Mazda 6 2017. Ligeras pinceladas.



Uno de los primeros coches que "catamos" mientras esta publicación aún estaba en pañales, fue el Mazda 6. Esta gran berlina japonesa nos embaucó con su precioso diseño, sus maneras de comportarse, sus soluciones mecánicas Skyactive, su versatilidad y su amplio equipo disponible, tanto de serie como en opción.

Pero desde aquella ocasión ha llovido y ha escampado y a pesar de que en Mazda no han parado de ofrecernos novedades, la berlina japonesa no se había actualizado todavía. Su diseño sigue estando muy vigente, pero para esta ocasión, los diseñadores de la firma de Hiroshima no han querido realizar un profundo análisis, pero sí que han querido darle un pequeño lavado de cara y lo veremos próximamente circulando por nuestras carreteras. Este otoño saldrá a la venta en Europa el Mazda 6 2017, en versiones sedán y wagon. 

El modelo ha ganado calidad en distintas categorías y sigue demostrando que el placer de conducción, el carácter práctico y el refinamiento no tienen por qué estar reñidos entre sí.


Desde casi su nacimiento, tal y como lo conocemos ahora, el Mazda 6 está considerado como uno de los vehículos más atractivos y con mejor comportamiento de su segmento. Ahora vuelve a subir el listón, incorporando por primera vez en Europa el sistema G-Vectoring Control (GVC). El GVC es la primera de una serie de nuevas tecnologías, denominadas SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS, que proporcionan un control integrado del motor, la transmisión, el chasis y la carrocería. 

Su objetivo es profundizar en la experiencia Jinba Ittai, esa sensación de conexión entre el conductor y su vehículo que diferencia a Mazda de otros fabricantes de automóviles. Este sistema se basa en una idea revolucionaria: mejorar el comportamiento del chasis a través de la optimización del motor. Así, el GVC es la primera tecnología del mundo que ajusta el par del motor en respuesta al movimiento del volante.

La gama de motores del Mazda 6 2017 estará formada por dos unidades de gasolina: el 2.0 l. SKYACTIV-G de 145 CV, disponible con transmisión manual, y el 2.5 l. SKYACTIV-G de 192 CV, con transmisión automática. La gama de motores la completa un motor diésel 2.2 l. SKYACTIV-D, en dos versiones de 150 CV y 175 CV, disponibles en transmisión manual o automática.


El diésel 2.2 l. SKYACTIV-D cuenta con tres nuevos sistemas que mejoran su respuesta y reducen el nivel de ruido del motor. High-Precision DE Boost Control mejora el control de la presión y afina la respuesta del acelerador; Natural Sound Smoother utiliza un elemento amortiguador para suprimir el ruido del motor diésel; y Natural Sound Frequency Control se encarga de neutralizar las ondas de presión sonora y suprimir las tres bandas de frecuencia en las que tienden a concentrarse las vibraciones de los componentes de un motor diésel. Vamos, resumiendo; que ahora gracias a estas nuevas tecnologías, el nuevo Mazda 6 es todavía más silencioso y agradable de conducir.

Todos estos avances en la rumorosidad del motor se traducen en una mejora integral del aislamiento sonoro del interior del Mazda 6 2017. Se han mejorado las juntas de las puertas, se han reducido las tolerancias entre los paneles y se han añadido materiales aislantes en el carenado inferior, la consola trasera, los paneles del techo y las puertas. Los cristales laminados de las ventanillas delanteras también contribuyen a suprimir el ruido del viento.

En el interior, se han hecho retoques que mejoran la calidad del espacio en torno al conductor, tan característico de Mazda. El diseño del volante es nuevo, la pantalla Head Up Display tiene ahora mayor resolución y gráficos a color, más legibles en toda clase de condiciones de luz, y se ha adoptado una nueva pantalla multifunción LCD TFT a color, de 4,6 pulgadas, con gráficos más avanzados. Además, se presenta el nuevo color de carrocería denominado Machine Grey y que ya vimos en el Mazda MX-5 RC.

Por último, el Mazda 6 2017 ofrece un completo equipamiento de tecnologías de seguridad activa i-ACTIVSENSE, que se superponen a unos niveles de seguridad pasiva sobresalientes. Por otra parte, como rigurosa novedad en Europa, el modelo dispone de un nuevo sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico (TSR), que identifica las señales de limitación de velocidad y las de “prohibido el paso”, y avisa al conductor cuando se sobrepasa algún límite. El Sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado (SCBS avanzado) cambia el anterior láser de infrarrojo cercano por una cámara de visión delantera, que amplía el intervalo de velocidades en los que se detectan otros vehículos.


Son pequeños retoques, sobre todo en materia mecánica y de seguridad activa y pasiva, puesto que en cuanto a imagen, la verdad es que poco hay que hacer en una de las berlinas más atractivas de su segmento. En otoño veremos a ver si nos dan la oportunidad de probarlo.

Si queréis saber más sobre nuestros artículos sobre Mazda, pulsad en este ENLACE. Si lo que buscáis es saber algo más sobre el segmento de las berlinas de todas las marcas, pulsad en este otro ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC