Nissan GT-R 2017. Vuelve Gotzilla.




En 2007 apareció en escena un superdeportivo japonés con muchísima solera a sus espaldas, pero convenientemente actualizado y preparado para la vida moderna.

Bueno; la verdad es que venía tan preparado, que lo que nació como el anti-Porsche 911, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para otras muchas marcas de tradición deportiva europea.

Su aspecto "pesado" y sus líneas aparentemente, poco aerodinámicas, no dejaban adivinar lo que realmente era el GT-R. Sus prestaciones máximas rivalizaban en aceleración con las del propio Bugatti Veyron, su tracción total lo hacían tan efectivo y dilapidante en curva como un Lamborghini Aventador y por supuesto; "humillaba" al 911 más potente en casi todos los apartados. 

Con lo único que no podía competir con esas marcas era con su aspecto embrutecido y sus acabados interiores de "dudosa" calidad, además de pertenecer a una marca generalista y no exclusiva. Los ingenieros de la marca japonesa mojaron la oreja a muchos, pero bien es cierto, que esos acabados interiores dejaban bastante que desear en cuanto a diseño o simplemente, aspecto visual. De todas formas; la información procedente de la pantalla central, era realmente impresionante y apabullante y la tecnología que atesoraba, digna del mundo de la alta competición.

Pues ese autentico "matagigantes", renombrado Gotzilla por su apariencia jurásica, se renueva de cara al próximo año y si bien, aparentemente sufre ligeros cambios en el exterior, nos llega con un interior de muy mejorada factura y calidad y un motor más potente. ¿Queréis conocerlo?.


Nissan desveló en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York el nuevo GT-R 2017, que destaca tanto por su fascinante nuevo aspecto interior y exterior, como por las grandes mejoras en prestaciones y rendimiento. Estas mejoras suponen las modificaciones más importantes que ha recibido este modelo insignia de la marca desde su presentación mundial en 2007.

El exterior del GT-R 2017, que ha sido sometido a una transformación en la parte frontal, incorpora el distintivo de Nissan que caracteriza todos los nuevos modelos de la marca: la parrilla “V-motion” acabada en cromado mate. 
Ésta tiene un mayor tamaño para incrementar la refrigeración del motor y cuenta ahora con un nuevo diseño en el patrón de la rejilla. El rediseñado capó, que fluye sin interrupciones desde la parrilla delantera, se ha reforzado significativamente, contribuyendo así a la estabilidad en conducción a altas velocidades. Los nuevos spoiler y parachoques delanteros incrementan el apoyo aerodinámico del tren delantero, además de proporcionarle el aspecto de un auténtico coche de carreras de pura raza.

La familiar forma aerodinámica del GT-R define su perfil, con los faldones laterales ahora más prominentes para mejorar el flujo de aire alrededor del vehículo y por supuesto, la parte trasera también ha sido extensamente modificada, manteniendo los inconfundibles y emblemáticos faros redondos, aunque ahora nos llegan con tecnología LED. 


Un vistazo más detallado revela mejoras en la carrocería para favorecer el flujo de aire, además de entradas de ventilación laterales situadas al lado de la brutal cuádruple salida de escape. La línea de cintura que separa la parte inferior en negro del panel de la carrocería se ha elevado, para aportar un aspecto de mayor anchura y agresividad desde la parte trasera. Estas modificaciones exteriores no sólo se traducen en un aspecto más deportivo, sino que también lo convierten en un modelo más aerodinámico, con menos resistencia y el mismo apoyo que el GT-R precedente para asegurar la estabilidad a alta velocidad.


Entrando en el habitáculo, por fin nos encontramos con un interior premium acorde con un deportivo de alto rendimiento de este calibre. 

Todo el salpicadero y el panel de instrumentos han sido renovados y recubiertos en cuero de alta calidad, elegantemente cosido con precisión. La forma del salpicadero genera una sensación de gran estabilidad a los ocupantes de los asientos delanteros, mientras que la línea que va del panel de instrumentos a la consola central ofrece un entorno totalmente orientado al conductor.


El diseño central del salpicadero también se ha mejorado y simplificado. Los controles integrados de navegación y audio han permitido reducir el número de mandos, que de los 27 del modelo anterior pasan a sólo 11 en el modelo de 2017. La gran pantalla táctil de 8 pulgadas, al igual que los controles de la pantalla situados en la consola central de fibra de carbono, incluyen iconos grandes que facilitan su uso.

Las levas de cambio también han sido resituadas en el nuevo volante para permitir al conductor cambiar de marcha a mitad de giro sin tener que quitar las manos, un gran detalle en cuanto a ergonomía y por supuesto, seguridad en altas velocidades. Éstas, junto con los controles de ventilación, tienen un tacto y un sonido mejorados al activarse o ajustarse.

El galardonado motor V6, de 3,8 litros, 24 válvulas twin-turbo, es ensamblado a mano por uno de los únicos 5 maestros especialistas existentes, lo que nos proporciona un gran halo de exclusividad. Ahora genera 570 CV de potencia y 637 Nm de par. 

La potencia mejorada, que es resultado del control individual de los tiempos de encendido de los cilindros y del empuje adicional de los turbocompresores, aporta al nuevo GT-R 2017 una aceleración superior en la gama alta de revoluciones. El impresionante motor va unido a una refinada transmisión de doble embrague de 6 velocidades que permite unos cambios más suaves con menos ruido y tirones. 


El característico sonido del GT-R se ha afinado, dando como resultado un motor que nunca antes había sonado mejor. La resonancia de los nuevos silenciadores de titanio y el sistema de Active Sound Enhancement (ASE) mejoran la experiencia de conducción durante la aceleración, regalando a nuestros oídos de "petrolhead", una música celestial.

El GT-R siempre ha sido considerado como una de las máquinas de mejor conducción del mundo, y para el 2017, estas habilidades llegan a ser todavía mejores. Una mayor rigidez del chasis y la nueva suspensión se traducen en una mejor estabilidad en las transiciones laterales rápidas y una mayor velocidad total en el paso por curva. De la adherencia se encargan los neumáticos, que envuelven las nuevas llantas de 20” de aluminio forjado Y-spoke.


Todas estas mejoras de rendimiento hacen que el GT-R 2017 sea todavía más GT-R, ya que ofrece una nueva sensación de rendimiento exquisito muy difícil de encontrar en un superdeportivo de altas prestaciones como éste. Ofrece una calidad de conducción más suave que el modelo anterior, y su habitáculo es mucho más silencioso a cualquier rango de velocidad gracias a los nuevos materiales de absorción acústica.

El nuevo GT-R 2017 también amplía la gama de colores, tanto para el interior como para el exterior, complementando su nuevo carácter más sofisticado. Se ha añadido un “Naranja Katsura” a la paleta de colores exteriores. Por su parte, el interior incluye cuero Nappa semi-anilina, del que podemos elegir entre cuatro colores: los nuevos Marrón Tabaco y Negro Samuray, y los actuales Rojo Ámbar y Blanco Marfil.

El Nissan GT-R 2017 estará disponible a partir del mes de abril, exclusivamente en los concesionarios especiales NISMO Center, con las primeras entregas durante el próximo verano.

Yo ya estoy ahorrando a ver si...



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style