domingo, 31 de diciembre de 2017

Range Rover. Lujo sobre cualquier terreno.

Land Rover y Range Rover están sufriendo una profunda transformación en los últimos meses y sus modelos, se están renovando y actualizándose a un ritmo endiablado.



Una de sus últimas creaciones ha sido el Range Rover Velar, un todo camino espectacular, con un diseño ultra-moderno y las capacidades off road que se le suponen a cualquier producto de la insigne marca inglesa.

Pero ahí no se paran las rotativas, ya que aprovechando la gran imagen del Velar, quieren adaptar sus nuevas tecnologías y sus pinceladas de diseño al resto de la gama y cómo no, han empezado por el buque insignia; el Range Rover.


Range Rover representa ahora más que nunca el summum de la movilidad Premium. Ahora cada viaje se transforma, tanto para conductores como pasajeros, en una experiencia única.

Este modelo se diseñó hace ya casi 50 años pensando en las necesidades del entorno rural, pero con un toque un poco más sofisticado. Posteriormente, pasó a las urbes y ha evolucionado de forma continua para ser un referente en el mundo que le rodea, demostrando que es el SUV Premium por excelencia, con permiso de los que han ido naciendo a posteriori, como el Bentley Bentayga, por ejemplo.

El principal cambio es en materia mecánica, ya que la tecnología actual ha inspirado el siguiente gran paso de Range Rover: un motor híbrido enchufable dotado de una unidad eléctrica y una de gasolina que ofrece un lujo sostenible gracias a unos niveles de eficiencia y capacidad inauditos que complementan su refinamiento y atractivo.



Su diseño exterior también ha evolucionado a la par que se ha dado al habitáculo mayor confort implementando nuevas tecnologías, todo ello al servicio de los clientes. No obstante, son las funciones que aumentan el confort las que revolucionan la experiencia a bordo tanto de conductores como pasajeros.



Los asientos delanteros cuentan con una configuración de 24 posiciones gracias a su nueva estructura, con espumas más mullidas y abundantes, a lo que se suman ahora los reposabrazos calefactados. En la parte trasera encontramos un habitáculo completamente rediseñado y la configuración de sus asientos crea un santuario de paz para los pasajeros, pero sin sacrificar el espacio de carga del maletero. Dicen que el espacio es un lujo, y el nuevo Range Rover le da una vuelta de tuerca a este concepto.



Además, si los pasajeros necesitan trabajar durante los trayectos, podrán beneficiarse de los 17 puntos de conexión disponibles, entre los que se encuentran tomas de corriente doméstica, puertos USB y HDMI y tomas de 12 voltios. También resultarán prácticos para las personas que se encuentran en viajes de negocios los ocho puntos de acceso Wi-Fi 4G y las prácticas soluciones de almacenamiento. Pero no sólo va ha ser trabajo y el habitáculo invita a relajarse con unos asientos de lujo que ofrecen 25 programas de masaje gracias a la tecnología de masaje Hot Stone de los respaldos.


Esos asientos son más amplios y suaves, por lo que ofrecen un confort suntuoso. Se pueden reclinar hasta 40 grados para aprovechar al máximo los 186 mm de espacio adicional para las piernas (1.206 mm en total), y se pueden desplegar con tan solo pulsar un botón. Esta comodidad ejemplar va más allá: los asientos están climatizados (frío/calor), y los reposabrazos, reposapiés y reposapiernas  también son ahora calefactados. Además, para disfrutar de mayor confort y personalización, todas las funciones de los asientos se pueden controlar, tanto desde el vehículo como en remoto, a través de una app para smartphones.


En el puesto de mando, observamos que la perfecta integración del sistema de infoentretenimiento más avanzado de Jaguar-Land Rover hasta la fecha, ha aumentado la elegancia de su interior. El Touch Pro Duo, cuyo nombre en clave es `Blade´, combina dos pantallas táctiles de 10 pulgadas y alta definición en la consola central que funcionan en perfecta armonía. La información se puede trasladar de una pantalla a otra consiguiendo un diseño muy intuitivo y fácil de usar para una funcionalidad sin igual.


Tras la introducción del nuevo vehículo eléctrico híbrido enchufable de Range Rover Sport la semana pasada, Jaguar-Land Rover continua su transformación de ICE a ACE, es decir, el paso de motores de combustión interna convencional, a vehículos eléctricos y autónomos conectados.


El nuevo y eficiente Range Rover P400e ofrece un rendimiento sostenible al combinar un motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros y 300 CV con un motor eléctrico de 116 CV. Los 404 CV de potencia total disponible permiten pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h, todo ello, transmitido a las cuatro ruedas.

Con un impresionante par motor de 640 Nm, el nuevo híbrido enchufable combina un elevado rendimiento dinámico con el refinamiento, el confort y la capacidad tradicionales de Range Rover.

Gracias a su motor electrificado, el Range Rover P400e solamente emite 64 g/km según el ciclo combinado NEDC y ofrece una autonomía completamente eléctrica de hasta 51 km sin que funcione el motor de gasolina. Por primera vez, los clientes que elijan el SUV insignia de Land Rover pueden disfrutar de una conducción sin emisiones.


El P400e proporciona un funcionamiento silencioso con una capacidad todoterreno extraordinaria, además de posibilitar la entrada a zonas con restricciones de circulación por la calidad del aire, incluyendo la mayoría de zonas con peaje por congestión.


Los propietarios del nuevo modelo híbrido enchufable podrán escoger dos modos de conducción:

1. Modo Parallel Hybrid (el modo de conducción predeterminado): combina la conducción utilizando ambos motores, el de gasolina y el eléctrico. El conductor puede optimizar la carga de la batería o el ahorro de combustible utilizando una de las dos funciones de gestión de la carga:
  • Función SAVE: evita que la carga de la batería sea inferior a un nivel seleccionado con anterioridad
  • Función Predictive Energy Optimisation (PEO): la introducción de un destino en el sistema de navegación activa el sistema, el cual usa datos de altitud integrados en el GPS para la ruta seleccionada, para combinar de forma inteligente el motor eléctrico y el motor de gasolina y así optimizar el ahorro de combustible 

2. Modo EV (Vehículo eléctrico): permite que el vehículo funcione exclusivamente con el motor eléctrico usando la energía almacenada en la batería, la solución ideal para viajes silenciosos y sin emisiones, eso sí; tan sólo durante unos 50 Km.


Pero obviamente, este gigante no está diseñado para la ciudad en exclusiva y en cualquier terreno, la precisión y el control del motor consiguen una progresión sin esfuerzo en todas las condiciones. La tecnología Land Rover Terrain Response 2 tiene una calibración única para distribuir de forma inteligente y precisa el par del motor eléctrico, que por su condición no tiene velocidad de ralentí y es capaz de alcanzar el par máximo desde cero rpm a las cuatro ruedas. Esto proporciona un control más amplio durante las maniobras todoterreno a baja velocidad, lo que confirma el abanico de capacidades inherentes del Range Rover.




Por otra parte, y esto es algo que preocupa y mucho a los consumidores; cuando se requiera una carga completa de la batería de iones de litio de alto voltaje de 13,1 kWh en casa, el tiempo de carga es de tan solo 2 horas 45 minutos utilizando un punto de carga específico de 32 amperios. La batería también se puede cargar por completo en 7 horas 30 minutos utilizando el cable de carga de casa de 10 amperios que se ofrece como equipamiento de serie. Esta batería del Range Rover tiene una garantía de ocho años, 160.000 km y un 70 por ciento de uso.



El nuevo Range Rover se ha potenciado con tecnologías adicionales para su mayor confort y conveniencia:


  • Parasol gestual: se abre y se cierra mediante un avanzado sistema de control gestual que identifica el movimiento de la mano del ocupante. Solo es necesario un movimiento hacia atrás de la mano delante del retrovisor para abrirlo y hacia delante para cerrarlo.
  • Ionización del aire del habitáculo: emplea nanopartículas cargadas con agua para limpiar y purificar el aire para mayor bienestar de los pasajeros.
  • Faros LED por Píxeles - Láser: por medio de una tecnología avanzada se obtiene una luminosidad mayor y, de forma inteligente, apaga automáticamente una sección de los LED para evitar deslumbrar a los conductores que circulan en dirección contraria.
  • Activity Key: permite a los propietarios bloquear y desbloquear el vehículo sin necesidad de llevar una llave. 

Y para disfrutar de un lujo y un rendimiento a la medida del Range Rover en su vertiente más dinámica, los clientes pueden deleitarse con el nuevo modelo SV-Autobiography Dynamic: el Range Rover más potente fabricado hasta la fecha.



La potencia de su motor de gasolina V8 sobrealimentado es de hasta 565 CV (un aumento de 15 CV), lo que le permite pasar de 0 a 100 km en solo 5,4 segundos y entre las llamativas revisiones del diseño se incluyen una exclusiva rejilla de la parrilla en Graphite Atlas con detalles cromados y un paragolpes trasero, revisado con embellecedores del tubo de escape metálicos integrados.

Pero eso ya, es para auténticos entendidos del lujo y el sibaritismo... !!Quiero uno!!.



domingo, 31 de diciembre de 2017

Range Rover. Lujo sobre cualquier terreno.

Land Rover y Range Rover están sufriendo una profunda transformación en los últimos meses y sus modelos, se están renovando y actualizándose a un ritmo endiablado.



Una de sus últimas creaciones ha sido el Range Rover Velar, un todo camino espectacular, con un diseño ultra-moderno y las capacidades off road que se le suponen a cualquier producto de la insigne marca inglesa.

Pero ahí no se paran las rotativas, ya que aprovechando la gran imagen del Velar, quieren adaptar sus nuevas tecnologías y sus pinceladas de diseño al resto de la gama y cómo no, han empezado por el buque insignia; el Range Rover.


Range Rover representa ahora más que nunca el summum de la movilidad Premium. Ahora cada viaje se transforma, tanto para conductores como pasajeros, en una experiencia única.

Este modelo se diseñó hace ya casi 50 años pensando en las necesidades del entorno rural, pero con un toque un poco más sofisticado. Posteriormente, pasó a las urbes y ha evolucionado de forma continua para ser un referente en el mundo que le rodea, demostrando que es el SUV Premium por excelencia, con permiso de los que han ido naciendo a posteriori, como el Bentley Bentayga, por ejemplo.

El principal cambio es en materia mecánica, ya que la tecnología actual ha inspirado el siguiente gran paso de Range Rover: un motor híbrido enchufable dotado de una unidad eléctrica y una de gasolina que ofrece un lujo sostenible gracias a unos niveles de eficiencia y capacidad inauditos que complementan su refinamiento y atractivo.



Su diseño exterior también ha evolucionado a la par que se ha dado al habitáculo mayor confort implementando nuevas tecnologías, todo ello al servicio de los clientes. No obstante, son las funciones que aumentan el confort las que revolucionan la experiencia a bordo tanto de conductores como pasajeros.



Los asientos delanteros cuentan con una configuración de 24 posiciones gracias a su nueva estructura, con espumas más mullidas y abundantes, a lo que se suman ahora los reposabrazos calefactados. En la parte trasera encontramos un habitáculo completamente rediseñado y la configuración de sus asientos crea un santuario de paz para los pasajeros, pero sin sacrificar el espacio de carga del maletero. Dicen que el espacio es un lujo, y el nuevo Range Rover le da una vuelta de tuerca a este concepto.



Además, si los pasajeros necesitan trabajar durante los trayectos, podrán beneficiarse de los 17 puntos de conexión disponibles, entre los que se encuentran tomas de corriente doméstica, puertos USB y HDMI y tomas de 12 voltios. También resultarán prácticos para las personas que se encuentran en viajes de negocios los ocho puntos de acceso Wi-Fi 4G y las prácticas soluciones de almacenamiento. Pero no sólo va ha ser trabajo y el habitáculo invita a relajarse con unos asientos de lujo que ofrecen 25 programas de masaje gracias a la tecnología de masaje Hot Stone de los respaldos.


Esos asientos son más amplios y suaves, por lo que ofrecen un confort suntuoso. Se pueden reclinar hasta 40 grados para aprovechar al máximo los 186 mm de espacio adicional para las piernas (1.206 mm en total), y se pueden desplegar con tan solo pulsar un botón. Esta comodidad ejemplar va más allá: los asientos están climatizados (frío/calor), y los reposabrazos, reposapiés y reposapiernas  también son ahora calefactados. Además, para disfrutar de mayor confort y personalización, todas las funciones de los asientos se pueden controlar, tanto desde el vehículo como en remoto, a través de una app para smartphones.


En el puesto de mando, observamos que la perfecta integración del sistema de infoentretenimiento más avanzado de Jaguar-Land Rover hasta la fecha, ha aumentado la elegancia de su interior. El Touch Pro Duo, cuyo nombre en clave es `Blade´, combina dos pantallas táctiles de 10 pulgadas y alta definición en la consola central que funcionan en perfecta armonía. La información se puede trasladar de una pantalla a otra consiguiendo un diseño muy intuitivo y fácil de usar para una funcionalidad sin igual.


Tras la introducción del nuevo vehículo eléctrico híbrido enchufable de Range Rover Sport la semana pasada, Jaguar-Land Rover continua su transformación de ICE a ACE, es decir, el paso de motores de combustión interna convencional, a vehículos eléctricos y autónomos conectados.


El nuevo y eficiente Range Rover P400e ofrece un rendimiento sostenible al combinar un motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros y 300 CV con un motor eléctrico de 116 CV. Los 404 CV de potencia total disponible permiten pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h, todo ello, transmitido a las cuatro ruedas.

Con un impresionante par motor de 640 Nm, el nuevo híbrido enchufable combina un elevado rendimiento dinámico con el refinamiento, el confort y la capacidad tradicionales de Range Rover.

Gracias a su motor electrificado, el Range Rover P400e solamente emite 64 g/km según el ciclo combinado NEDC y ofrece una autonomía completamente eléctrica de hasta 51 km sin que funcione el motor de gasolina. Por primera vez, los clientes que elijan el SUV insignia de Land Rover pueden disfrutar de una conducción sin emisiones.


El P400e proporciona un funcionamiento silencioso con una capacidad todoterreno extraordinaria, además de posibilitar la entrada a zonas con restricciones de circulación por la calidad del aire, incluyendo la mayoría de zonas con peaje por congestión.


Los propietarios del nuevo modelo híbrido enchufable podrán escoger dos modos de conducción:

1. Modo Parallel Hybrid (el modo de conducción predeterminado): combina la conducción utilizando ambos motores, el de gasolina y el eléctrico. El conductor puede optimizar la carga de la batería o el ahorro de combustible utilizando una de las dos funciones de gestión de la carga:
  • Función SAVE: evita que la carga de la batería sea inferior a un nivel seleccionado con anterioridad
  • Función Predictive Energy Optimisation (PEO): la introducción de un destino en el sistema de navegación activa el sistema, el cual usa datos de altitud integrados en el GPS para la ruta seleccionada, para combinar de forma inteligente el motor eléctrico y el motor de gasolina y así optimizar el ahorro de combustible 

2. Modo EV (Vehículo eléctrico): permite que el vehículo funcione exclusivamente con el motor eléctrico usando la energía almacenada en la batería, la solución ideal para viajes silenciosos y sin emisiones, eso sí; tan sólo durante unos 50 Km.


Pero obviamente, este gigante no está diseñado para la ciudad en exclusiva y en cualquier terreno, la precisión y el control del motor consiguen una progresión sin esfuerzo en todas las condiciones. La tecnología Land Rover Terrain Response 2 tiene una calibración única para distribuir de forma inteligente y precisa el par del motor eléctrico, que por su condición no tiene velocidad de ralentí y es capaz de alcanzar el par máximo desde cero rpm a las cuatro ruedas. Esto proporciona un control más amplio durante las maniobras todoterreno a baja velocidad, lo que confirma el abanico de capacidades inherentes del Range Rover.




Por otra parte, y esto es algo que preocupa y mucho a los consumidores; cuando se requiera una carga completa de la batería de iones de litio de alto voltaje de 13,1 kWh en casa, el tiempo de carga es de tan solo 2 horas 45 minutos utilizando un punto de carga específico de 32 amperios. La batería también se puede cargar por completo en 7 horas 30 minutos utilizando el cable de carga de casa de 10 amperios que se ofrece como equipamiento de serie. Esta batería del Range Rover tiene una garantía de ocho años, 160.000 km y un 70 por ciento de uso.



El nuevo Range Rover se ha potenciado con tecnologías adicionales para su mayor confort y conveniencia:


  • Parasol gestual: se abre y se cierra mediante un avanzado sistema de control gestual que identifica el movimiento de la mano del ocupante. Solo es necesario un movimiento hacia atrás de la mano delante del retrovisor para abrirlo y hacia delante para cerrarlo.
  • Ionización del aire del habitáculo: emplea nanopartículas cargadas con agua para limpiar y purificar el aire para mayor bienestar de los pasajeros.
  • Faros LED por Píxeles - Láser: por medio de una tecnología avanzada se obtiene una luminosidad mayor y, de forma inteligente, apaga automáticamente una sección de los LED para evitar deslumbrar a los conductores que circulan en dirección contraria.
  • Activity Key: permite a los propietarios bloquear y desbloquear el vehículo sin necesidad de llevar una llave. 

Y para disfrutar de un lujo y un rendimiento a la medida del Range Rover en su vertiente más dinámica, los clientes pueden deleitarse con el nuevo modelo SV-Autobiography Dynamic: el Range Rover más potente fabricado hasta la fecha.



La potencia de su motor de gasolina V8 sobrealimentado es de hasta 565 CV (un aumento de 15 CV), lo que le permite pasar de 0 a 100 km en solo 5,4 segundos y entre las llamativas revisiones del diseño se incluyen una exclusiva rejilla de la parrilla en Graphite Atlas con detalles cromados y un paragolpes trasero, revisado con embellecedores del tubo de escape metálicos integrados.

Pero eso ya, es para auténticos entendidos del lujo y el sibaritismo... !!Quiero uno!!.