viernes, 1 de diciembre de 2017

Bentley Continental GT. Mejorando lo presente.



Hablar de Bentley, es hablar de lujo, de tradición y de potencia. A lo largo de su historia han creado auténticas maravillas de la ingeniería, laureadas por todos aquellos afortunados que podían disponer de las posibilidades económicas para adquirir una de esas joyas.


Pero como muchas marcas de rancio abolengo inglés; tuvieron una época oscura en la que estuvieron a punto de echar el cierre, por lo que el todopoderoso Grupo VAG acudió en su rescate y se hizo con el control de la marca británica de lujo.

Muchos pensamos que ocurriría lo mismo que con Jaguar en su etapa con Ford y que sus coches de lujo extremo y sin concesiones, pasarían a ser coches "populares" con piezas de otros modelos del grupo, aunque con una estética un poco más cuidada y un precio más alto, desvirtuando a la marca tan sólo, con el propósito de hacerla rentable.


La verdad es que sí comparten algunas sinergias con el resto de las marcas de Volkswagen, aunque por fortuna; mantienen su tradición y sus modelos se siguen fabricando de una manera manual, con los materiales más exquisitos y el buen saber hacer de los profesionales artesanos de toda la vida.

El Grupo VAG ha hecho a la marca rentable de nuevo, pero sin perder ese halo de exclusividad que era la impronta general de la firma, creando una gama de modelos atractivos, exclusivos y con mucho tirón comercial dentro de los círculos en los que se mueven.


Desde 2003, han salido de la fábrica inglesa en Crewe más de 66.000 Bentley Continental GT de elaboración artesanal. Desde entonces, el estilo, la tecnología y el diseño de los que se nutre cada vehículo han estado en constante evolución para que su producción fuese cada vez más eficiente.


Paralelamente, las técnicas de producción que se emplean en Crewe han ganado en eficiencia con el tiempo. El nuevo Continental GT se produce en serie en una fábrica en la que se cubre el 40% de las necesidades energéticas con 20.815 paneles solares que cubren 34.500 metros cuadrados del espacio que ocupa el tejado. Los paneles solares tienen una potencia de 5,1 megavatios y permiten ahorrar 2.500 toneladas de CO2 al año.


El propósito de Bentley no solo consiste en ofrecerles a los clientes los mejores vehículos de todo el mundo con cotas de lujo y rendimiento imposibles de superar, sino que también pasa por la determinación de mejorar el ahorro de combustible, reducir las emisiones y desarrollar tecnologías de la conducción sostenibles y vanguardistas pensando en el futuro.

Pero vamos ha hablar de coches y, probablemente el modelo más exitoso de la marca desde que pasó a manos alemanas, es el Bentley Continental GT, un Gran Turismo coupé, con una imagen poderosa y un corazón deportivo, además de contar con un lujo inusitado y una exclusividad sin parangón.


Con una concepción, un diseño y una fabricación sin salir del país británico, hoy hablaremos de la tercera generación del Bentley Continental GT. Sus hermosas líneas encierran un rendimiento pensado para elevar las emociones al volante, junto con un lujo artesanal y una tecnología de lo más vanguardista. El resultado es el gran turismo más perfecto que haya conocido el sector hasta la fecha.


El corazón que da vida a este nuevo Continental GT es una nueva versión del célebre motor W12 TSI de 6 litros y doble turbocompresor de Bentley. No solo incorpora mejoras, sino que ahora, por primera vez, se asocia con una transmisión de ocho velocidades y doble embrague para lograr cambios de marcha más rápidos y eficientes.

El W12 TSI de 6 litros, ha sido diseñado, desarrollado y montado en Crewe y puede presumir de ser el motor de 12 cilindros más avanzado de todo el mundo. De hecho; con 635 CV y 900 Nm de par, el nuevo Continental GT es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h (estimada).

A pesar de tener una configuración clásica, digna de los más reputados "Gentleman Drivers", también cuenta con un modo especial, el modo Sport Launch, para desatar una aceleración máxima mediante una cuidada detección de la presión en el embrague y una precarga siempre que se desee arrancar al más puro estilo de las carreras.

Pero en una conducción convencional, el nuevo motor emplea la tecnología de encendido/apagado y, en la aplicación avanzada de Bentley, es posible el desplazamiento por inercia, de modo que el motor descansa no solo cuando el vehículo no se mueve, sino también a velocidades que rozan la parada.


El sistema de desplazamiento variable de Bentley también desconecta la mitad del motor en determinadas condiciones. Se desactivan las válvulas de toma y escape, la inyección de combustible y el arranque en cilindros determinados, haciendo que el motor funcione con seis cilindros para mejorar la eficacia.


La transmisión de ocho velocidades y doble amortiguador proporciona una aceleración continua, además de cambios de marcha que sorprenden por su rapidez, dos rasgos que marcan la personalidad dinámica del Continental GT. Y pese a su gran rendimiento, este modelo logra reducir el consumo de combustible en conducción mixta (12,2 l/100 km en comparación con los 14,2 l/100 km del modelo anterior).

Los tiempos de los cambios de marcha varían según el modo de conducción que se seleccione. En el modo Sport, por ejemplo, dan la sensación de ser cambios instantáneos para que el par se libere de forma ininterrumpida mientras se logra la máxima aceleración. Sin embargo, en el modo Comfort, se han aflojado los cambios de marcha a propósito para que se produzcan de forma imperceptible.


En otro cambio introducido, un nuevo sistema de tracción total sustituye la tradicional distribución 40/60 de la potencia entre las ruedas delanteras y las traseras respectivamente. Sin embargo, en función de las condiciones y la forma de conducir, el sistema transmite tracción al eje frontal siempre que es necesario. De esta forma, se reduce el efecto de subviraje derivado de una tracción en las cuatro ruedas fijas, a la vez que aumentan las sensaciones de aquellos conductores que saben apreciar las cualidades dinámicas que definen al Continental GT.

Su nuevo chasis adaptable, también incorpora avances tecnológicos y emplea el sistema inteligente Dynamic Ride de 48 voltios de Bentley para que la conducción tenga una mayor capacidad de respuesta, a la vez que mantiene una maniobrabilidad y un refinamiento excepcionales sobre cualquier terreno.

El nuevo sistema controla la comodidad a bordo, así como el balanceo lateral. De esta forma logra un doble objetivo: amortigua los movimientos más bruscos para el disfrute de los pasajeros, a la vez que dota al vehículo de una sensación de mayor precisión sin esfuerzo.


Con este sistema, se pueden seleccionar distintos modos mediante el control de la dinámica de conducción de Bentley: el modo Comfort, el modo Bentley y el modo Sport. Cada uno adapta la suspensión, el motor, la caja de cambios y otros sistemas del chasis. No obstante, existe la alternativa de personalizar los ajustes dinámicos como se desee.

Si hablamos de diseño, el nuevo Continental GT sabe mantener la elegancia clásica que catapultó a su predecesor a la fama, ya que las líneas de esta nueva versión son más esculturales y pronunciadas con una fuerte inspiración en el prototipo alabado por la crítica, el EXP 10 Speed 6.

Para dotar de una nueva y atractiva imagen al Continental GT, ha sido necesario elaborar una piel de aluminio mediante la tecnología superforming, una técnica de gran precisión empleada con anterioridad en los guardabarros de Bentley, que consiste en calentar el aluminio a 500 °C. Gracias a este método, los diseñadores han logrado reproducir líneas más pronunciadas y complejas en el chasis, a la vez que han modelado unas caderas más robustas y esculpidas.


De hecho; el Continental GT es el primer vehículo de serie cuya carrocería ha sido elaborada exclusivamente mediante este proceso y verlo es realmente espectacular, ya que sobre un molde se coloca el aluminio virgen y cuando finaliza el estampado, obtenemos la pieza totalmente terminada y totalmente perfecta.

El perfil del nuevo Continental GT es más alargado y bajo, en parte gracias a que se han adelantado 135 mm las ruedas delanteras, lo que ha permitido agrandar el capó y bajar el morro. Pese a estas modificaciones, siguen predominando las principales líneas que caracterizan al Continental original, con el recorrido de su línea de poder desde los faros hasta las robustas caderas de atrás.


Es en la zaga, donde el diseño del vehículo ha sufrido un cambio radical, ya que las luces imitan la silueta de los tubos de escape y ahora son elípticas.

La iluminación del Continental GT emplea la última tecnología de matriz de luces LED, aunque si hay algo que destaca en este modelo es el diseño de las luces delanteras. Las superficies de su interior son transparentes como si de cristales cortados de la más alta calidad se tratasen. Y sus aristas están muy pronunciadas para capturar la luz al igual que un diamante.

El conjunto resultante se asemeja a una joya iluminada, creando un efecto que se magnifica cuando la secuencia de bienvenida opcional, enciende de forma gradual los faros al acercarse al vehículo. Las luces traseras simulan igualmente un cristal cortado, en su caso para realzar la profundidad tridimensional del efecto óptico que muestran.

El nuevo Continental GT dispone de llantas de 21 pulgadas de serie con dos diseños disponibles, cada uno de los cuales pone de relieve bien el carácter elegante o bien el deportivo de este modelo. No obstante, también están disponibles unas llantas ligeras forjadas de 22 pulgadas junto con una opción de acabado artesanal que logra un acabado pulido ondulado.

Por otra parte, los mencionados tubos de escape elípticos son una muestra más de la meticulosidad y de la capacidad única que tiene Bentley para usar un diseño con una doble funcionalidad, ya que llevan una funda perforada que aporta un toque visual a la vez que reduce la temperatura.


El nuevo cliente del Continental GT dispone de una gama insuperable de 17 colores de exterior, elegidos prestando gran atención a sus cualidades para poner el complemento perfecto a la personalidad y las líneas de este increíble modelo. Sin embargo, en su lanzamiento, habrá una gama más amplia de colores de edición limitada. Además está disponible la opción de reproducción personalizada de colores para los clientes de Bentley, al igual que la configuración interior y todo aquello que se les ocurra, gracias a la mano artesanal de los especialistas en cumplir sueños de la sección Mulliner.


Y hablando del interior del nuevo Continental GT, evidencia de nuevo la destreza única de Bentley a la hora de emplear materiales auténticos que van desde las pieles naturales de la máxima calidad hasta enchapados exóticos procedentes de fuentes sostenibles, como su última incorporación, la madera de koa, o los detalles cromados pulidos a mano y además, por primera vez, se encuentran disponibles en exclusiva varias opciones de enchapado doble. En cada Continental GT se utilizan más de diez metros cuadrados de madera a los que se les dedican nueve horas para obtener incrustaciones de madera de elaboración artesanal.


Así, el salpicadero del nuevo Continental GT luce un diseño de exquisito gusto gracias a sus fluidos trazos en forma de alas alargadas al estilo del emblema de Bentley. Por otro lado, se ha decorado la parte superior de las puertas integrando de forma impecable una piel que parece flotar.

A la consola central se le ha dado un acabado a juego con la parte baja del salpicadero, aunque se puede encargar en un nuevo acabado técnico inspirado en el delicado revestimiento mecánico que cubre los Côtes de Genève, nada menos que los mejores relojes automáticos suizos.

Esta superficie es una primicia en el sector automovilístico, cuya elaboración consiste en el mecanizado de un lado hacia el otro de una lámina de aluminio de 0,6 mm de grosor para crear un patrón en forma de líneas. Cada una de esas líneas mide 5 mm de ancho y está dispuesta en un ángulo que logra un acabado tridimensional en el que cada pasada de la máquina avanza la minúscula distancia de 0,5 mm.

El interior del Continental GT incorpora otras novedades como los nuevos y lujosos acabados táctiles para un mayor disfrute de los sentidos, en especial, el de la vista. En algunas zonas, se ha sustituido el moleteado mecánico tradicional por un moleteado acolchado para crear un tacto más suave y fino en los mandos e interruptores, mientras que, por su parte, el moleteado de diamante se encarga de aportar altas dosis de lujo gracias a su superficie tridimensional de gran detalle.

El nuevo diseño de moleteado está disponible en las emblemáticas salidas de aire en forma de ojo de buey, en los biseles y en otros mandos giratorios primarios. No solo supone un auténtico deleite visual por sus múltiples caras, sino que también permite disfrutar de una precisión técnica al utilizar dichos mandos.


A la larga lista de pequeños placeres ocultos se suman las inserciones de bronce entre las superficies de los mandos primarios con las que se eleva el grado de meticulosidad hasta niveles jamás vistos.

Los asientos, con 20 posiciones, fijan nuevos estándares en lo que a confort y elegancia se refiere dentro del sector. En el centro, sus suaves paneles incorporan las funciones de refrigeración, calefacción y masaje de máxima eficiencia, mientras que los respaldos conservan el acolchado tan característico de la marca.

No obstante, está disponible en exclusiva un nuevo acolchado con "rombo dentro de rombo" que crea la sensación de una superficie acolchada flotante sobre un mar de piel y que regala al tacto una suavidad asombrosa. El nuevo estampado del interior incorpora tanto pespuntes como bordados.

Para lograr el extraordinario resultado final, en primer lugar, se ha diseñado una máquina especial con la que se bordan los rombos interiores a gran velocidad pero manteniendo una calidad máxima. Y en segundo lugar, se han invertido dieciocho meses en desarrollar dicho bordado hasta perfeccionar y fijar la ubicación exacta de cada uno de los 712 pespuntes que conforman cada rombo. Se trata, pues, del usual grado de meticulosidad que distingue a la marca.


En cuanto a los sistemas de sonido, se puede elegir entre tres opciones en el nuevo Continental GT. El sistema que viene de serie incluye 10 altavoces y 650 vatios. Por otro lado, el sistema Bang & Olufsen está pensado para los clientes que buscan un estilo de vida excepcional con sus 1.500 W que dan vida a sus 16 altavoces con rejillas que se iluminan. Este equipo de audio incorpora la primera aplicación del novedoso sistema BeoSonic en el sector del automóvil, el cual consiste en una intuitiva y sencilla interfaz de usuario de control único para el audio.


Y, en tercer lugar, se encuentra el sistema Naim con 18 altavoces de 2.200 W de potencia y transductores de graves activos integrados en los asientos delanteros. Un equipo que hará las delicias de los amantes del buen sonido y los clientes más melómanos con sus ocho modos.

Sin embargo, para que las sensaciones acústicas de a bordo sean óptimas, Bentley ha empleado cristales laminados acústicos tanto en la luna delantera como en las ventanillas laterales con el fin de reducir en nueve decibelios el ruido del exterior que entra en el habitáculo con respecto al modelo predecesor.

El panel de instrumentos es completamente digital y está pensado para el conductor, ya que es este el que lo configura. Los principales mandos son gráficos digitales con un diseño tridimensional tan perfecto que parecen reales. Esta pantalla muestra información del Sistema Infoocio, como la navegación por satélite.

Asimismo, el Continental GT incorpora la pantalla giratoria de Bentley, toda una novedad del sector. No se observa a primera vista ninguna pantalla en el centro del salpicadero, puesto que los enchapados se extienden con fluidez por este y un fino bisel cromado tras el volante rodea una pantalla de instrumentos digital.

Sin embargo, cuando se presiona el botón de arranque del motor, el enchapado en el centro del salpicadero se desliza silenciosamente para girarse y mostrar la mayor pantalla táctil de Bentley. Se trata de una interfaz multimedia digital con la calidad de Retina que con sus 12,3 pulgadas constituye la pantalla más grande de Bentley con un exquisito diseño. Su escritorio se puede configurar para que sus tres ventanas muestren las funciones que elija el conductor como, por ejemplo, la navegación, las opciones multimedia y el teléfono.


El diseño de esta interfaz de usuario pretende imitar un teléfono móvil moderno, y sus menús están dispuestos para que su uso sea rápido e intuitivo.

El tercer lateral de la pantalla giratoria de Bentley muestra tres elegantes indicadores analógicos donde se muestra la temperatura del exterior, una brújula y un cronómetro. La forma en que Bentley incorpora elementos tradicionales es una demostración más de su capacidad única de conciliar pasado y futuro para que sus clientes puedan optar entre elementos digitales y analógicos, o un habitáculo despejado y sereno.

Por su parte, el nuevo Continental les ofrece tanto al conductor como a sus acompañantes distintas fórmulas para que estén conectados en todo momento. Apple CarPlay es la forma más inteligente y rápida de integrar la funcionalidad de los dispositivos de Apple en un vehículo mediante un puerto USB.

Los trayectos se vuelven más amenos con prestaciones que mejoran la navegación. La búsqueda de puntos de interés de Google permite encontrar destinos poco comunes de forma sencilla. Además, el conductor podrá estar al tanto de la longitud de embotellamientos y los cambios que se produzcan con la información de tráfico en tiempo real. Y para viajar con la máxima tranquilidad, Private eCall proporciona acceso inmediato a los servicios de emergencia en situaciones que lo requieran.


Como veis; el nuevo Bentley Continental GT mantiene unas líneas generales que tantas satisfacciones han generado en la marca, aunque esta vez, se nos presenta con una estampa más dinámica y deportiva que la de su antecesor. También incorpora las últimas novedades en materia tecnológica y le dan otra vuelta al concepto del lujo y la exclusividad con sus cuidados y artesanales interiores.

Esta es la receta que ha hecho del Continental GT un superventas dentro de su segmento, y con estas mejoras; la tercera generación es más que posible que adquiera un mayor protagonismo entre los más jóvenes pudientes que busquen un coupé exclusivo, lujoso y deportivo. La verdad es que tiene razones convincentes...



viernes, 1 de diciembre de 2017

Bentley Continental GT. Mejorando lo presente.



Hablar de Bentley, es hablar de lujo, de tradición y de potencia. A lo largo de su historia han creado auténticas maravillas de la ingeniería, laureadas por todos aquellos afortunados que podían disponer de las posibilidades económicas para adquirir una de esas joyas.


Pero como muchas marcas de rancio abolengo inglés; tuvieron una época oscura en la que estuvieron a punto de echar el cierre, por lo que el todopoderoso Grupo VAG acudió en su rescate y se hizo con el control de la marca británica de lujo.

Muchos pensamos que ocurriría lo mismo que con Jaguar en su etapa con Ford y que sus coches de lujo extremo y sin concesiones, pasarían a ser coches "populares" con piezas de otros modelos del grupo, aunque con una estética un poco más cuidada y un precio más alto, desvirtuando a la marca tan sólo, con el propósito de hacerla rentable.


La verdad es que sí comparten algunas sinergias con el resto de las marcas de Volkswagen, aunque por fortuna; mantienen su tradición y sus modelos se siguen fabricando de una manera manual, con los materiales más exquisitos y el buen saber hacer de los profesionales artesanos de toda la vida.

El Grupo VAG ha hecho a la marca rentable de nuevo, pero sin perder ese halo de exclusividad que era la impronta general de la firma, creando una gama de modelos atractivos, exclusivos y con mucho tirón comercial dentro de los círculos en los que se mueven.


Desde 2003, han salido de la fábrica inglesa en Crewe más de 66.000 Bentley Continental GT de elaboración artesanal. Desde entonces, el estilo, la tecnología y el diseño de los que se nutre cada vehículo han estado en constante evolución para que su producción fuese cada vez más eficiente.


Paralelamente, las técnicas de producción que se emplean en Crewe han ganado en eficiencia con el tiempo. El nuevo Continental GT se produce en serie en una fábrica en la que se cubre el 40% de las necesidades energéticas con 20.815 paneles solares que cubren 34.500 metros cuadrados del espacio que ocupa el tejado. Los paneles solares tienen una potencia de 5,1 megavatios y permiten ahorrar 2.500 toneladas de CO2 al año.


El propósito de Bentley no solo consiste en ofrecerles a los clientes los mejores vehículos de todo el mundo con cotas de lujo y rendimiento imposibles de superar, sino que también pasa por la determinación de mejorar el ahorro de combustible, reducir las emisiones y desarrollar tecnologías de la conducción sostenibles y vanguardistas pensando en el futuro.

Pero vamos ha hablar de coches y, probablemente el modelo más exitoso de la marca desde que pasó a manos alemanas, es el Bentley Continental GT, un Gran Turismo coupé, con una imagen poderosa y un corazón deportivo, además de contar con un lujo inusitado y una exclusividad sin parangón.


Con una concepción, un diseño y una fabricación sin salir del país británico, hoy hablaremos de la tercera generación del Bentley Continental GT. Sus hermosas líneas encierran un rendimiento pensado para elevar las emociones al volante, junto con un lujo artesanal y una tecnología de lo más vanguardista. El resultado es el gran turismo más perfecto que haya conocido el sector hasta la fecha.


El corazón que da vida a este nuevo Continental GT es una nueva versión del célebre motor W12 TSI de 6 litros y doble turbocompresor de Bentley. No solo incorpora mejoras, sino que ahora, por primera vez, se asocia con una transmisión de ocho velocidades y doble embrague para lograr cambios de marcha más rápidos y eficientes.

El W12 TSI de 6 litros, ha sido diseñado, desarrollado y montado en Crewe y puede presumir de ser el motor de 12 cilindros más avanzado de todo el mundo. De hecho; con 635 CV y 900 Nm de par, el nuevo Continental GT es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h (estimada).

A pesar de tener una configuración clásica, digna de los más reputados "Gentleman Drivers", también cuenta con un modo especial, el modo Sport Launch, para desatar una aceleración máxima mediante una cuidada detección de la presión en el embrague y una precarga siempre que se desee arrancar al más puro estilo de las carreras.

Pero en una conducción convencional, el nuevo motor emplea la tecnología de encendido/apagado y, en la aplicación avanzada de Bentley, es posible el desplazamiento por inercia, de modo que el motor descansa no solo cuando el vehículo no se mueve, sino también a velocidades que rozan la parada.


El sistema de desplazamiento variable de Bentley también desconecta la mitad del motor en determinadas condiciones. Se desactivan las válvulas de toma y escape, la inyección de combustible y el arranque en cilindros determinados, haciendo que el motor funcione con seis cilindros para mejorar la eficacia.


La transmisión de ocho velocidades y doble amortiguador proporciona una aceleración continua, además de cambios de marcha que sorprenden por su rapidez, dos rasgos que marcan la personalidad dinámica del Continental GT. Y pese a su gran rendimiento, este modelo logra reducir el consumo de combustible en conducción mixta (12,2 l/100 km en comparación con los 14,2 l/100 km del modelo anterior).

Los tiempos de los cambios de marcha varían según el modo de conducción que se seleccione. En el modo Sport, por ejemplo, dan la sensación de ser cambios instantáneos para que el par se libere de forma ininterrumpida mientras se logra la máxima aceleración. Sin embargo, en el modo Comfort, se han aflojado los cambios de marcha a propósito para que se produzcan de forma imperceptible.


En otro cambio introducido, un nuevo sistema de tracción total sustituye la tradicional distribución 40/60 de la potencia entre las ruedas delanteras y las traseras respectivamente. Sin embargo, en función de las condiciones y la forma de conducir, el sistema transmite tracción al eje frontal siempre que es necesario. De esta forma, se reduce el efecto de subviraje derivado de una tracción en las cuatro ruedas fijas, a la vez que aumentan las sensaciones de aquellos conductores que saben apreciar las cualidades dinámicas que definen al Continental GT.

Su nuevo chasis adaptable, también incorpora avances tecnológicos y emplea el sistema inteligente Dynamic Ride de 48 voltios de Bentley para que la conducción tenga una mayor capacidad de respuesta, a la vez que mantiene una maniobrabilidad y un refinamiento excepcionales sobre cualquier terreno.

El nuevo sistema controla la comodidad a bordo, así como el balanceo lateral. De esta forma logra un doble objetivo: amortigua los movimientos más bruscos para el disfrute de los pasajeros, a la vez que dota al vehículo de una sensación de mayor precisión sin esfuerzo.


Con este sistema, se pueden seleccionar distintos modos mediante el control de la dinámica de conducción de Bentley: el modo Comfort, el modo Bentley y el modo Sport. Cada uno adapta la suspensión, el motor, la caja de cambios y otros sistemas del chasis. No obstante, existe la alternativa de personalizar los ajustes dinámicos como se desee.

Si hablamos de diseño, el nuevo Continental GT sabe mantener la elegancia clásica que catapultó a su predecesor a la fama, ya que las líneas de esta nueva versión son más esculturales y pronunciadas con una fuerte inspiración en el prototipo alabado por la crítica, el EXP 10 Speed 6.

Para dotar de una nueva y atractiva imagen al Continental GT, ha sido necesario elaborar una piel de aluminio mediante la tecnología superforming, una técnica de gran precisión empleada con anterioridad en los guardabarros de Bentley, que consiste en calentar el aluminio a 500 °C. Gracias a este método, los diseñadores han logrado reproducir líneas más pronunciadas y complejas en el chasis, a la vez que han modelado unas caderas más robustas y esculpidas.


De hecho; el Continental GT es el primer vehículo de serie cuya carrocería ha sido elaborada exclusivamente mediante este proceso y verlo es realmente espectacular, ya que sobre un molde se coloca el aluminio virgen y cuando finaliza el estampado, obtenemos la pieza totalmente terminada y totalmente perfecta.

El perfil del nuevo Continental GT es más alargado y bajo, en parte gracias a que se han adelantado 135 mm las ruedas delanteras, lo que ha permitido agrandar el capó y bajar el morro. Pese a estas modificaciones, siguen predominando las principales líneas que caracterizan al Continental original, con el recorrido de su línea de poder desde los faros hasta las robustas caderas de atrás.


Es en la zaga, donde el diseño del vehículo ha sufrido un cambio radical, ya que las luces imitan la silueta de los tubos de escape y ahora son elípticas.

La iluminación del Continental GT emplea la última tecnología de matriz de luces LED, aunque si hay algo que destaca en este modelo es el diseño de las luces delanteras. Las superficies de su interior son transparentes como si de cristales cortados de la más alta calidad se tratasen. Y sus aristas están muy pronunciadas para capturar la luz al igual que un diamante.

El conjunto resultante se asemeja a una joya iluminada, creando un efecto que se magnifica cuando la secuencia de bienvenida opcional, enciende de forma gradual los faros al acercarse al vehículo. Las luces traseras simulan igualmente un cristal cortado, en su caso para realzar la profundidad tridimensional del efecto óptico que muestran.

El nuevo Continental GT dispone de llantas de 21 pulgadas de serie con dos diseños disponibles, cada uno de los cuales pone de relieve bien el carácter elegante o bien el deportivo de este modelo. No obstante, también están disponibles unas llantas ligeras forjadas de 22 pulgadas junto con una opción de acabado artesanal que logra un acabado pulido ondulado.

Por otra parte, los mencionados tubos de escape elípticos son una muestra más de la meticulosidad y de la capacidad única que tiene Bentley para usar un diseño con una doble funcionalidad, ya que llevan una funda perforada que aporta un toque visual a la vez que reduce la temperatura.


El nuevo cliente del Continental GT dispone de una gama insuperable de 17 colores de exterior, elegidos prestando gran atención a sus cualidades para poner el complemento perfecto a la personalidad y las líneas de este increíble modelo. Sin embargo, en su lanzamiento, habrá una gama más amplia de colores de edición limitada. Además está disponible la opción de reproducción personalizada de colores para los clientes de Bentley, al igual que la configuración interior y todo aquello que se les ocurra, gracias a la mano artesanal de los especialistas en cumplir sueños de la sección Mulliner.


Y hablando del interior del nuevo Continental GT, evidencia de nuevo la destreza única de Bentley a la hora de emplear materiales auténticos que van desde las pieles naturales de la máxima calidad hasta enchapados exóticos procedentes de fuentes sostenibles, como su última incorporación, la madera de koa, o los detalles cromados pulidos a mano y además, por primera vez, se encuentran disponibles en exclusiva varias opciones de enchapado doble. En cada Continental GT se utilizan más de diez metros cuadrados de madera a los que se les dedican nueve horas para obtener incrustaciones de madera de elaboración artesanal.


Así, el salpicadero del nuevo Continental GT luce un diseño de exquisito gusto gracias a sus fluidos trazos en forma de alas alargadas al estilo del emblema de Bentley. Por otro lado, se ha decorado la parte superior de las puertas integrando de forma impecable una piel que parece flotar.

A la consola central se le ha dado un acabado a juego con la parte baja del salpicadero, aunque se puede encargar en un nuevo acabado técnico inspirado en el delicado revestimiento mecánico que cubre los Côtes de Genève, nada menos que los mejores relojes automáticos suizos.

Esta superficie es una primicia en el sector automovilístico, cuya elaboración consiste en el mecanizado de un lado hacia el otro de una lámina de aluminio de 0,6 mm de grosor para crear un patrón en forma de líneas. Cada una de esas líneas mide 5 mm de ancho y está dispuesta en un ángulo que logra un acabado tridimensional en el que cada pasada de la máquina avanza la minúscula distancia de 0,5 mm.

El interior del Continental GT incorpora otras novedades como los nuevos y lujosos acabados táctiles para un mayor disfrute de los sentidos, en especial, el de la vista. En algunas zonas, se ha sustituido el moleteado mecánico tradicional por un moleteado acolchado para crear un tacto más suave y fino en los mandos e interruptores, mientras que, por su parte, el moleteado de diamante se encarga de aportar altas dosis de lujo gracias a su superficie tridimensional de gran detalle.

El nuevo diseño de moleteado está disponible en las emblemáticas salidas de aire en forma de ojo de buey, en los biseles y en otros mandos giratorios primarios. No solo supone un auténtico deleite visual por sus múltiples caras, sino que también permite disfrutar de una precisión técnica al utilizar dichos mandos.


A la larga lista de pequeños placeres ocultos se suman las inserciones de bronce entre las superficies de los mandos primarios con las que se eleva el grado de meticulosidad hasta niveles jamás vistos.

Los asientos, con 20 posiciones, fijan nuevos estándares en lo que a confort y elegancia se refiere dentro del sector. En el centro, sus suaves paneles incorporan las funciones de refrigeración, calefacción y masaje de máxima eficiencia, mientras que los respaldos conservan el acolchado tan característico de la marca.

No obstante, está disponible en exclusiva un nuevo acolchado con "rombo dentro de rombo" que crea la sensación de una superficie acolchada flotante sobre un mar de piel y que regala al tacto una suavidad asombrosa. El nuevo estampado del interior incorpora tanto pespuntes como bordados.

Para lograr el extraordinario resultado final, en primer lugar, se ha diseñado una máquina especial con la que se bordan los rombos interiores a gran velocidad pero manteniendo una calidad máxima. Y en segundo lugar, se han invertido dieciocho meses en desarrollar dicho bordado hasta perfeccionar y fijar la ubicación exacta de cada uno de los 712 pespuntes que conforman cada rombo. Se trata, pues, del usual grado de meticulosidad que distingue a la marca.


En cuanto a los sistemas de sonido, se puede elegir entre tres opciones en el nuevo Continental GT. El sistema que viene de serie incluye 10 altavoces y 650 vatios. Por otro lado, el sistema Bang & Olufsen está pensado para los clientes que buscan un estilo de vida excepcional con sus 1.500 W que dan vida a sus 16 altavoces con rejillas que se iluminan. Este equipo de audio incorpora la primera aplicación del novedoso sistema BeoSonic en el sector del automóvil, el cual consiste en una intuitiva y sencilla interfaz de usuario de control único para el audio.


Y, en tercer lugar, se encuentra el sistema Naim con 18 altavoces de 2.200 W de potencia y transductores de graves activos integrados en los asientos delanteros. Un equipo que hará las delicias de los amantes del buen sonido y los clientes más melómanos con sus ocho modos.

Sin embargo, para que las sensaciones acústicas de a bordo sean óptimas, Bentley ha empleado cristales laminados acústicos tanto en la luna delantera como en las ventanillas laterales con el fin de reducir en nueve decibelios el ruido del exterior que entra en el habitáculo con respecto al modelo predecesor.

El panel de instrumentos es completamente digital y está pensado para el conductor, ya que es este el que lo configura. Los principales mandos son gráficos digitales con un diseño tridimensional tan perfecto que parecen reales. Esta pantalla muestra información del Sistema Infoocio, como la navegación por satélite.

Asimismo, el Continental GT incorpora la pantalla giratoria de Bentley, toda una novedad del sector. No se observa a primera vista ninguna pantalla en el centro del salpicadero, puesto que los enchapados se extienden con fluidez por este y un fino bisel cromado tras el volante rodea una pantalla de instrumentos digital.

Sin embargo, cuando se presiona el botón de arranque del motor, el enchapado en el centro del salpicadero se desliza silenciosamente para girarse y mostrar la mayor pantalla táctil de Bentley. Se trata de una interfaz multimedia digital con la calidad de Retina que con sus 12,3 pulgadas constituye la pantalla más grande de Bentley con un exquisito diseño. Su escritorio se puede configurar para que sus tres ventanas muestren las funciones que elija el conductor como, por ejemplo, la navegación, las opciones multimedia y el teléfono.


El diseño de esta interfaz de usuario pretende imitar un teléfono móvil moderno, y sus menús están dispuestos para que su uso sea rápido e intuitivo.

El tercer lateral de la pantalla giratoria de Bentley muestra tres elegantes indicadores analógicos donde se muestra la temperatura del exterior, una brújula y un cronómetro. La forma en que Bentley incorpora elementos tradicionales es una demostración más de su capacidad única de conciliar pasado y futuro para que sus clientes puedan optar entre elementos digitales y analógicos, o un habitáculo despejado y sereno.

Por su parte, el nuevo Continental les ofrece tanto al conductor como a sus acompañantes distintas fórmulas para que estén conectados en todo momento. Apple CarPlay es la forma más inteligente y rápida de integrar la funcionalidad de los dispositivos de Apple en un vehículo mediante un puerto USB.

Los trayectos se vuelven más amenos con prestaciones que mejoran la navegación. La búsqueda de puntos de interés de Google permite encontrar destinos poco comunes de forma sencilla. Además, el conductor podrá estar al tanto de la longitud de embotellamientos y los cambios que se produzcan con la información de tráfico en tiempo real. Y para viajar con la máxima tranquilidad, Private eCall proporciona acceso inmediato a los servicios de emergencia en situaciones que lo requieran.


Como veis; el nuevo Bentley Continental GT mantiene unas líneas generales que tantas satisfacciones han generado en la marca, aunque esta vez, se nos presenta con una estampa más dinámica y deportiva que la de su antecesor. También incorpora las últimas novedades en materia tecnológica y le dan otra vuelta al concepto del lujo y la exclusividad con sus cuidados y artesanales interiores.

Esta es la receta que ha hecho del Continental GT un superventas dentro de su segmento, y con estas mejoras; la tercera generación es más que posible que adquiera un mayor protagonismo entre los más jóvenes pudientes que busquen un coupé exclusivo, lujoso y deportivo. La verdad es que tiene razones convincentes...