Ferrari F12 TDF. Heredero del F40

Ferrari es una marca con mucha historia y sobre todo; con un pedigree increíble, tanto en vehículos de producción, como en todo tipo de competiciones. Pero; ¿y si juntamos los dos mundos?. Pues el resultado es algo como esto que os vamos a desmembrar hoy...


Ferrari desvela el F12 TDF en homenaje al Tour de France, la legendaria carrera de resistencia que Ferrari dominó en los años 1950 y 1960 con el 250 GT Berlinetta de 1956 campeón en cuatro ediciones consecutivas. Fue una mítica carrera que premiaba los coches capaces de combinar máximas prestaciones con la facilidad de conducción y uso permitiendo a sus participantes competir durante cientos de kilómetros al día atravesando rápidas y serpenteantes carreteras, y circuitos, propios de la campiña francesa. El F12 TDF simboliza la máxima expresión del concepto de un coche extremo de carretera polivalente tanto en carretera como en circuito, aunque solo 799 unidades serán construidas.

El F12 TDF ejemplifica la capacidad de innovación, esencia del ADN Ferrari, en diferentes áreas como motor, aerodinámica y dinámica del vehículo, al igual que en los 80´s, hicieron con el todopoderoso F40. El resultado de la nueva berlinetta en términos de aceleración, manejabilidad y agilidad es asombrosamente único.


Las prestaciones del F12 TDF se erigen en torno a su motor V12 de 780 cv evolucionado del multipremiado motor del F12 Berlinetta. El espectacular comportamiento dinámico, en especial su aceleración al paso de curva se debe a un incremento del 8% en la medida de los neumáticos delanteros comparada con los traseros. La tendencia natural del coche a sobrevirar como resultado del cambio en las medidas de los neumáticos se compensa con el innovador sistema de dirección de las ruedas traseras (conocido como Virtual Short Wheelbase) que garantiza una respuesta de la dirección como un coche de competición mientras incrementa su estabilidad a máxima velocidad. Las velocidades en paso de curva también son más altas gracias al significativo incremento de la carga aerodinámica de más del 87% que ha alcanzado.

Un rediseño radical de carrocería, interior, motor, transmisión y caja de cambios junto con el uso extensivo de fibra de carbono tanto interior como exteriormente han reducido radicalmente en 110 kg el peso total del vehículo, por lo que a su descomunal mecánica, debemos sumar su peso mucho más liviano

Todos estos factores combinados otorgan cifras record de prestaciones: de 0-100 km/h en 2.9 segundos y 0-200 km/h en 7.9 segundos, junto con un incremento significativo de la aceleración lateral. La vuelta rápida a Fiorano se queda en 1'21''.

Las sobresalientes distancias de frenados son garantizadas por la adopción de las nuevas pinzas de freno Extrem Design ya mostradas en el LaFerrari, a priori, la punta de lanza de toda la gama Ferrari. Este sistema de nueva generación se traduce en que el coche es capaz de detenerse pasando de 100 a 0 km/h en tan solo 30,5 metros, y de 200 a 0 km/h en 121 metros.

El motor es el V12 del F12 berlinetta con 6262cc, en el que los ingenieros de Ferrari han trabajado para incrementar al máximo la potencia de salida de 740 cv a 780 cv. La respuesta deportiva está asegurada gracias a un par de 705 Nm a 6.750 rpm con un 80% ya disponible a 2.500 rpm.

Se han desarrollado numerosas modificaciones para este motor, empezando por el uso de tapas mecánicas inspiradas en carreras y tubos de admisión de geometría variable, utilizados en los coches de Fórmula 1, que ayudan a incrementar la eficiencia en altas revoluciones.

El F12 TDF también está equipado con una versión específica del F1 DCT con engranajes un 6% más cortos que proporcionan un cambio de marcha ascendente un 30% más rápido y una reducción de marcha un 40% más rápido. Por lo tanto; nos dará siempre la impresión de que más que un coche de calle estemos conduciendo un auténtico GT Open, ya que las prestaciones que arroja y ese rendimiento, solo son propios de coches solo aptos para circuitos.


Pero los ingenieros de Ferrari han querido crear un coche ágil y potente que pueda ser conducido también por conductores menos expertos. Para ello han aprovechado su experiencia en el programa XX orientado a desarrollar coches de altas prestaciones extremas para conductores no profesionales.

En cuanto a la aceleración máxima lateral y la respuesta del coche, la extraordinaria dinámica del chasis se ha logrado en parte gracias al aumento del ancho de las llantas delanteras, que pasan de 255 a 275. Esta modificación garantiza una aceleración lateral más alta, generada por el eje delantero aunque por si solo esto hubiera provocado un sobre viraje excesivo en conducción límite haciendo que el coche fuese más difícil de conducir para los conductores menos expertos.


Para evitar esta situación en conductores no profesionales y permitir disfrutar al máximo de sus prestaciones, Ferrari ha desarrollado su nuevo sistema Virtual Short Wheelbase (Reducción Virtual de la distancia entre ejes), que debuta en el F12 TDF. De esta manera, el eje trasero está activo permitiendo a las llantas traseras girar alrededor de un eje vertical y procurándonos unas trazadas increíbles, aunque, según los que lo han conducido, producen una sensación de tener que corregir continuamente la dirección, que además, al ser tan milimétrica, se puede convertir en una lucha constante.


El Virtual Short Wheelbase mejora la respuesta del coche para así hacerlo más ágil, con una respuesta instantánea que puede apreciarse mejor en carreteras sinuosas y en trayectorias técnicamente más desafiantes, mejorando la estabilidad a altas velocidades.

Por otra parte, el rendimiento aerodinámico del F12 TDF bate records con un resultado de 1.6 en eficiencia aerodinámica que casi duplica el del F12 berlinetta del que se supone que deriva. La carga aerodinámica es de 230kg a 200km/h, lo que equivale a 107kg más. Vamos; que es como si un gigante ficticio nos estuviera aplastando el coche al asfalto y de esta manera, cuanto más alta es la velocidad, mayor es el efecto suelo.

El desarrollo ha afectado cada una de las áreas del la superficie del coche, produciendo increíbles elementos que además de su efectividad, imprimen elegancia y fuerza a sus formas. En el frontal, un altamente complejo parachoques contribuye a la generación de carga aerodinámica. Lo caracteriza una sección inferior ahuecada e incorpora separadores de competición, planos profundos, alerones a ras de suelo y rejillas para disparar la eficiencia en ambos lados de la parte inferior del coche.

El Aerobridge, o puente aerodinámico, en el lateral frontal del coche, también ha sido rediseñado para aumentar el efecto energizante del flujo del aire a través de los laterales delanteros mientras que en la parte trasera, aletas sobre el arco de las ruedas crean una depresión que extrae el aire del interior del arco de la rueda, incrementando así la eficiencia de la sección del bajo del coche que normalmente se usa poco para generar la carga aerodinámica.


El spoiler trasero es ahora 60mm más largo y 30mm más alto, mientras que la rejilla de la trasera se ha diseñado más vertical para extender la superficie sobre la que el spoiler trasero puede generar carga aerodinámica y capitalizar sobre sus ventajas más efectivamente.

Tres pares de branquias, evolucionadas de GT-Racing, han sido adoptadas en la aerodinámica del cuerpo superior y son responsables del 30 % de incremento en la carga aerodinámica en comparación al F12 berlinetta. El difusor trasero ha sido rediseñado completamente y ahora luce tres solapas activas, que se mueven según la incidencia del viento y favorecen la estabilidad y el aplomo del conjunto.

Diseñado en el Ferrari Styling Centre, el nuevo F12 TDF destaca especialmente por una forma imponente aunque con matices sensuales, producto del continuo compromiso de Ferrari por unir la belleza escultural con la funcionalidad. Bueno; de Ferrari y de las marcas italianas.

En términos de lenguaje formal de diseño, el objetivo fue crear una sofisticada interacción entre las superficies esculturales del F12 berlinetta y un tratamiento más gráfico de los nuevos elementos aerodinámicos. La prueba más evidente de ello es la evolución del Aerobridge, diseño que se ve resaltado por el uso de fibra de carbono.


La contundente deportividad del coche se expresa con el mismo grado de pureza en una cabina intencionadamente espartana, al igual que ocurría en su día con el F40, del cual podemos decir que era una bella carrocería, con un impresionante motor, pero con unos interiores de un kart. El F12 TDF también podríamos decir que es un digno sustituto de aquella obra de arte e ingeniería.

El efecto envolvente en torno a la posición de conducción se intensifica con el uso de fibra de carbono para los instrumentos y mandos. Los paneles de las puertas han sido es esculpidos en una única lamina de fibra de carbono, mientras que la guantera ha desaparecido siendo sustituido por un acolchado para las rodillas.


El exclusivo tejido Alcántara ha sido utilizado en lugar del tradicional cuero en el acabado interior, junto con tejido técnico para los asientos y aluminio impreso en lugar de alfombrillas de suelo, todo ello con el objetivo de aligerar el peso lo máximo.

¿Os suena de algo?. El concepto del F40 ha vuelto, solo que ahora viene envuelto en una carrocería mucho más bella, un motor más eficaz y potente y unos acabados un poco más espartanos, pero de auténtico lujo, si lo comparamos con aquel delicioso "jurásico". Su precio; 500.000 euros, aunque ya está agotado...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style