domingo, 10 de junio de 2018

BMW X5. La cuarta generación de grandeza.



El BMW X5 es uno de los SUV más impresionantes que existen en el mercado español en términos visuales. Siempre se ha caracterizado por tener una imagen muy atractiva y poderosa, además de contar con una alta dotación en materia tecnológica y un comportamiento de bandera, tanto sobre asfalto, como fuera de él.


Ahora nos llega la cuarta generación que se caracteriza por su riqueza de innovaciones y representa la personificación más convincente de la concepción del Sports Activity Vehicle (SAV, SUV para los amigos...) con su capacidad de aventurarse fuera de la carretera combinada con un talento para el placer de conducción y dinamismo dentro de ella, como no se podía esperar menos de un producto firmado por la marca de Múnich.


El nuevo BMW X5 inicia un nuevo capítulo en la exitosa historia del Sports Activity Vehicle (SAV) fundador del segmento, del cual se han vendido más de 2,2 millones de unidades hasta la fecha. La nueva generación del BMW X5 cautiva con su claridad de diseño, sus atributos de conducción confortable, deportiva y autónoma y sus innovadores elementos de equipamiento. 


Significativamente más grande que su predecesor; la longitud aumenta en 36 milímetros hasta 4,9 metros, el ancho en 66 mm, para llegar a los 2 metros y la altura en 19 mm, hasta 1,74 m. La distancia entre ejes también crece 42 milímetros, llegando a los 2,97 metros, por lo que se notará sustancialmente en el interior del habitáculo. 


En el diseño exterior se emplea un lenguaje claro y robusto, que es nuevo en los modelos BMW X. Superficies esculpidas y poderosas, líneas precisas, una gran rejilla envolvente y de una sola pieza con los riñones de BMW, una llamativa línea de carácter y línea de techo dinámica y luces traseras de diseño tridimensional, son las claves para hacer del nuevo X5 un vehículo más actualizado, moderno y de aspecto más tecnológico. 


Por su parte; el interior emana un aura elegante y moderna gracias al uso de sofisticados materiales, un diseño armonioso y un innovador concepto de control.


Aparece, por primera vez, la pantalla y, lo que ellos denominan, concepto de control de BMW Live Cockpit Professional (de serie). Tiene un desarrollo adicional del sistema operativo iDrive para incluir un cuadro de instrumentos completamente digital, así como una pantalla de control de 12,3 pulgadas, con unos gráficos muy claros y una estructura de menú plana diseñada para el control táctil, que garantiza un acceso rápido a las diferentes configuraciones y funciones. La información relacionada con la localización y las pantallas personalizables proveen al conductor de la información adecuada en cada momento. 


También contempla una mayor facilidad de manejo mediante el uso multimodal de la pantalla táctil, el controlador iDrive, el control de voz y por medio del control gestual de BMW. De manera opcional, podemos contar con la nueva generación del BMW Head-Up Display con una superficie de proyección más grande (ahora 7 × 3,5 pulgadas), gráficos 3D optimizados y pantalla para contenidos adicionales. 


Los acabados también son de primer orden, con la incorporación de la tapicería de cuero estándar en la nueva variante Vernasca y el acabado Merino de BMW Individual en opción, disponible en una selección de cuatro colores. 


Por supuesto, el nuevo X5 adquiere nuevas opciones que proporcionan un confort excepcional al interior, como los asientos multifuncionales con función de masaje, climatizador automático de cuatro zonas, apoyabrazos con calefacción, portavasos refrigerados/calefactados en la consola central, techo panorámico Sky Lounge Sky con una superficie de vidrio un 23% más grande, paquete de aire ambiental con fragancias interiores, sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond o sistema profesional de entretenimiento trasero con pantalla táctil de 10,2 pulgadas, por poner unos pocos ejemplos.

Veremos por primera vez, las nuevas aplicaciones de vidrio (opcionales) para la palanca de marchas, el controlador iDrive, el botón de arranque/parada en la consola central y el mando de control del sistema de audio, que le aportarán un toque muy exclusivo al ya de por sí, bien rematado, habitáculo del nuevo X5. 

Obviamente, también tendrá la posibilidad de carga inalámbrica para teléfonos móviles compatibles e incorporará la nueva la llave BMW con pantalla y que vimos en el BMW Serie 5 por primera vez, que muestra información del estado del vehículo y permite al usuario controlar desde ahí, alguna de las funciones del coche. 


También obtendremos de manera opcional, la iluminación ambiental mejorada, con iluminación de bienvenida para el área exterior de entrada al coche y luz interior dinámica con iluminación parpadeante en el panel de instrumentos (cuando recibe llamadas telefónicas entrantes) y en el panel de la puerta y la manilla (cuando la puerta se abre con el motor en marcha). 


La habitabilidad, como hemos indicado, está fuera de toda duda, pero además, existe la posibilidad de incorporar la tercera fila de asientos de manera opcional (se espera que esté disponible desde diciembre de 2018), que ofrece dos asientos adicionales y una cómoda entrada y salida a los mismos, gracias a los asientos eléctricos de la segunda fila con inclinación hacia adelante. 


Si accedemos al maletero, nos encontramos con un portón trasero dividido en dos partes, que puede tener apertura y cierre manos libres de ambas secciones con el acceso de confort opcional. La cubierta del maletero automática puede ser bajada eléctricamente hasta la base del compartimento de carga y la capacidad del maletero se puede aumentar desde los 645 litros básicos, a un máximo de 1.860 litros, con los asientos traseros abatidos. 


Esta nueva generación del X5 cuenta con un innovador conjunto de sistemas de asistencia a la conducción que dan un paso más hacia la conducción autónoma, como por ejemplo; el Driving Assistant Professional con control de crucero activo con la función Stop&Go, asistente de dirección y de control de carril, advertencia de cambio de carril y advertencia de salida de carril, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, y advertencias de tráfico en cruces, de prioridad y de dirección prohibida. 


También tendremos disponible por primera vez, el asistente de parada de emergencia, que frena el vehículo automáticamente, si es necesario, y lo dirige a un margen de la carretera. El asistente de aparcamiento tanto en batería como en línea se nos muestra como novedad en este modelo. El nuevo asistente de marcha atrás toma el control de la dirección para maniobrar el vehículo a lo largo de un trayecto realizado recientemente hacia adelante, en una distancia de hasta 80 metros y el asistente de aparcamiento plus también incluye la vista alrededor, vista superior, vista panorámica y vista remota en 3D. 


Por supuesto; contaremos con la gama completa de servicios BMW ConnectedDrive, que nos ofrece conectividad completa entre el vehículo y los dispositivos digitales del cliente a través del asistente digital y de movilidad personal de BMW Connected.


Al principio de su lanzamiento en el mercado, el nuevo X5 contará con tres variantes de motor: gasolina de seis cilindros en línea con 340 CV en el BMW X5 xDrive40i y dos motores diésel de seis cilindros en línea, con 400 CV en el BMW X5 M50d y 265 CV en el BMW X5 xDrive30d. Todos los propulsores cuentan con tecnología de vanguardia en el tratamiento de gases de escape, incluido un filtro de partículas de gasolina o catalizador SCR y cumplen con el estándar EU6d-TEMP.


Por defecto, todas las unidades montarán la transmisión Steptronic de ocho velocidades como equipamiento de serie y de momento, las variantes con las que comienzan su comercialización tan sólo podrán contar con la laureada tracción total inteligente BMW xDrive, con un nuevo y más eficiente sistema de control, y orientación al eje trasero como estándar. 


Esta tracción ha sido calibrada y el bloqueo del diferencial en el eje trasero proporciona una agilidad, tracción y estabilidad direccional notablemente mejoradas al acelerar en la salida de las curvas y en otras situaciones de conducción dinámica. 


También será el primer modelo BMW X con paquete Off-Road opcional. Incluye suspensión neumática de dos ejes, protecciones en la parte delantera y trasera, además de pantallas específicas en la instrumentación y la pantalla de control. Con este paquete específico, podremos elegir entre cuatro modos de conducción con solo tocar un botón. Elijamos lo que elijamos, la altura del conjunto y las respuestas de los sistemas BMW xDrive, DSC, caja de cambios y de la gestión del acelerador, se ajustan para disponer de una configuración óptima en conducción sobre arena, rocas, grava o nieve.


Por otra parte; podremos acceder a un nivel de personalización bastante notable, con paquetes específicos y estéticos de nominados xLine, MSport o, ya directamente, podemos liarnos la manta a la cabeza y pedir sustanciales mejoras al departamento Individual de BMW.


Uno de los SUV más poderosos y premium de BMW se renueva y no lo podía hacer de la mejor manera. Mantiene su aspecto premium y poderoso, incorpora lo último de la marca en tecnología y su gama mecánica comienza con unas opciones muy atractivas y enérgicas, además de contar con el dinamismo intrínseco de la marca en materia de conducción y efectividad sobre cualquier tipo de terreno. De momento; un 10. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

domingo, 10 de junio de 2018

BMW X5. La cuarta generación de grandeza.



El BMW X5 es uno de los SUV más impresionantes que existen en el mercado español en términos visuales. Siempre se ha caracterizado por tener una imagen muy atractiva y poderosa, además de contar con una alta dotación en materia tecnológica y un comportamiento de bandera, tanto sobre asfalto, como fuera de él.


Ahora nos llega la cuarta generación que se caracteriza por su riqueza de innovaciones y representa la personificación más convincente de la concepción del Sports Activity Vehicle (SAV, SUV para los amigos...) con su capacidad de aventurarse fuera de la carretera combinada con un talento para el placer de conducción y dinamismo dentro de ella, como no se podía esperar menos de un producto firmado por la marca de Múnich.


El nuevo BMW X5 inicia un nuevo capítulo en la exitosa historia del Sports Activity Vehicle (SAV) fundador del segmento, del cual se han vendido más de 2,2 millones de unidades hasta la fecha. La nueva generación del BMW X5 cautiva con su claridad de diseño, sus atributos de conducción confortable, deportiva y autónoma y sus innovadores elementos de equipamiento. 


Significativamente más grande que su predecesor; la longitud aumenta en 36 milímetros hasta 4,9 metros, el ancho en 66 mm, para llegar a los 2 metros y la altura en 19 mm, hasta 1,74 m. La distancia entre ejes también crece 42 milímetros, llegando a los 2,97 metros, por lo que se notará sustancialmente en el interior del habitáculo. 


En el diseño exterior se emplea un lenguaje claro y robusto, que es nuevo en los modelos BMW X. Superficies esculpidas y poderosas, líneas precisas, una gran rejilla envolvente y de una sola pieza con los riñones de BMW, una llamativa línea de carácter y línea de techo dinámica y luces traseras de diseño tridimensional, son las claves para hacer del nuevo X5 un vehículo más actualizado, moderno y de aspecto más tecnológico. 


Por su parte; el interior emana un aura elegante y moderna gracias al uso de sofisticados materiales, un diseño armonioso y un innovador concepto de control.


Aparece, por primera vez, la pantalla y, lo que ellos denominan, concepto de control de BMW Live Cockpit Professional (de serie). Tiene un desarrollo adicional del sistema operativo iDrive para incluir un cuadro de instrumentos completamente digital, así como una pantalla de control de 12,3 pulgadas, con unos gráficos muy claros y una estructura de menú plana diseñada para el control táctil, que garantiza un acceso rápido a las diferentes configuraciones y funciones. La información relacionada con la localización y las pantallas personalizables proveen al conductor de la información adecuada en cada momento. 


También contempla una mayor facilidad de manejo mediante el uso multimodal de la pantalla táctil, el controlador iDrive, el control de voz y por medio del control gestual de BMW. De manera opcional, podemos contar con la nueva generación del BMW Head-Up Display con una superficie de proyección más grande (ahora 7 × 3,5 pulgadas), gráficos 3D optimizados y pantalla para contenidos adicionales. 


Los acabados también son de primer orden, con la incorporación de la tapicería de cuero estándar en la nueva variante Vernasca y el acabado Merino de BMW Individual en opción, disponible en una selección de cuatro colores. 


Por supuesto, el nuevo X5 adquiere nuevas opciones que proporcionan un confort excepcional al interior, como los asientos multifuncionales con función de masaje, climatizador automático de cuatro zonas, apoyabrazos con calefacción, portavasos refrigerados/calefactados en la consola central, techo panorámico Sky Lounge Sky con una superficie de vidrio un 23% más grande, paquete de aire ambiental con fragancias interiores, sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond o sistema profesional de entretenimiento trasero con pantalla táctil de 10,2 pulgadas, por poner unos pocos ejemplos.

Veremos por primera vez, las nuevas aplicaciones de vidrio (opcionales) para la palanca de marchas, el controlador iDrive, el botón de arranque/parada en la consola central y el mando de control del sistema de audio, que le aportarán un toque muy exclusivo al ya de por sí, bien rematado, habitáculo del nuevo X5. 

Obviamente, también tendrá la posibilidad de carga inalámbrica para teléfonos móviles compatibles e incorporará la nueva la llave BMW con pantalla y que vimos en el BMW Serie 5 por primera vez, que muestra información del estado del vehículo y permite al usuario controlar desde ahí, alguna de las funciones del coche. 


También obtendremos de manera opcional, la iluminación ambiental mejorada, con iluminación de bienvenida para el área exterior de entrada al coche y luz interior dinámica con iluminación parpadeante en el panel de instrumentos (cuando recibe llamadas telefónicas entrantes) y en el panel de la puerta y la manilla (cuando la puerta se abre con el motor en marcha). 


La habitabilidad, como hemos indicado, está fuera de toda duda, pero además, existe la posibilidad de incorporar la tercera fila de asientos de manera opcional (se espera que esté disponible desde diciembre de 2018), que ofrece dos asientos adicionales y una cómoda entrada y salida a los mismos, gracias a los asientos eléctricos de la segunda fila con inclinación hacia adelante. 


Si accedemos al maletero, nos encontramos con un portón trasero dividido en dos partes, que puede tener apertura y cierre manos libres de ambas secciones con el acceso de confort opcional. La cubierta del maletero automática puede ser bajada eléctricamente hasta la base del compartimento de carga y la capacidad del maletero se puede aumentar desde los 645 litros básicos, a un máximo de 1.860 litros, con los asientos traseros abatidos. 


Esta nueva generación del X5 cuenta con un innovador conjunto de sistemas de asistencia a la conducción que dan un paso más hacia la conducción autónoma, como por ejemplo; el Driving Assistant Professional con control de crucero activo con la función Stop&Go, asistente de dirección y de control de carril, advertencia de cambio de carril y advertencia de salida de carril, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, y advertencias de tráfico en cruces, de prioridad y de dirección prohibida. 


También tendremos disponible por primera vez, el asistente de parada de emergencia, que frena el vehículo automáticamente, si es necesario, y lo dirige a un margen de la carretera. El asistente de aparcamiento tanto en batería como en línea se nos muestra como novedad en este modelo. El nuevo asistente de marcha atrás toma el control de la dirección para maniobrar el vehículo a lo largo de un trayecto realizado recientemente hacia adelante, en una distancia de hasta 80 metros y el asistente de aparcamiento plus también incluye la vista alrededor, vista superior, vista panorámica y vista remota en 3D. 


Por supuesto; contaremos con la gama completa de servicios BMW ConnectedDrive, que nos ofrece conectividad completa entre el vehículo y los dispositivos digitales del cliente a través del asistente digital y de movilidad personal de BMW Connected.


Al principio de su lanzamiento en el mercado, el nuevo X5 contará con tres variantes de motor: gasolina de seis cilindros en línea con 340 CV en el BMW X5 xDrive40i y dos motores diésel de seis cilindros en línea, con 400 CV en el BMW X5 M50d y 265 CV en el BMW X5 xDrive30d. Todos los propulsores cuentan con tecnología de vanguardia en el tratamiento de gases de escape, incluido un filtro de partículas de gasolina o catalizador SCR y cumplen con el estándar EU6d-TEMP.


Por defecto, todas las unidades montarán la transmisión Steptronic de ocho velocidades como equipamiento de serie y de momento, las variantes con las que comienzan su comercialización tan sólo podrán contar con la laureada tracción total inteligente BMW xDrive, con un nuevo y más eficiente sistema de control, y orientación al eje trasero como estándar. 


Esta tracción ha sido calibrada y el bloqueo del diferencial en el eje trasero proporciona una agilidad, tracción y estabilidad direccional notablemente mejoradas al acelerar en la salida de las curvas y en otras situaciones de conducción dinámica. 


También será el primer modelo BMW X con paquete Off-Road opcional. Incluye suspensión neumática de dos ejes, protecciones en la parte delantera y trasera, además de pantallas específicas en la instrumentación y la pantalla de control. Con este paquete específico, podremos elegir entre cuatro modos de conducción con solo tocar un botón. Elijamos lo que elijamos, la altura del conjunto y las respuestas de los sistemas BMW xDrive, DSC, caja de cambios y de la gestión del acelerador, se ajustan para disponer de una configuración óptima en conducción sobre arena, rocas, grava o nieve.


Por otra parte; podremos acceder a un nivel de personalización bastante notable, con paquetes específicos y estéticos de nominados xLine, MSport o, ya directamente, podemos liarnos la manta a la cabeza y pedir sustanciales mejoras al departamento Individual de BMW.


Uno de los SUV más poderosos y premium de BMW se renueva y no lo podía hacer de la mejor manera. Mantiene su aspecto premium y poderoso, incorpora lo último de la marca en tecnología y su gama mecánica comienza con unas opciones muy atractivas y enérgicas, además de contar con el dinamismo intrínseco de la marca en materia de conducción y efectividad sobre cualquier tipo de terreno. De momento; un 10. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario