jueves, 9 de agosto de 2018

Lo demás es historia: Toyota Avensis.



Toyota acumula una dilatada trayectoria como fabricante de berlinas, esos automóviles cómodos, viajeros y con gran capacidad de carga destinados principalmente a las familias. 


Si bien es cierto que en los últimos años se han visto relegados por el auge de otras opciones en las preferencias de las familias, como los monovolúmenes y, de unos pocos años acá, los SUV o todocamino, las berlinas siempre serán una gran elección. Y ese ha sido el caso durante algo más de 20 años del Toyota Avensis.


Desde que la primera generación de Avensis llegara al mercado en 1997, Toyota ha comercializado más de 1,6 millones de unidades de esta berlina. Una cifra notable que tuvo su año récord en 2005 cuando se vendieron algo más de 132.000 Avensis.


El representante de Toyota en el segmento D del mercado europeo se ha fabricado durante su extensa vida comercial en la planta que Toyota tiene en Burnaston, Derbyshire (Reino Unido), desde finales de 1989. 


El Toyota Avensis llegó al mercado en 1997 para sustituir en Europa al Toyota Carina E, la última versión de una de las berlinas históricas de Toyota. La primera generación de Avensis estuvo disponible de 1997 a 2003, comercializándose con carrocería de 4 y 5 puertas y familiar y diversos motores de gasolina y diésel. Supuso un claro avance frente a su predecesor, el Toyota Carina E, tanto por diseño como por respuesta y comportamiento, motores y equipamiento. 


La segunda generación del Toyota Avensis se comercializó entre 2003 y 2009, con una actualización en 2006. Gracias a sus innovaciones en materia de seguridad se convirtió en el primer vehículo japonés en recibir las 5 estrellas Euro NCAP, al tiempo que fue el primer modelo vendido en Europa en incorporar airbag de rodilla. De diseño más robusto y con motores más eficientes, tanto diésel como de gasolina, de la segunda generación del Avensis fue también todo un éxito de ventas con más de 750.000 unidades vendidas.


La tercera y última generación de Avensis llegó al mercado en 2009, cesando su producción a mediados de 2018 tras sufrir sendas actualizaciones en 2012 y 2016. 


Disponible con carrocería berlina (Avensis Sedán) y familiar (Avensis Cross Sport y Avensis Touring Sports), supuso un paso adelante en eficiencia gracias a su cuidado diseño y aerodinámica, obra del Centro de Diseño Europeo de Toyota de Niza (Francia). Además, incorporó las últimas tecnologías de seguridad, incluyendo el estreno de Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota.


El Toyota Avensis nació hace más de dos décadas con una denominación que iba a marcar su recorrido: el vocablo francés avancer, avanzar en castellano, fue la fuente de inspiración para su desarrollo. Y así ha sido su trayectoria, avanzando, siempre hacia adelante. Bueno; siempre no, porque ya no existe. 


¿Volverán a comercializar una berlina de este calibre en Europa?. Pues viendo la evolución del mercado; la verdad es que no nos aventuramos a vaticinarlo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

jueves, 9 de agosto de 2018

Lo demás es historia: Toyota Avensis.



Toyota acumula una dilatada trayectoria como fabricante de berlinas, esos automóviles cómodos, viajeros y con gran capacidad de carga destinados principalmente a las familias. 


Si bien es cierto que en los últimos años se han visto relegados por el auge de otras opciones en las preferencias de las familias, como los monovolúmenes y, de unos pocos años acá, los SUV o todocamino, las berlinas siempre serán una gran elección. Y ese ha sido el caso durante algo más de 20 años del Toyota Avensis.


Desde que la primera generación de Avensis llegara al mercado en 1997, Toyota ha comercializado más de 1,6 millones de unidades de esta berlina. Una cifra notable que tuvo su año récord en 2005 cuando se vendieron algo más de 132.000 Avensis.


El representante de Toyota en el segmento D del mercado europeo se ha fabricado durante su extensa vida comercial en la planta que Toyota tiene en Burnaston, Derbyshire (Reino Unido), desde finales de 1989. 


El Toyota Avensis llegó al mercado en 1997 para sustituir en Europa al Toyota Carina E, la última versión de una de las berlinas históricas de Toyota. La primera generación de Avensis estuvo disponible de 1997 a 2003, comercializándose con carrocería de 4 y 5 puertas y familiar y diversos motores de gasolina y diésel. Supuso un claro avance frente a su predecesor, el Toyota Carina E, tanto por diseño como por respuesta y comportamiento, motores y equipamiento. 


La segunda generación del Toyota Avensis se comercializó entre 2003 y 2009, con una actualización en 2006. Gracias a sus innovaciones en materia de seguridad se convirtió en el primer vehículo japonés en recibir las 5 estrellas Euro NCAP, al tiempo que fue el primer modelo vendido en Europa en incorporar airbag de rodilla. De diseño más robusto y con motores más eficientes, tanto diésel como de gasolina, de la segunda generación del Avensis fue también todo un éxito de ventas con más de 750.000 unidades vendidas.


La tercera y última generación de Avensis llegó al mercado en 2009, cesando su producción a mediados de 2018 tras sufrir sendas actualizaciones en 2012 y 2016. 


Disponible con carrocería berlina (Avensis Sedán) y familiar (Avensis Cross Sport y Avensis Touring Sports), supuso un paso adelante en eficiencia gracias a su cuidado diseño y aerodinámica, obra del Centro de Diseño Europeo de Toyota de Niza (Francia). Además, incorporó las últimas tecnologías de seguridad, incluyendo el estreno de Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota.


El Toyota Avensis nació hace más de dos décadas con una denominación que iba a marcar su recorrido: el vocablo francés avancer, avanzar en castellano, fue la fuente de inspiración para su desarrollo. Y así ha sido su trayectoria, avanzando, siempre hacia adelante. Bueno; siempre no, porque ya no existe. 


¿Volverán a comercializar una berlina de este calibre en Europa?. Pues viendo la evolución del mercado; la verdad es que no nos aventuramos a vaticinarlo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario