domingo, 22 de octubre de 2017

Aston Martin Vanquish Zagato Speedster y Shooting Brake. Belleza de otro planeta.


Casi siempre, cuando se unen diferentes culturas para crear algo juntas, suelen dar como resultado auténticos productos exclusivos y exóticos a todos los niveles, bien sea en el mundo del arte, de la tecnología, de la gastronomía..., y como no; en el mundo del automóvil nos encontramos los ejemplos más clarividentes.

Siempre he dicho que si te bajas de un Ferrari, un Lamborghini, o un Porsche, está claro que tienes dinero. Pero si te bajas de un Aston Martin ; además de "pasta" tienes clase, ya que la marca inglesa siempre se ha caracterizado por ofrecernos los Gran Turismo más exclusivos y bellos del mercado, además de asegurarnos unas prestaciones deportivas que nos proporcionan sensaciones muy difíciles de explicar.


Pero claro; si la marca inglesa se asocia con uno de los carroceros italianos en activo más característicos y únicos que existen en la actualidad, el resultado es una auténtica belleza en forma de automóvil que desprende un enorme halo de exclusividad, exotismo y deseo.


Hace un par de temporadas que conocimos el primer fruto de esa unión, en el Concurso de Elegancia de Peeble Beach en California. Se trataba de un precioso Aston Martin Vanquish carrozado por el especialista Zagato y del cual; sus 99 unidades "volaron" literalmente de la línea de producción de la marca.


Entonces la firma inglesa, decidió realizar y explotar el éxito de esa carrocería tan exclusiva, comercializando la versión Volante (descapotable), con otras 99 unidades disponibles para los más entusiastas de la marca británica. Obviamente; todas esas unidades ya están vendidas desde hace mucho tiempo y en un tiempo record...


Es tal el éxito cosechado por esta asociación y este modelo tan exclusivo, que en esta edición del concurso de Peeble Beach, se ha presentado la tercera y cuarta versión de este modelo.


En esta ocasión; nos encontramos ante dos carrocerías idílicas y poco comunes en este tipo de concepto de vehículos, pero que mantienen (sino aumentan) la imagen excepcional y bella del Vanquish Zagato.


La primera carrocería es la correspondiente al Vanquish Zagato Speedster, que sigue siendo una versión biplaza descapotable, pero que se diferencia por sendas "jorobas" situadas tras los reposacabezas de los asientos, que aportan un tono más "retro" y nos recuerdan a los deportivos de competición de mitad del siglo pasado.


Obviamente; se ha estudiado mucho la rigidez torsional y los refuerzos correspondientes a colocar en la carrocería, para contrarrestar el efecto de no tener techo fijo. Esta versión será la más deseada y la más exclusiva, puesto que de toda la gama, es la que menos unidades tendrá disponibles, ya que tan sólo 28 Aston Martin Vanquish Zagato Speedster, saldrán de las instalaciones de la marca en el Reino Unido, con una tarifa aproximada de 1,5 millones de Euros. ¿Quieres uno?. Lo siento; también están todas vendidas y antes de su presentación oficial.


No obstante; os podéis conformar con una bella y atractiva versión muy poco común y del que todavía sí existen las 99 unidades disponibles, que están previstas para completar la gama Vanquish Zagato.


Se trata de la carrocería denominada Shooting Brake, que puede pareceros que cuenta con una cierta orientación familiar, pero no es así, ya que sigue siendo un habitáculo con dos plazas, aunque con mayor sensación de espacio, una mayor superficie acristalada y un buen maletero mejorado, en el que también nos encontraremos un juego de maletas exclusivo y adaptado para el espacio disponible en este modelo.


Los Shooting Brakes son modelos que en su origen, estaban pensados para que los ricos de la época pudieran transportar a los perros que utilizaban en la caza del zorro, pero sin tener que desprenderse de la conducción de su deportivo favorito, manteniendo la clase incluso cuando se iba de caza.


Uno de los primeros Shooting Brakes conocidos, precisamente fue el Aston Martin DB5 (sí; el mítico coche de James Bond) y a partir de ahí, varios carroceros eran contratados para transformar los deportivos o berlinas de lujo de los más adinerados, en este tipo de vehículos que tienen también un gran encanto y una alta cotización económica en la actualidad.

Las nuevas versiones del Vanquish Zagato no varían su estructura mecánica y mantienen el 6.0 V12 con 590cv (18 más que la versión "normal" del Vanquish), lo que nos procura unas prestaciones bastante aceptables, ya que, en su versión coupé, la velocidad máxima se aproxima a los 300 Km/h y es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 3,5 segundos, por lo que el resto de opciones no creo que se distancien mucho de estas cifras.

Aston Martin y Zagato parece que han encontrado un gran filón comercial, fruto de su estrecha colaboración y seguro; que después de esta exitosa serie del Vanquish seguirán colaborando con nuevos modelos. O eso esperamos...



domingo, 22 de octubre de 2017

Aston Martin Vanquish Zagato Speedster y Shooting Brake. Belleza de otro planeta.


Casi siempre, cuando se unen diferentes culturas para crear algo juntas, suelen dar como resultado auténticos productos exclusivos y exóticos a todos los niveles, bien sea en el mundo del arte, de la tecnología, de la gastronomía..., y como no; en el mundo del automóvil nos encontramos los ejemplos más clarividentes.

Siempre he dicho que si te bajas de un Ferrari, un Lamborghini, o un Porsche, está claro que tienes dinero. Pero si te bajas de un Aston Martin ; además de "pasta" tienes clase, ya que la marca inglesa siempre se ha caracterizado por ofrecernos los Gran Turismo más exclusivos y bellos del mercado, además de asegurarnos unas prestaciones deportivas que nos proporcionan sensaciones muy difíciles de explicar.


Pero claro; si la marca inglesa se asocia con uno de los carroceros italianos en activo más característicos y únicos que existen en la actualidad, el resultado es una auténtica belleza en forma de automóvil que desprende un enorme halo de exclusividad, exotismo y deseo.


Hace un par de temporadas que conocimos el primer fruto de esa unión, en el Concurso de Elegancia de Peeble Beach en California. Se trataba de un precioso Aston Martin Vanquish carrozado por el especialista Zagato y del cual; sus 99 unidades "volaron" literalmente de la línea de producción de la marca.


Entonces la firma inglesa, decidió realizar y explotar el éxito de esa carrocería tan exclusiva, comercializando la versión Volante (descapotable), con otras 99 unidades disponibles para los más entusiastas de la marca británica. Obviamente; todas esas unidades ya están vendidas desde hace mucho tiempo y en un tiempo record...


Es tal el éxito cosechado por esta asociación y este modelo tan exclusivo, que en esta edición del concurso de Peeble Beach, se ha presentado la tercera y cuarta versión de este modelo.


En esta ocasión; nos encontramos ante dos carrocerías idílicas y poco comunes en este tipo de concepto de vehículos, pero que mantienen (sino aumentan) la imagen excepcional y bella del Vanquish Zagato.


La primera carrocería es la correspondiente al Vanquish Zagato Speedster, que sigue siendo una versión biplaza descapotable, pero que se diferencia por sendas "jorobas" situadas tras los reposacabezas de los asientos, que aportan un tono más "retro" y nos recuerdan a los deportivos de competición de mitad del siglo pasado.


Obviamente; se ha estudiado mucho la rigidez torsional y los refuerzos correspondientes a colocar en la carrocería, para contrarrestar el efecto de no tener techo fijo. Esta versión será la más deseada y la más exclusiva, puesto que de toda la gama, es la que menos unidades tendrá disponibles, ya que tan sólo 28 Aston Martin Vanquish Zagato Speedster, saldrán de las instalaciones de la marca en el Reino Unido, con una tarifa aproximada de 1,5 millones de Euros. ¿Quieres uno?. Lo siento; también están todas vendidas y antes de su presentación oficial.


No obstante; os podéis conformar con una bella y atractiva versión muy poco común y del que todavía sí existen las 99 unidades disponibles, que están previstas para completar la gama Vanquish Zagato.


Se trata de la carrocería denominada Shooting Brake, que puede pareceros que cuenta con una cierta orientación familiar, pero no es así, ya que sigue siendo un habitáculo con dos plazas, aunque con mayor sensación de espacio, una mayor superficie acristalada y un buen maletero mejorado, en el que también nos encontraremos un juego de maletas exclusivo y adaptado para el espacio disponible en este modelo.


Los Shooting Brakes son modelos que en su origen, estaban pensados para que los ricos de la época pudieran transportar a los perros que utilizaban en la caza del zorro, pero sin tener que desprenderse de la conducción de su deportivo favorito, manteniendo la clase incluso cuando se iba de caza.


Uno de los primeros Shooting Brakes conocidos, precisamente fue el Aston Martin DB5 (sí; el mítico coche de James Bond) y a partir de ahí, varios carroceros eran contratados para transformar los deportivos o berlinas de lujo de los más adinerados, en este tipo de vehículos que tienen también un gran encanto y una alta cotización económica en la actualidad.

Las nuevas versiones del Vanquish Zagato no varían su estructura mecánica y mantienen el 6.0 V12 con 590cv (18 más que la versión "normal" del Vanquish), lo que nos procura unas prestaciones bastante aceptables, ya que, en su versión coupé, la velocidad máxima se aproxima a los 300 Km/h y es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 3,5 segundos, por lo que el resto de opciones no creo que se distancien mucho de estas cifras.

Aston Martin y Zagato parece que han encontrado un gran filón comercial, fruto de su estrecha colaboración y seguro; que después de esta exitosa serie del Vanquish seguirán colaborando con nuevos modelos. O eso esperamos...



Publicidad relacionada