Mitsubishi Eclipse Cross. El punto y aparte.



Hace unos días os adelantamos el render del futuro cossover de la marca japonesa que por concepto, se situará entre el ASX y el Outlander, dentro de la gama SUV de Mitsubishi. El nuevo Eclipse Cross, que recupera una nomenclatura muy deseada por muchos aficionados al mundo del motor, se nos presenta con una carrocería de marcado estilo coupé y un carácter bastante dinámico, diferenciándose del resto de competidores directos que existen en su segmento.

Es un modelo estratégico y global para Mitsubishi. Las primeras unidades de producción se comercializarán en primer lugar en Europa (y en España, como uno de los principales mercados para este modelo), a finales de este año. Posteriormente se lanzará sucesivamente en Japón, Norteamérica, Australia y otras regiones del mundo.


El Eclipse Cross completa una de las ofertas de vehículos todocamino (también denominados crossover o SUV) más atractivas y tecnológicamente avanzadas del mercado, junto al ASX y el Outlander (con su variante híbrida enchufable PHEV, líder en Europa, y también en España).

Este modelo se ha concebido sobre tres ejes fundamentales:

1. Diseño, como elemento diferenciador
2. Conectividad, para obtener más del día a día
3. Tecnología, para una increíble experiencia de conducción


Y como siempre; comenzamos por su imagen ya que el Mitsubishi Eclipse Cross fusiona en su diseño trazos de coupé con una carrocería SUV de última generación que expresa, desde cualquier ángulo, todos los valores de la marca Mitsubishi.

La diferenciación que aporta el Eclipse Cross en un segmento cada vez más concurrido se apoya en elementos de estilo únicos, como su perfil en forma de cuña, con líneas marcadas y musculosas, la trasera, con una fuerte inclinación hacia adelante que expresa dinamismo, y los voluminosos pasos de rueda, que definen la imagen de un potente atleta.


El concepto Dynamic Shield, que Mitsubishi emplea en el diseño del frontal, y que confiere una fuerte personalidad a todos sus modelos, alude a la forma de escudo protector que se crea visualmente por medio de la zona central, representada por una parrilla que simboliza el rendimiento del coche y la zona inferior a ésta, enmarcadas por dos grandes elementos cromados que subrayan las ópticas, bajo las luces diurnas LED integradas, extendiéndose hasta la zona inferior del paragolpes.

La zaga, por su parte, se distingue por la fuerte presencia de unas ópticas situadas a una altura inusual sobre la moldura que divide horizontalmente la luna trasera. Cuando se iluminan todos los elementos, incluida la luz de freno, se forma una sola barra de luz que desciende hacia los laterales y confieren al conjunto modernidad, además de una percepción visual de robustez y de estabilidad.

Mitsubishi también ha creado para el Eclipse Cross un nuevo tono de carrocería rojo que añade capas de pintura semitransparente y transparente, y que crea una alta saturación de color e intensidad y produce un acabado muy refinado, lleno de matices que varían según la incidencia de la luz.

En el interior, la estructura del salpicadero, con sus prominentes remates metálicos, delimita un interior muy avanzado, refinado, dinámico y deportivo. La segunda fila de asientos, deslizante y reclinable, ofrece multitud de ajustes y diferentes opciones que colocan al nuevo Eclipse Cross como uno de los modelos más versátiles y con mayor habitabilidad de su categoría, a pesar de tener una configuración con ciertos matices "coupeizados"


Por supuesto, y en los tiempos en los que vivimos en los que siempre debemos estar conectados con el mundo y nuestro entorno y debemos disponer de la mayor información posible en todo momento; el Eclipse Cross está equipado con el sistema Smartphone Link Display Audio, el Head Up Display o el panel táctil Touchpad, sistemas que permiten al conductor gestionar e interpretar los diferentes tipos de información con mayor facilidad y seguridad.


El sistema Smartphone Link Display Audio es compatible con Apple CarPlay, la forma más inteligente y segura de utilizar un iPhone en el coche. El conductor puede utilizar Siri o la pantalla táctil del sistema Smartphone Link Display Audio para obtener indicaciones que se han optimizado para las condiciones del tráfico; puede hacer y recibir llamadas, acceder a mensajes de texto y escuchar música, todo de forma que pueda continuar concentrado en la carretera. Smartphone Link Display Audio es también compatible con Android Auto, que permite controlar mediante la voz aplicaciones como Google Maps, Google Play, música y otras aplicaciones.

Desde el controlador del Touchpad también se pueden gestionar todas estas funciones con facilidad y sin tener que cambiar de posición.

Por su parte, la unidad Head Up Display hace la conducción más segura al mostrar en la línea de visión datos fundamentales como la velocidad del vehículo, avisos de seguridad y otra información necesaria, reduciendo al mínimo el movimiento de los ojos y permitiendo su lectura instantánea.


Pero estamos hablando de un crossover, que además de tener una fisionomía atractiva y con tintes coupés y un interior confortable y con las últimas tecnologías en materia de conectividad y ayudas a la conducción; el Eclipse Cross promete ser bastante efectivo en todo los terrenos ya que equipa un sistema integrado de control dinámico del vehículo, exclusivo de Mitsubishi, que se denomina Super All-Wheel Control (S-AWC), que distribuye el par hacia el tren trasero en la medida que es necesario según las condiciones de la conducción, y que incorpora, entre otras funciones, el control activo del desvío de la dirección, o control activo de deriva denominado AYC (Active Yaw Control).


El sistema Active Yaw Control gestiona la aportación de par y la fuerza de frenado en cada rueda trasera por separado con el fin de ayudar al vehículo a comportarse de la forma que el conductor desea. Para ello usa información sobre el ángulo de la dirección, el índice de desvío de ésta, el par de la transmisión, la fuerza de frenado y la velocidad de la rueda para determinar con precisión lo que debe hacer el conductor y el comportamiento del vehículo.

En materia mecánica, el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross dispondrá de dos motores que ofrecen a la vez prestaciones y una gran eficiencia. Es nuevo el motor de 1,5 litros de inyección directa de gasolina, con turbocompresor, que va acompañado de una nueva caja de cambios automática de 8 velocidades y accionamiento manual en modo Sport. Esta mecánica suponemos que cobrará mucho éxito en el momento de su comercialización y esperamos que podamos probarla para todos vosotros.


El motor diésel es el conocido 2,2 litros de inyección directa y turbocompresor, que está adaptado específicamente para el Eclipse Cross y va acompañado de una nueva caja de cambios automática de 8 velocidades. Ambos propulsores ofrecen al conductor una experiencia de conducción dinámica, deportiva y segura.

Aún está en el aire si se animarán a montar la tecnología PHEV en este modelo, aunque creo que se descartará según el espacio disponible para alojar los motores y las baterías. Lo veremos.


No obstante; el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross es un modelo que le hacía falta a la marca japonesa y su posicionamiento comercial era sencillo. Por otra parte, su sobrenombre "Eclipse" y sus trazos de SUV coupé son un gran golpe de efecto que atraerán a nuevos compradores, o por lo menos; curiosos, que comprobarán de primera mano las bondades del nuevo representante de la gama. Nosotros por supuesto; ya estamos deseando probarlo.

¿Queréis saber más sobre Mitsubishi con nuestros artículos?. Pulsad en este ENLACE. Si queréis conocer algo más sobre el segmento de los SUV, pulsad en este otro ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style