viernes, 6 de julio de 2018

Porsche 911 Speedster Concept


La marca alemana Porsche cumple 70 años en este 2018 y para conmemorar su cumpleaños, se ha hecho un regalo muy propio a si misma y todos los aficionados, creando un concept car basado en el incombustible 911, con cierto regusto a nostalgia y algún adelanto de lo que podría venir en la siguiente generación.


Hablar de Speedster, es hablar de una larga tradición en Porsche, que se remonta hasta 1952. Los vehículos con ese apellido tan carismático, han sido siempre los proyectos más admirados y deseados por los entusiastas de la marca de Stuttgart, símbolo de pasión y diversión a cielo abierto.


Para este prototipo, se han inspirado en el clásico y venerado Porsche 356 1500 Speedster, del que toma muchos guiños característicos. Un ejemplo muy gráfico es la incorporación de una luna delantera más pequeña e inclinada, lo que obliga también a montar unas ventanillas más pequeñas. 


El siguiente ejemplo, muy característico también de los Speedster de antaño, es la cubierta trasera de fibra de carbono y con forma de doble cúpula, heredada esta vez, del mítico 911 Speedster de 1988. Esta cubierta es fija, ya que los Speedster son cabrios y punto. Esta cubierta fija cuenta con un deflector transparente en el centro con la inscripción conmemorativa "70 Jarhre Porsche Sportwagen".


Para los días en los que nos pueda sorprender la lluvia, disponemos de una lona con ocho correas de fijación, suficiente para que el interior de nuestro 911 de colección, no quede totalmente empapado. Es una de otras tantas soluciones que, tradicionalmente en estos modelos, contribuyen a que tengan una ligereza superior. Tampoco dispone ni de climatizador, sistema multimedia o equipo de audio, fiel a su filosofía.


En el interior nos reciben unos baquet de fibra de carbono, revestidos con un cuero marrón (tributo a la tapicería del vehículo original en el que se inspira) de la mejor calidad. Por supuesto; en un vehículo con ese aire tan "retro" no podía faltar un cambio manual, en este caso, de 6 relaciones.


La base sobre la que se concibe este concepto de Speedster es la de un 911 Carrera Cabriolet, aunque para este modelo, el capó, las aletas y la cubierta de doble joroba, son de fibra de carbono. Por otra parte, la carrocería está pintada en una combinación de blanco y plata, que eran los colores característicos de los primeros vehículos de competición de la marca.



Para darle mayor proyección respecto al modelo inspirador, el tapón del depósito de gasolina se sitúa en el centro del capó delantero y los retrovisores, son de un diseño clásico y muy aerodinámico denominado Talbot. Completan la visión clásica, unas llantas rediseñadas, con un pulido de alto brillo de tipo Fuchs, de 21 pulgadas y monotuerca, siendo las primeras de este tipo en montar este sistema.


El motor que han decidido para este Speedster, está trasplantado del 911 GT3, por lo que se trata de un 4.0 bóxer de 500cv, atmosférico y que desprende su genio por medio de un tubo de escape específico, fabricado en titanio.


Sin duda; este concept es un gran regalo para celebrar los 70 años de existencia de la marca. ¿Qué más se puede pedir?. Pues que se convierta en una realidad tangible...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

viernes, 6 de julio de 2018

Porsche 911 Speedster Concept


La marca alemana Porsche cumple 70 años en este 2018 y para conmemorar su cumpleaños, se ha hecho un regalo muy propio a si misma y todos los aficionados, creando un concept car basado en el incombustible 911, con cierto regusto a nostalgia y algún adelanto de lo que podría venir en la siguiente generación.


Hablar de Speedster, es hablar de una larga tradición en Porsche, que se remonta hasta 1952. Los vehículos con ese apellido tan carismático, han sido siempre los proyectos más admirados y deseados por los entusiastas de la marca de Stuttgart, símbolo de pasión y diversión a cielo abierto.


Para este prototipo, se han inspirado en el clásico y venerado Porsche 356 1500 Speedster, del que toma muchos guiños característicos. Un ejemplo muy gráfico es la incorporación de una luna delantera más pequeña e inclinada, lo que obliga también a montar unas ventanillas más pequeñas. 


El siguiente ejemplo, muy característico también de los Speedster de antaño, es la cubierta trasera de fibra de carbono y con forma de doble cúpula, heredada esta vez, del mítico 911 Speedster de 1988. Esta cubierta es fija, ya que los Speedster son cabrios y punto. Esta cubierta fija cuenta con un deflector transparente en el centro con la inscripción conmemorativa "70 Jarhre Porsche Sportwagen".


Para los días en los que nos pueda sorprender la lluvia, disponemos de una lona con ocho correas de fijación, suficiente para que el interior de nuestro 911 de colección, no quede totalmente empapado. Es una de otras tantas soluciones que, tradicionalmente en estos modelos, contribuyen a que tengan una ligereza superior. Tampoco dispone ni de climatizador, sistema multimedia o equipo de audio, fiel a su filosofía.


En el interior nos reciben unos baquet de fibra de carbono, revestidos con un cuero marrón (tributo a la tapicería del vehículo original en el que se inspira) de la mejor calidad. Por supuesto; en un vehículo con ese aire tan "retro" no podía faltar un cambio manual, en este caso, de 6 relaciones.


La base sobre la que se concibe este concepto de Speedster es la de un 911 Carrera Cabriolet, aunque para este modelo, el capó, las aletas y la cubierta de doble joroba, son de fibra de carbono. Por otra parte, la carrocería está pintada en una combinación de blanco y plata, que eran los colores característicos de los primeros vehículos de competición de la marca.



Para darle mayor proyección respecto al modelo inspirador, el tapón del depósito de gasolina se sitúa en el centro del capó delantero y los retrovisores, son de un diseño clásico y muy aerodinámico denominado Talbot. Completan la visión clásica, unas llantas rediseñadas, con un pulido de alto brillo de tipo Fuchs, de 21 pulgadas y monotuerca, siendo las primeras de este tipo en montar este sistema.


El motor que han decidido para este Speedster, está trasplantado del 911 GT3, por lo que se trata de un 4.0 bóxer de 500cv, atmosférico y que desprende su genio por medio de un tubo de escape específico, fabricado en titanio.


Sin duda; este concept es un gran regalo para celebrar los 70 años de existencia de la marca. ¿Qué más se puede pedir?. Pues que se convierta en una realidad tangible...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad relacionada