Mazda RX Vision. El motor rotativo no ha muerto...


Mazda es una gran marca que, personalmente, me encanta. Sigue siendo independiente y además de todo eso, mantiene un alto grado de nivel tecnológico y de diseño, que hace que los más entusiastas y aficionados disfruten de todas y cada una de sus creaciones.

Pues como no podía ser de otra forma, seguimos soñando, ya que la marca japonesa nos ha presentado en el reciente Salón de Tokio a su nueva criatura; el Mazda RX-VISION.

Se trata de un concept deportivo propulsado por un motor rotativo de nueva generación, denominado SKYACTIV-R. La tecnología rotativa, nada convencional, es quizá el símbolo más apasionante del espíritu rebelde de la marca ya que históricamente, han creído, y siguen creyendo, en que el motor rotativo tiene muchas posibilidades. De hecho, ya ganaron en Le Mans con ese sistema y lo han estado utilizando en varios de sus modelos deportivos hasta hace bien poco.

El Mazda RX-VISION es un modelo que incorpora motor frontal y tracción trasera con unas proporciones muy equilibradas. Es una “visión” del futuro de las que solo pueden salir de la genialidad de Mazda, y una que se hará realidad, casi con total seguridad, con la ayuda de los innumerables fans de la marca en todo el mundo.


Los motores rotativos son únicos en el sentido de que generan potencia a partir del movimiento de unos rotores triangulares, a diferencia de los pistones de movimiento alternativo de los motores convencionales de automóvil. Mazda tuvo que encontrar soluciones a numerosas dificultades técnicas hasta que consiguió comercializar el motor rotativo en su día.

El primer modelo que lo montaba fue el Mazda Cosmo Sport 110S de 1967; desde entonces varios otros han seguido su estela. De ellos, el que más éxito tuvo fue el Mazda RX-7, el coche con motor rotativo más vendido de la historia, con más de 800.000 unidades producidas entre 1978 y 2002.


Mazda dedicó un esfuerzo continuo a mejorar las prestaciones, el consumo y la fiabilidad de su motor, cuya culminación la victoria en las 24 Horas de Le Mans en 1991, con el Mazda 787B. Ha sido la única ocasión en que una empresa se impone en esta prueba con un coche equipado con un motor rotativo.


Mazda no ha dejado de trabajar en I+D de motores rotativos, aunque en la actualidad no son utilizados en ninguno de sus modelos de producción en serie. Ahora, la marca ha elegido la denominación SKYACTIV-R para su motor rotativo de próxima generación, como una forma de expresar el compromiso de seguir ofreciendo a sus clientes tecnologías que rompen con lo establecido y diversión al volante con tecnología SKYACTIV.
Como fan de la marca; quiero que se produzca este RX... ¿Vosotros no?.





Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style