Mitsubishi Outlander 2016. Face to Face.



Son muchos los modelos de la firma de los tres diamantes que vamos probando ya y a pesar de que su gama no es tan extensa como la de otras marcas, lo que hacen, lo hacen bien.

Ahora que estamos comenzando un nuevo "curso" las marcas se ponen las pilas y nos presentan sus novedades de cara a competir en todos y cada uno de los disputados segmentos. Por ese motivos, Mitsubishi inicia la comercialización de un vehículo clave para la marca de los tres diamantes: el nuevo Outlander, que ha experimentado una profunda renovación, hasta tal punto que podemos considerarlo un vehículo nuevo, incidiendo principalmente en cuatro áreas:

  • Exhaustivo trabajo de evolución estética exterior.
  • Mejora de las capacidades dinámicas.
  • Incremento significativo de la percepción de calidad en el interior. 
  • Mejora de la insonorización.



De hecho, aunque hayan mantenido la excelente base de calidad que ya poseía el Outlander que nos deja, la carrocería es totalmente diferente. Por ejemplo, en el nuevo Outlander destaca el llamativo frontal, que adopta por primera vez la nueva identidad visual de los SUV de Mitsubishi, denominada “Dynamic Shield”.

Este nuevo lenguaje de diseño le confiere al Outlander más personalidad, mayor presencia y, al mismo tiempo, incrementa la sensación visual de anchura y estabilidad. El nuevo frontal “Dynamic Shield” está compuesto por diversos elementos, como las molduras cromadas de generoso tamaño que arrancan desde la línea marcada bajo las ópticas y envuelven la parte central del paragolpes, acabada en negro piano, finalizando bajo las molduras de las luces de niebla, el protector acabado en plata de la parte inferior, la parrilla cromada con dos grandes bandas armonizadas con las ópticas, donde se ubica el logo de los tres diamantes de generoso tamaño y en las esquinas inferiores, los faros antiniebla, rodeados también por un elemento cromado en la zona superior.

Las ópticas delanteras de todas las versiones del nuevo Outlander, también han sufrido un cambio importante, mucho más depurado y afilado y ahora incorporan luces diurnas LED con 12 diodos, con faros también LED en las versiones 4WD.

Si nos fijamos en la planta lateral, en la zona inferior de las puertas, se han añadido unas molduras con inserción plateada que estilizan, y de qué manera, al nuevo Outlander, junto a las nuevas llantas de 18’’ de nuevo diseño.

La trasera recibe también una importante revisión que rubrica el nuevo lenguaje de diseño de Mitsubishi, como por ejemplo, la inclusión de un nuevo paragolpes rediseñado, mejor integrado y con moldura plateada inferior. También contamos con unas nuevas ópticas totalmente renovadas, con iluminación LED en tres bandas que se extienden en ambos lados del portón, unidas por una moldura cromada entre ambas.


Por supuesto y como no podría ser de otra manera, en Mitsubishi cuidan mucho su tradición Off Road, pero también son conscientes de que tan solo una pequeña proporción de clientes aprovecharán las actitudes de los productos que ofrece la marca, así que la suspensión del nuevo Outlander también se ha optimizado, incrementando su rigidez mediante refuerzos en diversos puntos tanto delante como detrás, por lo que la conducción es más directa y precisa, en lo que también influye el nuevo calibrado de la dirección. El motor 220 DI-D por su parte, se ha optimizado para cumplir con la restrictiva normativa europea Euro 6 sobre emisiones contaminantes.

Si nos adentramos en el habitáculo del nuevo Outlander, nos percataremos de que también recibe mejoras que incrementan la armonía del conjunto y, lo que es más importante, la percepción de calidad, ya de por sí, muy conseguida en todos sus modelos.


Los asientos se han optimizado, aumentando significativamente la sujeción tanto en la banqueta como en el respaldo, lo que aumenta el confort y la firmeza durante la conducción. Al mismo tiempo se ha mejorado la calidad de los tapizados, que ahora vienen rematados con doble pespunte y elementos a los que no se les presta especial atención como el material del reposabrazos delantero, ahora es de mayor calidad y grosor siendo más confortable, o el panel del techo, en el que se ha incrementado la apariencia y calidad del material textil que lo recubre y que a partir de ahora recubre también los protectores de los pilares A.

El aro del volante multifunción también modifica su forma, ahora más ergonómica, al presentar un engrosamiento para los pulgares que le da un aspecto más cualitativo, al tiempo que confiere un mejor agarre al conductor. Además, se añade una decoración en negro piano en la zona inferior y el logotipo de los 3 diamantes pasa a ser cromado.

Son pequeños detalles que en conjunto, nos procuran un gran ambiente y una gran sensación de calidad interior.

Y hablando de calidad, en cuanto al trabajo de insonorización, el nuevo Outlander recibe más de cien mejoras dirigidas a reducir el nivel de ruidos, vibraciones y asperezas, y a incrementar la sensación de calidad percibida desde el momento en que se cierran las puertas.

Entre otras muchas medidas, podemos destacar unas ventanas de mayor grosor y parabrisas con tratamiento acústico, nuevos materiales fonoabsorbentes en múltiples áreas, unas cubiertas específicas para determinadas zonas y la utilización de materiales amortiguadores de ruido en elementos mecánicos.

Por otra parte, se a prestado una mayor atención a elementos cotidianos y de uso frecuente, así que mediante un intensivo trabajo en la zona de las puertas, además de mejorar espectacularmente la percepción de ruido y vibraciones procedentes del exterior y del motor, se ha incrementado la sensación de solidez al abrir y, sobre todo, al cerrar las puertas.

La gama del nuevo Outlander también se ha rediseñado para ganar en competitividad y accesibilidad. Es un hecho que la demanda de versiones de tracción delantera está aumentando, y ya suponen casi el 70% del segmento SUV2, por lo que se potenciará las versiones Motion 2WD incorporando una nueva versión de 5 plazas, que se añade a la de 7 plazas. El resto de la gama se ofrece, como hasta ahora, con tracción 4x4, en versiones manuales y automáticas.

Las versiones Motion 2WD, a partir de ahora, serán idénticas estéticamente a las 4WD, con molduras en los pasos de rueda, ópticas traseras LED y protectores en plata delante y detrás.


Como elementos de equipamiento novedosos en las versiones Motion 2WD del nuevo Outlander, destacarán el sistema de navegación multifunción MMCS con DAB (radio digital) que ha sido mejorado, con gráficas optimizadas y un uso más sencillo e intuitivo e incluirá también las luces diurnas LED y el retrovisor interior fotosensible.

Las versiones Motion 4WD añaden, respecto a las de tracción delantera, los faros delanteros LED y el acabado Kaiteki mantendrá el nivel de equipamiento actual.

Como veis, el nuevo Outlander ha sufrido una profunda transformación y por supuesto nosotros, ya hemos reservado una prueba, así que estaros atentos a la web, porque os contaremos todos los secretos de la piedra angular de Mitsubishi.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style