BMW M4 CS. Vuelta de tuerca.



La sección M de BMW siempre nos sorprende con ediciones especiales de vez en cuando, que hacen las delicias de los más fanáticos de la marca bávara. En esta ocasión; nos deleitan con la presentación del M4 CS, que nos viene, ya no con una marcada tendencia racing y deportiva, sino que además, estrena nomenclatura. Con ese acentuado carácter deportivo, el nuevo BMW M4 CS continúa la tradición de la ediciones especiales M de éxito que comenzó en 1988 con el E30 BMW M3 Evolution.


El BMW M4 CS también supone la introducción de una nueva nomenclatura para los modelos de BMW M diferenciando, de esa manera, las versiones de competición de extraordinarias prestaciones que se posicionan por encima de los modelos M de serie. Y es que la edición especial CS se encuentra en la parte más superior de la gama, en donde se sitúan los vehículos más representativos de la marca con prestaciones inigualables que exhiben un carácter deportivo pero están homologados para circular por carretera.

El motor conocido de 3,0 litros aumenta la potencia del BMW M4 con la incorporación de un paquete de competición en 10 CV, hasta alcanzar los 460 CV. La innovadora tecnología BMW M TwinPower Turbo permite al BMW M4 CS pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y la velocidad máxima del BMW M4 CS, de serie con el paquete M Driver, se limita electrónicamente a 280 km/h, obteniendo un consumo promedio de combustible de tan sólo 8,4 l/100 km, aunque está aún pendiente de homologación.

También está equipado de serie con el cambio de doble embrague M (M DCT) de siete velocidades con Drivelogic. Este avanzado cambio cuenta con un refrigerador de aceite independiente que permite tanto el cambio de marchas automático como el manual utilizando las levas del cambio del volante. Cambia las marchas en fracciones de segundo sin interrupción del flujo de potencia, y emplea una séptima velocidad de larga relación para mantener bajo el régimen y minimizar el consumo de combustible en viajes largos por autopista.


Por su parte; la suspensión del nuevo BMW M4 CS se parece en gran medida a la utilizada en el BMW M4 con paquete de competición. Incluye de serie una suspensión M adaptativa de geometría adaptada para proporcionar el máximo rendimiento tanto en carretera como en el circuito. Es tan efectivo, que el nuevo M4 CS también se ha puesto a punto en el circuito de pruebas más exigente para deportivos de elevadas prestaciones: la legendaria variante norte del circuito de Nürburgring, consiguiendo un tiempo de vuelta de 7 minutos y 38 segundos.


Para garantizar el mejor agarre posible en cualquier situación, el vehículo dispone del DSC (Control Dinámico de Estabilidad), que incluye el modo M Dynamic y el diferencial M activo. Los sistemas de control de la suspensión M adaptativa, el DSC y el diferencial M activo han sido modificados para adaptarse a las necesidades dinámicas del BMW M4 CS, al igual que la servodirección eléctrica

El conductor tiene la opción de ajustar la configuración de la dirección y la suspensión según sus preferencias personales o las exigencias de la ruta. Con este fin, puede seleccionar uno de los tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport+) con solo pulsar un botón. Mientras el modo Comfort está pensado para adaptarse a firmes irregulares, conducción urbana y trayectos cortos, el modo Sport es la elección ideal para los conductores con aspiraciones deportivas que desean un poco más de diversión en carretera. Y el modo Sport+ del BMW M4 CS es perfecto para los amantes de los circuitos que siempre desean mejorar sus tiempos. Esta modo ajusta todos los sistemas necesarios para proporcionar el máximo dinamismo posible. Pero si el conductor se emociona en exceso, el DSC intervendrá al instante. Sin embargo, en el modo M Dynamic (MDM) se permiten derrapajes controlados.


También las llantas de aleación ligera están orientadas al circuito (delante de 19 pulgadas y detrás de 20 pulgadas). Se han diseñado en exclusiva para el BMW M4 CS y van acompañadas de serie de neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 (delante: 265/35 R 19; detrás: 285/30 R 20).

Estos neumáticos semi-slick, homologados también para su uso en carretera, aseguran un agarre imbatible y una estabilidad lateral inmejorable a alta velocidad en el circuito, así como una tracción óptima al salir de las curvas cerradas, aunque ni se os ocurra circular con estas ruedas en seco, para ello; el BMW M4 CS también puede solicitarse con neumáticos de carretera Michelin Pilot Sport sin coste adicional.

El interior del nuevo BMW M4 CS destaca por su atmósfera deportiva, como no podíamos esperar de otra manera. Lo primero que nos llama la atención es que incorpora unos ligeros asientos deportivos M con cuero y Alcantara, que son solo el punto de partida.


El aire de dinamismo se extiende por el guarnecido de los paneles de las puertas hechos con fibras naturales compactas que incluye agarres de tela. Tanto el capó, con su característica salida de aire hacia la parte posterior, como el techo son de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), un material de alta tecnología, ligero y extremadamente rígido, que ya han utilizado en sus creaciones más especiales en alguna otra ocasión. El generoso uso de cuero y Alcantara repartido también por todo el habitáculo, permite al BMW M4 CS ofrecer un ambiente perfecto y acogedor de carácter deportivo e innegable elegancia.


Pero a pesar de que sea un vehículo muy orientado a circular por circuitos, el conductor del BMW M4 CS no tendrá que prescindir de un equipo de serie confortable. De hecho, de serie se incluyen el climatizador, una versión del sistema HiFi BMW Professional adaptado a las características acústicas del BMW M4 CS y el sistema de navegación Professional, entre otros elementos.


Pero si hay una peculiaridad que distingue al nuevo BMW M4 CS es su presencia. Fieles a su estética, los diseñadores de BMW M han dotado al nuevo BMW M4 CS de un aspecto que refleja el carácter deportivo del coche.

La característica distintiva de su prominente frontal, que se completa con los faros de LED dobles de última generación, es el faldón delantero con grandes tomas de aire de tres secciones. Estas tienen la función de alimentar el generoso suministro de aire de refrigeración al motor de alto rendimiento y a los frenos M carbono cerámicos con pinzas de freno de seis pistones y acabado anodizado dorado para la parte delantera y pinzas de cuatro pistones para la parte trasera.

El nuevo difusor delantero diseñado específicamente para este modelo, es de fibra de carbono vista, exclusiva para el BMW M4 CS de edición especial. Para mejorar la eficiencia aerodinámica, este divisor se alía con el difusor trasero utilizado en el BMW M4 GTS y con el también nuevo alerón Gurney de fibra de carbono vista de la tapa del maletero, que minimiza la fuerza ascensional.


BMW M también abre nuevos horizontes con las innovadores luces traseras con tecnología OLED (Organic Light Emitting Diode) creadas en exclusiva para el BMW M4 CS y que también vimos en el BMW M4 GTS. Además, el divisor delantero, el difusor trasero y el alerón Gurney, junto con el capó CFRP alargado, la línea de techo de estilo coupé, los elegantes retrovisores exteriores M deportivos y los musculosos pasos de rueda, permiten al nuevo BMW M4 CS presumir de una figura extremadamente dinámica, incluso parado.

Será una de estás unidades que se revalorizarán con el paso del tiempo y serán carne de cañón para los coleccionistas. Una vez más; BMW M lo ha vuelto ha hacer.

Si queréis saber más de la marca bávara por medio de nuestros artículos, pulsad en este ENLACE. Si queréis saber más sobre el mundo de los deportivos y coupés, pulsad en este ENLACE.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style