Toyota Concept-i. De cara al futuro.



Las marcas japonesas siempre suelen realizar unos ejercicios de diseño muy futuristas, tanto; que a veces esos conceptos tardan mucho en llevarse a cabo. La alta tecnología aplicada, formas imposibles y materiales experimentales, suelen ser las pautas comunes de todos estos proyectos que nos adelantan un futuro al que aún, tardaremos en llegar, pero viendo como se pasa el tiempo y viendo como avanza esa tecnología y las leyes aplicadas al mundo del automóvil; igual no estamos tan lejos como nos podemos imaginar...

Toyota tiene muy claro como será el vehículo de dentro de unos años, quizás décadas, y nos lo muestra con el concept car Concept-i.


Vehículos agradables, cercanos, y centrados en su conductor y ocupantes. Esa es la visión que subyace del Toyota Concept-i, un prototipo presentado en el Salón de la Electrónica de Consumo 2017 de Las Vegas, que pone de manifiesto la visión de Toyota de que los vehículos del futuro deberían tomar como punto de partida las personas que los utilicen.


Creado por el estudio de diseño CALTY Design Research de Toyota en Newport Beach (California), y con el desarrollo de tecnologías de experiencia de usuario del Toyota Innovation Hub en San Francisco (California); el Toyota Concept-i ha sido creado en torno a la filosofía "calidez cinética", que parte de la idea de que las tecnologías de movilidad deben ser cálidas, acogedoras y, sobre todo, divertidas.

Como consecuencia, este prototipo fue desarrollado con vistas a crear una experiencia de usuario envolvente y activa. Y, lo que es más, aprovecha la potencia de un sistema de inteligencia artificial para prever las necesidades de los usuarios, inspirar su imaginación y mejorar su calidad de vida.


En el corazón del Toyota Concept-i hay un potente sistema de inteligencia artificial que aprende del conductor para entablar una relación “humana”. Más allá de los patrones de conducción y las programaciones, el prototipo ha sido diseñado para aprovechar múltiples tecnologías y medir la emoción, representada en función de los lugares y momentos por los que viaje el conductor en todo el mundo. La combinación resultante confiere al Toyota Concept-i la capacidad excepcional de utilizar la movilidad para mejorar la calidad de vida. Es una especie de coche interactivo que utilizará nuestras sensaciones para proporcionarnos una conducción más placentera.

Y, más aún, el sistema de inteligencia artificial del Toyota Concept-i se vale de tecnologías avanzadas de automatización para ayudar a potenciar la seguridad de la conducción, en combinación con estímulos visuales y táctiles y así incrementar la comunicación en función de la respuesta del conductor.

Si bien en determinadas circunstancias el usuario puede escoger entre conducción autónoma o manual en función de sus preferencias personales, el Toyota Concept-i supervisa constantemente la atención del conductor y el estado de la vía con el objetivo de incrementar la conducción autónoma cuando sea necesario para potenciar la implicación del conductor o ayudar en la navegación en condiciones de tráfico potencialmente peligrosas.


Para ayudar a garantizar que incluso las tecnologías de automoción más avanzadas sigan siendo acogedoras y accesibles, los diseñadores del CALTY Design Research crearon el Toyota Concept-i de dentro hacia afuera (cualquiera lo diría...), partiendo de una interfaz de usuario de nueva generación que sirve de plataforma para la inteligencia artificial del vehículo, apodado "Yui".

Con el inicio de "Yui" centrado en el salpicadero, el interior del Toyota Concept-i envuelve la zona del conductor y el acompañante delantero, así como el resto del vehículo, con unas líneas fluidas y unas formas interiores diseñadas para potenciar la capacidad del sistema de utilizar la luz, el sonido e incluso el tacto para comunicar información importante al conductor y pasajeros.

De hecho, el Toyota Concept-i evita las pantallas en la consola central y presenta la información cuando y donde es precisa, bien sea en la luna delantera, en los panles laterales... Las luces de color en la zona de los pies indican si el vehículo está en modo autónomo o manual, unos discretos proyectores en la bandeja trasera presentan imágenes en el pilar de los asientos para avisar de ángulos muertos y un sistema de información proyectada en el parabrisas de nueva generación ayuda a mantener la mirada y la atención del conductor en la carretera.


Incluso el exterior del vehículo ha sido diseñado para que el Toyota Concept-i pueda interactuar con el mundo a su alrededor. "Yui" aparece en los paneles exteriores de las puertas para saludar al conductor y los ocupantes cuando se acercan al vehículo. La parte posterior del prototipo muestra mensajes para avisar sobre curvas que se acercan o posibles peligros a los coches que nos preceden y por último, el frontal informa de si el Toyota Concept-i está funcionando como coche autónomo o si su conductor está 100% a los mandos.


La verdad es que este "Yui" podría convertirse en nuestro mejor amigo y aliado cuando circulamos por carretera. ¿A quién no le gustaría un copiloto así?. Realmente sorprende...

Si queréis saber más sobre el resto de nuestros artículos sobre Toyota; pulsad en este ENLACE. Si lo que queréis es ver más curiosidades como esta, pulsad en este otro ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style