Porsche Cayman GT4 Clubsport. Solo para circuitos.



Porsche añade un nuevo deportivo a su flota de vehículos para disfrutar en la pista. El Cayman GT4 Clubsport celebró esta semana su presentación mundial en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Si el Porsche Cayman GT4 de calle es una auténtica bestia parda, este atleta, con un motor central de 385 caballos de potencia y destinado a quienes debutan en competición, está construido sobre la misma base, pero no es un coche homologado para usar por carretera.

Como su hermano de producción en serie, el Cayman GT4 Clubsport está propulsado por un motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros, situado detrás del asiento del conductor, pero en este caso, la versión de competición lleva una transmisión Porsche de doble embrague y seis velocidades, con levas en el volante, así como un diferencial autoblocante mecánico en el eje trasero, específico para competición y no la deliciosa caja manual que acciona el cambio en el coche de serie. 


El ligero conjunto de la suspensión delantera está tomado de su hermano mayor el 911 GT3 Cup, con el que se participa en 20 campeonatos monomarca de Porsche en todo el mundo y que cuenta con un palmarés envidiable. En el eje trasero se emplea un sistema de suspensión mejorado y muy ligero, con brazos transversales que también hereda del 911 GT3 Cup. 

Pero no solo tiene que ser efectivo en curva y tener un gran "apretón" en recta, sino que también es importante frenar, así que, el GT4 Clubsport monta un impresionante sistema de frenos de competición que se compone de cuatro discos de acero de 380 milímetros de diámetro. El equipo de freno delantero utiliza unas pinzas fijas de aluminio de seis pistones y hechas en una sola pieza, mientras que el trasero incorpora pinzas similares pero de cuatro pistones. El ABS puede ser calibrado en doce modos diferentes y el Programa Electrónico de Estabilidad ha sido ajustado para la utilización de neumáticos slicks. Por su parte, la dirección asistida es electromecánica.

Con un peso de sólo 1.300 kilos, el Cayman GT4 Clubsport es realmente ligero y se entregará de fábrica con unos arcos de seguridad soldados, un asiento de competición tipo baquet y arneses de seis puntos, según marca la FIA, para las diferentes competiciones en las que participará este "juguete" de la marca alemana. 

La versión básica está equipada con un depósito de combustible estándar de 90 litros, pero existen en opción depósitos de seguridad FT3 de 70 ó de 100 litros. Lleva llantas forjadas de 18 pulgadas con cinco tornillos, sobre las que se montan neumáticos Michelin de diferentes dimensiones en cada eje: las medidas son 25/64-18 en el eje delantero y 27/68-18 en el trasero.

Por si queréis iniciaros a lo grande en el mundo de la competición en circuitos, el nuevo Cayman GT4 Clubsport cuesta 111.000 euros, más los impuestos específicos de cada país, y ya está disponible directamente a través de Porsche Motorsport, en Weissach. 


En 2016 está prevista su homologación para competiciones como el Campeonato Nürburgring VLN de Resistencia, las SRO GT4 series, el Trofeo Pirelli GT3 de EEUU, la Ultra 94 GT3 Cup Challenge de Canadá y para las carreras de clubes organizadas por el Porsche Club of America, así como para otros eventos a nivel de club en todo el mundo.

¿Participamos? 


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC