Lo demás es historia. 20 Años del Skoda Octavia



Si el otro día os contábamos que las ediciones Cupra de Seat cumplían 20 años de existencia, hoy hacemos un repaso a otro componente del Grupo VAG que sopla también las 20 velas; el Skoda Octavia.


Esta berlina superventas es uno de los coches preferidos por los taxistas en España y por muchos más clientes en Europa, ya que su fiabilidad, su versatilidad y su gran diseño y equipamiento disponible a un precio ajustado, le han convertido en un auténtico "best seller" entre todas aquellas personas que buscaban una berlina cómoda del segmento D.

Pues este año, se cumplen 20 años del debut de uno de los modelos más exitosos del mundo automovilístico: en 1996, Skoda Auto presentó por primera vez su berlina Octavia a representantes de la prensa internacional. Durante las dos siguientes décadas, el Skoda Octavia se convirtió en un éxito a nivel mundial y sigue siendo el modelo más vendido del longevo fabricante checo. El modelo compacto ha sido clave en el exitoso desarrollo de la marca Skoda y sus ventas, les han permitido experimentar en otros campos en los que no tenían presencia aun.

El Skoda Octavia celebra un importante hito, y lo hace con unos resultados impresionantes: en los 20 años desde la presentación del primer Skoda Octavia, cinco millones de clientes de todo el mundo han elegido una de las distintas versiones de modelo. 


Su combinación única de espacio por encima de la media, motores modernos y equipamiento de seguridad a un precio atractivo fue la inspiración para todas las siguientes gamas y generaciones de modelos de la marca.

En 1992, aproximadamente un año después de que la marca checa se uniera al Grupo Volkswagen, se puso en marcha el desarrollo del modelo completamente nuevo. El vehículo estaba basado en lo que entonces era una plataforma también inédita, desarrollada a nivel del Grupo y de forma paralela a la concepción del Octavia. 


Los ingenieros construyeron una robusta estructura de carrocería con la ayuda de la moderna tecnología CAD (Diseño Asistido por Ordenador), mientras el equipo de diseño de Skoda, liderado por el Diseñador Jefe Dirk van Braeckel, creaba una forma de carrocería tan atemporal como inconfundible en el centro de desarrollo de la marca checa en Mladá Boleslav.


Los desarrolladores pusieron una especial atención en la seguridad activa y pasiva. Además de los airbags frontales, la marca ofreció por primera vez los nuevos airbags laterales. Una característica muy especial del nuevo compacto fue la práctica solución de la incorporación del gran portón trasero que permitía un excelente acceso al maletero de 528 litros, cuya capacidad se incrementaba hasta los 1.328 litros abatiendo los asientos traseros.

En 1996, el año del primer lanzamiento del modelo, los clientes podían escoger entre dos modelos de gasolina de cuatro cilindros y un propulsor turbodiésel. El motor básico era el 1.6 MPI de 75 CV, mientras que el 1.8 20V se situaba por encima con sus 125 CV de potencia. 

El moderno turbodiésel con inyección directa 1.9 TDI generaba una potencia de 90 CV, con un consumo medio de combustible de 5,1 litros a los 100 km. Skoda amplió gradualmente su gama de motores con el particularmente económico 1.9 SDI de 68 CV (que sinceramente, no debería tirar ni pedos...) y el 1.8 20V turbo de 150 CV.
El primer Octavia Combi (familiar) celebró su estreno mundial en marzo de 1998 en el Salón del Automóvil de Ginebra, y fue lanzado al mercado en mayo del mismo año. Esta versión de carrocería se convirtió rápidamente en un superventas, especialmente en Europa. Ya en 1999, debutó el Octavia Combi con tracción a las cuatro ruedas, en el que se reunían la versatilidad y practicidad de la carrocería familiar, con la seguridad que aportaba la tracción total.


La designación Octavia/Octavia Combi hace referencia al exitoso modelo del mismo nombre del que Skoda produjo aproximadamente 364.000 unidades entre 1959 y 1964. La palabra latina 'octavia' significa 'el octavo', y se refería al octavo vehículo de Skoda en la era moderna, con suspensión independiente, después del debut de esta tecnología en el año 1933.

Para la nueva gama Octavia, se construyó una nueva línea de producción en un pabellón de 37.500 m2 en la planta de Mladá Boleslav, seguida por un nuevo taller de pintura que podía procesar hasta 1.800 vehículos diarios. 

La capacidad de la planta principal de la marca se incrementó en 90.000 unidades para alcanzar los 350.000 vehículos anuales, y con ello Skoda se convirtió en la compañía industrial más grande de República Checa.

El último vehículo de la primera generación salió de la línea de producción en noviembre de 2010. Entre 1996 y 2010, la marca entregó un total de 970.000 berlinas y más de 470.000 modelos familiares a clientes de todo el mundo.

La segunda generación del Octavia continuó de forma incesante el éxito de su predecesor. Vendió un total de 1,6 millones de berlinas y 900.000 modelos familiares entre 2004 y 2013. Tecnologías como los motores de gasolina de inyección directa y la caja de cambios automática DSG debutaron en el Octavia II.
El Octavia de tercera generación, una piedra angular importante dentro de la gama de modelos de Skoda, ha estado saliendo de las líneas de producción desde noviembre de 2012 y nosotros ya probamos el 1.6 TDI de esta edición. A finales de marzo de 2016, se alcanzó el millón de unidades producidas de este modelo.


En total se han fabricado cinco millones de Octavia desde el primer lanzamiento del modelo, en 1996. Además de Mladá Boleslav, el Octavia también se produce en China, India, Rusia y Kazajistán.

Valores no le faltan para seguir siendo una de las berlinas más vendidas de Europa, así que le auguramos otros 20 años más, por lo menos...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style