Prueba: BMW 520d Luxury



Desde 1972, el BMW Serie 5 ha sido uno de los pilares fundamentales en los que se ha sustentado la gama de la marca bávara. Esta berlina premium ha ido evolucionando, generación tras generación, al igual que lo ha ido haciendo el perfil de cliente de este tipo de vehículos y siempre ha sido una fórmula de éxito y se ha batido el cobre con los otros pesos pesados alemanes como Mercedes y Audi, además de mantener a raya a otros competidores emergentes (cada vez más) como Infiniti o Lexus, por poner tan sólo dos ejemplos.

Pero a pesar de ser berlinas de representación, BMW siempre ha tenido claro que si hay una nota diferenciadora y que debe caracterizar a sus productos, esa es la deportividad y el Serie 5, durante todos estos años, nunca ha estado exento de contar con esa característica.


Pero que tenga ciertos matices deportivos, no quiere decir que sea un vehículo “duro” o “incómodo”; todo lo contrario. La Serie 5 siempre se ha caracterizado por tener una conducción muy activa, placentera y confortable, además de montar casi en primicia, los últimos avances en materia tecnológica y de seguridad activa y pasiva, que después han ido incorporando e imitando las marcas generalistas.

En esta última generación (la séptima), no sólo cuenta, de nuevo, con la última tecnología aplicada al mundo del automóvil, sino que le da otra vuelta de hoja a materias tan importantes hoy en día como lo son la conectividad y los asistentes a la conducción, acercándonos cada vez más a la famosa, y por mi parte poco esperada, conducción autónoma.


Pero vamos a lo que vamos. El Serie 5 se ha visto totalmente renovado hace pocos meses y nos llega con una nueva imagen mucho más robusta, afinada y con un alto grado de lujo y prestancia. Muchos de vosotros que estáis viendo las fotos, pensaréis que no cambia tanto respecto a la generación precedente, y probablemente; tengáis algo de razón, pero si hay una máxima alemana que ellos tienen como referente es “si algo funciona; no lo cambies”.

Pues es más o menos lo que han hecho; realizar profundos cambios, pero sin que se perciban de una manera evidente. En el frontal nos encontramos con una nueva parrilla, que incorpora unas nuevas luces LED diurnas, unos “riñones” más profusos y grandes, que se fuxionan con los nuevos grupos ópticos, más afilados y con tecnología BiLed. También cambia el capó delantero, ya que ahora cuenta con un diseño más “ligero”, con unas nervaduras menos marcadas y que denotan un toque más elegante, dejando la agresividad para la visión frontal.


En el lateral nos encontramos con una caída del techo hacia la zaga más pronunciada, que nos sugiere un aspecto más coupé, además de que nos llaman la atención las nuevas molduras cromadas situadas tras los pasos de ruedas delantero y que tienen una función aerodinámica.

En la zaga; unos nuevos pilotos con iluminación con efecto 3D, una tapa del maletero más trabajada y una nueva salida de escape doble para todas las motorizaciones,  que varia según de qué motorización estemos hablando y pueden ser unas salidas de escape redondas o hexagonales, en el caso de ser las versiones más potentes o con el acabado Sport o Sport Plus, culminan un diseño atemporal y plenamente reconocible como un BMW.


Pero esa zaga también nos oculta una mayor practicidad, ya que los ingenieros y diseñadores de la marca han pensado en el hecho de que tener una tapa de maletero, nos limita mucho a la hora de tener que cargar objetos pesados o voluminosos. Por ese motivo, ahora esa tapa del maletero nos deja un perfil más bajo y gracias a su ganancia en anchura, también nos descubre un mayor umbral de carga, carga que en esta ocasión; admite hasta 530 litros ampliables, puesto que podremos contar con los respaldos traseros abatibles.


En el interior,  en las plazas posteriores y a pesar de que han matizado la carrocería con un aspecto más “coupeizado”, la habitabilidad es muy buena y cuatro ocupantes se encontrarán muy cómodos en cualquiera de sus plazas, siendo la plaza central trasera un poco más limitada debido al voluminoso túnel de transmisión. En esa zona, podemos disponer además de climatización independiente e incluso; sendas pantallas detrás de los respaldos de los asientos delanteros.


Los materiales utilizados, por otra parte, son de primer orden y los ajustes increíblemente buenos, lo que nos transmite una gran sensación de solidez y calidad en términos visuales y táctiles. Es probablemente, uno de los mejores coches en este apartado de los que he probado en los últimos tiempos. El cuadro de mandos está descaradamente orientado al conductor, con todos los pulsadores e información a mano y al primer golpe de vista, una nota siempre predominante en BMW.

En ese nuevo cuadro de mandos, lo más destacado es la nueva pantalla de 8,5 pulgadas de aspecto flotante situada por encima del salpicadero y a la altura de nuestros ojos. Desde ahí, podemos controlar todos los sistemas, información y gadgets que montemos en nuestra unidad, o bien de manera táctil e intuitiva, con una interfaz muy fácil de manejar y asimilar; o bien por medio del mando simplificado i-Drive, situado delante del selector de cambios automático-secuencial de 8 relaciones, sobre el que también podremos actuar con las levas que hay detrás del volante.


Nuestro acabado Luxury, está orientado a un tipo de cliente sibarita, que demanda calidad y al que le gusten las nuevas tecnologías. Nuestra unidad de pruebas colmará ambas expectativas con creces, ya que, además de contar con materiales nobles como el cuero o la madera para algunos paneles del salpicadero, la batería de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción que monta es realmente imposible de enumerar, así que os recomendaría que os hagáis con un catalogo de equipamientos y lo tengáis como libro de cabecera antes de ir a dormir, para soñar con semejante obra de ingeniería.

La interfaz que nos proporciona el equipo de infoentretenimiento del nuevo BMW Serie 5 es muy atractiva y fácil de interpretar e incluso; podemos dividir la pantalla en dos para poder visionar al mismo tiempo los datos del navegador y del ordenador de a bordo, otras informaciones referentes al vehículo y además; podemos consultar informaciones procedentes de la red como el tiempo, las últimas noticias (que el propio vehículo nos podrá ir leyendo y reproduciendo gracias al sistema de reconocimiento y sintetización de voz) y múltiples funciones externas procedentes de nuestros Smartphones, ya que la conectividad es un valor añadido en el mundo en el que vivimos y el nuevo Serie 5 no puede estar ajeno a este movimiento. 

El sistema es compatible con Apple Car Play, desde donde podremos acceder a las funciones de nuestro teléfono desde la pantalla táctil, contamos con conexión a internet y podemos tener Wifi hasta para 10 dispositivos, servicio ConnectedDrive de asistencia y ayuda en carretera o incluso, podemos acceder de manera segura al servidor Microsoft Office 360 para gestionar nuestros correos, contactos o citas de nuestra agenda y agilizar nuestro trabajo mientras estamos conduciendo.


Además, si contamos en nuestro Smartphone con la tecnología necesaria, podremos recargarlo por inducción en un espacio dedicado para este menester en la consola central. Pero tan sólo estamos hablando del sistema de infoentretenimiento estándar, ya que si nos decantamos por el sistema Professional, contaremos con una pantalla más grande de 10, 25 pulgadas con disco duro de 20 Gb, que además de todas las funciones descritas anteriormente, podremos contar con el navegador inteligente con imágenes en 3D, que será capaz de planificar la ruta de manera inteligente y eficiente teniendo en cuenta el estado del tráfico, memorizará los recorridos frecuentes…, para que nos sea, cada vez más sencillo y rápido, ponernos en marcha en nuestro día a día.

No obstante; si algo en lo que destaca cada nueva generación del Serie 5 es su carácter innovador en todas las materias y siempre es una buena base para aplicar todas aquellas nuevas tecnologías que van apareciendo en el mercado. En esta nueva generación, la batería de soluciones disponibles en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, asistencia al conductor y seguridad activa y pasiva que poco a poco nos están dando paso y descubriendo lo que en un futuro será la conducción autónoma (menos mal que aún queda bastante hasta ese día), son muchísimas y de hecho; cuenta con algunos elementos en materia de equipamiento exclusivos y novedosos en la gama BMW.

Por poner algunos ejemplos, podemos contar con la ayuda del sistema HUD (Head Up Display) que nos proyecta sobre la luna delantera la información relevante durante la conducción, desde la velocidad a la que circulamos, datos de navegación lector de señales, alarmas de situaciones de peligro…, gracias a hasta 23 sensores que puede llevar en el frontal y que vuelcan toda la información de lo que leen varios metros por delante, todo; sin que los usuarios tengan que apartar la mirada de la carretera.

De serie en toda la gama, tenemos los sistemas de protección en ciudad, con asistente de frenada autónoma y aviso de colisión con otro vehículo y también, el asistente de frenada en caso de atropello y detección de peatones.


Otros paquetes de ayudas a la conducción disponibles constan de lector de señales de tráfico, aviso de tráfico cruzado trasero, aviso de obstáculos en ángulo muerto, aviso de colisión trasera, asistente de mantenimiento de carril o control de velocidad activo y con función de frenado, incluso hasta 80 Km/h, aunque a mayor velocidad, nos alerta de una posible colisión y prepara los frenos para una actuación más contundente. Ya como innovaciones y equipamientos que probablemente no se hayan visto hasta la fecha, podemos montar el pack Driving Assistant Plus, con elementos como asistente de adelantamiento, asistente para maniobras de evasión, sistema anticolisión lateral, sistema de aviso de tráfico cruzado delantero o asistente de dirección y trayectoria en atascos, entre otros muchos ejemplos.

Lógicamente, os estamos hablando de las innovaciones que puede incorporar la nueva gama del BMW Serie 5 en cuanto a asistentes de conducción y sistemas de seguridad activa y pasiva, pero estamos obviando el resto del equipo de serie que puede montar en materia de confort. También contamos con elementos más conocidos como el volante multifunción con los diferentes mandos del Bluetooth, el asistente por voz, los mandos del equipo de audio o el control de velocidad de crucero. Climatizador, que puede ser bi zona o incluso de cuatro, también para las plazas traseras de manera independiente; podemos contar con regulación eléctrica de los asientos delanteros y opcionalmente, esos asientos también pueden tener función masaje con hasta 8 programas diferentes. Luz ambiental del interior, espejos retrovisores fotocromáticos antideslumbramiento, asientos calefactados y ventilados, parrilla delantera activa..., están entre los otros muchos equipamientos que nos harán la vida a bordo más cómoda y confortable.

En cuanto a la mecánica; el modelo que ilustra este reportaje es el 520d, con un motor 2.0 que genera 190cv y un par considerable de 400 Nm, lo que nos asegura una gran capacidad de respuesta y una gran elasticidad. Con él, podremos alcanzar los 235 Km/h de velocidad punta y hacer el 0-100 en tan sólo 7,5 segundos, con un consumo homologado y frugal de 4,1 l/100 Km en ciclo mixto.


Su comportamiento dependerá del modo de conducción que hayamos escogido entre Eco-Pro, Comfort y Sport, fácilmente seleccionable desde la consola central. En cualquiera de sus modalidades, el BMW Serie 5 se comporta de una manera muy aplomada y segura en todo momento, con una dirección muy directa y comunicativa y unas reacciones muy divertidas y adictivas, pero sin menospreciar nunca el confort y el silencio en orden de marcha. En carreteras con curvas de todos los grados, y a pesar de tener casi 5 metros de longitud, la conducción se asemeja a la de un compacto o berlina más pequeña, con reacciones muy ágiles y precisas en todo momento.


BMW ha vuelto a rizar el rizo y nos ofrece una berlina de representación, pero con un innato carácter deportivo, con la última tecnología y una imagen moderna y atractiva. Para que los inconformistas viajen en auténtica “Clase Bussines” y además; lo hagan de la manera más rápida, confortable y segura, dentro de una de las berlinas premium más atractivas y tecnológicas del momento.



Nuestras notas según su segmento:

Imagen: 8
Prestaciones: 8
Acabados: 10
Equipamiento: 10
Motor: 7
Sensaciones: 8

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style