Citroën E-Mehari. Vuelta a la Dolce Vita

El polivalente Mehari vuelve a estar de moda. El original, basado en el 2CV, fue, y sigue siendo, el utilitario por excelencia para moverse por las zonas costeras más "chic" del momento. Es básico, fiable y un descapotable indispensable para esos días de verano en Saint Tropez o la costa de Niza.


Citroën ha querido recuperar esa esencia de antaño con este nuevo modelo de la marca francesa, solo que esta vez, está basado en el Citroën Cactus. Conectado, sin complejos, rompedor y porqué no, irreverente... los calificativos no faltan para describir el nuevo modelo de la marca Citroën. 

El E-MEHARI es un vehículo colorista, atrevido, completamente integrado en el espíritu Citroën. El E-MEHARI es un “it car”, que seducirá a aquellos que buscan diferenciación, optimismo, atentos a las tendencias y al medioambiente.


El diseño exterior del E-MEHARI se inscribe perfectamente en el posicionamiento de Citroën. En él se encuentran los códigos estilísticos de la marca, entre los que destacan su mirada expresiva formada por ópticas de doble piso, firma de los últimos modelos de la marca, y un diseño único que transmite optimismo y simpatía. Es una forma distinta de entender el automóvil, que evoca sensaciones positivas.

Esta personalidad se complementa por un abanico de colores que marcan tendencia. Las posibilidades de personalización son múltiples en el E-MEHARI con cuatro colores de carrocería: azul, naranja, amarillo y beige, que se podrán combinar con dos colores de telas: negro y rojo anaranjado, dos guarnecidos interiores: un beige muy natural y otro, de aspecto técnico, rojo-anaranjado, cuya impresión en la parte central está inspirada en el universo de los deportes náuticos y que están elaborados en TEP y son completamente impermeables.

El E-MEHARI propone una carrocería sobre elevada, marcada por piezas negras: los protectores de los pasos de rueda, los bajos de la carrocería y de los parachoques. Una referencia evidente al mundo del ocio y del placer. Así, el E-MEHARI tiene un estilo fresco y lleno de expresividad, que sabrá seducir a las personas que buscan un modelo diferente y extremadamente divertido para las épocas estivales.

El E-MEHARI retoma el espíritu de un icono de la marca Citroën, el Méhari, tanto por su look como por su carácter, pero también por facilitar el ocio y por su practicidad. Del mismo modo que el Mehari, lanzado en 1968, el E-MEHARI es descapotable con una capota móvil que cuenta con un cierre mediante un sistema de cierre lateral escamoteable, con anchas ventanas transparentes. Según las necesidades, se puede decidir descapotar la parte delantera, la trasera, el lateral o todo el conjunto. También está dotado de cuatro plazas reales, con una banqueta trasera abatible para favorecer esa practicidad que ha carecterizado al modelo de la marca durante tantos años. 

Por supuesto, está equipado con un chasis sobre elevado para permitir una conducción todocamino y su carrocería está termoformada: un material plástico que no sufre la corrosión, no necesita mantenimiento de pintura y que resiste a los pequeños golpes gracias a su elasticidad y nos permite lavar el coche entero, por dentro y por fuera, con una manguera. 


El motivo de las puertas, con sus ranuras, es un guiño de los diseñadores al Méhari original y a las ondulaciones de su carrocería. De la misma forma, sus colores exteriores son un eco de los presentados en el lanzamiento del Méhari. Esta unión con el Méhari, vehículo mítico que ha marcado su época, confiere al E-MEHARI una fuerte identidad, una filosofía “diferente” para los que buscan autenticidad y diversión.

El E-MEHARI también destaca por su tecnología. 100% eléctrico, ofrece una tecnología de batería fruto de la experiencia del Grupo Bolloré: las baterías LMP (Lithium Métal Polymère) permiten una gran autonomía y ofrecen prestaciones, fiabilidad y seguridad y se distinguen por su elevada densidad energética. Estas son baterías secas (es decir “todo sólido”), lo que les confiere numerosas ventajas, entre las que destaca una insensibilidad a las variaciones climáticas. Permiten rodar a una velocidad punta de 110 km/h y ofrecer una autonomía de 200 kilómetros en ciclo urbano.


Lo malo es que al ser un coche eléctrico, esas baterías se recargan completamente en 8 horas con una toma de 16A en las instalaciones que lo permiten (enchufes domésticos o enchufes públicos de tipo Autolib) o en 13 horas en las tomas domésticas con 10A de intensidad. No es que sea descabellado, pero bueno...
Así, el E-MEHARI proporciona una sensación de libertad y de serenidad inédito: el de rodar en un descapotable con la aceleración, la facilidad y el silencio de un vehículo eléctrico y se puede ver hasta el 11 de diciembre, en el centro del Grupo PSA Peugeot Citroën en la avenida Grande Armée de París, en el “Eco-Driving Centre”, con motivo del COP 21.

¿Quién quiere rememorar la época de la Dolce Vita en el futuro?. El E-MEHARI nos hará la cobertura en cuanto nos bajemos de nuestro yate... !!!Soñar es gratis amigos!!!


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style