Prueba: Mitsubishi Space Star 120 MPI Kaiteki



Hace aproximadamente dos años, probamos las virtudes del Mitsubishi Space Star, un urbano poco conocido pero que tiene unas grandes aptitudes para sobrevivir en la vorágine de las grandes ciudades a diario.


Su propio nombre, rescatado de un monovolumen compacto de la marca de la década de 2000, nos indica dos de sus virtudes más patentes; Space, porque nos ofrece un gran espacio interior, a pesar de contar con unas medidas comprimidas de tan solo 3,79 metros de largo y Star, porque está llamado a ser una auténtica estrella de la ciudad.

Hace poco tiempo se ha visto ligeramente renovado y esos pequeños “fallos” de los que adolecía su primera generación, se han visto mejorados en pos de atraer a nuevos compradores que buscan un coche práctico, versátil y pequeño para el día a día.

Los cambios más sustanciales se observan a simple vista, aunque hace falta conocer el primer modelo para darse cuenta de todos. Ha sido un lavado de cara muy liviano, pero suficiente para hacerlo parecer algo más "coche" de lo que lo era en sus orígenes. 

Por ejemplo, la parrilla delantera se ha modificado y ahora incorpora una rejilla del radiador más amplia, con el logotipo de los tres diamantes en el centro, además de incluir detalles cromados en la parte baja del paragolpes, en el que también se incluyen los faros antiniebla, que a su vez; actúan como luces diurnas. Cabe la posibilidad, en este acabado Kaiteki, de incluir luces diurnas de tipo LED que forman parte del faro delantero.


También contamos con un nuevo diseño de las llantas de aleación de 15 pulgadas (14 en la versión básica Motion), que ahora son multiradio, montadas sobre neumáticos en medidas 175/55-R15. Visualmente, no parece que haya cambiado mucho, porque de hecho, las formas de la carrocería se mantienen intactas, pero esos pequeños detalles engrandecen, en parte, la apariencia del pequeño urbanita de la marca japonesa.

En la zaga, se mantiene tal y como lo conocíamos y nos llama poderosamente la atención ese alerón situado sobre la luna trasera. Podría ser un aditamento estético sin más, pero realmente tiene una gran incidencia en la aerodinámica del conjunto, contribuyendo de esa manera, a que esta unidad se conforme con unos consumos muy moderados.

De hecho, todos vosotros como aficionados al motor, ya sabréis que poco a poco están desapareciendo las mecánicas diésel del mercado de los urbanos y de los utilitarios, dejando paso a una nueva generación de eficientes motores de gasolina.



Mitsubishi no podía ser menos y nuestra unidad monta un excelente motor tricilíndrico de 80cv y 106 Nm de par máximo, que le permiten unas prestaciones respetables de 180 Km/h de velocidad punta y una aceleración de 0-100 Km/h en 11,7 segundos, cifras que para un auténtico “urbanita” no están nada mal, además de que consigue un consumo ponderado de tan solo 4,3 l/100 Km. Es la única versión disponible, solo que en la versión Motion, el consumo es ligeramente inferior (4,2 l/100 Km) debido a que monta aire acondicionado en vez de climatizador, por lo que se ahorra en peso y en el consumo del sistema.


Con esta mecánica tenemos más que de sobra para movernos con soltura por la ciudad, además de que está asociada a un cambio de marchas de 5 relaciones con unas primeras marchas muy cortas, que favorecen cierta agilidad y celeridad en salidas desde parado.

Tampoco se “achanta” si tenemos que realizar recorridos por radiales o movernos unos pocos kilómetros por carreteras convencionales, ya que es bastante sencillo mantener velocidades de crucero de 120-130 Km/h sin problema. Es un motor que se deja notar a bajas velocidades con ligeras vibraciones que se cuelan en el habitáculo, aunque no es así en cuanto al sonido, ya que la insonorización del interior también es una de las cosas en las que se han empleado a fondo para esta nueva generación.

Por su configuración, no es un coche diseñado para realizar largos recorridos, pero la verdad es que tampoco nos dio la impresión de que sea un coche peligroso o con el que tengamos que asumir inseguridades a ciertas velocidades y tiene un buen rodar y una gran estabilidad en curva.

La dirección de dureza variable, por otra parte, no es que sea un ejemplo de comunicación y es extremadamente ligera, algo que favorece las maniobras en ciudad, pero que nos penaliza un poco una vez que salimos de ella. La caja de cambios también tiene un accionamiento liviano y unas inserciones precisas, de hecho; circular con el Space Star por ciudad es un auténtico juego de niños, porque todo es muy fácil de manejar. 


Una de las cosas que más llama la atención es su capacidad de girar 180º, puesto que gracias a su contenida longitud es capaz de hacerlo en un espacio tan reducido como los 4,6 metros, lo que nos da también una buena pista sobre su agilidad para circular entre el tráfico más atestado de las grandes urbes.

En general, nos encontramos ante un coche muy sencillo, en el que la practicidad está por encima de todo y los mandos, están situados elevados y son muy fáciles de accionar e interpretar. La información que procede de la capilla de relojes, es simple y clara, y también incluye un indicador ECO, que nos invita a practicar una conducción efectiva y ahorrativa.

Los asientos, por otra parte, son cómodos, quizás con un mullido muy blando y poca sujeción lateral, pero suficientes para una conducción meramente ciudadana. También nos encontramos con varios huecos muy prácticos repartidos por el habitáculo y los materiales empleados en el salpicadero son básicos, pero con un aparente buen ensamblaje y ajustes.


Por lo demás; nuestra versión Kaiteki es la más equipada y en nuestro caso, contábamos con elementos como el climatizador automático, el volante multi-función con los mandos del equipo de audio, el Bluetooth, el ordenador de a bordo y el control de velocidad de crucero, sistema de detección de presión de los neumáticos, equipo de infoentretenimiento con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con navegador, apertura y arranque sin llaves, asistente de arranque en pendiente, sensores de lluvia y luces, Start/Stop o lunas tintadas, entre otros elementos de confort y seguridad que también trae de serie.


Conclusión final:

El nuevo Mitsubishi Space Star es un gran urbano que ha mejorado sutilmente respecto a la primera generación, y es un vehículo con el que obtendremos muchas satisfacciones durante nuestra vida diaria. 


Es un vehículo urbano diseñado y pensado para una utilización continuada por las grandes ciudades, pero que no se amilana si tiene que seguir la estela del tráfico en las radiales y carreteras de circunvalación que las rodean. Su rodar es bastante aceptable sobre estas vías y se pueden mantener unas buenas medias de velocidad con un alto índice de aplomo, tratándose de un coche con estas características...

Es muy confortable, con un gran espacio interior y muchos huecos porta-objetos, un maletero suficiente de 209 litros, muy sencillo de aparcar, con tecnologías que nos proporcionan unos altos niveles de seguridad y bienestar de vida a bordo y una mecánica frugal y coherente, con una gran respuesta y un buen rendimiento de marcha.

Bien es cierto, que aunque no lo pueda parecer por su condición de vehículo urbano, contiene muchos sistemas que se suelen utilizar en vehículos de segmentos superiores, como el navegador, el sistema de arranque en pendiente o el sistema de apertura y arranque sin llave entre otros, elementos que son una auténtica rareza en este segmento y que aportan un plus añadido a un vehículo que no destaca especialmente, pero que cuenta con muchas virtudes con las que sus competidores directos tan solo son capaces de soñar. 


¿Lo mejor?, su precio, ya que la gama del Space Star parte desde los 11.400 euros para el acabado Motion, ya con un amplio equipamiento, aumentando hasta los 12.400 euros en la unidad que hemos probado para vosotros. Sin duda; el Space Star es el ciudadano modelo. Ahora solo falta que el gran público lo conozca y se decante por sus mieles...


Si queréis saber más sobre Mitsubishi, pulsad en este ENLACE. Si queréis saber más sobre el mundo de los urbanos, pulsad en este otro ENLACE. Si por último; lo que queréis ver son nuestras últimas pruebas, pulsad en este ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style