BMW M2. Un pequeño divertido.




BMW avivó el mundo del automóvil hace más de 40 años, presentando un coche compacto de altas prestaciones. Ya en su época, el BMW 2002 turbo representó cabalmente la idea de BMW de dinamismo, máxima agilidad y óptimo control del coche. Después llegó el laureado M3 de primera generación con las mismas premisas y además, fue el primero de la zaga M (la que lió el "pollito"...)


Con el nuevo BMW M2, BMW Motorsport demuestra de manera contundente que ese planteamiento sigue siendo válido hasta el día de hoy. Gracias a su potente motor de seis cilindros en línea, a la agilidad que le confiere la tracción trasera, al chasis deportivo M de aluminio, así como a su extrovertido y radical diseño, el nuevo BMW M2 Coupé tiene todo lo necesario para que el conductor se divierta al máximo al volante.

A simple vista resulta evidente que el nuevo BMW M2 Coupé es un automóvil que pertenece a la gama de BMW M. Su diseño subraya acertadamente sus cualidades dinámicas. Está inspirado en modelos que marcaron la historia del deporte de competición automovilística de BMW y saca a relucir claramente el extraordinario potencial deportivo que alberga. Así lo confirman el faldón delantero más bajo, provisto de grandes entradas de aire, sus musculosos flancos que incluyen las típicas branquias que distinguen a los modelos M, las llantas de aleación ligera de 19 pulgadas con el inconfundible diseño de dobles radios, así como la zaga, ancha y de nítidas líneas, en las que sobresalen las colas de escape doble que nos proporcionan un sonido realmente brutal y muy acorde con su estética.


El carácter típico de un modelo de BMW M también se manifiesta a través del diseño del habitáculo. Los guarnecidos de alcántara en las puertas y en la consola central, así como diversos elementos de fibra de carbono visible, crean un ambiente selecto y, a la vez, deportivo, acentuado adicionalmente mediante costuras de contrastante y el emblema M en diversas superficies a lo largo y ancho del coche, para que no se nos olvide ni por un instante, lo que estamos conduciendo.


La mecánica elegida para este "pequeñín" con mucho carácter, es el nuevo propulsor de seis cilindros en línea 3.0, provisto de la tecnología M TwinPower Turbo más moderna. Arroja una potencia al asfalto de 370 CV a 6.500 rpm, suficientes como para tener que tirar las ruedas traseras en dos o tres acelerones...

Igualmente fascinante es la entrega de esa potencia ya que el descomunal par máximo de 465 Nm llega a ser por unos breves instantes de 500 Nm con la función overboost. En estas condiciones, el nuevo BMW M2 Coupé, equipado con la caja de cambios M opcional de siete marchas con doble embrague y provisto de la función "launch control", es capaz de parar el crono en apenas 4,3 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h. La velocidad punta es de 250 km/h con corte electrónico. Además, el consumo del modelo equipado con la caja de cambios automática M DKG es de tan sólo 7,9 litros a los 100 kilómetros, demostrándose así la gran eficiencia del coche. Aunque seamos serios; en este tipo de vehículos creo que la eficiencia es lo que menos le importará a sus propietarios.

Con estas referencias, el nuevo BMW M2 vuelve a colocar el listón de referencia un poco más alto en el segmento de los coches deportivos compactos de altas prestaciones, gracias a sus ejes de aluminio, provenientes de los modelos BMW M3/M4, a las llantas de aleación ligera de 19 pulgadas con neumáticos de diferentes dimensiones, a la dirección M Servotronic con dos líneas características, así como al sistema de frenos M de materiales compuestos.


Buena parte de la superioridad del BMW M2 Coupé se explica por el diferencial M de regulación eléctrónica, creado para optimizar la capacidad de tracción y la estabilidad dinámica. Con M Dynamic Mode del sistema de estabilidad, que permite un ligero deslizamiento de los neumáticos para derrapar controladamente al trazar curvas en los circuitos, el conductor puede disfrutar al máximo al volante de una manera segura y asegurándose una risa nerviosa al bajar del vehículo.
Por otra parte y como modelo de referencia en la gama del Serie 2, el nuevo BMW M2 Coupé dispone de serie de un equipamiento muy completo, que armoniza a la perfección con su configuración deportiva. Opcionalmente puede adquirirse la caja M de siete marchas y doble embrague con Drivelogic, capaz de cambiar de marchas muy rápidamente, sin interrumpir la transmisión de la fuerza en ningún momento.


Además se ofrece una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor y de servicios de movilidad de BMW. De esta manera es posible utilizar numerosas aplicaciones muy innovadoras, perfectamente integradas en el coche a través de BMW ConnectedDrive. Por ejemplo, con la aplicación GoPro es posible utilizar el iDrive Controller y la pantalla Control Display para controlar una cámara instalada sobre el tablero, de manera que quede constancia de los resultados obtenidos en las vueltas rápidas en un circuito y lo que no es un circuito... El estilo de conducción puede analizarse detalladamente con la aplicación M Laptimer. Además, los datos relacionados con las velocidades o con los puntos de frenado pueden compartirse cómodamente por correo electrónico o en Facebook. más que nada, para vacilar con tus conocidos.


El nuevo BMW M2 Coupé no solamente es sucesor directo del exitoso BMW Serie 1 M Coupé, sino que, por su planteamiento automovilístico, también es, varias generaciones después, un descendiente del primer BMW M3 de la serie E30, así como del BMW 2002 turbo en el que se basa este concepto.






Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC