Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde. El gran paso.




El paso del Stelvio es el segundo puerto de montaña más duro y elevado de los Alpes, situado a 2.758 metros de altura. Separa Italia de Austria y es un auténtico placer disfrutar de sus horquillas durante la época en la que se mantiene abierto, que es de junio a septiembre. Quizás es por su misticismo en el mundo de las dos y cuatro ruedas, por los que los responsables de marketing de la marca del Biscionne han elegido el nombre de este carismático puerto de montaña para definir a su nueva y espectacular creación.

Esta semana debutó en el Salón Internacional de Los Ángeles, en la versión Quadrifoglio, la nueva criatura de Alfa Romeo: se llama Stelvio y es el primer SUV de la marca en más de un siglo de historia.


Destinado a convertirse en punto de referencia del segmento, el nuevo modelo encarna el auténtico espíritu Alfa Romeo, incorporando los cinco elementos que la convierten en una de las marcas de automóviles más deseadas en el mundo: diseño claramente italiano; motores de vanguardia e innovadores; perfecta distribución del peso; soluciones técnicas únicas; y excelente relación peso/potencia.


Desarrollado en el exclusivo centro de ingeniería Alfa Romeo de Módena, en el corazón de lo que se denomina el Motor Valley italiano, el SUV Stelvio se fabricará en la renovada planta de Cassino en una línea de producción dedicada exclusivamente a los nuevos modelos Alfa Romeo, incluyendo el fascinante Giulia que, en 2015, ha dado vida a la nueva era de la marca, a través de sus revolucionarios cánones de estilo, deportividad y tecnología y que ya pasó por nuestras manos en su versión diésel de 180cv, algo que podéis recordar si pulsáis en este ENLACE


Hoy, los mismos ingredientes adaptados a una nueva categoría de automóviles, regresan en el original SUV Stelvio: estilo deportivo 100 % Alfa Romeo, prestaciones de absoluta excelencia y un equipamiento tecnológico y técnico sin igual en el segmento de los SUV compactos premium.
Por otra parte, incluso en el nombre, el nuevo SUV Alfa Romeo asegura una experiencia de conducción emocionante que sin duda sorprenderá incluso al conductor más exigente y experto. De hecho, el paso Stelvio, como os adelantábamos al principio, es el puerto de montaña más alto de Italia (el segundo de Europa) y la carretera de 20 km del mismo nombre que lo atraviesa cuenta con más de 75 curvas, vistas impresionantes y una rápida y embriagadora variación de altitud hasta alcanzar los 2758 metros del puerto. A lo largo de los años, aquí se han impuesto campeones de automovilismo y ciclismo, creando así una auténtica leyenda deportiva. 


En particular, las proporciones del Alfa Romeo Stelvio expresan compacidad, fuerza y dinámica, como atestiguan sus dimensiones reducidas: 468 cm de largo, 165 cm de alto y 216 cm de ancho. Impresión confirmada también en la vista lateral, donde la línea conjunta sugiere un vehículo compacto que parte del frontal y se desarrolla hacia la parte trasera, con un habitáculo que se cierra en la luneta particularmente inclinada y coronada por un sofisticado alerón que asegura el mejor rendimiento aerodinámico, factor crucial para un automóvil con estas prestaciones. Estéticamente, me recuerda bastante al precioso Maserati Levante, que también pasó por nuestras manos. No obstante; pertenecen al mismo grupo automovilístico.

El resultado final es una forma escultórica que, por ejemplo, en el lateral del Stelvio, da lugar a fuertes contrastes entre las superficies que capturan la luz y las que permanecen en sombra. En concreto, en la zona lateral una "musculatura" acentúa el paso a los guardabarros delantero y trasero y le dan un tono más poderoso, si cabe.


En la versión Quadrifoglio, presentada en Los Ángeles, la más enérgica y exclusiva, que contará con 510cv de potencia; destaca un faldón del color de la carrocería adornado con una aplicación de carbono que enfatiza todavía más su deportividad. Esta característica, además de los parachoques delantero y trasero, y los poderosos pasos de rueda, todos en el mismo color que la carrocería, hacen que el Stelvio Quadrifoglio se parezca más a una berlina deportiva que a un SUV tradicional de este segmento.

Además, el frontal del Stelvio Quadrifoglio tiene una fuerte connotación de agresividad y potencia, gracias principalmente a las tomas de aire específicas para los intercooler y a las clásicas aberturas alrededor del escudo asociadas a un tratamiento "con nervios" de las superficies.

Del mismo modo, la parte trasera del Stelvio llama la atención de inmediato por su deportividad como puede verse en la parte inferior, donde destacan los cuatro terminales de escape, y en especial por su parte trasera corta, una solución estilística que otorga al modelo un carácter único e inconfundible, además de ser un homenaje a la historia de Alfa Romeo.

La misma inspiración deportiva se aprecia en el interior limpio y esencial del Stelvio, diseñado alrededor del conductor y con cierto regusto a manufactura, como demuestra la agrupación de todos los mandos en el volante que se ha diseñado pequeño y directo para adaptarse a todos los estilos de conducción y la elección de los materiales, entre los que se encuentran el cuero, la madera e incluso; la fibra de carbono. 
Por supuesto, otro elemento que distingue un auténtico Alfa Romeo son los motores de vanguardia e innovadores. Por esta razón, el Stelvio Quadrifoglio se equipa con un motor único por tecnología y prestaciones: el 2.9 V6 BiTurbo gasolina de 510cv combinado con el cambio automático de ocho velocidades de la marca.

Inspirado en la tecnología y en los conocimientos técnicos de Ferrari, el motor BiTurbo gasolina de 6 cilindros está totalmente hecho de aluminio para reducir el peso del vehículo, en particular sobre el eje delantero.


Además, aunque los datos de potencia y par son sensacionales, el 2.9 BiTurbo gasolina es extraordinariamente eficiente en el consumo, gracias al sistema de desactivación de los cilindros de control electrónico. Por supuesto, al igual que todos los motores de la nueva generación Alfa Romeo, el potente 2.9 V6 Biturbo gasolina del Stelvio Quadrifoglio se caracteriza por un sonido deportivo genuinamente Alfa Romeo.

Por último, el cambio ZF automático de 8 velocidades cuenta con una calibración específica que permite cambiar de marcha en tan solo 150 milésimas de segundo en modo Race. La transmisión también está provista de embrague "lock up" que asegura al conductor una fuerte sensación de aceleración al embragar la marcha. Además, en función del modo del selector Alfa DNA Pro, el cambio automático es capaz de optimizar la fluidez, el confort y la facilidad de conducción en todos los ámbitos, incluido el urbano, y permite mejorar aún más el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Las levas de cambio de aluminio en la columna de dirección, como no podíamos esperar de otra manera, son de serie.


Además de este propulsor de 510cv, entre las demás motorizaciones en la gama Stelvio se confirma el 2.0 Turbo gasolina de 280cv con cambio automático de 8 velocidades. Se trata de un 4 cilindros hecho totalmente de aluminio que desarrolla una potencia de 280cv y un par máximo de 400 Nm.
De acuerdo con la tradición técnica de Alfa Romeo, la electrónica nunca debe resultar invasiva, sino que únicamente debe facilitar la experiencia de conducción, estimulante en sí misma, gracias a un bastidor y a suspensiones diseñadas con pasión y cuidado. El Stelvio Quadrifoglio presentado en Los Ángeles confirma esta filosofía, porque es estructuralmente único y emocionante, pero no renuncia a numerosos y sofisticados sistemas para que la experiencia de conducción, resulte aún más emocionante.


El Stelvio Quadrifoglio se equipará con el nuevo selector Alfa DNA Pro que modifica el comportamiento dinámico del vehículo según el modo seleccionado por el conductor: Dynamic, Natural, Advanced Efficiency (modo de ahorro de energía) y Race (ideal para obtener las máximas prestaciones).

También dispone del innovador sistema de tracción total con tecnología Q4, diseñado para controlar la tracción del vehículo en tiempo real, a fin de garantizar el máximo nivel en términos de prestaciones, eficiencia y seguridad. En pocas palabras, el sistema Q4 del nuevo SUV Alfa Romeo ofrece todas las ventajas de la tracción total y, al mismo tiempo, garantiza un consumo reducido, capacidad de respuesta y todo el placer de conducción de un automóvil con tracción trasera.

En concreto, el sistema Q4 supervisa continuamente numerosos parámetros para garantizar la mejor distribución de par entre los dos ejes en función de cómo se utiliza el vehículo y de la adherencia disponible en carretera. Esta tecnología es capaz de prever la pérdida de adherencia de las ruedas, basándose en la información recabada por los sensores de aceleración lateral y longitudinal, de ángulo del volante y de velocidad de derrape del vehículo. 

En condiciones normales, el Stelvia Quadrifoglio con sistema Q4 se comporta como un vehículo de tracción trasera: el 100 % del par motor es enviado al eje trasero. Al acercarse al límite de adherencia de las ruedas, el sistema transfiere en tiempo real hasta un 50 % de par motor al eje delantero, gracias a una caja de transferencia específica.

Por otra parte, la tecnología Torque Vectoring, combinada por primera vez con la tracción total Q4, optimiza la tracción del Stelvio Quadrifoglio y destaca su carácter deportivo. Son dos embragues, situados en el diferencial trasero,  que permiten controlar el par por separado para cada rueda. De este modo, la transmisión de la potencia al suelo mejora también en situaciones límite de conducción. Esto permite conducir el vehículo de manera segura y siempre muy divertida, sin tener que recurrir a intervenciones invasivas por parte del control de estabilidad.


Exclusivo de la marca, cuenta con el innovador Integrated Brake System (IBS), el sistema electromecánico que combina el control de estabilidad con el servofreno tradicional, garantizando una respuesta instantánea del freno y, por tanto, una distancia de frenado récord, además de contribuir significativamente a la optimización del peso. No falta en el Stelvio Quadrifoglio el sistema de frenos con elementos de aluminio y discos cerámicos de carbono.
El Alfa Chassis Domain Control (CDC) es muy importante en un vehículo de semejante tamaño y prestaciones, ya que actúa como el "cerebro" del Stelvio Quadrifoglio y coordina toda la electrónica de a bordo. 

El sistema gestiona el funcionamiento de los diferentes dispositivos, como el nuevo selector Alfa DNA Pro, la tracción total Q4, el sistema Alfa Torque Vectoring, las suspensiones activas y el ESC, y optimiza las prestaciones y el placer de conducción. Básicamente, adapta la geometría del chasis en tiempo real, en función de los datos de aceleración y rotación recabados por los sensores. Además, previene y gestiona las situaciones críticas, informando de antemano a las centralitas específicas involucradas en el sistema electrónico del vehículo: chasis, propulsión, suspensiones, sistema de frenado, dirección, ayuda a la conducción y diferencial en curva.

Pero independientemente de todas las ayudas y configuraciones electrónicas, uno de los objetivos principales detrás del diseño del Stelvio Quadrifoglio ha sido alcanzar el máximo placer de conducción. 


Los principales factores que contribuyen a este objetivo son la perfecta distribución de peso entre los dos ejes y una óptima relación peso/potencia. En concreto, el primer objetivo ha requerido una gestión particular de los pesos y materiales, lo que se ha logrado tanto ajustando el diseño del SUV de Alfa Romeo como situando en una posición más centrada todos los elementos de mayor peso. En cambio, la relación peso/potencia ideal se ha alcanzado mediante el uso de materiales ultraligeros como la fibra de carbono para el eje de transmisión y el aluminio para el motor, las suspensiones, los frenos, las puertas, los pasos de rueda, el capó y el portón trasero. No obstante, el peso reducido no afecta a la excelente rigidez torsional que garantiza una calidad duradera, el confort acústico y la maniobrabilidad incluso en caso de esfuerzos extremos.


Parece que Alfa Romeo comienza una nueva época dorada en su historia, ahora solo nos queda saber como reaccionará el mercado ante una belleza inusitada con carácter italiano, que completará el atestado segmento SUV. La versión Quadrifoglio que os presentamos aquí, es la más dotada, la más potente, la más atractiva y la más tecnológica. Pero también es la más cara y exclusiva. De todas formas; ¿qué mejor que este modelo para presentar al Stelvio al universo?. Os seguiremos informando sobre el resto de versiones...

Si queréis saber más sobre Alfa Romeo, pulsad en este ENLACE. Si queréis saber un poco más sobre el segemnto SUV en el que se moverá el Stelvio, pulsad en este otro ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style