viernes, 15 de septiembre de 2017

Ford Adapta





Muchas de las marcas de coches que probamos todas las semanas tienen, de una manera u otra, algún tipo de solución a la hora de adaptar sus vehículos a personas de movilidad reducida.


La solución más básica es la incorporación de un cambio automático para todos aquellos individuos que tengan algún tipo de problema en la pierna y no puedan ejercer mucha presión sobre el pedal del embrague. Antes podía resultar una auténtica rareza y casi estaban delimitados a este tipo de personas, pero en la actualidad, la mayoría (y cada vez más) cuentan con algún tipo de cambio automático, de diversas índoles, en cualquiera de sus modelos de gama, ya que poco a poco, están ganando la batalla al cambio manual de toda la vida y la mayoría prefiere un cambio automático por comodidad, ya no por un posible problema.

Otras soluciones conocidas eran acoples especiales en el volante para personas en silla de ruedas y que no podían actuar sobre sus piernas. Básicamente consistía en un aro suplementario o dos, que englobaban los frenos y el acelerador, pudiéndose pulsar con las manos.

Mandos especiales y muy concretos, adaptación de mandos de control para personas con malformaciones físicas y para el transporte de personas mayores o en silla de ruedas, plataformas elevadoras que acoplaban a los furgones más grandes, tanto por capacidad, como por el espacio necesario para poder instalar el mecanismo; copaban la mayor parte de las soluciones ofrecidas a este colectivo para que pudieran desplazarse en coche.


Pero el mayor problema de todo esto, es que la inmensa mayoría de soluciones eran aftermarket y se tenían que adquirir y acoplar en talleres especiales con un sobrecoste añadido al coste del propio vehículo y que en muchas ocasiones; prácticamente duplicaban el precio.

Ford lleva desde hace muchos años estudiando las necesidades de este colectivo de personas con algún tipo de problema de movilidad, pero que no quieren renunciar a poder conducir ellos mismos. Por ese motivo, la división de vehículos especiales denominada Ford Adapta, investiga continuamente soluciones adaptadas a este grupo de personas, normalmente descartadas por su minusvalía a la hora de poder conducir.

Además de contar con soluciones técnicas que superan con creces a la de cualquier otra marca; la mayor ventaja es que todo viene montado de fábrica al adquirir el vehículo, por lo que el ahorro de costes es realmente sustancial y el usuario no tiene nada más que esperar a que le traigan el coche al concesionario y salir conduciendo con él.


Esta semana se han mostrado en Burgos diferentes modelos que incorporaban diversas modalidades del Plan Adapta de Ford. Obviamente; por la necesidad de espacio para, por ejemplo, una silla de ruedas, los vehículos que se suelen utilizar son monovolúmenes y furgonetas mixtas, aunque también contábamos con la presencia de todo un SUV como el Kuga.


Además de las ya conocidas rampas y elevadores, acoplados en una Ford Transit de batalla larga, observamos como vehículos más pequeños como el Ford Tourneo Connnect, o el Tourneo Courier, pueden incorporar, asientos pivotantes o grúas especiales con las que cargar la silla una vez nos hayamos montado en el vehículo. También hemos vistos mandos adaptados a cualquier tipo de problemática, asientos especiales para el conductor y muchos más elementos que hacen la vida más fácil a personas con cierta discapacidad, pero plenamente funcionales para todo lo demás.

El mejor ejemplo de hasta qué punto Ford Adapta investiga cómo facilitar la conducción a personas con discapacidades, es que hace dos años prepararon un vehículo especial para un conductor al que, directamente, le faltaban los dos brazos por una malformación genética. Adquirió un Ford C-Max adaptado a sus necesidades al 100% y gracias a las múltiples patentes y homologaciones, este chico puede circular con su coche como lo hacemos cualquiera. Impresionante, ¿verdad?.


Ford es el vivo ejemplo de que el desarrollo de los vehículos, no sólo se tiene que centrar en hacernos la vida más fácil a los conductores corrientes, sino que también es solidario y necesario dar oportunidades a esas personas que se superan cada día a sí mismas y a todas esas barreras que la sociedad, en general, les imponemos.

!Bravo por la iniciativa de Ford y por todas aquellas personas que hacen posible el programa Adapta! Para quitarse el sombrero.



Ford Adapta





Muchas de las marcas de coches que probamos todas las semanas tienen, de una manera u otra, algún tipo de solución a la hora de adaptar sus vehículos a personas de movilidad reducida.


La solución más básica es la incorporación de un cambio automático para todos aquellos individuos que tengan algún tipo de problema en la pierna y no puedan ejercer mucha presión sobre el pedal del embrague. Antes podía resultar una auténtica rareza y casi estaban delimitados a este tipo de personas, pero en la actualidad, la mayoría (y cada vez más) cuentan con algún tipo de cambio automático, de diversas índoles, en cualquiera de sus modelos de gama, ya que poco a poco, están ganando la batalla al cambio manual de toda la vida y la mayoría prefiere un cambio automático por comodidad, ya no por un posible problema.

Otras soluciones conocidas eran acoples especiales en el volante para personas en silla de ruedas y que no podían actuar sobre sus piernas. Básicamente consistía en un aro suplementario o dos, que englobaban los frenos y el acelerador, pudiéndose pulsar con las manos.

Mandos especiales y muy concretos, adaptación de mandos de control para personas con malformaciones físicas y para el transporte de personas mayores o en silla de ruedas, plataformas elevadoras que acoplaban a los furgones más grandes, tanto por capacidad, como por el espacio necesario para poder instalar el mecanismo; copaban la mayor parte de las soluciones ofrecidas a este colectivo para que pudieran desplazarse en coche.


Pero el mayor problema de todo esto, es que la inmensa mayoría de soluciones eran aftermarket y se tenían que adquirir y acoplar en talleres especiales con un sobrecoste añadido al coste del propio vehículo y que en muchas ocasiones; prácticamente duplicaban el precio.

Ford lleva desde hace muchos años estudiando las necesidades de este colectivo de personas con algún tipo de problema de movilidad, pero que no quieren renunciar a poder conducir ellos mismos. Por ese motivo, la división de vehículos especiales denominada Ford Adapta, investiga continuamente soluciones adaptadas a este grupo de personas, normalmente descartadas por su minusvalía a la hora de poder conducir.

Además de contar con soluciones técnicas que superan con creces a la de cualquier otra marca; la mayor ventaja es que todo viene montado de fábrica al adquirir el vehículo, por lo que el ahorro de costes es realmente sustancial y el usuario no tiene nada más que esperar a que le traigan el coche al concesionario y salir conduciendo con él.


Esta semana se han mostrado en Burgos diferentes modelos que incorporaban diversas modalidades del Plan Adapta de Ford. Obviamente; por la necesidad de espacio para, por ejemplo, una silla de ruedas, los vehículos que se suelen utilizar son monovolúmenes y furgonetas mixtas, aunque también contábamos con la presencia de todo un SUV como el Kuga.


Además de las ya conocidas rampas y elevadores, acoplados en una Ford Transit de batalla larga, observamos como vehículos más pequeños como el Ford Tourneo Connnect, o el Tourneo Courier, pueden incorporar, asientos pivotantes o grúas especiales con las que cargar la silla una vez nos hayamos montado en el vehículo. También hemos vistos mandos adaptados a cualquier tipo de problemática, asientos especiales para el conductor y muchos más elementos que hacen la vida más fácil a personas con cierta discapacidad, pero plenamente funcionales para todo lo demás.

El mejor ejemplo de hasta qué punto Ford Adapta investiga cómo facilitar la conducción a personas con discapacidades, es que hace dos años prepararon un vehículo especial para un conductor al que, directamente, le faltaban los dos brazos por una malformación genética. Adquirió un Ford C-Max adaptado a sus necesidades al 100% y gracias a las múltiples patentes y homologaciones, este chico puede circular con su coche como lo hacemos cualquiera. Impresionante, ¿verdad?.


Ford es el vivo ejemplo de que el desarrollo de los vehículos, no sólo se tiene que centrar en hacernos la vida más fácil a los conductores corrientes, sino que también es solidario y necesario dar oportunidades a esas personas que se superan cada día a sí mismas y a todas esas barreras que la sociedad, en general, les imponemos.

!Bravo por la iniciativa de Ford y por todas aquellas personas que hacen posible el programa Adapta! Para quitarse el sombrero.