Los coches de la Vuelta a Burgos 2016.




La vuelta a Burgos, es una de las citas más importantes y características del panorama nacional del ciclismo, ya que sirve de preparación para la vuelta a España y muchos equipos internacionales se dan cita en la capital burgalesa para ir tomando forma de cara a la competición mayor.


Será, junto con la clásica de San Sebastián, una de las carreras más deseadas por todos. Y es que conseguir el maillot morado no es "moco de pavo", ya que en cinco etapas, se concentran todo tipo de recorridos, desde los llanos y tediosos, como consecuencia del calor extremo de la meseta en verano, pasando por una contrarreloj por equipos recorriendo las calles de nuestra apreciada ciudad y culminando, como se hizo el sábado, en una etapa "tronza piernas" con la subida a las lagunas de Neila a más de 1.000 metros de altura y con un desnivel muy importante que cubrir en 163 Km de etapa.

Alberto Contador, del equipo Tinkoff se hizo con la victoria absoluta de este año, en un apasionante final en donde tan solo venció por !!1 segundo!! y en donde atacó sin medida en la subida a las lagunas, para demostrar que hay que tenerlo muy en cuenta para la vuelta a España, ya que llega en un estado de forma y mental, de primera.

Pero esto es una página de coches, así que, a pesar de que nos gustan también las bicicletas, vamos a centrarnos en los vehículos que sirven de apoyo, tanto a los propios equipos, como a la organización del evento, ya que la profesionalidad del mismo, después de tantos años, es una de las mejores en este país.


Los patrocinadores de la Vuelta a Burgos, son los que hacen posible que cada año se superen las expectativas en un evento así, y uno de los más importantes, es también una de las empresas que colaboran con esta publicación a la hora de hacer nuestras pruebas dinámicas.

El Grupo Ureta, lleva colaborando con la organización durante muchos años y en esta ocasión, han cedido un total de 45 vehículos de todas sus marcas para servir de apoyo y transporte a toda la organización, desde personal auxiliar, hasta el director de carrera.


Nosotros estuvimos con ellos desde el primer momento durante el protocolo de preparación, una auténtica locura a la hora de instalar los equipos de comunicaciones, las radios y los distintivos en cada coche. Nos encontramos en el garaje en donde cientos de papelitos se acumulan por el suelo, varios colaboradores se afanan en montar banderolas de publicidad y los 45 vehículos de las marcas Seat, Volkswagen, Skoda, Mercedes, Mitsubishi Audi y Ford aguardan en perfectas condiciones a que sus conductores por unos días vayan a buscarlos.


Algunas de esas unidades ya las hemos probado para todos vosotros y otras, las probaremos en breve, una vez que les quiten todos los equipos y los distintivos. Entre ellos, destacaba el Ford Edge, reservado para el director de carrera y el que iría abriendo la expedición justo antes de que pasaran los ciclistas. Pronto pasará por nuestras manos, al igual que el deseado Seat Ateca o el reciente Volkswagen Tiguan.


También, los chicos de Autocid Ford, concesionario de la marca en Burgos, pusieron a punto los vehículos oficiales del equipo SKY, ya que se trataban de Ford Mondeo Break, para que no hubiera ningún tipo de susto ni bajas durante la asistencia a sus ciclistas durante la ruta.

Los equipos, normalmente, suelen utilizar este tipo de carrocerías familiares, ya que necesitan un gran espacio extra para los recambios, las bicis y los enseres necesarios que deben suministrar como apoyo a sus velocistas. Entre otros vehículos, también vimos a otros representantes que podemos encontrar dentro del seno del Grupo Ureta, como los Skoda Octavia Combi de la empresa auxiliar Shimano.


Normalmente se exigen este tipo de vehículos, ya no por su versatilidad y agilidad durante los tramos recorridos, sino también por su fiabilidad y dureza en condiciones de castigo, puesto que en puertos de montaña, en donde los ciclistas sufren lo indecible, las cajas de cambio de estos vehículos de apoyo también tienen más trabajo de lo habitual. Es por ese motivo por el que los grandes equipos confían en estas marcas, con una larga tradición de fiabilidad y dureza de sus componentes.


Una vez más, y hasta el próximo año, la Vuelta a Burgos ha sido un gran éxito, gracias a la colaboración del Grupo Ureta, una vez más, entre otros; a los cuerpos de seguridad que velaban por la integridad de los ciclistas durante la ruta y sobre todo, a la colaboración de todos los burgaleses que tuvimos que aguantar cortes de vías y más tráfico de lo normal durante un par de días.


Pero bueno; ya sabéis, sarna con gusto no pica. !Hasta el próximo año amigos ciclistas!

Si queréis ver otros reportajes sobre los eventos a los que hemos asistido; pulsad en este ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style