Prueba: Hyundai H350 Van Klass.



Hoy en nuestra sección de pruebas nos vamos ha salir un poco de la norma. No sólo de deportivos, berlinas y utilitarios vive el hombre, ya que aunque para muchos de nosotros, este tipo de coches sean los que cubren nuestras necesidades, la verdad es que hay infinidad de profesionales autónomos y empresas que necesitan vehículos exclusivamente de carga para poder trabajar y hacernos la vida cotidiana más fácil a los demás.

Las ciudades y carreteras están plagadas de este tipo de vehículos, aunque nunca los prestamos atención ya que no son Porsche, Audi o ninguna de esas marcas que tanto anhelamos, pero sin ellos, ni los profesionales que los conducen, no podríamos tener comida en los supermercados, productos en las tiendas o simplemente; no podríamos recibir a tiempo ese objeto comprado por internet en una de esas múltiples plataformas de venta on line, al día siguiente.


Este artículo está dedicado a esos profesionales y probablemente se sorprendan, porque el furgón que vamos a presentar hoy en esta sección, probablemente sea muy poco conocido por la mayoría. La verdad es que este mercado es bastante tradicional y normalmente, son las marcas de siempre las que se llevan el gato al agua. Los potenciales clientes se fijan en cosas como la capacidad de carga, la fiabilidad de las mecánicas o el precio de compra principalmente y ya como aspecto secundario, piden un equipamiento concreto según las necesidades de cada uno. Pero siempre solemos decantarnos por las marcas más conocidas...

Hyundai irrumpe en este mercado de vehículos comerciales y lo hace a lo grande (literalmente hablando). La marca coreana pretende dar mucha guerra en todos los sectores en los que se maneja y ahora incluye el comercial.


El furgón que veis en las fotos es el gigantesco Hyundai H350, digno rival de los más conocidos Fiat Ducato, Mercedes Sprinter o Ford Transit entre otros muchos. Es un vehículo comercial de los más grandes que existen en el panorama actual y nos aporta además, cierta originalidad respecto al parque móvil conocido.

En este caso, condujimos la versión furgón, con la carrocería más larga de 6,2 metros, pero según versiones, también existe la medida de 5,5 metros. Podemos elegir entre tres tipos de carrocería, Furgón (exclusivamente de carga), Minibús o Chasis cabina, que podría albergar hasta 13 pasajeros.


Exteriormente, nos resulta atractiva, ya que mantiene ciertas reminiscencias de los nuevos productos de la marca, como por ejemplo, la parrilla delantera hexagonal. También contamos, debido a su longitud, con luces de gálibo repartidas por todo el lateral y opcionalmente, podemos incluir luces de iluminación diurna de LED en los faros delanteros.

En la zona lateral del copiloto, tenemos una gran puerta corredera que nos permite cargar europalets tanto de frente, como de manera transversal, ya que la boca de carga que nos ofrece, es bastante amplia. También contamos con un escalón para facilitarnos la subida y anclajes repartidos por el suelo de toda la caja para poder fijar la carga con eslingas si es necesario. Otra gran idea es la instalación de iluminación en el interior, tanto en la zona delantera de la caja, como en la posterior.

En la zaga, nos encontramos con un gran portón de doble hoja con puertas que se pueden abrir tanto en un ángulo de 180º, como en el tope de 270º. Esto nos permite también cargar palets de varias formas, tanto de manera frontal, como transversal, albergando hasta un máximo de 5 europalets (10, si remontamos alguno más chiquitín...). Es uno de los furgones con mayor capacidad de carga del mercado, gracias también a su espacio disponible de 1,95 de altura, 1.79 de anchura y 3,78 metros de longitud.


En el habitáculo, nos sorprendió la gran cantidad de espacio del que disponíamos, habitáculo en el que se pueden alojar hasta tres ocupantes sin ningún tipo de problema. También nos sorprendió la inmensa cantidad de huecos porta objetos que existen, ya que en el mejor de los casos; contamos con hasta 25 repartidos por toda la cabina. Los más capaces y una solución muy acertada; son los huecos que existen debajo de los asientos delanteros, auténticos cofres en donde podemos dejar casi de todo sin que nos molesten a la hora de conducir. Huecos para carpetas, para los móviles, papeles, tablets... lo que se os ocurra; los encontraréis sin problema por todo el puesto de mando.


Ese puesto de mando, también destaca por su simplicidad y su capacidad de adaptación, gracias a los múltiples reglajes tanto del asiento, como del volante. Obviamente, vamos situados muy altos, tanto; que hasta no descartaría que podamos chocar las palas con cualquier camionero que nos crucemos... Nuestra posición es de auténtico privilegio respecto al tráfico y podemos adelantarnos a los acontecimientos que vayan pasando muy por delante de nosotros.

Otra de las cosas que nos sorprendió para tratarse de un vehículo comercial, es el amplio equipo de serie del que disponíamos, puesto que entre otros elementos, nos encontramos con ordenador de a bordo, control de velocidad de crucero con limitador, Bluetooth, climatizador, retrovisores calefactados, cierre centralizado, elevalunas eléctricos, cierre automático de puertas en el momento en el que emprendemos la marcha, equipo de audio, sensores de aparcamiento traseros y lo que más me gustó; una cámara de visión trasera que podemos visionar desde el "inútil" retrovisor interior, con una alta calidad de imagen y que nos permite apurar hasta el centímetro a la hora de aparcar a este mastodonte del asfalto. Supongo que la mayoría de estos elementos sean parte del equipo opcional, pero no obstante; no está mal saber que podemos montarlos.

En cuanto al aspecto interior en general, nos encontramos con todos los mandos muy a mano y es bastante ergonómico. Todo es muy sencillo de manejar e interpretar y en cuanto al cuadro de relojes, es muy simple y de fácil lectura al primer golpe de vista. Los materiales empleados por su parte, tienen un tacto agradable y un buen aspecto visual, a pesar de tratarse en su mayoría de plásticos básicos, pero hay que tener en cuenta que es un comercial y está estudiado para tener un uso intensivo, por lo que podemos asegurar que también cuentan con un alto ratio de solidez y resistencia al paso del tiempo.

La mecánica es única y se trata de un bloque turbo diésel 2.5 de 150cv con un par máximo de 373 Nm. Es una mecánica muy activa, sobre todo en las tres primeras marchas en donde nos brinda una aceleración y potencia descomunales para tratarse de un vehículo de semejante envergadura. Está asociado a un cambio de marchas manual de 6 relaciones, con un tacto muy agradable y un guiado muy preciso.


En orden de marcha, nos encontramos ante un vehículo ligero, pero muy voluminoso, así que lo tendremos que tener en cuenta a la hora de callejear entre el tráfico. La dirección se nos muestra un tanto pesada, aunque con muy buenas sensaciones, ya que apenas hay dos vueltas y media entre topes, por lo que el diámetro de giro no es malo.

La mecánica no se deja percibir mucho en el interior y podríamos estar hablando de un comercial bastante silencioso. Tan sólo se notan algunas vibraciones perceptibles cuando circulamos por ciudad en marchas largas y vamos cortos de revoluciones, pero no es nada fuera de lo común. En términos generales, la respuesta es contundente en todo momento y nos transmite una gran sensación de poderío.


Si hablamos de consumos, pues la verdad es que ahí peca un poco de "tragón" ya que a pesar de que es una gran mecánica y que debe mover bastante peso, la marca nos anuncia una media de 8,5 l/100 Km, y aunque no tuvimos mucho tiempo para hacer unos buenos registros, dudo mucho que baje de los 9,5 o 10 l/100 Km, que no es tampoco una mala cifra.

La marca coreana viene pisando fuerte con su primera incursión en el mundo de los vehículos comerciales. Nos ofrece un gran furgón de carga, con muchas soluciones prácticas en su interior, unos acabados notables, un equipo de serie muy importante, una mecánica muy solvente y con dos tipos de chasis y tres de carrocería. Además; posee el exotismo de estar poco visto y nos promete una alta fiabilidad, como cualquier producto de la marca. En esta ocasión, disponemos de tres años de garantía mecánica, tres años de asistencia en carretera y si nos quedamos sin vehículo por avería, nos ofrecen uno de sustitución. No está mal el plan ¿no?. Pues hala; !a trabajar!.


Si queréis saber más sobre Hyundai, pulsad en este ENLACE. Si queréis ver nuestras pruebas dinámicas, pulsad en este otro ENLACE.

Nuestras notas según su segmento:

  • Imagen: 8 
  • Prestaciones6 
  • Acabados: 7 
  • Equipamiento: 8 
  • Motor: 7
  • Sensaciones: 6

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style