sábado, 9 de junio de 2018

Skoda Sunroq. Un rayo de sol.


Todos los años, en la escuela vocacional de Skoda, cientos de estudiantes se preparan a conciencia para ser, en un futuro, los más preparados en diversos tipos de materias relacionadas con el diseño y la fabricación de un automóvil. 


Al final de curso, desde 2014, se les propone realizar un concept de vehículo sobre la base de cualquier modelo de la marca checa y año tras año; los estudiantes se superan a si mismos con preparaciones imposibles y diseños muy atractivos.


En esta ocasión, han sorprendido a propios y extraños con el espectacular Skoda Sunroq, un concepto descapotable realizado sobre la base del, recientemente comercializado y exitoso, Skoda Karoq.


Durante un periodo de aproximadamente ocho meses, 23 estudiantes de entre 17 y 20 años han trabajado en el Skoda Sunroq. El trabajo de los estudiantes, procedentes de siete áreas diferentes de estudio, ha recibido el apoyo de los profesores de la escuela y de expertos de los departamentos de Desarrollo Técnico, Diseño y Producción de la marca, para asegurarse la fiabilidad del experimento y hacer de este, un proyecto plenamente funcional y tangible.


Para encontrar un nombre para el vehículo, los estudiantes invitaron a clientes y fans de Skoda para que enviaran sus sugerencias a través de las redes sociales y finalmente, se escogió el nombre Sunroq de entre varios cientos de propuestas. El autor de la propuesta ganadora ha sido invitado a la presentación oficial ante los medios, donde ha podido conocer a los estudiantes e incluso dar una vuelta al volante del prototipo checo.


Los primeros pasos conllevaron el refuerzo de la carrocería del Skoda Sunroq y la eliminación del techo fijo. Esto requirió la modificación de las cuatro puertas y el rediseño del portón trasero desde cero. Como consecuencia, gracias a ese nuevo diseño y la eliminación de estos elementos, en comparación con los 521 litros de volumen del maletero del modelo de producción Skoda Karoq, el Skoda Sunroq luce un maletero aún más grande. Además, el equipo desarrolló nuevos paneles para las puertas, ajustó los pilares A y eliminó por completo los pilares B, por lo que hubo que desviar los cinturones de seguridad a través de los asientos delanteros. Los parachoques frontal y trasero modificados completan las alteraciones en la carrocería del coche. La distancia entre ejes de 2.638 milímetros se mantiene intacta, así como lo 4.382 milímetros delongitud y los 1.811 milímetros de ancho del vehículo, a lo que también conserva la altura original de 1.480 milímetros.


En cuanto a la gama cromática elegida, el acabado en rojo-Velvet da al Skoda Sunroq una imagen decidida, mientras que el interior con su tapicería de cuero en blanco y rojo encaja a la perfección con la personalidad descapotable del coche, creando una combinación cromática armoniosa. 


Los estudiantes prestaron una gran atención a los pequeños detalles,sobre todo en el ámbito de la iluminación. Luces LED proporcionan retroiluminación para las manetas de las puertas y los pasos de rueda. Por su parte, proyectores instalados en los parachoques frontal y trasero y en las cuatro puertas proyectan un discreto logo de Skoda en el asfalto y al abrir el maletero, también aparece un logo proyectado.


Este concepto está propulsado por un motor 1.5 TSI de cuatro cilindros. Gracias a las modificaciones en el control del motor, el motor de gasolina de inyección directa proporciona 163 CV, un par máximo de 279 Nm, lo que permite al Sunroq alcanzar una velocidad máxima de 195 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6segundos. 



Para realzar la apariencia deportiva, el prototipo luce llantas de aleación VEGA de 20 pulgadas, los amortiguadores del Skoda Octavia RS rebajan la carrocería en 50 milímetros y el sistema de escape modificado produce un sonido de motor más deportivo.


Desde 2014, los estudiantes de la Escuela Vocacional de Skoda en su sede central de Mladá Boleslav, que fue fundada en 1927 y actualmente cuenta con más de 900 estudiantes diarios matriculados, han producido un prototipo cada año. 


El primero fue un Skoda Citigo de dos plazas, y luego llegaron una versión pick-up del Skoda Fabia en 2015, un Skoda Rapid Spaceback coupé en 2016, y un buggy eléctrico del Skoda Citigo en 2017.


¿Cuál será el proyecto del siguiente año?. Ya tenemos ganas de saberlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de junio de 2018

Skoda Sunroq. Un rayo de sol.


Todos los años, en la escuela vocacional de Skoda, cientos de estudiantes se preparan a conciencia para ser, en un futuro, los más preparados en diversos tipos de materias relacionadas con el diseño y la fabricación de un automóvil. 


Al final de curso, desde 2014, se les propone realizar un concept de vehículo sobre la base de cualquier modelo de la marca checa y año tras año; los estudiantes se superan a si mismos con preparaciones imposibles y diseños muy atractivos.


En esta ocasión, han sorprendido a propios y extraños con el espectacular Skoda Sunroq, un concepto descapotable realizado sobre la base del, recientemente comercializado y exitoso, Skoda Karoq.


Durante un periodo de aproximadamente ocho meses, 23 estudiantes de entre 17 y 20 años han trabajado en el Skoda Sunroq. El trabajo de los estudiantes, procedentes de siete áreas diferentes de estudio, ha recibido el apoyo de los profesores de la escuela y de expertos de los departamentos de Desarrollo Técnico, Diseño y Producción de la marca, para asegurarse la fiabilidad del experimento y hacer de este, un proyecto plenamente funcional y tangible.


Para encontrar un nombre para el vehículo, los estudiantes invitaron a clientes y fans de Skoda para que enviaran sus sugerencias a través de las redes sociales y finalmente, se escogió el nombre Sunroq de entre varios cientos de propuestas. El autor de la propuesta ganadora ha sido invitado a la presentación oficial ante los medios, donde ha podido conocer a los estudiantes e incluso dar una vuelta al volante del prototipo checo.


Los primeros pasos conllevaron el refuerzo de la carrocería del Skoda Sunroq y la eliminación del techo fijo. Esto requirió la modificación de las cuatro puertas y el rediseño del portón trasero desde cero. Como consecuencia, gracias a ese nuevo diseño y la eliminación de estos elementos, en comparación con los 521 litros de volumen del maletero del modelo de producción Skoda Karoq, el Skoda Sunroq luce un maletero aún más grande. Además, el equipo desarrolló nuevos paneles para las puertas, ajustó los pilares A y eliminó por completo los pilares B, por lo que hubo que desviar los cinturones de seguridad a través de los asientos delanteros. Los parachoques frontal y trasero modificados completan las alteraciones en la carrocería del coche. La distancia entre ejes de 2.638 milímetros se mantiene intacta, así como lo 4.382 milímetros delongitud y los 1.811 milímetros de ancho del vehículo, a lo que también conserva la altura original de 1.480 milímetros.


En cuanto a la gama cromática elegida, el acabado en rojo-Velvet da al Skoda Sunroq una imagen decidida, mientras que el interior con su tapicería de cuero en blanco y rojo encaja a la perfección con la personalidad descapotable del coche, creando una combinación cromática armoniosa. 


Los estudiantes prestaron una gran atención a los pequeños detalles,sobre todo en el ámbito de la iluminación. Luces LED proporcionan retroiluminación para las manetas de las puertas y los pasos de rueda. Por su parte, proyectores instalados en los parachoques frontal y trasero y en las cuatro puertas proyectan un discreto logo de Skoda en el asfalto y al abrir el maletero, también aparece un logo proyectado.


Este concepto está propulsado por un motor 1.5 TSI de cuatro cilindros. Gracias a las modificaciones en el control del motor, el motor de gasolina de inyección directa proporciona 163 CV, un par máximo de 279 Nm, lo que permite al Sunroq alcanzar una velocidad máxima de 195 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6segundos. 



Para realzar la apariencia deportiva, el prototipo luce llantas de aleación VEGA de 20 pulgadas, los amortiguadores del Skoda Octavia RS rebajan la carrocería en 50 milímetros y el sistema de escape modificado produce un sonido de motor más deportivo.


Desde 2014, los estudiantes de la Escuela Vocacional de Skoda en su sede central de Mladá Boleslav, que fue fundada en 1927 y actualmente cuenta con más de 900 estudiantes diarios matriculados, han producido un prototipo cada año. 


El primero fue un Skoda Citigo de dos plazas, y luego llegaron una versión pick-up del Skoda Fabia en 2015, un Skoda Rapid Spaceback coupé en 2016, y un buggy eléctrico del Skoda Citigo en 2017.


¿Cuál será el proyecto del siguiente año?. Ya tenemos ganas de saberlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario