Abarth 124 Spider. Dame un puerto de montaña y sol.




Era cuestión de tiempo que Abarth "metiese mano" al bello y deportivo Fiat 124 Spider. Pues, ¿qué mejor que aprovechar el Salón de Ginebra para su presentación en sociedad?. La verdad es que, como no podría ser de otra manera, han hecho un gran trabajo...

El nuevo Abarth 124 Spider busca sorprender a una nueva generación con sus prestaciones y su ADN tecnológico y deportivo. Combina la auténtica experiencia de un roadster lleno de emoción, tecnología y características de seguridad con un toque de innegable diseño italiano.


El 124 Spider está diseñado para emocionar y asombrar con todas las cualidades que se necesitan para satisfacer a los conductores más exigentes. Además, para asegurarnos un excepcional dinamismo, el Abarth 124 Spider incorpora un diferencial mecánico de deslizamiento limitado deportivo que garantiza la tracción en las situaciones críticas y ofrece un comportamiento dinámico incomparable.

El Abarth 124 Spider será una nueva referencia en el segmento de los roadster, según confirman las cifras. Gran parte del peso se concentra entre los ejes, y el motor está montado detrás del eje delantero para garantizar una incomparable agilidad y una superior experiencia de conducción. A ver; este mérito tampoco es que sea de Abarth o de Fiat, puesto que han aprovechado la plataforma y muchas sinergias con el MX-5 de Mazda.

Eso sí; su mecánica sofisticada y el uso de materiales especiales han permitido mantener el peso en tan solo 1060 kg, lo que resulta en una relación entre peso y potencia de 6,2 kg/CV, la mejor de su categoría, además de una perfecta distribución 50/50 del peso en orden de marcha, lo que produce una excepcional agilidad y prestaciones. Esto también es posible gracias a la deportividad implícita en la marca del escorpión, que considera todos los detalles sin dejar nada en el tintero. La obsesión por el peso ha llevado a eliminar todo lo innecesario.

Por ejemplo, se ha desarrollado un sistema de capó activo para cumplir los estrictos estándares de colisión con peatones sin perjudicar el coeficiente de peso ni el equilibrio del automóvil. Al utilizar sensores en la vigueta y dos cargas pirotécnicas en el compartimento del motor, el sistema reconoce las condiciones de peligro y se despliega en milisegundos para garantizar un espacio de seguridad y amortiguar la colisión contra el capó.

Otra cosa en la que han hecho su magia es en la suspensión del 124 Spider, que ofrece una excepcional estabilidad en curvas y en el frenado. La dirección, por su parte, garantiza una gran experiencia de conducción gracias al uso de un sistema de dirección asistida eléctrica de doble piñón.

La configuración dinámica del Abarth asegura que los clientes obtengan el mejor resultado del tren de potencia en las ruedas traseras para un verdadero placer al conducir. Los amortiguadores Bilstein, además de las barras antivuelco rigidizadas, ofrecen el máximo confort de conducción, una gran dosis de seguridad y mucha diversión al volante.

El sistema de frenos Brembo, con pinzas delanteras en aluminio, garantiza unas distancias de frenado muy cortas y una excelente resistencia a la fatiga, haciendo que el tacto del pedal sea siempre agradable y seguro.


En cuanto a la mecánica que conoceremos, el Abarth 124 Spider  incorpora un potente y fiable motor 1.4 litros MultiAir de cuatro cilindros. Ofrece una potencia de 170 CV (aproximadamente 124 CV por litro) y un par de 250 Nm: con una velocidad punta de 230 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Además, en un Abarth el sonido del motor es importante, por lo que incorpora de serie el tubo de escape Record Monza con su bello rugido, que escucharlo a cielo abierto y sin filtros tiene que ser una auténtica delicia.

El Spider estará disponible con un cambio manual de seis velocidades o uno automático "Sequenziale Sportivo". 


El cambio manual se caracteriza por unas marchas precisas con una palanca directa de carrera corta.
El cambio Sequenziale Sportivo, por otro lado, es resultado de una cuidadosa sintonización para aprovechar todo el par motor y transmite una verdadera sensación deportiva. El cambio de marchas es muy rápido con la palanca y, más importante aún, con las levas que incorpora detrás del volante. El rendimiento del automóvil se ha mejorado aún más con el modo “Sport” del selector de modos de conducción.

El Abarth 124 Spider también incorpora dispositivos electrónicos avanzados y características de seguridad activa. Para garantizar el genuino carácter deportivo de Abarth, el nuevo 124 Spider permite que el conductor desactive los controles electrónicos para tener una gran experiencia de conducción gracias al perfecto equilibrio mecánico y la respuesta lineal del motor, disfrutando la dinámica de potencia de un verdadero automóvil de competición con tracción trasera. Se puede conducir utilizando solamente el volante y el pedal del acelerador para sentir grandes emociones y sin ningún tipo de intrusismo por parte de la electrónica, siempre presente en los coches modernos.

Si aun nos parece poca cosa; gracias a la Officine Abarth, el 124 recibe un tratamiento especial por parte de los técnicos especialistas de la marca, verdaderos entusiastas de este automóvil. 

La gente de Abarth agrega valores a un gran producto cuando instalan el kit Racing Anti-glare, un tratamiento en negro mate del capó y el portón del maletero, o el kit Racing Alcantara, que contribuye a incrementar la calidad del interior, además de garantizar una sensación deportiva incomparable con su agarre y su acabado oscuro. El tubo de escape Record Monza de serie, del que os hemos hablado antes, también se instala en la Officine Abarth para garantizar el rendimiento y el sonido del motor.

Todos los coches son probados y certificados por un técnico de Abarth, que les aplica una placa metálica con el número de serie secuencial de cada automóvil a fin de certificar la exclusividad del Abarth 124 Spider. Un número exclusivo para cada cliente exclusivo.


El diseño refleja su gran esquema mecánico, un elemento fundamental para conseguir las perfectas proporciones de un deportivo: un capó largo para destacar la importancia del motor y su actitud de potencia, solapamientos reducidos para enfatizar su agilidad y el habitáculo situado cerca del eje trasero para que el conductor sienta la carretera... debajo de su trasero.

La relación entre habitáculo y capó es comparable a la de un coche de competición de antaño. La línea horizontal que surge desde el frontal se estira hacia atrás y se une con la línea trasera cerca de las luces: es una referencia innegable del 124 Spider clásico.

El diseño, meramente italiano, habla acerca del rendimiento: tanto la admisión de aire, más grande, del guardabarros delantero, como el extractor aerodinámico del guardabarros trasero, se diseñaron en un túnel de viento. El spoiler trasero y el deflector de viento mejoran el caudal de aire alrededor del vehículo. 

Por otra parte, las llantas de aleación de 17 pulgadas, el parabrisas panorámico y las barras antivuelco están acabados en “gris Forgiato”, un color elegido para destacar y enfatizar aun más su caracter deportivo y clásico.

Las líneas frontales originales con la rejilla hexagonal delantera contribuyen a reafirmar la valentía de este coche. Las nervaduras del capó sugieren la posición longitudinal del motor y esto, también es una referencia directa al 124 Spider de 1966. Los exclusivos faros y luces traseras LED añaden expresividad, tanto durante el día como la noche. Un detalle importante son los insertos de las luces traseras en el mismo color que la carrocería, que forman una superficie luminosa en anillo y que vimos por primera vez en el Fiat 500.

El extremo posterior del Abarth 124 Spider se caracteriza por dos elementos: los alerones en forma de cola de golondrina y las luces traseras horizontales que imitan las características de su predecesor. La forma del guardabarros trasero con su superficie superior penetrando en el portón del maletero confiere una geometría en V característica a la parte posterior del automóvil.

Habrá disponibles cinco colores de carrocería: "blanco Turini 1975" especial sólido, "rojo Costa Brava 1972" metálico, "azul Isola d’Elba 1974”, "gris Portogallo 1974" y “negro San Marino 1972”. Los nombres de los colores son un tributo al historial de éxitos en rallies.


El ADN del Abarth se confirma también en su interior enfocado a garantizar la máxima ergonomía. Los asientos de cuero son muy cómodos y, al mismo tiempo, permiten una posición de conducción recta lo más baja posible para detectar cualquier movimiento lateral del automóvil. Además, y al igual que ocurre en el MX-5 (ya que es el mismo habitáculo) los controles están en sintonía con la configuración deportiva: la posición del tablero de pedales de aluminio, el volante de pequeño diámetro, la palanca de cambios corta y el botón de arranque en el salpicadero, que contribuyen a una sensación de conducción deportiva. El cuadro de instrumentos completo incluye un cuentarrevoluciones de gran tamaño con fondo rojo dispuesto en una posición central.
El nuevo Abarth 124 Spider tiene un cuadro de instrumentos con tres relojes: con un cuentarrevoluciones de gran tamaño en el centro, un velocímetro a la derecha y una pantalla de datos a la izquierda que permite al conductor visualizar de inmediato toda la información de conducción.


El equipamiento de serie incluye un sistema de climatización manual, una radio con cuatro altavoces, reproductor de MP3 y puerto USB, control de crucero, y retrovisores ajustables y plegables eléctricamente.

Está disponible previa solicitud el sistema de infoentretenimiento con mando intuitivo y ergonómico en la unidad central. De acuerdo con su configuración, el sistema puede incluir una pantalla de color de 7 pulgadas, sistema de navegación por satélite, radio con AM/FM analógica y sintonizador digital DAB, reproductor de MP3, dos puertos USB, entrada AUX, cuatro altavoces, conexión Bluetooth y cámara trasera.

Para una calidad de sonido superior, puede elegir un sistema de sonido Bose premium con nueve altavoces, incluyendo altavoces duales de reposacabezas en ambos asientos y un subwoofer, con una calidad de sonido envolvente y apropiada para esos días en los que queramos disfrutar del sol y el viento sobre nuestras cabezas. 

El Abarth 124 Spider, por supuesto, incorpora toda una serie de dispositivos de seguridad activa y pasiva. Además del ABS, los equipos de serie incluyen el EBD, para distribuir la fuerza de frenado delantera y trasera y optimizar la distancia de parada y controlar todas las condiciones de carga lateral, en el caso de que nos estemos "divirtiendo".

También incorpora el ESC para incrementar el control en todas las condiciones de conducción. Es útil en situaciones críticas, por ejemplo, en curvas y superficies mixtas en presencia de nieve, hielo y gravilla. 

El sistema ESC aplica un frenado selectivo y actúa sobre el acelerador para enderezar el vehículo si detecta una diferencia entre la acción del conductor y la trayectoria. El sistema ERM es una extensión del ESC y utiliza los sensores para calcular si el automóvil se aproxima a un posible riesgo de vuelco. Corrige este peligro aplicando los frenos por separado y modulando la posición del acelerador.

Los cinturones de seguridad de tres puntos incorporan retractores de fuerza constante (CFR) que controlan el grado de fuerza que aplica el cinturón y lo sueltan gradualmente de manera controlada.


Por otra parte, los faros adaptativos LED están disponibles para garantizar el placer de conducir incluso en condiciones de mala visibilidad. Pueden equiparse con un sensor de lluvia y un sensor de penumbra previa solicitud.

Sin embargo, lo más importante es que el Abarth permite que el conductor desactive los controles electrónicos para tener una experiencia de conducción pura y exclusiva gracias al perfecto equilibrio mecánico y la respuesta lineal del motor, disfrutando la dinámica de potencia de un verdadero automóvil de competición con tracción trasera. Eso sí; si hacéis eso, procurad que no haya nadie cerca, porque el coche es realmente bueno, pero los que solemos cometer errores somos los conductores...

Básicamente, el Fiat 124 Spider es un MX-5 con un diseño de corte italiano. Tras pasar por las manos de Abarth, es un MX-5 con un diseño de corte italiano, mucho más racing y más divertido de conducir. ¿Tendremos la oportunidad de probarlo?.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style