Mercedes Clase S Cabrio. El yate del asfalto.


Mercedes Benz ha comenzado el año muy fuerte y no para de sorprendernos con presentaciones y novedades en todos los segmentos. Partimos de la base de que la marca de la estrella contiene unos altos niveles de exclusividad y tecnología en todos sus modelos, pero el que os vamos a mostrar ahora en este post; es realmente uno de los más espectaculares de la gama, destinado a los clientes que saben lo que quieren y que disfrutan de la vida hasta la saciedad. Sea trata del gigante Clase S en su versión cabrio, que reúne lo mejor de la berlina de representación, pero esta vez, a cielo abierto.

El nuevo cabrio es la sexta variante de la actual familia de modelos de la Clase S. Al mismo tiempo, es el primer vehículo descapotable con cuatro plazas introducido por Mercedes-Benz en el segmento de lujo desde el año 1971.


Ofrece un diseño inconfundible y exclusivo, el alto nivel tecnológico de la Clase S y un concepto integral de protección frente al calor y al viento que incluye un control inteligente del aire acondicionado para automóviles descapotables. Mercedes-AMG presenta al mismo tiempo dos vehículos de ensueño fuera de serie, el S 63 4MATIC y el S 65 Cabrio, realizados sobre la misma base.

2016 parece que es el año de los cabrios y los roadsters en Mercedes-Benz. Ningún otro fabricante de automóviles ofrece una gama tan amplia y juvenil de cabrios y roadsters como la marca alemana. Otros anuncios para la temporada de primavera son los dos roadsters modernizados, SL y SLC, así como los roadsters de altas prestaciones de Mercedes-AMG. La oferta actual de descapotables de ensueño abarca desde el smart fortwo cabrio hasta el cabrio de la Clase S.


Mercedes-Benz aspira a construir el cabrio más confortable del mundo con su Clase S, que rivalizará con otros cabrios ilustres como el Bentley GTC, por ejemplo. Desde el punto de vista del confort climático contribuyen a ello el paravientos automático AIRCAP perfeccionado, la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, los apoyabrazos calefactados y los asientos calefactados también en las plazas traseras, así como el control automático del aire acondicionado, para que podamos ir con la capota abierta en cualquier época del año, a no ser que nos llueva...


El cuidado de todos los detalles queda también patente en la concepción del maletero. Al abrirse, la capota de lona se pliega y queda alojada en un espacio dentro del maletero, separado del resto por un estor de accionamiento eléctrico que se despliega automáticamente y envuelve la capota. Este estor se extiende automáticamente al abrir la capota. De ese modo, el conductor ya no tiene que detener el vehículo para accionarlo manualmente, con lo que aumenta el confort. A esto se añaden el cierre electrohidráulico a distancia de la tapa del maletero, como parte del equipamiento de serie, y el acceso al habitáculo desde el maletero.

El motor V8 del S 500 Cabrio entrega 455 CV de potencia, con una cilindrada de 4.663 cm3 y el par motor máximo de 700 Nm. En el nuevo ciclo normalizado europeo (mixto), este cabrio no precisa más de 8,5 litros de gasolina a los cien kilómetros, correspondientes a unas emisiones de CO2 de 199 g/km. El innovador cambio automático de 9 velocidades 9G-TRONIC favorece tanto la conducción dinámica como un estilo orientado al ahorro de combustible, que tantos quebraderos de cabeza está trayendo a las marcas ultimamente...
El Mercedes-AMG S 63 4MATIC opera en un nivel superior de prestaciones. Su motor V8 biturbo de 5,5 litros de cilindrada entrega unos descomunales 585 CV de potencia y un par máximo de 900 Nm. Está equipado de serie con la tracción integral AMG Performance 4MATIC, que distribuye el par motor con prioridad al eje trasero, y es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. El modelo más prestacional de la gama de doce cilindros, Mercedes-AMG S 65, asume la cabeza de la familia de descapotables con una potencia de 630 CV y un par motor máximo de 1.000 Nm.


La nueva Clase S Cabrio destaca por su extraordinaria rigidez a la torsión, algo importante en una carrocería que carece de techo rígido. Al mismo tiempo incluye soluciones innovadoras, como un panel separador de aluminio y magnesio entre el habitáculo y el maletero, o la sección trasera del vehículo, realizada en aluminio, que permiten limitar el peso de la carrocería básica al nivel de la Clase S Coupé. 


Su allegado más próximo es el Coupé de la Clase S, con el que comparte alrededor del 60% de los componentes de la carrocería básica. Una novedad es la sección trasera, realizada por primera vez en aluminio. Con ello, la proporción en superficie de este metal ligero supera el 50% dentro de la inteligente combinación de materiales.

Los ingenieros responsables del desarrollo de la carrocería han logrado cumplir dos objetivos a primera vista contradictorios. La Clase S Cabrio alcanza las cifras de rigidez a la torsión de la versión de la Clase S Coupé fabricada hasta el año 2014 y, al mismo tiempo, su peso en bruto está al nivel del coupé actual.


Así como resumen está bien, pero vamos a centrarnos un poco más detenidamente en su bello diseño. En el centro del frontal destaca la parrilla negra de efecto diamante con la estrella Mercedes y una lama de color plata con insertos cromados. En el capó, dos nervaduras muy marcadas, refuerzan la sensación de dinamismo y el llamativo paragolpes frontal cuenta con tomas de aire en el centro y a los lados. La moldura cromada pone un colofón deportivo a ese frontal.

Vista de perfil y con la capota cerrada, la silueta de la Clase S Cabrio conquista con su dinámico aire de coupé. A ello contribuyen el acristalado de baja altura, descendente hacia la zaga en la pared lateral y las ventanillas totalmente escamoteables. Una vez cerrada, la capota, se tensa perfectamente sobre la carrocería, realzando visualmente la gran calidad del vehículo.


El mando situado en la consola central permite abrir y cerrar la capota en unos 20 segundos, incluso durante la marcha si no se supera una velocidad de 50 km/h. La llave electrónica permite la apertura y el cierre de la capota también desde el exterior del vehículo, por si queréis ahorrar tiempo mientras os acercáis al coche. La capota cerrada con la luneta trasera, armoniza con el resto de los elementos en la vista por detrás. dándole un aspecto coupé inconfundible. 

Los pilotos traseros bajos en tecnología LED y los musculosos hombros incrementan la sensación de anchura en la zaga. El paragolpes trasero en efecto difusor, dos embellecedores visibles de las salidas de escape y una moldura horizontal cromada subrayan la deportividad del vehículo. 


Por otra parte, la Clase S Cabrio logra batir una nueva marca en este segmento con un coeficiente de resistencia aerodinámica cx de 0,29, que demuestra que Mercedes‑Benz es el líder mundial en este campo.

Ya si nos incorporamos al habitáculo de la Clase S Cabrio, convence y seduce con un diseño deportivo y lujoso, materiales nobles y acabados de máxima calidad. Con la capota abierta se crea un agradable espacio a cielo abierto que transmite una sensación similar a la de navegar en un yate. Sí; ese yate que seguramente tengan sus propietarios aparcado también en Puerto Banús, por ejemplo...


La armoniosa composición de colores y materiales y los mandos de metal macizo o efecto cromado subrayan la exclusividad del vehículo, y la posibilidad de elegir entre un interior en cuero, napa o cuero exclusivo napa, además de seis conceptos cromáticos, por ejemplo, una combinación de azul océano y porcelana con aires marinos; garantiza un elevado nivel de personalización. La excelente calidad de los acabados realza los materiales con su carácter artesanal.

Haciendo honor a su parentesco con la Clase S Coupé, el automóvil de serie con el menor nivel de ruido en el habitáculo del mundo. Este cuatro plazas descapotable convence también en relación con el confort acústico. Incluye de serie una capota insonorizante de tres capas y también contribuyen a reducir el ruido aerodinámico diversas medidas relativas a la carrocería básica, el concepto de juntas de las puertas y el doble acristalamiento.
Aparte del confort acústico, los especialistas en aerodinámica han prestado especial atención a reducir las molestas corrientes de aire. Por ejemplo, la nueva Clase S Cabrio puede equiparse opcionalmente con el paravientos automático AIRCAP, que se despliega con sólo pulsar un botón y reduce las turbulencias en el habitáculo, para que no se nos escape la gorra cuando circulamos a pleno sol.

También está disponible opcionalmente la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, que permite disfrutar de la conducción a cielo abierto durante todo el año, incluso si la temperatura exterior es baja. En este sistema de calefacción patentado y que se presentó hace años en el SL por primera vez, los reposacabezas emiten aire caliente en la zona de la nuca del conductor y del acompañante.

En la nueva Clase S Cabrio debuta también una regulación inteligente del aire acondicionado que garantizará en el futuro un máximo confort climático y un manejo sencillo en todos los vehículos descapotables de Mercedes-Benz. 

A diferencia de los sistemas convencionales, la regulación del aire acondicionado es totalmente automática, sin necesidad de que el conductor seleccione un modo específico si la capota está plegada o desplegada ni de que guarde ajustes de temperatura para cada una de estas opciones. Durante los procesos de apertura o cierre de la capota, una función adicional asegura una transición imperceptible y el máximo confort climático.


Con dos zonas y tres estilos climáticos (difuso, semidifuso o concentrado), la climatización automática THERMOTRONIC de serie permite disfrutar de un bienestar personalizado a bordo. El conductor y el acompañante pueden regular por separado la temperatura, el caudal de aire y su distribución, así como la temperatura del espacio inferior en cinco niveles. 

El paquete de confort térmico opcional proporciona el calor necesario en cada momento en el habitáculo. Este equipo no caldea solamente los asientos, sino también los apoyabrazos de la consola central y de las puertas, así como el volante deportivo multifunción.


Pero al confort interior, debemos añadir que en el Clase S no se deja nada al azar y el confort de marcha también tiene que ser un punto de inflexión en un coche así. La Clase S Cabrio está equipada de serie con el sistema semiactivo de suspensión neumática integral AIRMATIC con regulación progresiva de la amortiguación. Este sistema es un referente en cuanto a confort de rodadura y estabilidad de marcha y nos permite seleccionar un ajuste más bien deportivo o confortable, en función de las preferencias personales.


Del mismo modo que la berlina y el coupé de la Clase S, el nuevo modelo cabrio está equipado con un largo elenco de innovadores sistemas de asistencia a la conducción que hacen más confortable y más seguro el uso del vehículo. La lista de sistemas incluye, entre otros, el freno PRE-SAFE con función de detección de peatones, el piloto automático de distancia DISTRONIC con piloto automático de dirección y Stop&Go Pilot, el servofreno de emergencia BAS PLUS con asistente para cruces, el detector activo de cambio de carril, las luces de carretera automáticas Plus y el asistente para visión nocturna Plus. El sistema COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS incorporado de serie puede frenar de forma autónoma hasta una velocidad mayor de 100 km/h y reducir así la gravedad del impacto con vehículos circulando a menor velocidad o en maniobra de frenado.


El sistema preventivo de protección de los ocupantes PRE-SAFE se ha ampliado con las funciones de PRE-SAFE PLUS. El sistema PRE-SAFE PLUS puede detectar un peligro de colisión por detrás y activar las luces intermitentes de advertencia traseras con alta frecuencia para advertir a los vehículos siguientes. Si persiste el peligro de colisión y el vehículo está detenido, el sistema puede activar el frenado de retención antes de una colisión por detrás y activar los pretensores de cinturón inmediatamente antes del impacto.

Si se detecta riesgo de vuelco, la unidad de control de los airbags envía una señal al sistema de protección para vuelco. Éste activa los mecanismos situados tras los reposacabezas traseros y contribuye a mantener intacto el habitáculo de seguridad. 

Los arcos protectores no se activan por medio de resortes pretensados. Por primera vez en un Mercedes-Benz se recurre a un accionamiento pirotécnico por medio de un generador de gas. Esto es posible gracias a los modernos sensores de velocidad de inclinación que, a diferencia de los sensores del cono de vuelco utilizados hasta la fecha, permiten excluir prácticamente una activación por error.

Como veis, el Mercedes Clase S Cabrio rebosa clase, estilo y tecnología. Está orientado a una clientela selecta que quiere lo mejor y que seguramente, disfrutará de su "yate" de asfalto por las carreteras de la costa azul a cielo abierto en épocas estivales y del clima continental de París mientras va de tiendas por los Campos Elysseos en invierno, gracias al nivel de confort y climatización del habitáculo. Lástima de primitiva...

Encontraréis más artículos de Mercedes y del resto de marcas también en http://motorproyect.es/

Resumen de datos técnicos:
Mercedes-Benz
S 500
Mercedes-AMG
S 63 4MATIC
Mercedes-AMG
S 65




Cilindrada (cm3)4.6635.4615.980
Potencia nominal (kW/CV a rpm)335 (455) a 5.250-5.500430 (585) a 5.500463 (630) a 4.800-5.400
Par motor máximo (Nm a rpm)700 a 1.800-3.500900 a 2.250-3.7501.000 a 2.300-4.300
Consumo de combustible en el nuevo ciclo normalizado europeo (l/100 km), ciudad/carretera/mixto11,8/6,8/8,514,3/8,2/10,417,1/8,9/12,0
Emisiones de CO2, ciclo mixto (g/km)199244272




Aceleración 0-100 km/h (s)4,63,94,1
Velocidad máxima (km/h)250250250
Precio desde (euros)1139.051,50187.484,50254.600,50

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style