domingo, 8 de julio de 2018

Lexus ES 300h. La berlina alternativa.


En el Salón de Madrid del presente año, vimos algunas novedades que en breve aparecerán en el mercado y en los concesionarios de muchas marcas que allí se dieron cita. Pero cuando pasamos por el stand de Lexus, me sorprendió una berlina de la que no tenía constancia y que realmente me pareció todo un acierto. 


Se trataba del nuevo Lexus ES y entra de lleno en el segmento de las berlinas medias de tipo premium, compitiendo de forma directa con otros modelos de bandera firmados por Audi, BMW, Mercedes o Infiniti.


Este modelo emplea la nueva plataforma Global Architecture K (GA-K) y brinda a Lexus la oportunidad de explorar los límites del diseño de un sedán de lujo.


La nueva plataforma GA-K ha permitido que la línea del capó sea más baja, lo que proporcionó al equipo de diseño la libertad de dibujar una silueta distintiva, aunque sorprendentemente baja, para tratarse de una gran berlina, creando una forma dinámica y fluida al mismo tiempo.


Presenta una estilizada línea de techo que enfatiza la postura baja del vehículo y su gran aerodinámica, mientras que la parte trasera tiene un aspecto claro y nítido, con luces LED que envuelven los paneles traseros, generando una elegante línea continua desde cualquier ángulo. Los modelos F SPORT incorporan un alerón trasero, al igual que el resto de acabados, insignias y una cenefa inferior oscura, que remarcan su aspecto más deportivo.


Al diseñar el habitáculo del nuevo Lexus ES 300h, el punto de partida fue el concepto Lexus Future Interior, que combina un habitáculo centrado en el conductor con un área amplia y cómoda para el pasajero delantero. 


El conductor se mantiene centrado en la carretera, ya que la pantalla central, el panel de instrumentos y la pantalla de visualización frontal están juntos en un reducido espacio, que se encuentra dentro del campo de visión. Lexus denomina a este concepto “Seat in Control” (asiento en control), una sencilla idea que hace que el conductor, desde el momento en que se sube al vehículo, tenga a su alcance todos los controles que necesita y toda la información que desea a la vista. 


Otra prestación para reducir las distracciones del conductor es la pantalla de visualización frontal (Head Up Display), que proyecta información relevante del vehículo en el parabrisas. Esta pantalla a color es totalmente ajustable para adaptarse a los parámetros que prefiera el conductor, y ofrece la mayor área de visualización en la categoría de vehículos de lujo. Además de las funciones básicas, como la velocidad, el nivel de combustible y la posición de las marchas, en la pantalla frontal también se pueden ver señales de límite de velocidad, advertencias de la asistencia de mantenimiento en el carril y direcciones de navegación.


Todo esto que observa el conductor también se ve reforzado por lo que siente, ya que en este modelo se ha perfeccionado la posición de conducción, ofreciendo ahora un ángulo más natural en el volante; se han revisado las posiciones de los pedales y el asiento se puede ajustar en hasta 10 posiciones. El volante se ha tomado prestado directamente del LS y presenta un aro ergonómico, molduras de madera y elementos calefactores. También hay disponibles asientos con calefacción para el conductor y el pasajero delantero, junto con un nuevo sistema de ventilación por aspiración directamente del sistema de aire acondicionado, para que el efecto de enfriamiento sea más rápido.


Por otra parte, todas las versiones del nuevo Lexus ES 300h ofrecen un sistema de selección del modo de conducción, que permite al conductor adaptar la configuración del automóvil a las diferentes condiciones de la carretera. Los modelos que no llevan AVS (Suspensión Variable Adaptativa) ofrecen modos Eco, Normal y Sport, mientras que los vehículos equipados con AVS sustituyen el modo Sport por el Sport S, y agregan los modos Sport S+ y Custom.


En el modo Eco, se da prioridad al consumo de combustible, reduciendo la respuesta del motor al acelerador y suprimiendo el uso del sistema de climatización. En los vehículos que no llevan AVS, el modo Sport acelera las respuestas del acelerador, modifica el programa de cambio de transmisión y altera la asistencia a la dirección para aumentar el control, mientras que los vehículos equipados con AVS solo modifican los ajustes de aceleración y transmisión cuando el vehículo se encuentra en el modo Sport S. Para una conducción más deportiva, el modo Sport S+ ajusta los parámetros del acelerador, la transmisión y la dirección, junto con los amortiguadores adaptativos. En el modo Custom, el conductor puede elegir la configuración de todos los elementos con los parámetros que decida. 


Si hablamos de configuración mecánica, el Lexus ES 300h, obviamente, es híbrido y en esta ocasión está equipado con un nuevo sistema autorrecargable de cuarta generación, que ofrece una eficiencia excepcional en el consumo de combustible, un rendimiento con respuesta rápida y emisiones mínimas, en un sedán Premium. 


Combina un motor de gasolina ultra eficiente, de cuatro cilindros y 2.5 litros, con un motor eléctrico más ligero, compacto y potente. La potencia total del sistema es de 218 CV y el consumo de combustible del ciclo combinado es de unos sorprendentes 4,7 l/100 km.


El motor de 2.5 litros es completamente nuevo e incorpora una tecnología de combustión rápida que lo convierte en uno de los motores más eficientes térmicamente, en un vehículo de producción en serie. Como resultado, se obtiene más potencia sin aumentar las emisiones o el consumo de combustible.


La batería de níquel-hidruro metálico que impulsa el motor eléctrico, se ha trasladado desde el maletero hasta debajo del asiento trasero. Esto ha sido posible gracias a una reducción de 120 mm en la altura de la batería y la adopción de un sistema de refrigeración más compacto. La colocación de la batería debajo del asiento no solo libera espacio en el maletero, sino que también mejora la distribución del peso entre la parte delantera y la parte posterior del nuevo Lexus ES 300h, lo que a su vez mejora la maniobrabilidad.


Por supuesto; además de su gran rendimiento y un diseño muy atractivo, contará con toda una batería de soluciones tecnológicas en materia de seguridad, equipamientos y conectividad, muy demandadas, ya no en un segmento tan exclusivo como el de las berlinas medias de tipo premium, sino en el Siglo XXI. 


El Lexus ES 300h se postula como una gran alternativa a tener en cuenta. Ahora solo falta saber cuanta aceptación tiene del gran público. Pero apunta maneras... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

domingo, 8 de julio de 2018

Lexus ES 300h. La berlina alternativa.


En el Salón de Madrid del presente año, vimos algunas novedades que en breve aparecerán en el mercado y en los concesionarios de muchas marcas que allí se dieron cita. Pero cuando pasamos por el stand de Lexus, me sorprendió una berlina de la que no tenía constancia y que realmente me pareció todo un acierto. 


Se trataba del nuevo Lexus ES y entra de lleno en el segmento de las berlinas medias de tipo premium, compitiendo de forma directa con otros modelos de bandera firmados por Audi, BMW, Mercedes o Infiniti.


Este modelo emplea la nueva plataforma Global Architecture K (GA-K) y brinda a Lexus la oportunidad de explorar los límites del diseño de un sedán de lujo.


La nueva plataforma GA-K ha permitido que la línea del capó sea más baja, lo que proporcionó al equipo de diseño la libertad de dibujar una silueta distintiva, aunque sorprendentemente baja, para tratarse de una gran berlina, creando una forma dinámica y fluida al mismo tiempo.


Presenta una estilizada línea de techo que enfatiza la postura baja del vehículo y su gran aerodinámica, mientras que la parte trasera tiene un aspecto claro y nítido, con luces LED que envuelven los paneles traseros, generando una elegante línea continua desde cualquier ángulo. Los modelos F SPORT incorporan un alerón trasero, al igual que el resto de acabados, insignias y una cenefa inferior oscura, que remarcan su aspecto más deportivo.


Al diseñar el habitáculo del nuevo Lexus ES 300h, el punto de partida fue el concepto Lexus Future Interior, que combina un habitáculo centrado en el conductor con un área amplia y cómoda para el pasajero delantero. 


El conductor se mantiene centrado en la carretera, ya que la pantalla central, el panel de instrumentos y la pantalla de visualización frontal están juntos en un reducido espacio, que se encuentra dentro del campo de visión. Lexus denomina a este concepto “Seat in Control” (asiento en control), una sencilla idea que hace que el conductor, desde el momento en que se sube al vehículo, tenga a su alcance todos los controles que necesita y toda la información que desea a la vista. 


Otra prestación para reducir las distracciones del conductor es la pantalla de visualización frontal (Head Up Display), que proyecta información relevante del vehículo en el parabrisas. Esta pantalla a color es totalmente ajustable para adaptarse a los parámetros que prefiera el conductor, y ofrece la mayor área de visualización en la categoría de vehículos de lujo. Además de las funciones básicas, como la velocidad, el nivel de combustible y la posición de las marchas, en la pantalla frontal también se pueden ver señales de límite de velocidad, advertencias de la asistencia de mantenimiento en el carril y direcciones de navegación.


Todo esto que observa el conductor también se ve reforzado por lo que siente, ya que en este modelo se ha perfeccionado la posición de conducción, ofreciendo ahora un ángulo más natural en el volante; se han revisado las posiciones de los pedales y el asiento se puede ajustar en hasta 10 posiciones. El volante se ha tomado prestado directamente del LS y presenta un aro ergonómico, molduras de madera y elementos calefactores. También hay disponibles asientos con calefacción para el conductor y el pasajero delantero, junto con un nuevo sistema de ventilación por aspiración directamente del sistema de aire acondicionado, para que el efecto de enfriamiento sea más rápido.


Por otra parte, todas las versiones del nuevo Lexus ES 300h ofrecen un sistema de selección del modo de conducción, que permite al conductor adaptar la configuración del automóvil a las diferentes condiciones de la carretera. Los modelos que no llevan AVS (Suspensión Variable Adaptativa) ofrecen modos Eco, Normal y Sport, mientras que los vehículos equipados con AVS sustituyen el modo Sport por el Sport S, y agregan los modos Sport S+ y Custom.


En el modo Eco, se da prioridad al consumo de combustible, reduciendo la respuesta del motor al acelerador y suprimiendo el uso del sistema de climatización. En los vehículos que no llevan AVS, el modo Sport acelera las respuestas del acelerador, modifica el programa de cambio de transmisión y altera la asistencia a la dirección para aumentar el control, mientras que los vehículos equipados con AVS solo modifican los ajustes de aceleración y transmisión cuando el vehículo se encuentra en el modo Sport S. Para una conducción más deportiva, el modo Sport S+ ajusta los parámetros del acelerador, la transmisión y la dirección, junto con los amortiguadores adaptativos. En el modo Custom, el conductor puede elegir la configuración de todos los elementos con los parámetros que decida. 


Si hablamos de configuración mecánica, el Lexus ES 300h, obviamente, es híbrido y en esta ocasión está equipado con un nuevo sistema autorrecargable de cuarta generación, que ofrece una eficiencia excepcional en el consumo de combustible, un rendimiento con respuesta rápida y emisiones mínimas, en un sedán Premium. 


Combina un motor de gasolina ultra eficiente, de cuatro cilindros y 2.5 litros, con un motor eléctrico más ligero, compacto y potente. La potencia total del sistema es de 218 CV y el consumo de combustible del ciclo combinado es de unos sorprendentes 4,7 l/100 km.


El motor de 2.5 litros es completamente nuevo e incorpora una tecnología de combustión rápida que lo convierte en uno de los motores más eficientes térmicamente, en un vehículo de producción en serie. Como resultado, se obtiene más potencia sin aumentar las emisiones o el consumo de combustible.


La batería de níquel-hidruro metálico que impulsa el motor eléctrico, se ha trasladado desde el maletero hasta debajo del asiento trasero. Esto ha sido posible gracias a una reducción de 120 mm en la altura de la batería y la adopción de un sistema de refrigeración más compacto. La colocación de la batería debajo del asiento no solo libera espacio en el maletero, sino que también mejora la distribución del peso entre la parte delantera y la parte posterior del nuevo Lexus ES 300h, lo que a su vez mejora la maniobrabilidad.


Por supuesto; además de su gran rendimiento y un diseño muy atractivo, contará con toda una batería de soluciones tecnológicas en materia de seguridad, equipamientos y conectividad, muy demandadas, ya no en un segmento tan exclusivo como el de las berlinas medias de tipo premium, sino en el Siglo XXI. 


El Lexus ES 300h se postula como una gran alternativa a tener en cuenta. Ahora solo falta saber cuanta aceptación tiene del gran público. Pero apunta maneras... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario