Ferrari 812 Superfast. La última locura de Ferrari.

Ferrari nos tiene acostumbrados a grandes deportivos y desde ayer; no se habla de otra cosa que no sea su nueva creación, destinada a sustituir al F12 TDF y peligroso rival en cuanto a prestaciones, para otro componente de la casa, mucho más exclusivo y caro, como lo es LaFerrari.

Con motivo de la 87 edición del Salón de Ginebra, Ferrari presentará en primicia mundial la nueva berlinetta de 12 cilindros, la 812 Superfast, el Ferrari de calle más potente y prestacional de la historia.


El nuevo 812 Superfast es un deportivo que cobra un significado especial en la marca, porque la serie 12 cilindros fue aquella con la que oficialmente echó a andar la historia del Cavallino Rampante en el año 1947, cumpliéndose ahora 70 años.

El 812 Superfast, heredero excepcional de los extraordinarios F12 Berlinetta y F12 TDF, se dirige a una tipología de cliente que busca el Ferrari más prestacional y exclusivo de la gama, y que desea un vehículo que trasmita la máxima deportividad tanto en carretera como en pista. Todo ello sin renunciar al confort necesario para disfrutar intensamente un Ferrari de un modo cautivador.


Propulsado por un nuevo motor V12 de 6.5 litros que entrega 800 CV, el 812 Superfast marca un nuevo punto de referencia entre los vehículos deportivos con motor central delantero. Con una potencia máxima alcanzada a 8.500 revoluciones por minuto y una potencia específica de 123 cv/l, valores jamás obtenidos en el pasado por motores delanteros en modelos de serie, exalta la sensación de deportividad extrema, sobretodo en regímenes altos, siendo este último un sello distintivo de los V12 Ferrari.

La potencia del motor se ve ensalzada por el sonido del escape, pleno y envolvente, que es característico en un motor de tan elevada cilindrada y de un deportivo de esta índole.

El 80% del par máximo de 718 Nm a 7000 r.p.m. se encuentra ya disponible a las 3500 r.p.m., lo cual confiere al vehículo una clara ventaja tanto en maniobrabilidad como en respuesta del acelerador a bajas revoluciones.


Ha sido posible alcanzar este nivel de prestaciones gracias también a la adopción por primera vez en un motor altamente prestacional del sistema de inyección directa a 350 bar, junto con los conductos de aspiración de geometría variable derivados de los motores de aspiración F1. Porque no debemos olvidar que este deportivo espectacular, prescinde de cualquier tipo de turbo o algún tipo de sistema híbrido para ayudar a la mecánica. Todo es fuerza bruta. 

El cambio de doble embrague por su parte, otorga unos registros específicos que han reducido los tiempos de los cambios de marcha tanto al subir como al bajar las mismas, hablando en términos de décimas de segundo. Esto garantiza una respuesta del acelerador si cabe aún más excepcional.

Por otra parte; el 812 Superfast no sólo es fuerza mecánica, sino que también cuenta con los últimos avances para disfrutar plenamente de la conducción y está equipado con componentes y sistemas de control de última generación que le otorgan un nivel de conducción sin parangón.


El 812 Superfast es el primer Ferrari dotado de EPS (Electric Power Steering), la dirección asistida eléctrica, que dentro de la mejor tradición Ferrari se utiliza para incrementar las prestaciones y la diversión en la conducción integrándola con los otros sistemas y controles presentes en el vehículo, incluyendo la versión 5.0. del sistema patentado Ferrari Side Slip Control (SSC), que sirve para poder realizar cruzadas, plenamente controladas y sin ningún tipo de miedo. 

Diseñado en el Centro de Estilo Ferrari, el nuevo 812 Superfast redefine el código de lectura de los Ferrari V12 anteriores subrayando, con sus formas y proporciones muy deportivas, el excepcional nivel de prestaciones del vehículo y sin dejar de lado el característico lenguaje de diseño Ferrari.


Partiendo de la silueta, se nota la connotación fastback, con dos volúmenes en la parte trasera que recuerdan al 365 GTB de 1969. El diseño del lateral acorta ópticamente la parte posterior y está caracterizado por unos músculos prominentes sobre el paso de rueda, que dan así al vehículo un sentido de potencia y de agresividad que rinden honor a las prestaciones del poderoso V12. Las ópticas full-LED integradas en el diseño de las tomas de aire esculpidas en el capó contribuyen a enfatizar el músculo delantero con un efecto cubierta que envuelve la rueda delantera.


En la parte trasera los cuatro faros redondos inspirados en la tradición Ferrari resaltan un diseño construido sobre líneas horizontales y confieren a el 812 Superfast una actitud muy imponente y alargada, reduciendo ópticamente la altura del spoiler y de la cabina.

Como en todos los Ferrari, estilo y funciones aerodinámicas se plasman de la mejor manera en soluciones y formas innovadoras. Dos ejemplos son el frontal multifuncional que integra entre otros el ingreso a las puertas dinámicas sobre la parte anterior del fondo, y el guardabarros trasero que presenta un inédito by-pass aerodinámico para incrementar la carga en altas velocidades.

También debuta con el nuevo color Rosso Setenta anni, creado específicamente para celebrar el 70 aniversario de la hacienda de Maranello.


Si tenemos alguna vez la suerte de montarnos en el interior del 812 Superfast, nos percataremos que ha sido revisado en coherencia con el aspecto más extremo de su exterior, preservando el excepcional espacio y confort a bordo del que siempre han hecho gala las berlinettas Ferrari de 12 cilindros y mecánica delantera.

El habitáculo se beneficia de una mayor caracterización deportiva con un efecto flotante entre los componentes principales que combinados todos trasmiten un espíritu puramente deportivo, pero al mismo tiempo refinado y esencial. El salpicadero tiene una estructura horizontal que cruza y engloba los orificios de ventilación y crea a su vez, una estructura metálica.


Los nuevos asientos también se distinguen por una ergonomía optimizada y un estilo ligero y deportivo, además de porque sujetan el cuerpo de una manera asombrosa. Una novedad más, es la interfaz hombre-máquina con un nuevo volante e instrumentación, junto al sistema de info entretenimiento y climatización de última generación, porque no todo va ha ser fuerza bruta...

Una vez más, Ferrari nos hace soñar con un espectacular vehículo que conmemora los 70 años del primer V12 de la historia de la marca transalpina. El único problema es que en materia de prestaciones finales, podría "mojar la oreja" de un coche tan iconico como LaFerrari. Menos mal que este último es aún más exclusivo y no creo que le reste demasiadas ventas... ¿O sí?.

Si queréis saber más cosas sobre Ferrari, pulsad en este ENLACE. Si queréis saber más sobre otros deportivos y coupés del mercado, pulsad en este otro ENLACE.




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC