Audi Q2. Llega el pequeño.


Era obvio que Audi se animase algún día con el segmento de los todo caminos compactos, pero ya han tardado...

Faltaba un representante por debajo del Q3 que rivalizara con el X1 de BMW y el GLA de Mercedes, pero por fin, se han atrevido. Después de reestilizar el Q3, que fue el primero en aparecer, y presentarnos la segunda generación de su gigante Q7, nos presentaron en el Salón de Ginebra al compacto y coqueto Q2. Audi entra en un nuevo segmento de mercado. 


La marca de los cuatro aros introduce un SUV que completa la familia Q entre los modelos de menor tamaño. Con una longitud de 4,19 metros, el Audi Q2 combina un diseño juvenil con un alto nivel de funcionalidad y sus sistemas de conectividad, infotainment y asistencia a la conducción provienen de vehículos del segmento superior.

El Audi Q2 se nos presenta con una imagen poderosa y enérgica. Dos grandes entradas de aire contorneadas y la parrilla Singleframe en una posición elevada otorgan claramente al frontal la apariencia de un SUV, que al fin y al cabo, es lo que es... 


En su vista lateral, líneas afiladas y polígonos acentúan la silueta del vehículo en un lenguaje de diseño que es nuevo en Audi. Una característica especial es el side blade de color personalizable en el perfil inferior del pilar C. Por encima de la alta línea de cintura, las estrechas ventanillas ocupan alrededor de un tercio de la superficie y la línea lateral enfatiza los pasos de rueda y con ello el carácter quattro del SUV compacto. 


En la parte trasera, un spoiler largo en el techo, la fuerte curvatura del paragolpes y el difusor en la parte inferior junto a la protección para los bajos ofrecen una apariencia dinámica. Este último elemento es diferente según el acabado. En el lado izquierdo, la salida de escape puede ser sencilla o doble. Al igual que los faros en forma de cuña, las luces traseras pueden incorporar igualmente tecnología LED como opción y Audi también ofrece intermitentes traseros dinámicos.

Los sistemas de asistencia al conductor para el Audi Q2 proceden directamente de la categoría superior y son poco comunes en los vehículos de este segmento. El Audi pre sense front, un elemento de serie, reconoce situaciones peligrosas que puedan ocurrir con el cruce de peatones u otros vehículos en la parte delantera del vehículo gracias a la utilización de un radar. El sistema avisa al conductor y a velocidades bajas puede incluso iniciar una frenada, si es necesario, hasta detenerlo por completo.

Los sistemas opcionales también son muy variados y ofrecen un alto rendimiento. Audi ha incluido algunos de ellos en el paquete de asistencia, como el control de crucero adaptativo (ACC) con función Stop & Go y asistente de conducción en atascos.
El primer sistema opera con apoyo del radar para mantener la distancia deseada respecto al vehículo precedente. La ayuda a la conducción en atascos hace uso de sensores de ultrasonido adicionales y una cámara frontal. También puede hacerse cargo de la dirección en carreteras con buen firme a velocidades de hasta 65 km/h. 

El Audi side assist monitoriza los cambios de carril utilizando el radar, y el Audi active lane assist, con el apoyo de una cámara de vídeo, ayuda al conductor a mantener la trayectoria en el carril. El sistema de reconocimiento de señales de tráfico se apoya en una cámara y muestra gráficamente los límites de velocidad al conductor, las zonas de paso y zonas de acceso restringido, así como señales auxiliares. 


La última generación del sistema de ayuda al aparcamiento puede maniobrar el SUV compacto en espacios de estacionamiento en línea o en batería. Al realizar la maniobra en batería, el asistente de tráfico cruzado Audi rear cross traffic entra en juego; utiliza sus sensores de radar para supervisar el tráfico detrás del Audi Q2.

Otra característica destacada es el Audi virtual cockpit, estrenado por primera vez en el Audi Q7, cuya pantalla de 12,3 pulgadas muestra gráficos muy detallados y ofrece dos modos de visualización: uno se centra en el cuentarrevoluciones y el velocímetro, y el otro hace hincapié en los datos de navegación e infotainment. 


Además del Audi virtual cockpit, a los avanzados sistemas de infotainment se ha incorporado una tercera tecnología de vehículos de la categoría superior, el head-up display. Proyecta información importante sobre un panel de vidrio en el campo visual directo del conductor. Esta información puede incluir datos de navegación, la velocidad del vehículo y mensajes de advertencia.

El manejo del Audi Q2 es fácil y ergonómico, como en todos los Audi. La pantalla MMI está colocada en una posición alta en el salpicadero. Su tamaño depende del sistema de infotainment que se elija. Las funciones se manejan desde el pulsador de control giratorio y dos botones situados en la consola central, al igual que ocurre con sus hermanos mayores.


En lo más alto de la gama de sistemas de infotainment se encuentra el MMI Navegación plus con MMI touch. Su estructura de menús y la superficie táctil del mando de control giratorio permite navegar y ampliar la imagen con un funcionamiento rápido y preciso. El control por voz, capaz de reconocer el lenguaje natural, y la función de búsqueda mediante el MMI resultan muy intuitivos y apenas se necesitan unos pocos caracteres para acceder a la función deseada. 

Además, el MMI Navegación plus con MMI touch integra un punto de acceso Wi-Fi. Esto permite a los pasajeros del Audi Q2 navegar por la web con sus dispositivos móviles. También se puede acceder a los servicios online de Audi connect a través del MMI touch. Estos servicios van desde la información de tráfico y de aparcamientos a la navegación con Google Earth.


El plan de tarifa plana de datos requerido para esta función está incluido, ya que junto con Audi connect los clientes europeos dispondrán de serie de una tarjeta SIM instalada de forma permanente en el coche. Esto permite asimismo el servicio de itinerancia en la mayoría de los países europeos, ya que puede acceder de forma automática al proveedor para el país específico cuando sea necesario. También se pueden solicitar paquetes de datos a través del punto de acceso Wi-Fi, independiente de los servicios de Audi connect integrados.

Por otra parte, el sistema de sonido opcional Bang & Olufsen ofrece una experiencia de acústica especial, con 705 vatios de potencia y 14 altavoces. Los altavoces de graves están resaltados por embellecedores en aluminio anodizado. Por la noche, bandas de diodos LED emiten una luz blanca.


Y ya que estamos con el equipo de infoetretenimiento y el equipo de sonido, qué decir del interior. El conductor se siente como en un deportivo por la baja posición de conducción, como en un turismo de Audi, pero disfruta de la buena visibilidad de un SUV, cuya estructura, ya de por sí, es más alta. 

El maletero tiene una capacidad de 405 litros y puede aumentar hasta los 1.050 litros cuando se abate el respaldo de los asientos traseros. Las opciones incluyen portón de accionamiento eléctrico y respaldos de los asientos traseros divididos en tres secciones; la sección central sirve como un gran paso directo de carga, práctico para el transporte de objetos largos como por ejemplo unos esquís.


La carrocería supone la base principal del riguroso concepto de diseño ligero del vehículo que la marca alemana tiene muy presente en toda su gama. El Audi Q2 mide 4,19 metros de largo, tiene una distancia entre ejes de 2,60 metros, y sus voladizos son cortos, además, tiene una anchura de 1,79 metros, y mide 1,51 metros de altura. 

Con el motor 1.0 TFSI, que es el más ligero, pesa sólo 1.205 kg. Los aceros de alta resistencia otorgan al habitáculo la rigidez necesaria y el nivel de ruido de a bordo es muy bajo gracias a una carrocería especialmente optimizada para absorber vibraciones, gracias a la competencia de Audi en materia aeroacústica y aerodinámica. El modelo base alcanza un Cx de 0.30.
En cuanto a mecánicas disponibles; Audi ofrece una selección de seis motores para el Q2: tres TFSI y tres TDI cuya potencia está comprendida entre 116 CV y 190 CV. Se ha buscado el equilibrio perfecto entre el tamaño y categoría del vehículo, la cilindrada del motor, la potencia, el par y un comportamiento eficiente en condiciones de uso cotidiano. Las cilindradas de los motores en el Audi Q2 van de 1.0 a 2.0 litros.

Los propulsores de gasolina disponibles son el excepcionalmente eficiente tres cilindros 1.0 TFSI (116 CV), el 1.4 TFSI (150 CV) equipado con el sistema de desactivación de cilindros COD (cylinder on demand) y el potente 2.0 TFSI (190 CV).
La puerta de entrada a los motores diésel es el cuatro cilindros con 1,6 litros que entrega 116 CV. Posicionado por encima está el best-seller, el 2.0 TDI, disponible con dos niveles de potencia: 150 CV y 190 CV.


Con la llegada del Q2, Audi ofrece una transmisión manual de seis velocidades y la transmisión de doble embrague S tronic de siete velocidades en combinación con todos los motores. La excepciones son el 2.0 TDI y el 2.0 TFSI, en los que el cambio de doble embrague es de serie.
El sistema de tracción total permanente quattro es estándar con el motor TDI más potente y con el 2.0 TFSI. Los clientes también pueden elegir opcionalmente la tracción quattro con el 1.4 TFSI COD y con el 2.0 TDI de 150 CV, un atractivo nivel de entrada al mundo quattro. 


El embrague multidisco hidráulico controlado electrónicamente transfiere el par casi en su totalidad a las ruedas delanteras en conducción normal, pero puede repartir el par de forma variable y rápidamente hacia el eje trasero, si fuera necesario.
El sistema Audi drive select, también opcional, permite al conductor elegir entre cuatro modos de conducción: auto, comfort, dynamic y efficiency. Con el MMI radio se añade el modo individual. El Audi drive select tiene efecto sobre los sistemas del vehículo; por ejemplo, influye en el funcionamiento de la dirección y del cambio automático, así como en la amortiguación adaptativa opcional. El Audi Q2 también está equipado para adaptarse a las condiciones fuera de la carretera con el modo off road para el ESC, y con una altura libre al suelo de 20 centímetros, cifra que ya es bastante respetable.

Al ser el componente de acceso a la gama Q, se supone que los potenciales clientes sean de caracter juvenil, así que pueden configurar el nuevo Audi Q2 según sus deseos en muchos aspectos. Se ofrecen accesorios que varían según la línea de acabado para dar al SUV un aspecto deportivo o realzar su apariencia todo terreno. Para el modelo base se ofrecen las líneas design y sport. El Audi Q2 se diferencia aun más con el paquete deportivo S line y el paquete exterior S line destaca la ágil silueta del SUV.
En el interior, los clientes también tienen muchas maneras de expresar su estilo personal. Colores como el amarillo, naranja y rojo pueden ser seleccionados para elementos decorativos y ciertas zonas de los asientos. Los guarnecidos también está disponibles en material plástico de color blanco o en aluminio. Las opciones de tapicerías van desde telas de gama alta al cuero napa fina.


Por la noche, el paquete de iluminación opcional LED hace que el interior se muestre especialmente atractivo. En la versión superior, bandas de luz LED iluminan la parte frontal del salpicadero y la zona de las piernas con una luz homogénea de entre diez colores disponibles.

El SUV compacto se fabrica en la planta principal de Audi en Ingolstadt, y se pondrá a la venta en el mercado europeo en otoño de 2016. Se aceptarán pedidos a mediados de año y nosotros ya estamos esperando a comprobar las virtudes especiales del último en llegar al segmento de los SUV compactos. Ni más ni menos que todo un Audi....



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC