sábado, 9 de junio de 2018

Toma de contacto: Mercedes Benz Clase A


En esta ocasión, no pudimos ir a la presentación oficial del nuevo Mercedes Clase A en Burgos, que aconteció el pasado jueves en el Fórum del MEH, por motivos laborales, aunque por una parte; no me importó.


Y no me importó porque de esta manera, pudimos acceder al día siguiente y sin la vorágine de las más de 500 personas que se dieron cita en el evento, al nuevo Mercedes Clase A. Sin apreturas, sin los inconvenientes de hacer las fotos a la que salta y con prisas y rodeados de personas que, como es obvio; quieren conocer lo que para mí; marcará un antes y un después en el segmento de los compactos.


Conocer en primera persona y por primera vez al nuevo Clase A, impacta. No sólo porque su imagen exterior haya cambiado de una manera sustancial y se nos muestra con una presencia mucho más afilada y atractiva; sino porque una vez que pasamos al interior, lo que nos encontramos es un mundo totalmente nuevo y desconocido en lo que viene a ser la gama de acceso a cualquier marca.


Normalmente; los avances en materia de confort, multimedia y diseño, se suelen incorporar en los modelos más grandes y suntuosos y después, los van incorporando al resto de la gama. Pues no. En Mercedes Benz han querido dar un golpe sobre la mesa y el nuevo Clase A es en la actualidad; el compacto más tecnológico y completo de todos los que se pueden adquirir ahora mismo. Y lo digo sin ningún tipo de complejo.


Sólo pudimos hacer una pequeña toma de contacto estática ya que, como veis en las fotos, ni siquiera estaba matriculado, pero nos sirvió de referencia para abordar las innumerables novedades que incorpora el nuevo compacto de la marca y nos sirvió de aperitivo para una prueba dinámica, que intentaremos ofreceros en cuanto tengamos disponibilidad.

El Clase A180d de color blanco nos esperaba al final de una nave en la que también había más joyas de la automoción; pero nos miraba con tal "carita" amenazante, adoptada de los nuevos modelos de la marca como el CLS, que tuvimos que ir primero a verlo...

Nos encontramos con una carrocería algo más grande que la de la anterior generación, aunque parece más compacto gracias al dinamismo que desprenden todas sus líneas. De esta manera; obtenemos un sensible mayor espacio interior, que sobre todo se nota en las plazas posteriores. También encontramos un maletero más grande, con 370 litros de capacidad y una boca de carga amplia.



En el puesto de mando; nos recibe un cockpit muy espectacular y unos asientos delanteros de corte deportivo. Lo más llamativo son sus toberas de refrigeración, muy grandes, con un diseño que emula a una turbina y retroiluminadas, gracias al sistema de iluminación del conjunto del habitáculo, con una gama cromática muy extensa.

Todo a nuestro alrededor nos traslada a un mundo futuro y los materiales utilizados son de aún mayor calidad percibida que en la anterior generación del Clase A, que ya es decir mucho. Ante nosotros tenemos un volante multifunción muy completo, con mandos táctiles y un tamaño perfecto. También contamos con sendas pantallas de 10,2 pulgadas (o 7 pulgadas, según versiones) una para proyectarnos la instrumentación configurable en varios niveles y la otra, destinada para el equipo de infoocio, que nos ofrece toda la información relevante del vehículo y de los sistemas que incorpora. A diferencia de los modelos Clase E y S; en esta ocasión no cuenta con ninguna visera, por lo que la sensación es la de tener una gran pantalla flotante. Por cierto; la calidad de imagen es de las mejores que existen en el mercado actual.



La batería de soluciones tecnológicas de las que podemos disponer en esta generación son muy abundantes y sería imposible enumerarlas todas en tan poco espacio, así que lo reservaremos para cuando hagamos la prueba dinámica más en profundidad. No obstante; observamos un nuevo mando táctil entre los dos asientos delanteros, que sustituye al touchpad anterior con ruleta. Este sistema tiene una mayor precisión y es más intuitivo manejarse entre los menús disponibles.


Otra novedad es el sistema de control por voz denominado MBUX, que funciona de una manera similar a SIRI. Con este sistema podremos ordenar directamente lo que queremos hacer con instrucciones muy sencillas y coloquiales, con tan sólo decir "Hola Mercedes". Funciona de una manera perfecta y aprende con nuestras rutinas, por lo que será muy fácil interactuar con todos los sistemas disponibles sin la necesidad de soltar las manos del volante para activar ningún botón ni mando.




También puede contar con la última evolución del sistema Parktronic, de aparcamiento semi-autónomo, que además de actuar sobre la dirección, actúa sobre la caja de cambios y el freno, tanto en aparcamiento en línea, como en batería. Frenada autónoma con detección de peatones y ciclistas, asistente de ángulo muerto para vehículos y ciclistas o asistente activo para cambio de carril, junto con el control de velocidad de crucero adaptativo, son también unos pocos ejemplos de lo que podemos disponer en nuestro Clase A.



De momento, tan sólo contaremos con dos motores. El A180d con 116cv y el A200 de gasolina, con 163cv, ambos asociados por defecto, a una caja de cambios automática de 7 relaciones. Más adelante aparecerán nuevas mecánicas y configuraciones.



Cuando podamos tener disposición de una unidad de pruebas, ampliaremos la información y os contaremos nuestras sensaciones en primera persona. Pero por la presencia que tiene; creo que tampoco podremos sacarle muchos defectos en materia dinámica...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de junio de 2018

Toma de contacto: Mercedes Benz Clase A


En esta ocasión, no pudimos ir a la presentación oficial del nuevo Mercedes Clase A en Burgos, que aconteció el pasado jueves en el Fórum del MEH, por motivos laborales, aunque por una parte; no me importó.


Y no me importó porque de esta manera, pudimos acceder al día siguiente y sin la vorágine de las más de 500 personas que se dieron cita en el evento, al nuevo Mercedes Clase A. Sin apreturas, sin los inconvenientes de hacer las fotos a la que salta y con prisas y rodeados de personas que, como es obvio; quieren conocer lo que para mí; marcará un antes y un después en el segmento de los compactos.


Conocer en primera persona y por primera vez al nuevo Clase A, impacta. No sólo porque su imagen exterior haya cambiado de una manera sustancial y se nos muestra con una presencia mucho más afilada y atractiva; sino porque una vez que pasamos al interior, lo que nos encontramos es un mundo totalmente nuevo y desconocido en lo que viene a ser la gama de acceso a cualquier marca.


Normalmente; los avances en materia de confort, multimedia y diseño, se suelen incorporar en los modelos más grandes y suntuosos y después, los van incorporando al resto de la gama. Pues no. En Mercedes Benz han querido dar un golpe sobre la mesa y el nuevo Clase A es en la actualidad; el compacto más tecnológico y completo de todos los que se pueden adquirir ahora mismo. Y lo digo sin ningún tipo de complejo.


Sólo pudimos hacer una pequeña toma de contacto estática ya que, como veis en las fotos, ni siquiera estaba matriculado, pero nos sirvió de referencia para abordar las innumerables novedades que incorpora el nuevo compacto de la marca y nos sirvió de aperitivo para una prueba dinámica, que intentaremos ofreceros en cuanto tengamos disponibilidad.

El Clase A180d de color blanco nos esperaba al final de una nave en la que también había más joyas de la automoción; pero nos miraba con tal "carita" amenazante, adoptada de los nuevos modelos de la marca como el CLS, que tuvimos que ir primero a verlo...

Nos encontramos con una carrocería algo más grande que la de la anterior generación, aunque parece más compacto gracias al dinamismo que desprenden todas sus líneas. De esta manera; obtenemos un sensible mayor espacio interior, que sobre todo se nota en las plazas posteriores. También encontramos un maletero más grande, con 370 litros de capacidad y una boca de carga amplia.



En el puesto de mando; nos recibe un cockpit muy espectacular y unos asientos delanteros de corte deportivo. Lo más llamativo son sus toberas de refrigeración, muy grandes, con un diseño que emula a una turbina y retroiluminadas, gracias al sistema de iluminación del conjunto del habitáculo, con una gama cromática muy extensa.

Todo a nuestro alrededor nos traslada a un mundo futuro y los materiales utilizados son de aún mayor calidad percibida que en la anterior generación del Clase A, que ya es decir mucho. Ante nosotros tenemos un volante multifunción muy completo, con mandos táctiles y un tamaño perfecto. También contamos con sendas pantallas de 10,2 pulgadas (o 7 pulgadas, según versiones) una para proyectarnos la instrumentación configurable en varios niveles y la otra, destinada para el equipo de infoocio, que nos ofrece toda la información relevante del vehículo y de los sistemas que incorpora. A diferencia de los modelos Clase E y S; en esta ocasión no cuenta con ninguna visera, por lo que la sensación es la de tener una gran pantalla flotante. Por cierto; la calidad de imagen es de las mejores que existen en el mercado actual.



La batería de soluciones tecnológicas de las que podemos disponer en esta generación son muy abundantes y sería imposible enumerarlas todas en tan poco espacio, así que lo reservaremos para cuando hagamos la prueba dinámica más en profundidad. No obstante; observamos un nuevo mando táctil entre los dos asientos delanteros, que sustituye al touchpad anterior con ruleta. Este sistema tiene una mayor precisión y es más intuitivo manejarse entre los menús disponibles.


Otra novedad es el sistema de control por voz denominado MBUX, que funciona de una manera similar a SIRI. Con este sistema podremos ordenar directamente lo que queremos hacer con instrucciones muy sencillas y coloquiales, con tan sólo decir "Hola Mercedes". Funciona de una manera perfecta y aprende con nuestras rutinas, por lo que será muy fácil interactuar con todos los sistemas disponibles sin la necesidad de soltar las manos del volante para activar ningún botón ni mando.




También puede contar con la última evolución del sistema Parktronic, de aparcamiento semi-autónomo, que además de actuar sobre la dirección, actúa sobre la caja de cambios y el freno, tanto en aparcamiento en línea, como en batería. Frenada autónoma con detección de peatones y ciclistas, asistente de ángulo muerto para vehículos y ciclistas o asistente activo para cambio de carril, junto con el control de velocidad de crucero adaptativo, son también unos pocos ejemplos de lo que podemos disponer en nuestro Clase A.



De momento, tan sólo contaremos con dos motores. El A180d con 116cv y el A200 de gasolina, con 163cv, ambos asociados por defecto, a una caja de cambios automática de 7 relaciones. Más adelante aparecerán nuevas mecánicas y configuraciones.



Cuando podamos tener disposición de una unidad de pruebas, ampliaremos la información y os contaremos nuestras sensaciones en primera persona. Pero por la presencia que tiene; creo que tampoco podremos sacarle muchos defectos en materia dinámica...




No hay comentarios:

Publicar un comentario