sábado, 9 de junio de 2018

El ático de Aston Martin.


Que la firma inglesa es sinónimo de clase y prestigio y que sus automóviles marcan las pautas en cuanto a exclusividad y porte sin menospreciar la deportividad, no es ningún secreto.



Pero Aston Martin no solo "vive" de la venta de sus deportivos y GT´s de ensueño, ni de las rentas que le proporciona su "affaire" con el personaje de ficción James Bond; sino que su imagen sobrepasa las barreras del automovilismo y existen infinidad de productos exclusivos que se comercializan bajo el paraguas de la marca. 



Una de sus últimas incursiones fuera del ámbito del motor no es, para nada, cualquier cosa que nos podríamos imaginar en la que podría estar involucrada la marca.


Aston Martin se ha asociado con el promotor G&G Business para la construcción de un bloque de apartamentos de lujo, en uno de los pocos emplazamientos que quedan frente a la Bahía de Miami; en el número 300 de Biscayne Boulevard. 


Estos apartamentos de lujo están destinados al mismo perfil de cliente que podría decantarse por comprar un Aston Martin, ya que reúnen todo el lujo y sibaritismo que reclaman los potenciales compradores; personas sofisticadas y de prestigio.

El edificio será de los más altos de la bahía y constará de 66 plantas con 391 apartamentos, que parten desde un estudio de 65m2 por 600.000 dólares y culminan con un ático triple de 1.770m2 que alcanzará la impresionante cifra de 50 millones de dólares. 



Pero este increíble ático también tiene una sorpresa que viene incluida en el precio, ya que si eres uno de los pocos afortunados que se lo pueden permitir; viene con un Aston Martin Vulcan de "regalo", valorado en unos 2,4 millones. 



Este Aston Martin tan especial es uno de los deportivos más exclusivos y extremos que ha fabricado nunca la marca. Su imagen radical nos evoca al dios del fuego (ya que de ahí deriva su nombre) y casi, estaríamos hablando de un auténtico coche de carreras, homologado para circular por las calles.



Monta una mecánica V12 7.0 con 830cv y un par máximo de 780 Nm, con el que se pueden alcanzar los 100 Km/h desde parado en 2,8 segundos y sobrepasar sin mucho problema la barrera de los 330 Km/h. 



Casi que me voy a comprar el ático solo por el "regalo". ¿Qué opináis?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de junio de 2018

El ático de Aston Martin.


Que la firma inglesa es sinónimo de clase y prestigio y que sus automóviles marcan las pautas en cuanto a exclusividad y porte sin menospreciar la deportividad, no es ningún secreto.



Pero Aston Martin no solo "vive" de la venta de sus deportivos y GT´s de ensueño, ni de las rentas que le proporciona su "affaire" con el personaje de ficción James Bond; sino que su imagen sobrepasa las barreras del automovilismo y existen infinidad de productos exclusivos que se comercializan bajo el paraguas de la marca. 



Una de sus últimas incursiones fuera del ámbito del motor no es, para nada, cualquier cosa que nos podríamos imaginar en la que podría estar involucrada la marca.


Aston Martin se ha asociado con el promotor G&G Business para la construcción de un bloque de apartamentos de lujo, en uno de los pocos emplazamientos que quedan frente a la Bahía de Miami; en el número 300 de Biscayne Boulevard. 


Estos apartamentos de lujo están destinados al mismo perfil de cliente que podría decantarse por comprar un Aston Martin, ya que reúnen todo el lujo y sibaritismo que reclaman los potenciales compradores; personas sofisticadas y de prestigio.

El edificio será de los más altos de la bahía y constará de 66 plantas con 391 apartamentos, que parten desde un estudio de 65m2 por 600.000 dólares y culminan con un ático triple de 1.770m2 que alcanzará la impresionante cifra de 50 millones de dólares. 



Pero este increíble ático también tiene una sorpresa que viene incluida en el precio, ya que si eres uno de los pocos afortunados que se lo pueden permitir; viene con un Aston Martin Vulcan de "regalo", valorado en unos 2,4 millones. 



Este Aston Martin tan especial es uno de los deportivos más exclusivos y extremos que ha fabricado nunca la marca. Su imagen radical nos evoca al dios del fuego (ya que de ahí deriva su nombre) y casi, estaríamos hablando de un auténtico coche de carreras, homologado para circular por las calles.



Monta una mecánica V12 7.0 con 830cv y un par máximo de 780 Nm, con el que se pueden alcanzar los 100 Km/h desde parado en 2,8 segundos y sobrepasar sin mucho problema la barrera de los 330 Km/h. 



Casi que me voy a comprar el ático solo por el "regalo". ¿Qué opináis?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario