sábado, 9 de junio de 2018

Range Rover SV Coupé. Renaciéndo de los orígenes.


En 1970 se lanzó el Range Rover original, y lo hizo con dos puertas. Pretendía ser una alternativa más lujosa e igual de capaz en materia de todo terreno, al laureado y, recientemente desaparecido Land Rover Defender.


Mucho han cambiado las cosas desde entonces y las variantes Range Rover siguen manteniendo ese carácter lujoso (cada vez más) que les a caracterizado a lo largo de la historia, siendo el Range Rover SV el más sibarita y premium de toda la gama, compuesta en la actualidad por el Evoque, el Range Rover Sport y el Velar, además del mencionado. También mantienen las capacidades off road intrínsecas de la marca en mayor o menor medida.


Pero lo que se había dejado de producir desde aquella primera generación del Range Rover, era una variante de 2 puertas en su versión más premium. De hecho; tan sólo el Evoque tiene una versión con dos puertas (y cabrio, sin ir más lejos...). 


En realidad; denominar coupé a un "monstrenco" que se posiciona como el vehículo más largo y bajo de toda la gama es un poco absurdo, pero nos da pistas de que el nuevo SV de dos puertas también será el TT más deportivo y exclusivo que se venderá, puesto que tan solo se fabricará una serie de 999 unidades para todo el mundo a un precio estimado "irrisorio" de 333.100 Euros.


A cambio obtenemos una imagen diferenciadora, con cierto retrogusto al Range Rover original y mucho lujo; acompañado de lo último en tecnología y seguridad y unos acabados sofisticados en todos y cada uno de los rincones del interior.


Su diseño se nos presenta más limpio y depurado, que nos desprende un halo inmediato mezcla entre elegancia y deportividad, gracias a la eliminación de las puertas traseras, las delanteras sin marco y a la incorporación de unas impresionantes llantas de 23 pulgadas con un efecto de turbina.

En el interior, se respira exclusividad digna de uno de los últimos modelos de yate o de un jet privado. Cuero, aluminio, madera y muy poco material plástico a la vista (por no decir nada) nos recibe nada más abrir las puertas. Su configuración será de 4 plazas, con dos espectaculares asientos independientes para las plazas traseras, que gozarán de un espacio fuera de lugar y una comodidad sin parangón. 


Incluye toda la dotación técnica conocida en el modelo del que deriva, además de montar, en este caso, unos impresionantes faros delanteros con 144 diodos LED que aumenta la capacidad lumínica en 5 veces, lo que soportarían unos faros LED normales, pudiendo alumbrar hasta 500 metros por delante a 80 Km/h. 


En cuanto a mecánica; el SV Coupé montará la versión más potente, que no es otro motor que el 5.0 V8, con 565cv y un par máximo de 700 Nm, asociado a una transmisión automática de 8 relaciones. De esta manera, el exclusivo SV Coupé podrá alcanzar una velocidad máxima de 265 Km/h y hacer un 0-100 Km/h en tan solo 5,3 segundos, lo cual, es realmente demencial para un SUV de semejante tamaño y envergadura.

Por supuesto, y a pesar de tener un marcado tinte deportivo, también contará con tracción total, un diferencial trasero activo, reductora de 2 velocidades y el laureado sistema Terrain Response de última generación.


!Qué diferencia con aquel Range Rover original del que parte esta idea!. No obstante; si os apetece y manda más la nostalgia que la actualidad, también podréis adquirir una de las únicas y exclusivas 10 unidades del Range Rover de los 70´s, construidas al más mínimo detalle por el departamento Land Rover Classic, por 154.000 Euros lo hacemos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de junio de 2018

Range Rover SV Coupé. Renaciéndo de los orígenes.


En 1970 se lanzó el Range Rover original, y lo hizo con dos puertas. Pretendía ser una alternativa más lujosa e igual de capaz en materia de todo terreno, al laureado y, recientemente desaparecido Land Rover Defender.


Mucho han cambiado las cosas desde entonces y las variantes Range Rover siguen manteniendo ese carácter lujoso (cada vez más) que les a caracterizado a lo largo de la historia, siendo el Range Rover SV el más sibarita y premium de toda la gama, compuesta en la actualidad por el Evoque, el Range Rover Sport y el Velar, además del mencionado. También mantienen las capacidades off road intrínsecas de la marca en mayor o menor medida.


Pero lo que se había dejado de producir desde aquella primera generación del Range Rover, era una variante de 2 puertas en su versión más premium. De hecho; tan sólo el Evoque tiene una versión con dos puertas (y cabrio, sin ir más lejos...). 


En realidad; denominar coupé a un "monstrenco" que se posiciona como el vehículo más largo y bajo de toda la gama es un poco absurdo, pero nos da pistas de que el nuevo SV de dos puertas también será el TT más deportivo y exclusivo que se venderá, puesto que tan solo se fabricará una serie de 999 unidades para todo el mundo a un precio estimado "irrisorio" de 333.100 Euros.


A cambio obtenemos una imagen diferenciadora, con cierto retrogusto al Range Rover original y mucho lujo; acompañado de lo último en tecnología y seguridad y unos acabados sofisticados en todos y cada uno de los rincones del interior.


Su diseño se nos presenta más limpio y depurado, que nos desprende un halo inmediato mezcla entre elegancia y deportividad, gracias a la eliminación de las puertas traseras, las delanteras sin marco y a la incorporación de unas impresionantes llantas de 23 pulgadas con un efecto de turbina.

En el interior, se respira exclusividad digna de uno de los últimos modelos de yate o de un jet privado. Cuero, aluminio, madera y muy poco material plástico a la vista (por no decir nada) nos recibe nada más abrir las puertas. Su configuración será de 4 plazas, con dos espectaculares asientos independientes para las plazas traseras, que gozarán de un espacio fuera de lugar y una comodidad sin parangón. 


Incluye toda la dotación técnica conocida en el modelo del que deriva, además de montar, en este caso, unos impresionantes faros delanteros con 144 diodos LED que aumenta la capacidad lumínica en 5 veces, lo que soportarían unos faros LED normales, pudiendo alumbrar hasta 500 metros por delante a 80 Km/h. 


En cuanto a mecánica; el SV Coupé montará la versión más potente, que no es otro motor que el 5.0 V8, con 565cv y un par máximo de 700 Nm, asociado a una transmisión automática de 8 relaciones. De esta manera, el exclusivo SV Coupé podrá alcanzar una velocidad máxima de 265 Km/h y hacer un 0-100 Km/h en tan solo 5,3 segundos, lo cual, es realmente demencial para un SUV de semejante tamaño y envergadura.

Por supuesto, y a pesar de tener un marcado tinte deportivo, también contará con tracción total, un diferencial trasero activo, reductora de 2 velocidades y el laureado sistema Terrain Response de última generación.


!Qué diferencia con aquel Range Rover original del que parte esta idea!. No obstante; si os apetece y manda más la nostalgia que la actualidad, también podréis adquirir una de las únicas y exclusivas 10 unidades del Range Rover de los 70´s, construidas al más mínimo detalle por el departamento Land Rover Classic, por 154.000 Euros lo hacemos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario