Maserati Levante. En la era de los SUV.



Maserati también es una gran marca centenaria, que al igual que Porsche, ha tenido que pasar por el "redil". Está claro que solo de deportivos no se puede vivir, así que en su gama, incluyeron dos preciosas berlinas como el Ghibli y el Quattroporte, que ya existían, pero que quedaron en el olvido durante una época oscura de la marca.

Las berlinas de altas prestaciones, resultaban atractivas para los consumidores, pero en Europa si no cuentas entre tus filas con un representante con mecánica diésel, no tienes mucho que hacer en este segmento. Pues dicho y hecho y desde entonces, la marca del tridente no ha hecho nada más que aumentar y aumentar su cota de ventas.

Este hecho, al igual que ocurrió en su momento cuando Porsche comercializó el Cayenne e hicieron caja; en Maserati también han hecho mucha caja con esta mecánica diésel y esto les ha permitido concentrarse en nuevos proyectos, entre ellos; el de un SUV de alta gama. 


No podían dejar de tener presencia en el segmento de mayor crecimiento por estas latitudes, así que después de varios prototipos y concepts, en el reciente Salón de Ginebra se presentó el Levante, un todo-camino digno rival del Cayenne. Q7, X5 y demás "jauría" de  SUV´s de representación que ya ocupan bastante espacio en nuestro parque móvil.

El nombre Levante está inspirado en un cálido viento mediterráneo, que puede cambiar de ser leve a tener la fuerza de un vendaval en un instante, a semejanza del carácter del primer SUV de Maserati.
Supone un punto de inflexión en la historia de Maserati. El nuevo modelo de la marca, permite a la firma del tridente acceder al segmento de lujo más grande del mundo. Con la incorporación del Levante, nos encontramos con la creación de la gama de producto más completa en la historia de Maserati.


Está basado en la evolución de la plataforma berlina, diseñada exclusivamente por Maserati. El chasis del coche ha sido desarrollado específicamente para ofrecer una manejabilidad única en carretera y unas buenas capacidades off-road (aunque ya sabemos que en este tipo de vehículos generalmente son unas capacidades bastante discretas), con un confort y una funcionalidad aptos para el uso diario. Este SUV italiano de excelente calidad fue concebido alrededor de tres pilares principales: diseño, exclusividad y prestaciones. Representa la combinación óptima de estos tres elementos en el mundo de los SUV.

El diseño del Levante es atractivo y distinguido, aprovechando los elementos estéticos más valiosos del estilo italiano. La combinación de una gran estructura SUV con ciertas reminiscencias coupé, le confieren una gran habitablidad y también, consigue la mejor eficiencia aerodinámica en su segmento con un coeficiente Cx de sólo 0,31.


Su exclusividad también se encuentra en características técnicas como la suspensión neumática y el sistema Q4 AWD, que forma parte del equipamiento de serie, y en el alto nivel de personalización, que incluye dos packs vanguardistas, Sport y Luxury. 

El comportamiento de un pura sangre de la carretera, tan típico de todos los coches Maserati, y una sólida capacidad para el todoterreno, tal y como se demanda en el segmento SUV, describe la dinámica global del vehículo.

El Levante está aquí para entusiasmar a todos los conductores de deportivos que valoran el rendimiento, el uso extensivo de materiales ligeros, el reparto de pesos ideal (50-50%) y el centro de gravedad más bajo de su clase. Estas características le proporcionan una agilidad inigualable en el segmento de los SUV de lujo.

El esquema de la suspensión de aluminio, incluye de serie elementos elásticos neumáticos y amortiguadores controlados electrónicamente. Esto, junto con el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas Q4 y el nuevo sistema Torque Vectoring, le proporciona el comportamiento en carretera de un GT y, sorprendentemente para un Maserati, una buena capacidad todoterreno. El Levante fue diseñado para tener el mejor confort de su categoría en carreteras en mal estado y el mejor comportamiento en nieve y hielo.
El Levante, por supuesto, está equipado con la última evolución de motores Maserati V6. Las dos versiones del motor de gasolina con doble turbo y el frugal turbodiésel son alabados por el sonido único firmado por Maserati y por sus excepcionales prestaciones.

El motor V6 Maserati de gasolina, con la última inyección directa GDI y el doble turbo, está disponible en dos versiones con diferentes potencias: la tope de gama, con 430 CV, y la de 350 CV. El Levante más potente pasa de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 264 km/h, mientras que las cifras para la versión de 350 CV son 6 segundos de 0-100 Km/h y 251 km/h, respectivamente. 

El Levante también está equipado con el propulsor turbodiésel V6 de inyección directa por conducto común, del que ya probamos sus virtudes con nuestras pruebas del Ghibli y Quattroporte. El motor de 3 litros es capaz de entregar 275 CV y pasar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, además de lograr una velocidad máxima de 230 km/h y mantener el consumo de combustible en sólo 7,2 litros/100 km en ciclo mixto.

Tanto las dos versiones de gasolina como la diésel del Maserati Levante incorporan una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades, que proporciona un gran confort y rápidos cambios de marcha, dependiendo del modo de conducción seleccionado. 


El conductor del Levante puede elegir entre cuatro modos de conducción diferentes: “Normal”, “I.C.E.”, “Sport” y “Off-road”. Cada uno de ellos le da un carácter diferente al coche, a base de cambiar los parámetros de funcionamiento del motor, la transmisión, las suspensiones y los controles electrónicos.
El Levante también aporta varias innovaciones a la actual gama Maserati, desde elementos de seguridad a opciones interesantes, pasando por el nuevo Interfaz Hombre Máquina de la marca y las soluciones de carga específicas. El abanico de opciones de equipamiento es más amplio y más completo que nunca.


Digamos que ha sido el último en llegar, pero el Levante ha entrado en el segmento de los SUV con una marcada ventaja en términos de contenido nuevo. Las características innovadoras del coche incluyen: Control de Crucero Adaptativo con función Stop & Go, Aviso de Colisión Frontal y Sistema de Asistente de Frenada, Alerta por Cambio Involuntario de Carril, Cámara de Visión Periférica y Pantalla Táctil de 8,4", con un nuevo mando de control rotativo para la marca y compatible con los smartphones más usuales, que reflejan su funcionamiento en el sistema.

Para el Levante se ha puesto en marcha una nueva línea de producción vanguardista en la histórica planta de Mirafiori, donde se aplican altos estándares de calidad en cada área, desde el diseño al desarrollo, desde los controles de procesos a la fabricación. 

Desde esta publicación, creemos que tendrán que ampliar esa línea de producción pronto, ya que tiene pinta de ser un auténtico superventas. Lo veremos...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC