sábado, 9 de junio de 2018

Audi A6 y A6 Avant. Evolución tecnológica.


La marca alemana Audi ha renovado de forma sustancial casi toda su gama de berlinas más Premium. Comenzaron con el A8, siguieron con el A7 y ahora le toca el turno al superventas Audi A6, que nos llega con carrocería de tres volúmenes y Avant.



Cuenta con un diseño renovado y muy dinámico, que marca las pautas de la nueva hornada de vehículos de la marca de los cuatro aros, además de obtener un mayor rango en materia tecnológica, de confort y visual. También se observan unos trazos más enérgicos alrededor de todo el conjunto, que se desmarcan, en cierta medida, del ambiente más sobrio de la anterior edición.



Aparece con una imagen más rompedora y poderosa, que combina dos conceptos tan dispares como la deportividad y la elegancia, con nueva firma lumínica en la que la iluminación LED es la protagonista, tanto para la parte delantera, como para la trasera. Existen tres versiones de sistemas de iluminación disponibles, con los faros HD Matrix LED con haz de luz de alta resolución en lo más alto de la gama. Con esta opción, la luz diurna está formada por cinco líneas horizontales y los intermitentes dinámicos y las animaciones luminosas al abrir o cerrar el vehículo ponen de relieve el carácter distintivo de la familia A6. El paquete de iluminación ambiental de contorno (opcional) ofrece una iluminación personalizada para el interior. 



En el interior, el ambiente futurista que se contempla parece sacado de una película de ciencia ficción, con una ausencia de botones premeditada, que son sustituidos por tres enormes pantallas, una del Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas y otras dos en la zona central; de 10 pulgadas para el equipo de infoocio y de 8,8 para la climatización.



Con el conductor y los pasajeros en mente, el Audi A6 incluye una extensa lista de sistemas de asistencia a la conducción, divididos en los paquetes City y Tour. Además del sistema de frenada de emergencia de serie Audi pre sense front, también se ofrece el asistente de conducción adaptativo. Proporciona control longitudinal y lateral en situaciones de tráfico intermitente desde la detención completa hasta una velocidad de 250 km/h, y asiste al conductor acelerando y frenando. Además, este sistema también ayuda a mantener la velocidad y la distancia con el vehículo que circula de frente cuando se circula con tráfico congestionado o en vías estrechas.


Para la función adicional de asistente de eficiencia, el asistente de conducción adaptativo ayuda de forma predictiva teniendo en cuenta factores como el límite de velocidad, curvas, rotondas y giros, si la guía de ruta está activa.


La asistencia de emergencia mejora la seguridad al reconocer cuándo el conductor no actúa, realizando una serie de alertas visuales, acústicas o hápticas. Si el conductor no responde, el sistema toma el control, activa las luces de emergencia e inicia una maniobra de frenada hasta detener al A6 de forma segura. El sistema activa las medidas de protección del Audi pre sense, como el pre-tensor de los cinturones de seguridad y el cierre de las ventanillas, realizando automáticamente una llamada de emergencia.


Otras cinco funciones apoyan al conductor en el tráfico urbano: el Audi cross assist detecta el tráfico que cruza por delante del vehículo; el Audi pre sense 360° detecta posibles riesgos de colisión; el Audi rear cross traffic assist monitoriza el tráfico cruzado posterior, por ejemplo al salir de una plaza de estacionamiento en paralelo y los sistemas exit warning y lane change warning (alerta de salida del vehículo y aviso de cambio de carril) completan el paquete.


Todas estas funciones se controlan desde un módulo de alta tecnología que equipa de serie el nuevo Audi A6: el controlador central de los sistemas de asistencia al conductor, denominado zFAS, que calcula de forma continua una imagen diferenciada del entorno del automóvil. Para hacerlo, en función del nivel de equipamiento, utiliza los datos recogidos por hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras, doce sensores de ultrasonidos y un escáner láser.



Todos los modelos y mecánicas, estarán disponibles con un sistema híbrido de 48V denominado mild hybrid que actuará como sistema de arranque y alternador, sumado a las mecánicas 3.0 TFSI de 340cv y el 3.0 TDI de 268cv, que serán los motores con los que contaremos en su fase de lanzamiento. Más adelante se incorporarán nuevas mecánicas de 204 y 231cv en diésel, además de otras tantas variables futuras, tanto en gasolina como en diésel.



Los motores transmiten la potencia al asfalto a través de un cambio S tronic de siete marchas, o un tiptronic de ocho relaciones y la tracción quattro. El complemento ideal es el diferencial trasero deportivo opcional, que distribuye la potencia entre las dos ruedas del eje trasero de forma activa para mejorar la agilidad en curva.


Audi también ofrece como opción la dirección dinámica a las cuatro ruedas, con la que mejora la maniobrabilidad del A6. A velocidades de hasta 60 km/h, las ruedas posteriores giran hasta cinco grados en dirección opuesta a las delanteras, lo que reduce el diámetro de giro hasta en un metro, para quedarse en 11,1 m. Con esta sistema, ya sea a la hora de aparcar o conduciendo en el tráfico urbano, el tamaño del Audi A6 y A6 Avant, con sus casi cinco metros de longitud, pasa desapercibido. La dirección dinámica a las cuatro ruedas también aumenta la agilidad en curvas y la estabilidad a velocidades superiores a los 60 km/h. En estas situaciones, las ruedas del eje delantero y del trasero giran en la misma dirección.


Por otra parte, los clientes pueden elegir entre cuatro variantes de suspensión: la estándar con muelles de acero, la suspensión deportiva, la suspensión con control de dureza de la amortiguación y la suspensión neumática adaptativa, también con amortiguación variable en altura. Además del tarado de la amortiguación y de la suspensión neumática, la plataforma electrónica de chasis gobierna la dirección dinámica a las cuatro ruedas y el diferencial trasero deportivo.

De esta manera, el conductor puede ajustar los reglajes en el sistema Audi drive select, en base a los programas comfort, auto y dynamic. La dirección dinámica a las cuatro ruedas, por ejemplo, modifica tanto la desmultiplicación como el grado de asistencia. 



La nueva generación del A6 gana 7mm de longitud, 12 mm de anchura y 2mm de altura, por lo que las dimensiones como tal no cambian en exceso, aunque se potencia mucho la visión dinámica, gracias a la parrilla frontal "Single Frame" que para esta ocasión, se sitúa en una posición más baja.


Por su parte, el nuevo Audi A6 Avant combina un diseño dinámico con una excelente versatilidad para la utilización en el día a día. La parte posterior cuenta con un diseño sorprendente, que permite ofrecer un concepto flexible para el compartimento de carga, cuya capacidad puede variar entre los 565 y los 1.680 litros y el diseño del tren de rodaje está orientado tanto al confort como a la deportividad.



Mide 4,94 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,47 metros de altura y el espacio interior es aún mayor que en el modelo predecesor. Supera a sus competidores en anchura a la altura de los hombros en las plazas delanteras y en las traseras, así como en espacio para las rodillas de los pasajeros posteriores.


Como berlina tradicional y superventas, parece que el nuevo Audi A6 y su variante familiar Avant, toman la delantera en materia visual, tecnológica y dinámica, dentro del segmento de las berlinas Premium. Y es que el ser el último en llegar, después de los también increíbles Mercedes Clase E y BMW Serie 5, tenía que tener alguna ventaja. 



No obstante, en cuanto salga a la venta y tengamos disponibilidad, intentaremos hacer una prueba dinámica para desglosaros aún más, todos sus nuevos secretos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de junio de 2018

Audi A6 y A6 Avant. Evolución tecnológica.


La marca alemana Audi ha renovado de forma sustancial casi toda su gama de berlinas más Premium. Comenzaron con el A8, siguieron con el A7 y ahora le toca el turno al superventas Audi A6, que nos llega con carrocería de tres volúmenes y Avant.



Cuenta con un diseño renovado y muy dinámico, que marca las pautas de la nueva hornada de vehículos de la marca de los cuatro aros, además de obtener un mayor rango en materia tecnológica, de confort y visual. También se observan unos trazos más enérgicos alrededor de todo el conjunto, que se desmarcan, en cierta medida, del ambiente más sobrio de la anterior edición.



Aparece con una imagen más rompedora y poderosa, que combina dos conceptos tan dispares como la deportividad y la elegancia, con nueva firma lumínica en la que la iluminación LED es la protagonista, tanto para la parte delantera, como para la trasera. Existen tres versiones de sistemas de iluminación disponibles, con los faros HD Matrix LED con haz de luz de alta resolución en lo más alto de la gama. Con esta opción, la luz diurna está formada por cinco líneas horizontales y los intermitentes dinámicos y las animaciones luminosas al abrir o cerrar el vehículo ponen de relieve el carácter distintivo de la familia A6. El paquete de iluminación ambiental de contorno (opcional) ofrece una iluminación personalizada para el interior. 



En el interior, el ambiente futurista que se contempla parece sacado de una película de ciencia ficción, con una ausencia de botones premeditada, que son sustituidos por tres enormes pantallas, una del Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas y otras dos en la zona central; de 10 pulgadas para el equipo de infoocio y de 8,8 para la climatización.



Con el conductor y los pasajeros en mente, el Audi A6 incluye una extensa lista de sistemas de asistencia a la conducción, divididos en los paquetes City y Tour. Además del sistema de frenada de emergencia de serie Audi pre sense front, también se ofrece el asistente de conducción adaptativo. Proporciona control longitudinal y lateral en situaciones de tráfico intermitente desde la detención completa hasta una velocidad de 250 km/h, y asiste al conductor acelerando y frenando. Además, este sistema también ayuda a mantener la velocidad y la distancia con el vehículo que circula de frente cuando se circula con tráfico congestionado o en vías estrechas.


Para la función adicional de asistente de eficiencia, el asistente de conducción adaptativo ayuda de forma predictiva teniendo en cuenta factores como el límite de velocidad, curvas, rotondas y giros, si la guía de ruta está activa.


La asistencia de emergencia mejora la seguridad al reconocer cuándo el conductor no actúa, realizando una serie de alertas visuales, acústicas o hápticas. Si el conductor no responde, el sistema toma el control, activa las luces de emergencia e inicia una maniobra de frenada hasta detener al A6 de forma segura. El sistema activa las medidas de protección del Audi pre sense, como el pre-tensor de los cinturones de seguridad y el cierre de las ventanillas, realizando automáticamente una llamada de emergencia.


Otras cinco funciones apoyan al conductor en el tráfico urbano: el Audi cross assist detecta el tráfico que cruza por delante del vehículo; el Audi pre sense 360° detecta posibles riesgos de colisión; el Audi rear cross traffic assist monitoriza el tráfico cruzado posterior, por ejemplo al salir de una plaza de estacionamiento en paralelo y los sistemas exit warning y lane change warning (alerta de salida del vehículo y aviso de cambio de carril) completan el paquete.


Todas estas funciones se controlan desde un módulo de alta tecnología que equipa de serie el nuevo Audi A6: el controlador central de los sistemas de asistencia al conductor, denominado zFAS, que calcula de forma continua una imagen diferenciada del entorno del automóvil. Para hacerlo, en función del nivel de equipamiento, utiliza los datos recogidos por hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras, doce sensores de ultrasonidos y un escáner láser.



Todos los modelos y mecánicas, estarán disponibles con un sistema híbrido de 48V denominado mild hybrid que actuará como sistema de arranque y alternador, sumado a las mecánicas 3.0 TFSI de 340cv y el 3.0 TDI de 268cv, que serán los motores con los que contaremos en su fase de lanzamiento. Más adelante se incorporarán nuevas mecánicas de 204 y 231cv en diésel, además de otras tantas variables futuras, tanto en gasolina como en diésel.



Los motores transmiten la potencia al asfalto a través de un cambio S tronic de siete marchas, o un tiptronic de ocho relaciones y la tracción quattro. El complemento ideal es el diferencial trasero deportivo opcional, que distribuye la potencia entre las dos ruedas del eje trasero de forma activa para mejorar la agilidad en curva.


Audi también ofrece como opción la dirección dinámica a las cuatro ruedas, con la que mejora la maniobrabilidad del A6. A velocidades de hasta 60 km/h, las ruedas posteriores giran hasta cinco grados en dirección opuesta a las delanteras, lo que reduce el diámetro de giro hasta en un metro, para quedarse en 11,1 m. Con esta sistema, ya sea a la hora de aparcar o conduciendo en el tráfico urbano, el tamaño del Audi A6 y A6 Avant, con sus casi cinco metros de longitud, pasa desapercibido. La dirección dinámica a las cuatro ruedas también aumenta la agilidad en curvas y la estabilidad a velocidades superiores a los 60 km/h. En estas situaciones, las ruedas del eje delantero y del trasero giran en la misma dirección.


Por otra parte, los clientes pueden elegir entre cuatro variantes de suspensión: la estándar con muelles de acero, la suspensión deportiva, la suspensión con control de dureza de la amortiguación y la suspensión neumática adaptativa, también con amortiguación variable en altura. Además del tarado de la amortiguación y de la suspensión neumática, la plataforma electrónica de chasis gobierna la dirección dinámica a las cuatro ruedas y el diferencial trasero deportivo.

De esta manera, el conductor puede ajustar los reglajes en el sistema Audi drive select, en base a los programas comfort, auto y dynamic. La dirección dinámica a las cuatro ruedas, por ejemplo, modifica tanto la desmultiplicación como el grado de asistencia. 



La nueva generación del A6 gana 7mm de longitud, 12 mm de anchura y 2mm de altura, por lo que las dimensiones como tal no cambian en exceso, aunque se potencia mucho la visión dinámica, gracias a la parrilla frontal "Single Frame" que para esta ocasión, se sitúa en una posición más baja.


Por su parte, el nuevo Audi A6 Avant combina un diseño dinámico con una excelente versatilidad para la utilización en el día a día. La parte posterior cuenta con un diseño sorprendente, que permite ofrecer un concepto flexible para el compartimento de carga, cuya capacidad puede variar entre los 565 y los 1.680 litros y el diseño del tren de rodaje está orientado tanto al confort como a la deportividad.



Mide 4,94 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,47 metros de altura y el espacio interior es aún mayor que en el modelo predecesor. Supera a sus competidores en anchura a la altura de los hombros en las plazas delanteras y en las traseras, así como en espacio para las rodillas de los pasajeros posteriores.


Como berlina tradicional y superventas, parece que el nuevo Audi A6 y su variante familiar Avant, toman la delantera en materia visual, tecnológica y dinámica, dentro del segmento de las berlinas Premium. Y es que el ser el último en llegar, después de los también increíbles Mercedes Clase E y BMW Serie 5, tenía que tener alguna ventaja. 



No obstante, en cuanto salga a la venta y tengamos disponibilidad, intentaremos hacer una prueba dinámica para desglosaros aún más, todos sus nuevos secretos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario