Audi RS3 Sedan y RS3 Sportback. Apretando los dientes.



El motor de producción en serie de cinco cilindros más potente del mundo (quedan pocos ya), el 2.5 TFSI, mueve a los renovados Audi RS 3 Sportback y Audi RS 3 Sedan.

El nuevo RS 3 rinde una potencia de 400 CV, 33 CV más que su predecesor, y resulta 26 kilos más ligero gracias al bloque fabricado en aluminio. Su par máximo alcanza la descomunal cifra de 480 Nm, está disponible al bajo régimen de 1.700 rpm, y permanece constante hasta las 5.850 rpm, por lo que las sensaciones que seguro, nos ofrecerá este motor, serán realmente deliciosas.


De hecho, así es como el RS 3 Sportback puede esprintar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos. El efecto de este extraordinario poder de aceleración parece intensificarse con el inconfundible sonido del cinco cilindros, logrado gracias a que su orden de encendido alterna cilindros adyacentes con los que están más separados. Opcionalmente, se puede aumentar la velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente) hasta los 280 km/h. Pero no sólo estamos hablando de prestaciones máximas, ya que con los tiempos que corren, también son motores realmente eficientes en cuanto a consumos, así que los RS 3 Sedan y RS 3 Sportback consumen 8,3 litros de combustible cada 100 kilómetros en ciclo mixto homologados por la marca.


Por su parte, se ha elegido a la transmisión S tronic de doble embrague con siete marchas y la tracción integral permanente quattro para transferir al asfalto la fuerza del motor de cinco cilindros. Un embrague multidisco de accionamiento electrohidráulico distribuye el par motor de forma variable entre los ejes delantero y trasero. Cuanto más deportiva sea la conducción, mayor porcentaje de par y más rápidamente pasará este al eje trasero.


La gestión del sistema quattro está integrada de serie en el sistema de conducción dinámica Audi drive select, como ocurre también con la dirección, el cambio S tronic, la gestión del motor, las mariposas regulables del escape y la suspensión deportiva opcional RS con control de amortiguación. Todos ellos son componentes que el conductor puede variar individualmente gracias a los modos disponibles: comfort, auto, dynamic e individual. El comportamiento es excepcional gracias al Control Electrónico de Estabilidad (ESC) con control selectivo de par en cada rueda y el modo sport, especialmente puesto a punto para el RS.


La dirección progresiva y el firme reglaje de la suspensión, rebajada en 25 mm con respecto al A3, el RS 3 combina un dinamismo fascinante con una estabilidad superior, aunque habrá que tener miedo a que se nos salten los empastes con los pequeños baches del asfalto...

Comparado con el Audi A3, la vía delantera del RS 3 Sportback es 20 milímetros más ancha, y los pasos de rueda se amplían en concordancia a ese eje delantero. De serie, el Audi RS 3 Sportback equipa llantas de 19 pulgadas y neumáticos 235/35, así como discos de freno de 370 milímetros de diámetro, pero que si se quiere más potencia de frenado o sabemos que siempre vamos a ir al ataque; los clientes pueden optar por los discos carbocerámicos en el eje delantero. En el eje posterior, se montan discos de 310 milímetros con pinzas flotantes.

La deportividad de los dos modelos compactos está presente en el logotipo quattro impreso en la parte inferior de la parilla Singleframe, los paragolpes rediseñados o los pasos de rueda ensanchados, que le aportan un toque ciertamente agresivo.

En la parte trasera, el difusor y el sistema de escape RS con salidas de contorno ovalado, consiguen girar cabezas a su paso, gracias a su delicioso sonido espectacular que parece sacado diercatamente del circuito. Mientras la esculpida zaga del Sportback destaca por su alerón RS, que surge como un apéndice en el techo, la tapa del maletero del Sedan hace lo propio con un spoiler que remata la parte final. Los grupos ópticos con tecnología LED y una representativa firma lumínica son de serie en los dos RS 3 y en opción, Audi ofrece la iluminación Matrix LED.

En el interior, los asientos deportivos tapizados en cuero Nappa reflejan el carácter dinámico del vehículo; en el catálogo de opciones también figuran unos asientos aún más deportivos, con contornos más marcados, de esos en los que nos invitan a comprarnos directamente un mono, unos botines y el casco.

El volante RS de cuero achatado por su parte inferior, cuenta con botones para controlar ciertas funciones del sistema de infotainment, pero el elemento principal de control es el MMI Touch en el túnel central. Este permite al conductor hacer scroll, zoom e introducir textos al tener una superficie táctil. También incluye una función de búsqueda de texto libre que completa de forma automática las palabras tras haber introducido apenas unas pocas letras y el sistema de control de voz es capaz de procesar preguntas y comandos formulados en el lenguaje cotidiano. 


Todas las pantallas son claras y fácilmente legibles. Los dos relojes circulares de la instrumentación son negros, con agujas rojas y numeración en color blanco, enfatizando así el carácter deportivo del coche. El Audi virtual cockpit, una instrumentación totalmente digital en la que la pantalla RS hace especial hincapié en el cuentavueltas, provee información sobre la presión de los neumáticos, el par motor y las fuerzas G. En el modo manual del cambio S tronic, un fondo de color aconseja al conductor que utilice las levas del volante o el selector para subir marchas cuando se acerca al límite máximo de revoluciones.


El infotainment del Audi RS 3 también cuenta con funciones tecnológicamente avanzadas. Mediante un módulo 4G, Audi connect ofrece una amplia gama de servicios de conectividad. Gracias al punto de acceso Wi-Fi, los pasajeros pueden navegar por internet con sus tablets, smartphones, etc. El Audi phone box conecta el teléfono móvil con la antena del coche sin cables, al tiempo que suministra carga a la batería de forma inductiva. Por otra parte y para los más melómanos, el sistema de sonido Bang & Olufsen, con 705 vatios y 14 altavoces, logra una experiencia auditiva excelente.


Tres nuevos sistemas de asistencia al conductor completan la amplia oferta: el asistente de conducción en atascos Audi traffic jam assist puede hacerse cargo de la dirección brevemente; el Audi emergency assist detiene el coche de forma automática si fuera necesario y el conductor no puede hacerlo; y, por su parte, el Cross traffic Assist se encarga de vigilar el entorno durante las maniobras de aparcamiento.

Audi admitirá pedidos de los nuevos RS 3 Sedan y RS 3 Sportback en Europa a partir de abril bajo la marca Audi Sport y el lanzamiento al mercado tendrá lugar en agosto. Los precios de partida en Alemania son de 54.600 euros (Sportback) y 55.900 euros (Sedán), pero los precios en España están aún pendientes de confirmar.


La verdad es que las siglas RS implican el mayor rango de deportividad de la marca de los cuatro aros y cada uno de sus nuevos productos, supera al anterior. Los nuevos RS3 y RS3 Sedan son una buena muestra de ello y están claramente diseñados y preparados para los clientes más entusiastas de la marca. Ahora solo nos queda tener paciencia para poder disfrutarlos por nuestras preciosas carreteras nacionales.


Si queréis saber algo más sobre la marca Audi, pulsad en este ENLACE. Si queréis conocer más el mundo de los compactos, pulsad en este otro ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style