Audi Q5 2017. Deportividad y polivalencia.



Audi tiene una nutrida representación en el segmento de los SUV, prácticamente, de todos los tamaños. Desde el reciente Q2, del que veremos una prueba dinámica muy pronto en nuestra web, pasando por el Q3 y culminando con el impresionante Q7. Pero uno de los más polivalentes y con un tamaño medio, además de que fue uno de los primeros en aparecer, es el Audi Q5, que acaba de ser renovado y hoy, descubrimos su segunda generación.


El SUV de la marca de los cuatro aros combina la deportividad implícita en una berlina de Audi, con un carácter polivalente y un interior altamente flexible. Ya sea en materia de conectividad, eficiencia o sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo Audi Q5 se coloca una vez más como referencia en su segmento.

Como ya ocurría con la primera generación, el nuevo SUV de Audi ofrece una apariencia deportiva. La escultural parrilla Singleframe con un sólido marco domina su aerodinámico frontal, y puede disponer, o bien de faros LED o de la tecnología Matrix LED con intermitentes dinámicos.

Una distintiva y marcada línea de cintura de forma curvada proporciona estructura a la vista lateral. Los prominentes pasos de rueda, por otra parte, son un rasgo que hace referencia al sistema de tracción permanente quattro, aunque también podremos disponer de Q5 con dos ruedas motrices.

Al igual que en el poderoso frontal, las líneas horizontales en la parte trasera transmiten una imagen de anchura y aplomo. En esa zona, los grupos ópticos también están disponibles opcionalmente con intermitentes dinámicos (de serie en las ediciones design y S line). El portón trasero envuelve la zaga alrededor de los pilares C, una característica típica en la familia de modelos Q de Audi, aunque tengo que deciros que ese diseño, acumula mucho polvo si hacemos una conducción off road... Por útimo, en esa zaga, un difusor integra las salidas de escape, lo que nos ofrece una imagen aún más musculosa si cabe.


Audi nos ofrece el nuevo Q5 en 8 colores de carrocería diferentes, y con cuatro líneas de equipamiento que también modifican la apariencia exterior del coche. En la línea design las molduras en color de contraste gris enfatizan el carácter robusto del nuevo SUV, mientras que con el equipamiento de la línea S line, todos los elementos van pintados en el color de la carrocería

Comparado con el modelo de la generación anterior, el nuevo Audi Q5 crece en todas sus dimensiones, para alcanzar los 4,66 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,66 metros de altura. La distancia entre ejes es ahora de 2,82 metros. El peso en vacío se ha reducido (dependiendo de la versión) hasta en 90 kg, por lo que se postula como un vehículo bastante más ágil en cualquier situación. Para conseguir esa importante reducción de kilos, en la carrocería se utiliza una combinación inteligente de aluminio y aceros de alta resistencia.


El nuevo Audi Q5 también marca la referencia en su categoría en cuanto a aerodinámica, con un coeficiente Cd de tan sólo 0.30, una valor muy bueno, teniendo en cuenta que hablamos de un SUV. Gracias a ello, el nivel de ruido aerodinámico resulta excepcionalmente bajo y el confort debido al aislamiento de las vibraciones es muy elevado. El nuevo SUV de Audi ofrece al conductor y a los pasajeros, uno de los interiores con mejor confort acústico de su clase.

El habitáculo ofrece espacio para cinco ocupantes, y supera a su predecesor y a sus competidores en las dimensiones clave. Sus líneas horizontales subrayan la impresión de anchura y confort, con una esbelta línea tridimensional muy atractiva que recorre la totalidad del salpicadero.


En cuanto al equipo de serie se refiere, el nuevo Q5 también se sitúa a la vanguardia y prima el confort total de los afortunados pasajeros. Por ejemplo, el nuevo sistema de climatización de alta eficiencia está disponible en dos versiones y el volante multifunción de tres radios es de serie. Opcionalmente este puede ser calefactado y los asientos pueden incluir función neumática de masaje. Cuando anochece, la luz ambiental interior (de serie en los design selection) crea una atractiva atmósfera hasta en 30 colores diferentes.

En la zona posterior, los asientos traseros en el nuevo Audi Q5 están divididos en tres partes, con el efecto de asientos individuales y opcionalmente, pueden contar con reglaje longitudinal de la banqueta y reglaje en inclinación. Dependiendo de la posición del asiento trasero, el volumen del maletero varía entre los 550 y los 610 litros, lo que supone un incremento de 10 litros respecto al modelo anterior y cuando el respaldo del asiento está abatido, la capacidad de carga aumenta hasta los 1.550 litros. La operación de carga también se ha simplificado con soluciones inteligentes como la moqueta plegable, la opción de sensor para la apertura del portón y la posibilidad de hacer descender la altura de la carrocería a través de la suspensión neumática opcional, para cargar el vehículo con mayor comodidad.

El manejo del nuevo SUV de Audi resulta intuitivo y está marcado por tres nuevas características. El Audi virtual cockpit opcional presenta brillantes gráficos en alta resolución en la pantalla de 12,3 pulgadas. El conductor puede elegir dos modos de visualización, uno clásico con grandes relojes de instrumentación circulares y un segundo modo en el que domina el mapa del sistema de navegación, o los distintos menús. El también opcional headup display proyecta la información clave sobre el parabrisas.


En otra dimensión, la pantalla MMI en la consola central funciona como elemento de control principal. En lo más alto de la oferta de sistemas de infotainment se encuentra el MMI Navegación plus con MMI touch, que incluye una pantalla de 8,3 pulgadas y un touchpad integrado en el mando pulsador giratorio. Reconoce entradas escritas a mano, así como gestos que resultan familiares para los usuarios de electrónica de consumo, como por ejemplo hacer zoom. Si el nuevo Audi Q5 está equipado con la transmisión automática, el sistema también incluye el MMI all-in-touch con superficie táctil.

El principio de funcionamiento del MMI está basado en menús inteligentes como los utilizados en los smartphones, y ofrece características como la búsqueda de texto libre. El nuevo sistema de control por voz también reconoce el lenguaje cotidiano. Como tercer elemento de control en el nuevo Audi Q5 se encuentra el volante multifunción plus. Audi ofrece como opción un nuevo sistema head-up display que proyecta la información relevante en el parabrisas, incluyendo las procedentes de los sistemas de asistencia al conductor, así como símbolos y números que pueden ser percibidos rápidamente.

El nuevo Audi Q5, al igual que el Q7 y el nuevo A4, cuenta con el “asistente personal de ruta” con función de autoaprendizaje. Tras activar esta función el sistema de navegación aprende las rutas y los destinos que el usuario selecciona habitualmente, y asocia esta información a la posición del vehículo y a la hora del día.


Por lo tanto, durante el tiempo que permanece activo el sistema aprende del comportamiento del conductor incluso cuando el navegador no está en funcionamiento, y utiliza esta información para sugerir rutas optimizadas para el siguiente viaje. El sistema de navegación incorpora los tres destinos más probables según el cálculo, teniendo en consideración tanto el tiempo de llegada como el estado actual del tráfico. Por ejemplo, puede sugerir que el usuario active la navegación para consultar potenciales rutas alternativas. El conductor decide si activar o no la función del asistente personal de ruta, y también cuenta con la posibilidad de eliminar destinos guardados. Si la función se desactiva, el sistema no almacena los destinos y no considera destinos previamente eliminados o rutas utilizadas.


Pero como siempre, en los nuevos coches que aparecen en el mercado, la conectividad es un punto muy importante, así que el sistema MMI Navegación plus utiliza el módulo Audi connect para integrar la conexión de alta velocidad 4G y un punto de acceso Wi-Fi que permite a los pasajeros conectarse y navegar hasta con ocho dispositivos móviles. Además, Audi connect permite el roaming en Europa para muchos servicios a través de la tarjeta SIM instalada de forma permanente en el coche, la Audi eSIM, con tarifa plana de datos. Si se desea, el usuario puede reservar paquetes de datos a través del punto Wi-Fi a precios atractivos, lo cual incluye también la itinerancia en la UE.

La aplicación gratuita Audi MMI connect permite una estrecha interconexión entre el vehículo y el smartphone o un smartwatch y ofrece servicios adicionales. Entre ellos se incluye la comprobación remota del estado del vehículo, reproducción en streaming o la transmisión del calendario desde el smartphone al MMI.

De manera opcional, el Audi phone box conecta los smartphones a la antena del vehículo para una calidad de recepción óptima y también recarga los dispositivos móviles de forma inalámbrica mediante el estándar Qi. En cuanto al equipo de sonido, el sistema de audio Bang & Olufsen Sound System con su innovador sonido 3D introduce la dimensión espacial de la altura, aunque también forma parte del listado de opciones. Por otra parte, las Audi tablet sirven como dispositivo flexible de entretenimiento para los pasajeros de las plazas traseras. 


El nuevo Audi Q5 también marca la pauta en su segmento con una amplia gama de opciones de alta tecnología. Por la forma en la que interaccionan de forma inteligente, estos sistemas representan un nuevo paso hacia la conducción pilotada. Se agrupan en tres paquetes: Tour, City y Parking.


Otros elementos de confort y seguridad incluyen el asistente predictivo de eficiencia, que ayuda al conductor a ahorrar combustible utilizando información específica del entorno del vehículo. El control de crucero adaptativo (ACC) incluye el asistente de conducción en atascos Audi traffic jam assit, que puede asumir el trabajo de la dirección en situaciones de tráfico congestionado. Con el sistema Audi active lane assit es más fácil mantenerse en el carril, mientras que el aviso de distancia alerta al conductor cuando la distancia con el vehículo que circula delante desciende de la que se puede considerar segura. El asistente de tráfico cruzado Audi cross traffic assist rear, la alerta de salida Audi exit warning y los asistentes anti colisión y de giro son otras nuevas características que funcionan en la búsqueda de la máxima seguridad.


Lo mismo se aplica a los sistemas Audi pre sense: Audi pre sense city es un equipamiento de serie que advierte de la presencia de peatones y de vehículos, y puede iniciar una frenada automática de emergencia dentro de los límites del sistema. Completan las ayudas al conductor los sistemas Audi park assist, el reconocimiento de señales de tráfico basado en una cámara de vídeo y el control de descenso de pendientes.

Si hablamos de mecánicas, el nuevo Audi Q5 se lanza en Europa con cinco potentes y eficientes motores: cuatro TDI y un TFSI. El 2.0 TDI en el nuevo Q5, con variantes de potencia de 150 CV, 163 CV y 190 CV, resulta altamente eficiente.

Los dos motores más potentes, tanto en gasolina como en diésel, combinan eficiencia con una elevada potencia. El 2.0 TFSI de nuevo desarrollo rinde 252 CV y consume 6,8 litros de combustible cada 100 km y el 3.0 TDI, que también ha sido profundamente optimizado, incrementa su potencia hasta los 286 CV, con un par máximo de 620 Nm.


También la transmisión del SUV compacto ha sido rediseñada desde cero, lo cual se aplica al cambio manual de seis velocidades, al S tronic de siete marchas y al tiptronic de ocho velocidades, que se ofrece asociado en exclusiva al 3.0 TDI.

La transmisión automática incluye una función de marcha por inercia para reducir el consumo de combustible. El conductor puede controlar los cambios de marcha a través de la palanca del selector o utilizando las levas situadas en el volante; en ambos casos, el control se transmite de forma electrónica.

La nueva tracción quattro con tecnología ultra, forma parte del equipamiento de serie en las versiones 2.0 TDI con 163 CV y 190 CV, así como para el 2.0 TFSI con 252 CV, en las demás motorizaciones, será un equipamiento opcional.

Este sistema quattro con tecnología ultra funciona de forma predictiva y desconecta el eje trasero cuando no es necesaria la tracción integral, volviendo a conectarlo de forma proactiva cuando se necesita. El nuevo concepto aumenta la eficiencia sin reducir la tracción ni perjudicar la dinámica de conducción.


Con esta renovación profunda, el nuevo Audi Q5 hace gala de un comportamiento dinámico que combina diferentes fortalezas: resulta deportivo, a la vez que extremadamente confortable. La base para ello se encuentra en la suspensión de nuevo desarrollo con cinco brazos y en el nuevo sistema de dirección asistida electromecánica. La dirección dinámica está disponible como opción y esta, varía su desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante.

Los clientes también pueden elegir entre dos tipos de suspensión. El chasis con amortiguación controlada electrónicamente, algo que el conductor puede manejar desde el Audi drive select, ofrece un amplio rango de posibilidades entre el confort y el dinamismo. Además del control del tarado de los amortiguadores, el nuevo sistema de suspensión neumática puede utilizarse para variar la altura e la carrocería en cinco etapas. 


En el Audi Q5 3.0 TDI, estos dos sistemas y el diferencial trasero deportivo se integran en una nueva unidad central de control del chasis. En el sistema Audi drive select de serie, que tiene acceso a varios módulos técnicos, el conductor puede seleccionar hasta siete modos diferentes de conducción. Los dos nuevos modos, lift/offroad y allroad, acentúan la capacidad del Audi Q5 para circular fuera del asfalto. 


El nuevo SUV alemán equipa de serie llantas de 17 pulgadas en la versión básica, de 18 pulgadas en las versiones Advanced y design, y de 19 pulgadas en la versión S line, o cuando incorpora el paquete Audi design selection. Opcionalmente existe la posibilidad de equipar llantas de hasta 21 pulgadas de diámetro. Menuda "paellera"...

El nuevo Audi Q5 se fabricará en la nueva factoría de Audi en México. Llegará a los concesionarios en Alemania y en otros países europeos a principios de 2017 (en Estados Unidos dependerá de lo alto que haga el muro Donald Trump...). El precio base en España para el inicio de la comercialización del Audi Q5 2.0 TDI 163 CV quattro S tronic se prevee de 46.800 euros.

El nuevo Audi Q5 se nos presenta más grande, más fuerte, más tecnológico y más potente. Podríamos decir que el nuevo Audi Q5 es ya un madurito interesante ¿no?.


Si queréis saber algo más sobre la marca Audi, pulsad en este ENLACE. Si queréis conocer otros artículos sobre SUV, como es el caso que nos ocupa hoy, pulsad en este ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style