Lo demás es historia: Mitsubishi Montero




Quedan muy pocos, pero los que hay; son muy buenos en su campo. Bueno; en su campo y en todos los campos, ya que hablamos de los auténticos y genuinos todo-terreno. Todos hemos deseado alguna vez tener uno de esos "bichos" tan capaces por cualquier tipo de firme, de ahí, que ahora tengan tanto éxito los SUV, que en muchas ocasiones son un quiero y no puedo, pero oye..., la estética la tienen.


Al principio suponían una herramienta indispensable para los trabajos más duros, aunque poco a poco, se fueron adaptando como vehículos recreacionales y de uso, más o menos diario. Lo mismo dicen que ocurrirá con los Pick Up en unos años, así que veremos cuanto de cierto hay en eso.

Uno de los pioneros en lanzar al mercado un concepto parecido a un SUV, pero que a la larga se ha mantenido como uno de los todo terreno más eficaces, fue el Mitsubishi con su icónico Montero y es de ese modelo del que os vamos ha hablar en esta ocasión.


Como os adelantábamos (aunque creo que eso ya no es un secreto), vivimos una época en la que los SUV son tan comunes, que coparon el 25% de las ventas del mercado europeo en 2016. Pero es difícil imaginar el impacto que supuso hace 35 años la presentación del Mitsubishi Montero, un vehículo con unas credenciales y condiciones todo terreno únicas, unidas a un verdadero pedigrí de carreras, que llegó algo más tarde.


Generalmente, los vehículos con tracción a las cuatro ruedas estaban destinados a un uso pesado, sin embargo de pronto, se empezó a pensar en vehículos más pequeños, ágiles en cualquier terreno e igualmente hábiles para el trabajo más duro. 

Todo esto llevó a que varios fabricantes de todo el mundo desarrollaran su propio todo terreno ligero de cuatro ruedas motrices, aunque Mitsubishi tomó un atajo: firmó un contrato con Willys-Overland para comenzar la producción del Jeep en 1953, a continuación también llegó el concepto Wagon que se adaptaba mejor al estilo de vida de la sociedad de los años 60 y del que Mitsubishi tomó también buena nota.

Tras una investigación de mercado, Mitsubishi Motor Corporation previó la demanda que iba a existir de vehículos todo terreno más civilizados y modernos para el espíritu de la época. Por ello, presentó varios conceptos como el Pajero I (1973) o el Pajero II targa, que confirmaba la intención de Mitsubishi por lanzar un vehículo offroad y compacto y que derivaría en el Montero que conocemos hoy en día.




En 1982 fue lanzada la primera generación del Pajero en Japón y al principio, solo estaba disponible con tres puertas, hard-top y un tamaño contenido (3,87 m). El coche se caracterizó por la gran innovación que introdujo como la suspensión delantera independiente, dirección asistida o asientos delanteros con amortiguación mecánica, algo muy poco frecuente en este tipo de vehículos de los años 80. Pero la innovación no termina aquí, ya que continuó con la introducción de los motores diésel con intercooler, del cambio automático, de frenos de disco en las cuatro ruedas, una nueva suspensión multi-link con muelles helicoidales...

El año siguiente, 1983; marcó un doble hito para el Montero con la introducción de la versión de cinco puertas, con mayor distancia entre ejes y con tres filas de asientos, coincidiendo también con el inicio de su comercialización a nivel mundial, produciendo desde entonces más de tres millones de Mitsubishi Montero. 

Con el tiempo, la combinación de éxito de ventas local y su legendaria participación deportiva, ha convertido el nombre de Montero en una franquicia global y del que posteriormente han surgido derivados como el Montero corto, L200 derivado del Montero Sport, el Montero iO o el Montero Evo de competición, entre otros... 


En España, ya bajo la denominación Montero, fue el primer vehículo que Mitsubishi comercializó en 1987 con un éxito espectacular; un éxito que se ha ido manteniendo en el tiempo ya que a diciembre de 2016, se han vendido en nuestro país 84.618 Montero.

Pero volvamos con su historia y evolución, ya que la segunda generación del Montero lanzada en 1991 añadió la sofisticada transmisión 'Super Select 4WD', que permite a tiempo completo disponer de tracción a las cuatro ruedas y cambio a marchas más cortas a una velocidad inferior a 100 km/h, así como el igualmente innovador 'Multi Mode ABS', un sistema modular que funciona en combinación con Super Select. 


La incorporación del airbag del conductor y desde 1997, de la tecnología de inyección indirecta de MMC denominada GDI, fue el punto culminante en estas primeras etapas de un coche que iba a marcar un antes y un después dentro de su categoría. 

En 1999 se introduce la tercera generación del Montero con una moderna arquitectura monocasco, suspensión independiente delantera y trasera, dirección de cremallera, caja de cambio automática o sistema de control de estabilidad 'ASTC', Super Select 4-II, entre otras cosas y avances tecnológicos de la época y que con el paso de los años, han ido evolucionando con pequeñas pinceladas hasta llegar al Montero que conocemos en la actualidad.

Pero la leyenda de un vehículo como el Montero, no se entendería sin su exitosa participación en el Rally Dakar, que nació de la asociación entre MMC y el distribuidor francés Sonauto. Posteriormente vino un impresionante historial de carreras, incluyendo 12 victorias en el Dakar entre 1985 y 2007, así como la Copa Mundial FIA de Rallyes Todo Terreno en 2003, entre otras competiciones todo terreno a nivel mundial. 


Nuestra piloto "fetiche" Cristina Gutiérrez sabe muy bien de que estamos hablando, puesto que gracias a su impresionante Mitsubishi Montero EVO, ha sido la primera mujer española en cruzar la línea de meta del rally más exigente del mundo, como es el famoso Dakar, que además este año; ha sido uno de los más duros debido a la climatología y a las trampas naturales que se encontraron los pilotos durante el recorrido. 


Estas impecables credenciales le han servido a Mitsubishi para seguir aplicándolas al resto de modelos de su gama, como el exitoso ASX, el pionero Outlander PHEV o el próximo en llegar: el Eclipse Cross.


Por derecho propio; el Mitsubishi Montero es, sin lugar a dudas, todo un icono del automovilísmo moderno. Su fiabilidad, su imagen imponente (que ha variado muy poco a lo largo del tiempo) y sus cualidades todo terreno, unidas a los últimos avances en seguridad, tecnologías y un mejorado refinamiento, es la fórmula que les ha funcionado a los chicos de Mitsubishi y a su "punta de lanza" que esperemos; siga con nosotros tal y como lo conocemos; como uno de los todo terreno más eficaces y reconocibles de todos los tiempos.


¿Queréis saber más sobre Mitsubishi y nuestros artículos relacionados?. Pues pulsad en este ENLACE. Si queréis ver otros representantes del mundo del off road, pulsad en este otro ENLACE.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style