más auge, con un diseño bastante renovado y una apariencia más sofisticada, que también contará con una gama de motores ampliada y nuevas modalidades de acabado para todos los gusto y tipos de clientes.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style