El Jeep Grand Cherokee Trailhawk contra los deportivos más deseados.




No es que sea un entusiasta nato de los coches americanos, ya que normalmente; suelen ser vehículos muy "torpes" en una conducción deportiva por un puerto de montaña, y para alguien al que le guste disfrutar conduciendo en este ámbito, pues no es que sean los coches más venerados.


Pero es indiscutible que su historia, sus iconos, y cómo no; las impresionantes mecánicas que suelen montar todos y cada uno de los modelos más conocidos a nivel mundial; generan seguidores ya no sólo en casa, sino que existe una legión de seguidores a lo largo y ancho del globo, que veneran estos excesos y diseños con una alta dosis de testosterona.


Da igual que sea un "muscle car", un "pony car", un pick up o, como es el caso que nos ocupa, un poderoso todo terreno, que todos; cuentan con una variable de ensueño con un motor capaz de trasladar tal potencia y fuerza, que podría levantar el asfalto a golpe de acelerador.


El Jeep Grand Cherokee es ya uno de los SUV americanos, que compiten frontalmente con los modelos más reputados y potentes del panorama mundial, como el BMW X5 o X6, el Mercedes GL o el mismísimo Porsche Cayenne, tanto por potyencia, como por carácter premium. Pero hace unas semanas, la marca americana nos presentó la versión más potente y radical del ya de por sí; excesivo modelo.

EL Jeep Grand Cherokee Trailhawk es, actualmente, el SUV de altas prestaciones más potente del mercado. Supera con holgura a rivales directos como el Porsche Cayenne Turbo (519 CV) o el BMW X5 M (575 CV).


Su motor V8 de 6,2 litros sobrealimentado (el mismo propulsor que incorpora el Dodge Hellcat) desarrolla 717 CV de potencia y 875 Nm de par motor. Con semejante mecánica, el todocamino americano alcanza los 100 km/h en tan solo 3,5 segundos. Estas prestaciones le permiten no sólo ser el SUV más rápido del mundo, sino también doblegar en aceleración a algunos de los coches deportivos más prestacionales que se recuerdan.


La red social para entusiastas del motor, Car Throttle, ha publicado un video en el que mencionan siete coches (entre ellos varios superdeportivos) que tardan más tiempo que el SUV americano en alcanzar los 100 km/h. A continuación podemos encontrar una lista con los coches que se mencionan en el vídeo y sus tiempos de aceleración.

1. Dodge Challenger Hellcat (2015): 3,6 segundos


2. Lexus LFA (2011): 3,6 segundos


3. Porsche 911 GT3 (2010): 3,7 segundos


4. Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400: 3,7 segundos


5. Aston Martin DB11 (2017): 3,7 segundos


6. Lamborghini Gallardo (2003): 4,0 segundos


7. BMW M2 (2016): 4,0 segundos


¿Tiene truco? No; pero una de las razones por las que el Jeep Grand Cherokee Trackhawk se ha convertido en la referencia de su segmento (en incluso en el segmento de los deportivos más laureados) en cuanto a aceleración, es su tracción a las cuatro ruedas, ya que la transmisión integral del SUV americano incorpora un sistema launch control que optimiza el agarre cuando se acelera desde parado.


En línea recta como veis, es una auténtica "bestia", aunque eso sí; apuesto a que nunca lo veréis comparándose con estos modelos en un trazado como el de Nürburgring...


Si queréis saber más sobre otros artículos de Jeep, pulsad en este ENLACE. Si queréis ver más curiosidades del mundo del motor, pulsad en este otro ENLACE.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style