BMW M550i xDrive. La antesala del M5.




Todo BMW deportivo que se precie, debe portar la M de Motorsport para entrar en ese club elitista que tantos y tantos aficionados anhelan y que ha ido forjando su gran fama a lo largo de los años. Pues bien; el modelo que os vamos a presentar hoy no es un M5 auténtico, para eso habrá que esperar hasta el próximo año; sino que podríamos considerarlo la antesala de lo que nos espera y hasta el momento, se trataría del BMW serie 5 más enérgico y deportivo de la gama.

El nuevo BMW M550i xDrive asumirá hasta nuevo aviso la primera posición en la nueva serie BMW serie 5. Su potente motor turbo M Performance TwinPower, la tracción integral inteligente, que aún así, le da prioridad a las ruedas traseras, y la remodelación específica de la suspensión M Performance, hacen del nuevo BMW M550i xDrive un coche realmente especial y nos adelanta cómo será el futuro M5, aunque en este caso menos radical.


Aunque lo de radical, lo digo más que nada por su aspecto de "cordero" ya que el motor V8 diseñado para proporcionarnos una gran potencia y preparado para circular en altas revoluciones, también nos procura una suavidad propia de una berlina de representación y nos permite una utilización diaria sin la necesidad de tener que estar "desperezándose" continuamente.

Este es un motor Turbo TwinPower M Performance de ocho cilindros en V específicamente modificado desarrollado por completo, con una cilindrada de 4,4 litros. El motor V8 está equipado con dos turbocompresores Twin-Scroll y posee inyección directa High Precision Injection de gasolina, control variable de válvulas Valvetronic así como control variable del árbol de levas VANOS doble. Vamos; mucha técnica que para la mayoría de nosotros nos puede llegar a sonar a chino, pero que lleva un desarrollo impresionante de los ingenieros de la marca alemana.

De esta manera, el motor de ocho cilindros tiene una potencia de 462cv, con un impresionante par máximo de 650 Nm, pero además, nos ofrece un frugal consumo conjunto de combustible de tan sólo 8,9 l/100 km. Este moderno motor de alto rendimiento cumple por completo con las altas exigencias dinámicas de un automóvil BMW M Performance y es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en tan solo 4,0 segundos. La velocidad máxima, por su parte, se controla electrónicamente a 250 km/h, como viene siendo habitual.


Esta mecánica viene asociada a la transmisión Steptronic de 8 velocidades de serie que contribuye notablemente a obtener la alta dinámica del BMW M550i xDrive. Para una marcada conducción deportiva, la caja de cambios deportiva Steptronic de 8 velocidades puede accionarse también mediante las levas situadas detrás del volante. Con su estructura compacta, el bajo peso y su optimizado grado de eficiencia, la caja de cambios misma contribuye a reducir el consumo y las emisiones totales de esta auténtica bestia del asfalto.

Por su parte, el sistema de doble tracción inteligente BMW xDrive, que en condiciones normales le da un mayor protagonismo al eje trasero, distribuye en las cuatro ruedas la fuerza del motor del BMW M550i xDrive dependiendo de cada situación. De esta forma el M550i xDrive nos brinda un estado de marcha muy seguro y efectivo en todo momento, además de procurarnos una conducción rápida y dinámica, propia de los componentes de la familia M.



Esta efectividad en orden de marcha también viene condicionada por un chasis mejorado, que ahora se sitúa 10mm más cerca del suelo, manteniendo de esa manera un menor centro de gravedad y un mayor aplomo, algo que visualmente, se potencia con las llantas de aleación ligera específicas, en color cerium grey metálico mate de serie de 19 pulgadas o con las ruedas opcionales de 20 pulgadas de diseño exclusivo, también en tono cerium grey metálico mate.

Al mismo tiempo, la servodirección con características específicas M en los ajustes Sport y Sport+, nos aseguran una conducción precisa y con altas dosis de deportividad. Los movimientos de dirección se realizan con exactitud y precisión y el conductor de este BMW disfrutará como un auténtico niño en las zonas más reviradas y complicadas, a pesar de la tamaña envergadura del conjunto. Para redondear su efectividad y seguridad en carretera, el BMW M550i xDrive cuenta con un sistema de frenado específico M con las pinzas de freno pintadas en un azul metalizado, con una gran capacidad de detención y una buena dosificación del pedal. 

En la vista del exterior, el nuevo BMW M550i xDrive subraya el dinámico potencial de la berlina y apoya su posición como modelo top de la nueva gama BMW serie 5. El paquete aerodinámico M con un alerón trasero M que es una prolongación de la tapa del maletero; acentúa las líneas dinámicas del nuevo BMW serie 5 y optimiza el flujo de aire alrededor y sobre el vehículo.


Otros aditamentos exclusivos de este modelo como las carcasas de los espejos retrovisores externos, el famoso riñón del radiador, las chapas específicas de M Performance en la entrada delantera de aire, así como ambos embellecedores en las aletas delanteras, se encuentran en un exclusivo tono cerium grey metálico, en combinación con las propias llantas. La brillante línea Shadow Line de los marcos de los cristales refuerza la apariencia deportiva de la dinámica berlina y un exclusivo escape de aire deportivo M terminados en cromo negro en el lado derecho e izquierdo del paragolpes, suministra el característico y emocional sonido BMW M y potencia más su agresividad estética.


Si nos incorporamos al interior, los asientos deportivos M con revestimientos de cuero dakota negro con costuras de contraste en azul, el volante deportivo M de la última generación, las esteras en diseño M y los listones internos y pedales especiales de aluminio transmiten ese ambiente deportivo exclusivo que distingue a todos los automóviles BMW M Performance.

Y por supuesto, al ser el último modelo en llegar dentro del seno de la marca alemana, cuenta con los últimos avances en materia de tecnología y asistencia al conductor. Como todos los modelos de la nueva generación BMW serie 5, también el BMW M550i xDrive asiste al conductor a solicitud, con un amplio espectro de sistemas de conducción asistida.


Entre ellos se encuentran un sistema de detección de ángulo muerto, la advertencia de tráfico cruzado y la advertencia de cambio de carril activa que interviene activamente en la dirección ante el peligro de colisiones. El Active Cruise Control (ACC) opcionalmente disponible y el asistente de abandono de carril están ahora equipados con nuevas funciones. También con el Speed Limit Assist inteligente con el cual el Tempomat (limitador de velocidad) asume automáticamente restricciones de velocidad, el BMW M550i xDrive da un paso más hacia la conducción automatizada.

En cuanto a conectividad, el sistema BMW Connected posibilita a la generación más joven del BMW serie 5 una conexión entre el conductor, el vehículo y el medio ambiente. El nuevo sistema unifica también la navegación mediante el servidor BMW dispositivos como Smartphone, Smartwatch, computadoras y tablets. El resultado es un sistema inteligente que reconoce tanto patrones de movimiento como preferencias personales convirtiéndose así en un gestor de movilidad personal que ayuda al usuario a superar de la forma más sencilla la movilidad que día a día resulta más compleja.


Es un sistema heredado del más exclusivo Rolls Royce y nos ayuda a mejorar y agilizar nuestra conducción, haciendo de nuestros traslados más rápidos y eficientes. BMW Connected toma automáticamente, antes de iniciar la marcha, los mensajes de tránsito en tiempo real (RTTI) en la planificación de la ruta y recomienda una salida anticipada si impedimentos de tránsito hicieran que esto fuera necesario. Si bien para el cálculo de la ruta BMW Connected toma como base como siempre el emplazamiento del vehículo, también considera adicionalmente el sitio donde se encuentra el conductor. El nuevo sistema unifica también las funciones y servicios de las conocidas aplicaciones BMW Remote y BMW Connected. Asimismo el usuario tiene acceso a ofertas como ParkNow para la reserva y pago digital de aparcamientos o a la información inteligente de On-Street Parking, que recomienda áreas en donde existe la probabilidad de encontrar un sitio para aparcar. Con Remote Parking, también opcional, la berlina puede accionarse a distancia con la llave del vehículo y aparcar incluso en sitios de aparcamiento muy estrechos. Una vez que el vehículo está aparcado, BMW Connected ayuda también a encontrar el recorrido a pie hacia el destino real.


El BMW M550i xDrive, viene a completar una extensa gama de productos M con la que ya cuenta la marca alemana. De hecho; actualmente la gama abarca las variantes de modelo BMW M140i 3 puertas, BMW M140i xDrive 3 puertas, BMW M140i 5 puertas, BMW M140i xDrive 5 puertas, BMW M240i Coupé, BMW M240i xDrive Coupe, BMW M240i Cabrio, BMW M240i xDrive Cabrio, BMW M550d xDrive Touring, BMW X4 M40i, BMW X5 M50d, BMW X6 M50d y BMW M760Li xDrive. Y aún nos queda por esperar el plato "gordo" de la carta. Veremos este año como será el nuevo M5 pero de momento; el coche que hoy nos ocupa es un buen aperitivo.


Si queréis saber más sobre BMW, pulsad en este ENLACE. Si lo que queréis es saber más sobre el mundo de las berlinas, pulsad ene este otro ENLACE.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style