El sustituto del Porsche 911 RSR está llegando.

De todos es sabido que Porsche, tiene una división especial dedicada a modificar y desarrollar sus coches denominados carrera-cliente. Son auténticas máquinas de competición destinadas a las escuderías, que corren en diferentes certámenes a lo largo y ancho del mundo y que toman como base, en este caso, al Porsche 911. 


Este Porsche no matriculable y destinado solo para los circuitos se denomina Porsche 911 RSR y fue el vehículo GT que más éxito cosechó en la temporada 2015 y será reemplazado por un coche de competición completamente nuevo de cara a la temporada 2017.

El sucesor del 911 RSR ya ha completado sin problemas sus primeras jornadas de pruebas en la pista de Weissach y ahora empieza la fase de test en los diversos circuitos del mundo seleccionados.

En sus primeras pruebas dinámicas en Weissach, la mayoría de los pilotos oficiales de Porsche pudieron tener una primera impresión del nuevo GTE de carreras para 2017. Esto nos da una pista de hasta que punto el nuevo Porsche de competición puede ser un rival extremadamente bueno en las carreras de GT, ya que no es usual que los pilotos participen en el desarrollo y que cada uno de ellos aporte sus ideas y experiencia para intentar sacarle un poco más de jugo.

La primera salida del sucesor del RSR está planificada para enero de 2017, en la carrera de las 24 Horas de Daytona. Esto es algo que también supone un gran reto para la marca, ya que su primer test en una carrera oficial de 24 horas, puede ser un auténtico suplicio para un coche en fase de verificación, pero ahí también sacarán sus propias conclusiones relevantes de cara a la fiabilidad de su mecánica.


De momento; tan solo su presencia e imagen, ya impresiona. Veremos a ver como se comporta sobre los circuitos en un año.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC