Peugeot 2008. Y después del Dakar, ¿qué?.


Después de pasarlas "canutas", pero no obstante, ganar el Dakar 2015 con el Peugeot 2008, la marca francesa, obviamente, lo celebra de la mejor manera posible, que no es otra, que remozar mínimamente al crossover compacto. Creo que se ha ganado un pequeño lavado de cara ¿no?. Nunca viene de más, después de "morder el polvo"...


El nuevo SUV Peugeot 2008 llama la atención por su fuerte personalidad, que invita a salir a la aventura. En cualquier terreno, irradia una imagen poderosa, gracias a un frontal innovador y su robusta calandra vertical. Su apariencia dinámica y atractiva es fruto del diseño limpio y preciso de su contorno, que presenta una curva en su unión con el capó horizontal.


Este enfoque estilístico tiene su continuación en el techo, con un perfil cromado en forma de ola. Coronada por las barras de techo, esta moldura emerge justo encima de las plazas traseras y presenta un aspecto exclusivo. Está tallada en el metal e insertada a la carrocería, además de ser el origen del alerón trasero

El portón desciende hasta el umbral de carga, a sólo 60 cm del suelo, muy práctico para colocar objetos voluminosos y pesados y el paragolpes trasero, que se integra en las sólidas molduras de protección negras que recorren todo el contorno del 2008. Para proteger la carrocería, unen los paragolpes carenados delantero y trasero por medio de las taloneras y los pasos de rueda.

Los contornos y líneas precisas de la carrocería ganan protagonismo con los nuevos colores Rojo Ultimate, lanzado en el 308 GTi, y Emerald Crystal. Con estas incorporaciones, el Peugeot 2008 permite elegir entre 9 tonos, 5 de ellos metalizados y 2 opacos.

El aire dinámico del 2008 también se nutre de su elegante firma luminosa. Delante, los faros, insertados en la carrocería, muestran una mirada felina, característica de todos los productos de nueva hornada en la marca del león, con una moldura de aspecto tecnológico en la que se asocian los cromados y el negro. Los pilotos traseros incorporan nuevas garras de colores cálidos, que consiguen un efecto 3D de gran profundidad.
Estas ópticas enmarcan el portón trasero, que deja paso a un maletero amplio y funcional, con un volumen que puede pasar fácilmente de 410 a 1400 litros gracias a la banqueta trasera que se puede dividir por secciones 1/3-2/3. 

Simplemente con pulsar el mando situado en la parte alta del respaldo, bascula y se oculta automáticamente, dejando un espacio de carga plano. Práctico hasta en los mínimos detalles, el maletero cuenta con ganchos para sujetar objetos y dos compartimentos laterales, uno con una cincha de amarre y otro con una red de sujeción. Además, la tapicería oculta un espacio complementario de 22 litros.


El habitáculo es un ejemplo de acabados de alta gama ajustados al milímetro. La ambientación luminosa, tecnológica y elegante, desvela materiales lujosos y de tacto agradable, más propio de vehículos de segmentos superiores. El habitáculo cuenta, como opción, con un volante de cuero pespunteado, como el fuelle de la palanca de cambios, la empuñadura del freno de mano y los apoyabrazos de las puertas.

Instalado cómodamente en su asiento, el conductor descubre el Peugeot i-Cockpit inundado de luz exterior, procedente de la amplia superficie acristalada de la carrocería. Dependiendo de los gustos del cliente, el techo puede ser acristalado y panorámico o con pulido láser y retroiluminado.

El Peugeot i-Cockpit es un puesto de conducción depurado, que favorece la atención y la concentración. El conductor se siente cómodo a los mandos y el automóvil vuelve a ser sinónimo de placer de conducción. El Peugeot i-Cockpit despierta el deseo de ponerse al volante y disfrutar de las prestaciones del 2008.


Con la mirada siempre en la calzada, el control del volante compacto dirige el vehículo con precisión y además, permite una posición de conducción más relajada, gracias a una mejor apertura de los brazos y una posición más baja de las manos.

Sin apartar sus ojos del entorno, el conductor recibe la información clave sobre el funcionamiento de su 2008. Los datos se concentran en su eje visual por medio del cuadro de instrumentos Head Up, rodeado por LED azules. Con esta innovación, supervisar el estado del automóvil requiere un menor desgaste físico y mental, algo que se agradece en los trayectos más largos.


Con su mano izquierda, el conductor puede activar y definir los parámetros del regulador y el limitador de velocidad, mientras que con la derecha puede manejar su teléfono móvil desde la pantalla táctil de 7", a través de la función Mirror Screen. 

Esta pantalla también transmite lo que sucede detrás del 2008, por medio de la cámara de marcha atrás, además de supervisar el Park Assist, que realiza maniobras de aparcamiento asistidas. Por último, con la mano derecha también se gestiona el Grip Control, gracias a la rueda que da acceso a sus cinco modos.


Con el mando situado en la consola central, el Grip Control amplía las posibilidades de uso del 2008 gracias a una tracción que se adapta a condiciones de baja adherencia y que ya hemos visto en otros modelos del Grupo PSA. 

Este sistema patentado está asociado a una distancia al suelo de 16 cm y a neumáticos Mud & Snow (M&S) certificados para uso invernal, Goodyear Vector 4Seasons, una garantía de polivalencia durante todo el año.


Flexible y polivalente, el Grip Control optimiza la tracción en función del terreno, gracias a una gestión eficiente de las ruedas delanteras. Este sistema deja siempre el control en manos del conductor que, en todo momento, puede confiar en la inteligencia de este equipamiento, gracias al modo Estándar, o seleccionar un modo por medio de la rueda: 

  • El modo Estándar está pensado para condiciones normales, con un nivel de adherencia normal. 
  • El modo Nieve adapta al instante el deslizamiento de cada una de las ruedas delanteras a las condiciones de adherencia. En cuanto la velocidad del vehículo alcanza los 50 Km/h, el sistema pasa automáticamente al modo Estándar. 
  • El modo Todocamino permite desplazarse con seguridad por terrenos deslizantes (barro, hierba mojada...). Asegura el arranque del vehículo en esas condiciones, trasladando el máximo de par motor posible a la rueda con mayor adherencia. Al actuar como un diferencial de deslizamiento limitado, está particularmente adaptado a la circulación por caminos y pistas forestales. Está activo hasta los 80 Km/h. 
  • El modo Arena mantiene simultáneamente deslizamiento en las dos ruedas motrices, lo que permite avanzar en un suelo suelto y limitar el riesgo de quedar atrapado. En cuanto la velocidad del vehículo alcanza los 120 Km/h, el sistema pasa automáticamente al modo Estándar. 
  • El modo ESP Off deja al conductor la opción de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control a velocidades inferiores a 50 Km/h y gestionar la motricidad del 2008 con total libertad. 
El Grip Control está disponible en motores de a partir de 100 CV, asociados a una caja manual o a automática y neumáticos de 17". Aprovecha plenamente la capacidad del 2008 para exhibir un comportamiento dinámico de referencia en cualquier terreno. ¿Volvemos al Dakar?.
Pero volvamos al interior. En cada una de las plazas, el pasajero dispone de numerosos espacios guardaobjetos, bien pensados y fáciles de localizar, gracias a las luces de techo LED delanteras y traseras: guantera, bandeja y portalatas cerca de la palanca de cambios, compartimento cerrado en la consola, bolsillos en los respaldos de los asientos delanteros... El volumen total de almacenamiento alcanza los 24 litros. Llaves, smartphones y otros objetos de la vida diaria tienen su sitio a bordo del 2008.

La subida de gama viene acompañada de un nuevo nivel de acabado. La nueva generación del Peugeot 2008 contará con los niveles conocidos Access, Active y Allure, coronados por el GT Line. Presente en varios modelos de la gama Peugeot, ofrece a los clientes una estética deportiva y elegante.

El 2008 GT Line cuenta con llantas exclusivas de 17" Eridan, diamantadas y de color negro brillante. Elementos negros sustituyen a los cromados de serie en el resto de versiones en el contorno de la calandra, los embellecedores de los faros antiniebla, las coquillas de los retrovisores y las barras de techo, lo que remarca ese toque dinámico y deportivo que quieren imprimir a sus modelos GT Line. La rejilla, por su parte, incorpora facetas en color Black Chrome y letras rojas, deportivas, mientras que el paragolpes carenado trasero de acero inoxidable está decorado como una salida de escape. Los logos GT Line están situados en las aletas delanteras y el portón, para que no quepa duda de qué versión es la que portamos.

Al abrir las puertas en esta versión GT Line, llaman la atención los umbrales de acero inoxidables con la inscripción "Peugeot", los pedales de aluminio y las alfombrillas con bordes rojos. Pespuntes rojos recorren los asientos delanteros, la banqueta trasera, los apoyabrazos de las puertas, el fuelle y el pomo de la palanca de cambios, la empuñadura del freno de mano y el volante compacto. Estos dos últimos elementos están elaborados en cuero napa. Los cinturones de seguridad también incorporan los ribetes rojos que adornan los tiradores de las puertas delanteras.


Como buen vehículo del siglo XXI, la conectividad es una de las piedras filosofales de la marca y las tecnologías incorporadas en el Peugeot 2008 hacen más fácil el día a día. La función Mirror Screen, compatible tanto con Mirror LinkTM1 como con Apple Car Play2, muestra el contenido del smartphone del conductor en la pantalla táctil del vehículo, que puede acceder a sus aplicaciones de un modo intuitivo y seguro. Por motivos de seguridad evidentes, este acceso depende de la situación del vehículo. Cuando está en movimiento, sólo se permite el acceso a aplicaciones útiles para la conducción.

Entre las aplicaciones destacan StartMyPeugeot, que recoge la documentación digital del vehículo, iCoyote, una aplicación social sobre información de tráfico, con indicación de zonas conflictivas, o Parkopedia, que permite encontrar una plaza de aparcamiento.

Para una mayor seguridad en recorridos urbanos, el Peugeot 2008 dispone de la tecnología Active City Brake, un sistema de frenado automático que actúa ante riesgos de colisión. Este dispositivo permite reducir la gravedad de los accidentes e, incluso, evitarlos. 

Cuenta con un sensor láser de corto alcance situado en la parte superior del parabrisas. Detecta obstáculos como un vehículo, detenido o en movimiento, que circule en el mismo sentido y por el mismo carril.

Si el conductor no interviene, a una velocidad máxima de 30 Km/h, el Active City Brake se pone en marcha, realizando un frenado a plena potencia de modo automático, con el fin de reducir la diferencia de velocidad entre el 2008 y el obstáculo. La deceleración automática puede alcanzar los 10 m/s².

Por su parte, el sistema Park Assist saca el máximo partido a la compacidad del 2008 para hacer más fáciles los desplazamientos en ciudad. Tras activar la función, el conductor selecciona en la pantalla táctil el tipo de estacionamiento: en línea o en batería. 


Los sensores de ultrasonidos miden las dimensiones de las plazas libres, para indicar al conductor el hueco adecuado. En ese momento Park Assist aparca el vehículo por medio de la asistencia eléctrica de la dirección. El conductor sólo tiene que controlar el entorno del vehículo y controlar su progresión. Si retrocede, la cámara de marcha atrás muestra en la pantalla las dimensiones del vehículo, con la ayuda de líneas de colores.

Para sacar el vehículo de la plaza de aparcamiento, basta con recurrir de nuevo a la inteligencia de Park Assist, que está disponible incluso en pendientes, gracias a la función Hill Assist.


El diseño aerodinámico y el peso reducido del SUV Peugeot 2008, junto a la amplia gama de motores, que cumplen la norma Euro6, permiten disfrutar de este modelo en cualquier situación, manteniendo bajos niveles de consumo y emisiones de CO2, que oscilan entre los 90 g/Km y los 114 g/Km, gracias a tres motorizaciones que se sitúan entre las mejores de su segmento.

Totalmente diseñada por el Grupo PSA, la nueva generación de motores tricilíndricos de gasolina PureTech ha recibido un reconocimiento unánime por sus cualidades. Desarrollan un par elevado en relación a la cilindrada, al registrar 205 Nm a 1750 rpm en la versión de 110 CV y 230 Nm, en la versión de 130 CV. Además, el motor PureTech destaca por unas prestaciones excepcionales, con una potencia constante hasta 6500 rpm y un alto nivel de confort acústico.


Este versátil motor de tres cilindros puede asociarse a tres tipos de transmisiones: caja de cambios manual de 5 o 6 velocidades y la nueva caja automática de 6 velocidades producida por Aisin. Su tecnología Quickshift proporciona un agrado de conducción de alto nivel, gracias a unos cambios de marcha rápidos y fluidos.


La gama de gasolina está formada por cuatro motores:
  • 1.2L PureTech 82, caja de cambios manual de 5 velocidades, 4,9 l/100 Km y 114 g/Km de CO2. 
  • 1.2L PureTech 110 S&S, caja de cambios manual de 5 velocidades, 4,4 l/100 Km y 103 g/Km de CO2. 
  • 1.2L PureTech 110 S&S, caja de cambios automática de 6 velocidades, 4,8 l/100 Km y 110 g/Km de CO2.  
  • 1.2L PureTech 130 S&S, caja de cambios manual de 6 velocidades, 4,8 l/100 Km y 110 g/Km de CO2. 

Otros tres motores componen la gama diésel del SUV 2008, todos con emisiones por debajo de los 100 g/Km:
  • 1.6L BlueHDi 100, caja de cambios manual de 5 velocidades, 3,7 l/100 Km y 97 g/Km de CO2. 
  • 1.6L BlueHDi 100 S&S, caja de cambios manual de 5 velocidades, 3,6 l/100 Km y 95 g/Km de CO2. 
  • 1.6L BlueHDi 120 S&S, caja de cambios manual de 6 velocidades, 3,7 l/100 Km y 96 g/Km de CO2.  

Después de ganar el Dakar, bien nos merecíamos un premio el resto de los usuarios ¿no?. !!Vamos a celebrarlo con el 2008!!.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC