domingo, 10 de septiembre de 2017

Audi RS5. El top se renueva



Hace unos meses se presentó la nueva generación del A5, uno de los coupés más deseados y que llegaba con una nueva imagen, más sofisticada y tecnológica, pero sin perder la esencia que lo hacía (y hace) objetivo de todas las miradas y de los sueños más húmedos.


Obviamente, unos meses más tarde debía aparecer la versión más radical y deportiva del nuevo A5, denominada RS5. En esta segunda generación del Audi RS 5 Coupé, Audi Sport presenta el primer modelo que incorpora el renovado lenguaje de diseño RS. Su motor es el nuevo 2.9 TFSI biturbo, que entrega 450 CV y 600 Nm de par y la esencial tracción quattro de serie distribuye la fuerza entre las cuatro ruedas.

El equipo de diseño se ha inspirado en ciertos detalles del mundo de la competición presentes en el espectacular Audi 90 quattro IMSA GTO de antaño a la hora de definir los trazos del nuevo RS 5 Coupé y el resultado no podía ser más apetecible.

Las grandes entradas de aire junto a la trama de nido de abeja típica de los modelos RS, caracterizan y le aportan toda la personalidad al frontal del nuevo coupé y la parrilla Singleframe es mucho más ancha y plana que en el A5 Coupé convencional.

Junto a los faros, en los laterales aparecen unas entradas y salidas de aire adicionales. Por su parte, los contornos tintados diferencian los grupos ópticos con tecnología Matrix LED. Los logos quattro en los extremos centran la atención en los prominentes pasos de rueda, que se han ensanchado en 15 milímetros para alojar unos neumáticos más anchos. Las llantas son de aluminio y pueden tener 19 o 20 pulgadas, siendo estas últimas equipamiento de serie en España.

La deportividad en la puesta en escena también viene de la mano de detalles como el difusor RS específico, el sistema de escape RS con salidas ovaladas y el spoiler.


En cuanto a la mecánica que tenemos como corazón de esta impresionante máquina, el motor 2.9 TFSI V6 biturbo, que Audi ha desarrollado partiendo desde cero, ofrece mejoras en potencia y eficiencia, así como un incomparable sonido.

Como os habíamos adelantado antes, este propulsor rinde ahora 450 CV y nos arroja un par máximo de 600 Nm, lo que supone un aumento de 170 Nm frente a su antecesor. Con este motor, el tope de gama de la familia A5 alcanza los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos y con el paquete opcional Dynamic logra una velocidad punta de 280 km/h.


Pero claro, es natural que con semejante mecánica, los posibles compradores estén preocupados por el consumo, pero la marca nos asegura que el V6 biturbo consume tan sólo 8,7 litros de combustible cada 100 kilómetros, que corresponden a unas emisiones de 197 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone un incremento de eficiencia del 17% si se compara con el modelo anterior.


Otro factor que contribuye a esta mejora es la reducción de peso, que queda fijado en 1.655 kilogramos, es decir, 60 kg menos que su predecesor y para hacer aún más liviano al nuevo RS 5 Coupé, existe un techo de carbono opcional en el que la estructura de la fibra queda a la vista.


La potencia de esta mecánica biturbo se dirige gracias a la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades, que en este caso cuenta con una puesta a punto específicamente deportiva capaz de reducir los tiempos de las transiciones entre marchas y derivar la potencia en última instancia al sistema quattro de tracción total permanente, que incluye un diferencial central autoblocante.

Aquí, las fuerzas se distribuyen de forma asimétrica entre los dos ejes en una proporción 60/40 para garantizar un comportamiento dinámico ágil con una motricidad óptima y la máxima seguridad posible. Audi Sport también ofrece de manera opcional un diferencial trasero deportivo, que mejora el comportamiento aún más; como si nos pareciera poco.

Con la suspensión deportiva RS de serie, el nuevo Audi RS 5 Coupé reduce su altura al suelo 7 milímetros en comparación a cualquier otro A5 y Audi Sport también ofrece, de manera opcional, la suspensión deportiva RS con Dynamic Ride Control (DRC), discos de freno delanteros cerámicos y una dirección dinámica con puesta a punto específica RS. Además, el conductor puede modificar su experiencia al volante haciendo uso del sistema Audi drive select, que permite elegir entre un modo individualizado, dinámico o confortable.


Si nos asomamos al habitáculo, con un color negro predominante, el interior del nuevo RS 5 Coupé resulta extremadamente exclusivo y deportivo. Detalles como los asientos RS tapizados en cuero nappa fina con costuras de trama de diamante y el volante multifunción RS con la parte inferior plana, ponen de relieve el carácter del coupé de altas prestaciones.


Los logos RS aparecen, además de en los asientos y el volante, en los umbrales de las puertas y en el selector del cambio, para que a nadie se le olvide en ningún momento que tiene entre manos una de las máquinas más efectivas de la gama de los cuatro aros.

Su contenido en cuanto a deportividad se refiere no tiene parangón y una función especifica en el tablero digital Audi virtual cockpit proporciona información sobre la presión de los neumáticos, el par motor y las fuerzas G y una luz de cambio indica al conductor que suba de marchas al alcanzar el límite de revoluciones, al más puro estilo de los rallyes.

Por su parte, si adquirimos el paquete de diseño RS, utiliza el rojo como tonalidad de contraste. Los elementos más destacados que incorpora son la consola central, los reposabrazos, los cinturones de seguridad y las alfombrillas. El volante, el selector del cambio y la zona destinada a las rodillas están tapizados en Alcantara. Pero si hablamos de una mayor personalización y exclusividad, Audi Sport también ofrece el color verde Sonoma metalizado de manera exclusiva en el RS 5 Coupé, que está presente en la pintura exterior y en costuras de contraste que enriquecen el interior.


Y como no podría ser de otra forma, una amplia gama de opciones de infotainment ofrece todo tipo de posibilidades a los pasajeros.

El sistema opcional MMI Navegación plus con MMI touch incluye el módulo Audi connect, que conecta el vehículo a Internet mediante la tecnología 4G. Gracias a la tarjeta Audi connect SIM, de instalación permanente en el coche, se puede disfrutar de un paquete de datos de tarifa plana, que incluye roaming sin coste extra dentro de las fronteras europeas y los ocupantes pueden conectarse con sus dispositivos móviles mediante un punto de acceso Wi-Fi que forma parte del catálogo de opciones.


La interfaz Audi smartphone interface utiliza Apple Car Play y Android Auto para mostrar, en un menú específico dentro del MMI, algunas aplicaciones seleccionadas. El manejo es fácil e intuitivo gracias al control por voz, la búsqueda de texto libre y el volante multifunción. El touchpad de la consola central por su parte, sirve para determinadas funciones como hacer zoom y scroll, e introducir caracteres. Además, ciertas tecnologías de gama alta como el head up display y hasta 30 asistentes a la conducción, aumentan la seguridad, la comodidad y la eficiencia. La interacción inteligente entre estos sistemas supone un paso más hacia la poco esperada conducción autónoma.


Que digo yo; teniendo un coche así, ¿para qué coño queremos que conduzca solo?. De momento, admitimos las ayudas a la conducción, que esas sí que nos facilitan el trabajo y perdonan nuestros pequeños errores...


El nuevo coupé de altas prestaciones llegó a los concesionarios en junio de 2017 con un precio base (en España) de 99.390 euros. Así que ya sabéis, si os animáis y disponéis... el RS5 es una grandísima opción. 

Si queréis saber más sobre Audi, pulsad en este ENLACE. Si queréis ver más deportivos, podéis pulsar en este otro ENLACE.



domingo, 10 de septiembre de 2017

Audi RS5. El top se renueva



Hace unos meses se presentó la nueva generación del A5, uno de los coupés más deseados y que llegaba con una nueva imagen, más sofisticada y tecnológica, pero sin perder la esencia que lo hacía (y hace) objetivo de todas las miradas y de los sueños más húmedos.


Obviamente, unos meses más tarde debía aparecer la versión más radical y deportiva del nuevo A5, denominada RS5. En esta segunda generación del Audi RS 5 Coupé, Audi Sport presenta el primer modelo que incorpora el renovado lenguaje de diseño RS. Su motor es el nuevo 2.9 TFSI biturbo, que entrega 450 CV y 600 Nm de par y la esencial tracción quattro de serie distribuye la fuerza entre las cuatro ruedas.

El equipo de diseño se ha inspirado en ciertos detalles del mundo de la competición presentes en el espectacular Audi 90 quattro IMSA GTO de antaño a la hora de definir los trazos del nuevo RS 5 Coupé y el resultado no podía ser más apetecible.

Las grandes entradas de aire junto a la trama de nido de abeja típica de los modelos RS, caracterizan y le aportan toda la personalidad al frontal del nuevo coupé y la parrilla Singleframe es mucho más ancha y plana que en el A5 Coupé convencional.

Junto a los faros, en los laterales aparecen unas entradas y salidas de aire adicionales. Por su parte, los contornos tintados diferencian los grupos ópticos con tecnología Matrix LED. Los logos quattro en los extremos centran la atención en los prominentes pasos de rueda, que se han ensanchado en 15 milímetros para alojar unos neumáticos más anchos. Las llantas son de aluminio y pueden tener 19 o 20 pulgadas, siendo estas últimas equipamiento de serie en España.

La deportividad en la puesta en escena también viene de la mano de detalles como el difusor RS específico, el sistema de escape RS con salidas ovaladas y el spoiler.


En cuanto a la mecánica que tenemos como corazón de esta impresionante máquina, el motor 2.9 TFSI V6 biturbo, que Audi ha desarrollado partiendo desde cero, ofrece mejoras en potencia y eficiencia, así como un incomparable sonido.

Como os habíamos adelantado antes, este propulsor rinde ahora 450 CV y nos arroja un par máximo de 600 Nm, lo que supone un aumento de 170 Nm frente a su antecesor. Con este motor, el tope de gama de la familia A5 alcanza los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos y con el paquete opcional Dynamic logra una velocidad punta de 280 km/h.


Pero claro, es natural que con semejante mecánica, los posibles compradores estén preocupados por el consumo, pero la marca nos asegura que el V6 biturbo consume tan sólo 8,7 litros de combustible cada 100 kilómetros, que corresponden a unas emisiones de 197 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone un incremento de eficiencia del 17% si se compara con el modelo anterior.


Otro factor que contribuye a esta mejora es la reducción de peso, que queda fijado en 1.655 kilogramos, es decir, 60 kg menos que su predecesor y para hacer aún más liviano al nuevo RS 5 Coupé, existe un techo de carbono opcional en el que la estructura de la fibra queda a la vista.


La potencia de esta mecánica biturbo se dirige gracias a la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades, que en este caso cuenta con una puesta a punto específicamente deportiva capaz de reducir los tiempos de las transiciones entre marchas y derivar la potencia en última instancia al sistema quattro de tracción total permanente, que incluye un diferencial central autoblocante.

Aquí, las fuerzas se distribuyen de forma asimétrica entre los dos ejes en una proporción 60/40 para garantizar un comportamiento dinámico ágil con una motricidad óptima y la máxima seguridad posible. Audi Sport también ofrece de manera opcional un diferencial trasero deportivo, que mejora el comportamiento aún más; como si nos pareciera poco.

Con la suspensión deportiva RS de serie, el nuevo Audi RS 5 Coupé reduce su altura al suelo 7 milímetros en comparación a cualquier otro A5 y Audi Sport también ofrece, de manera opcional, la suspensión deportiva RS con Dynamic Ride Control (DRC), discos de freno delanteros cerámicos y una dirección dinámica con puesta a punto específica RS. Además, el conductor puede modificar su experiencia al volante haciendo uso del sistema Audi drive select, que permite elegir entre un modo individualizado, dinámico o confortable.


Si nos asomamos al habitáculo, con un color negro predominante, el interior del nuevo RS 5 Coupé resulta extremadamente exclusivo y deportivo. Detalles como los asientos RS tapizados en cuero nappa fina con costuras de trama de diamante y el volante multifunción RS con la parte inferior plana, ponen de relieve el carácter del coupé de altas prestaciones.


Los logos RS aparecen, además de en los asientos y el volante, en los umbrales de las puertas y en el selector del cambio, para que a nadie se le olvide en ningún momento que tiene entre manos una de las máquinas más efectivas de la gama de los cuatro aros.

Su contenido en cuanto a deportividad se refiere no tiene parangón y una función especifica en el tablero digital Audi virtual cockpit proporciona información sobre la presión de los neumáticos, el par motor y las fuerzas G y una luz de cambio indica al conductor que suba de marchas al alcanzar el límite de revoluciones, al más puro estilo de los rallyes.

Por su parte, si adquirimos el paquete de diseño RS, utiliza el rojo como tonalidad de contraste. Los elementos más destacados que incorpora son la consola central, los reposabrazos, los cinturones de seguridad y las alfombrillas. El volante, el selector del cambio y la zona destinada a las rodillas están tapizados en Alcantara. Pero si hablamos de una mayor personalización y exclusividad, Audi Sport también ofrece el color verde Sonoma metalizado de manera exclusiva en el RS 5 Coupé, que está presente en la pintura exterior y en costuras de contraste que enriquecen el interior.


Y como no podría ser de otra forma, una amplia gama de opciones de infotainment ofrece todo tipo de posibilidades a los pasajeros.

El sistema opcional MMI Navegación plus con MMI touch incluye el módulo Audi connect, que conecta el vehículo a Internet mediante la tecnología 4G. Gracias a la tarjeta Audi connect SIM, de instalación permanente en el coche, se puede disfrutar de un paquete de datos de tarifa plana, que incluye roaming sin coste extra dentro de las fronteras europeas y los ocupantes pueden conectarse con sus dispositivos móviles mediante un punto de acceso Wi-Fi que forma parte del catálogo de opciones.


La interfaz Audi smartphone interface utiliza Apple Car Play y Android Auto para mostrar, en un menú específico dentro del MMI, algunas aplicaciones seleccionadas. El manejo es fácil e intuitivo gracias al control por voz, la búsqueda de texto libre y el volante multifunción. El touchpad de la consola central por su parte, sirve para determinadas funciones como hacer zoom y scroll, e introducir caracteres. Además, ciertas tecnologías de gama alta como el head up display y hasta 30 asistentes a la conducción, aumentan la seguridad, la comodidad y la eficiencia. La interacción inteligente entre estos sistemas supone un paso más hacia la poco esperada conducción autónoma.


Que digo yo; teniendo un coche así, ¿para qué coño queremos que conduzca solo?. De momento, admitimos las ayudas a la conducción, que esas sí que nos facilitan el trabajo y perdonan nuestros pequeños errores...


El nuevo coupé de altas prestaciones llegó a los concesionarios en junio de 2017 con un precio base (en España) de 99.390 euros. Así que ya sabéis, si os animáis y disponéis... el RS5 es una grandísima opción. 

Si queréis saber más sobre Audi, pulsad en este ENLACE. Si queréis ver más deportivos, podéis pulsar en este otro ENLACE.