Land Rover Defender 2.000.000. El último Defender.



Sí amigos; por desgracia, uno de los iconos de la automoción nos dice adiós definitivamente con la venta de la última unidad salida de fábrica. El Land Rover Defender ha muerto y quedará en la memoria colectiva como uno de los vehículos más capaces de la historia y que tantas historias y anécdotas ha ido recopilando desde 1948, año de su nacimiento.

Todos recordaremos esa silueta cuadrada que se ha mantenido impertérrita y prácticamente inalterada a lo largo de todas estas décadas, a ese "hierro" indestructible y sencillo, lleno de remaches por toda la carrocería, que ha campado a sus anchas desde las famosas campiñas inglesas, pasando por las zonas desérticas más áridas, los polos del planeta tierra, hasta el punto más recóndito de nuestra geografía nacional.


También ha sido el vehículo predilecto y de recreo de políticos, famosos de toda índole, empresarios y adinerados en general, que lo utilizaban como vehículo estrella en sus monterías o aventuras, dentro de sus inmensos terrenos y cotos privados, para desplazarse de un punto a otro por muy abandonado que estuviera el camino o acceso.

Esa fama también le ha valido para prestar sus servicios a estamentos militares, cuerpos de seguridad, humanitarios, como la Cruz Roja o Media Luna, en safaris, como vehículo de empresas que operan en el medio rural, vehículo agrícola... El, Defender podía con todo. Era rudo, era fiable, increíble en una conducción extrema y capaz de transportar a un buen numero de personas, gracias a sus asientos corridos en los laterales.

Dada su versatilidad y dureza, a lo largo de todos estos años se han fabricado 2.000.000 de unidades y ha sido esta última, la que han subastado por medio de la casa de subastas Bonhams. El dinero recaudado se destinará a una causa humanitaria y otra en defensa de los animales.

Cuando el director de la prestigiosa casa de subastas golpeó con su martillo en el taco, el último Defender de la historia pasó a manos de un comprador qatarí, que desembolsó la increíble cifra de !!!549.000 euros!!!, que por muy especial que sea, no deja de ser un "hierro", así que por ahora; el último Defender es el coche más caro de la marca  en toda su dilatada trayectoria.


Esta última unidad es muy especial por muchos motivos. El primero, porque es el último representante de una estirpe que ha dejado huella en la historia del automóvil y que pasará a los anales de la historia como uno de los modelos más longevos y fiables en el medio rural.

Pero también cuenta con elementos que destacan sobre el resto de los últimos Defender y que lo hacen realmente único. En la parte trasera, una placa identifica con claridad que se trata del Defender 2.000.000, además de ir bordado también en los reposacabezas delanteros.

Por otra parte, cuenta con elementos exclusivos como un guardabarros específico, con el mapa grabado de la Bahía de Red Wharf donde, por primera vez, se dibujó sobre la arena la silueta de lo que posteriormente se denominaría Land Rover Defender; grabado que también se encuentra impreso sobre el tapizado de cuero de los asientos.

En el asiento del conductor, también existe una placa a medida, con la firma grabada de todos y cadfa uno de los operarios que han contribuido a fabricar el último Defender de la historia. Por último, también cuenta con la matricula personalizada "S90 HUE", que rinde homenaje a la matricula que utilizaron en las primeras unidades de pre-producción de este icono del automovilísmo.

El último Defender de la historia es de carrocería corta y de color blanco, realzado por los pasos de rueda, las llantas, la parrilla delantera, el techo y los retrovisores, en color negro Santorini. Lo digo más que nada por si os le cruzáis en alguna ocasión...


El Defender pasó oficialmente a la historia; ¿y ahora?. Su sustituto será el denominado DC-100, que nos consta que ya se encuentra en fase de desarrollo, pero por algunas fotos que hemos visto del proyecto; poco o nada tendrá que ver con el ya extinto Defender... Paz a su alma.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style