viernes, 18 de enero de 2019

Subaru Forester. El referente desconocido.


Sin lugar a dudas, Subaru ha sido siempre una marca a la que no se la ha tenido una gran consideración en la hora de comprar un coche. No conozco a nadie que desde el primer momento haya tenido a la marca en lo alto de su lista de opciones y después de probar varias unidades de su gama, sigo sin explicarme el porqué.


Dicen que la experiencia siempre es un grado y en un momento de extraordinario auge y muchas novedades en el segmento SUV, un gran experto como el Subaru Forester lleva cuatro generaciones (desde 1997) demostrando que es una de las mejores opciones a la hora de combinar las fortalezas de un SUV 4WD con las de un turismo. Y creedme; es uno de los SUV más capaces del momento con diferencia. 


Si el Forester sigue siendo desde su lanzamiento (hace 22 años) el modelo de más éxito comercial de Subaru a nivel mundial y el segundo modelo más vendido de la marca en 2018 tras el Subaru XV, es sin duda por su constante evolución y adaptación a las demandas de los consumidores.


Es por ello, que con la entrada del nuevo año, el Forester recibe una serie de actualizaciones que le vuelven a colocar como uno de los referentes de un segmento muy competido (aunque no lo tengamos en mente), presentando como virtudes principales un destacable nivel de seguridad activa pasiva y preventiva, combinado con su difícilmente igualable versatilidad dentro y fuera del asfalto.


Exteriormente el Forester 2019 se distingue porque ahora todos los acabados incorporarán una parrilla frontal más deportiva y moderna que antes diferenciaba al acabado tope de gama Executive Plus. Además, añaden a su equipamiento de serie unas molduras en los pasos de rueda, que le dotan de un aspecto aún más todoterreno. Son sutiles cambios, que actualizan una imagen general sobria, pero diferenciada del resto.


En el interior se han actualizado las molduras del panel de instrumentos, ofreciendo un aspecto más deportivo, manteniendo su calidad y buenos ajustes en general. Asimismo, se ha modificado el suelo del maletero consiguiendo una mayor durabilidad respecto al uso y paso del tiempo, gracias a la utilización de material PVC repelente al agua, y a la incorporación de cuatro guías en el suelo para que el equipaje deslice mejor a la hora de cargarlo. 


Otras cosas que se mantienen respecto a la anterior edición, son el completo equipamiento de serie para todas las versiones del Forester, en el que destaca el aclamado sistema de Seguridad preventiva Subaru EyeSight, que incluye 8 funciones de asistencia a la conducción: frenada precolisión, asistencia a la frenada pre-colisión, control de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, asistente para la permanencia en el carril, control del acelerador, aviso de derrapado y aviso de salida del coche delantero. Y debe ser muy bueno, ya que según encuestas internas, el 25% de quienes conducen un vehículo equipado con Subaru EyeSight aseguran que este sistema de seguridad ha sido vital para evitarles al menos un accidente.



También, como sucede en toda la gama SUV que Subaru comercializa en España, el Forester equipa de serie en todos los acabados la tracción a las 4 ruedas permanente Symmetrical-AWD, que unida a los 22 centímetros de altura libre al suelo y al sistema X-mode con asistente de ascenso y descenso de pendientes, le convierten en una referencia en cuanto a seguridad y comportamiento lejos en cualquier superficie, algo que podemos reafirmar y certificar sin ningún atisbo de duda.


La gama 2019 consta de 3 versiones gasolina, tres de ellas asociadas al motor 2.0i de 150CV (Sport desde 27.900 Euros, Sport Plus desde 30.450 Euros y Executive desde 33.150 Euros). 


Por otra parte, el Forester ofrece por 1.750 Euros adicionales en cada una de sus versiones, la interesante opción gasolina + GLP, reafirmando de este modo el compromiso de la marca con la protección del medioambiente y contribuyendo a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones de partículas, dióxidos de nitrógeno y CO2.


La versión gasolina + GLP puede circular indistintamente con los dos combustibles, ofreciendo una excelente autonomía, pero sobre todo un sustancial ahorro en el coste por kilómetro y la codiciada etiqueta ECO, la cual da derecho a importantes descuentos en las zonas de aparcamiento regulado de las grandes ciudades, y garantiza el acceso a las mismas cuando entran en funcionamiento los protocolos anticontaminación.


Una gran alternativa dentro del sobresaturado segmento de los SUV, tristemente desconocida para el gran público. Esperemos que la tendencia vaya cambiando, ya que podemos asegurar que Subaru, y sobre todo, el nuevo Forester, es un valor positivo y extremadamente capaz tanto dentro, como fuera del asfalto.


viernes, 18 de enero de 2019

Subaru Forester. El referente desconocido.


Sin lugar a dudas, Subaru ha sido siempre una marca a la que no se la ha tenido una gran consideración en la hora de comprar un coche. No conozco a nadie que desde el primer momento haya tenido a la marca en lo alto de su lista de opciones y después de probar varias unidades de su gama, sigo sin explicarme el porqué.


Dicen que la experiencia siempre es un grado y en un momento de extraordinario auge y muchas novedades en el segmento SUV, un gran experto como el Subaru Forester lleva cuatro generaciones (desde 1997) demostrando que es una de las mejores opciones a la hora de combinar las fortalezas de un SUV 4WD con las de un turismo. Y creedme; es uno de los SUV más capaces del momento con diferencia. 


Si el Forester sigue siendo desde su lanzamiento (hace 22 años) el modelo de más éxito comercial de Subaru a nivel mundial y el segundo modelo más vendido de la marca en 2018 tras el Subaru XV, es sin duda por su constante evolución y adaptación a las demandas de los consumidores.


Es por ello, que con la entrada del nuevo año, el Forester recibe una serie de actualizaciones que le vuelven a colocar como uno de los referentes de un segmento muy competido (aunque no lo tengamos en mente), presentando como virtudes principales un destacable nivel de seguridad activa pasiva y preventiva, combinado con su difícilmente igualable versatilidad dentro y fuera del asfalto.


Exteriormente el Forester 2019 se distingue porque ahora todos los acabados incorporarán una parrilla frontal más deportiva y moderna que antes diferenciaba al acabado tope de gama Executive Plus. Además, añaden a su equipamiento de serie unas molduras en los pasos de rueda, que le dotan de un aspecto aún más todoterreno. Son sutiles cambios, que actualizan una imagen general sobria, pero diferenciada del resto.


En el interior se han actualizado las molduras del panel de instrumentos, ofreciendo un aspecto más deportivo, manteniendo su calidad y buenos ajustes en general. Asimismo, se ha modificado el suelo del maletero consiguiendo una mayor durabilidad respecto al uso y paso del tiempo, gracias a la utilización de material PVC repelente al agua, y a la incorporación de cuatro guías en el suelo para que el equipaje deslice mejor a la hora de cargarlo. 


Otras cosas que se mantienen respecto a la anterior edición, son el completo equipamiento de serie para todas las versiones del Forester, en el que destaca el aclamado sistema de Seguridad preventiva Subaru EyeSight, que incluye 8 funciones de asistencia a la conducción: frenada precolisión, asistencia a la frenada pre-colisión, control de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, asistente para la permanencia en el carril, control del acelerador, aviso de derrapado y aviso de salida del coche delantero. Y debe ser muy bueno, ya que según encuestas internas, el 25% de quienes conducen un vehículo equipado con Subaru EyeSight aseguran que este sistema de seguridad ha sido vital para evitarles al menos un accidente.



También, como sucede en toda la gama SUV que Subaru comercializa en España, el Forester equipa de serie en todos los acabados la tracción a las 4 ruedas permanente Symmetrical-AWD, que unida a los 22 centímetros de altura libre al suelo y al sistema X-mode con asistente de ascenso y descenso de pendientes, le convierten en una referencia en cuanto a seguridad y comportamiento lejos en cualquier superficie, algo que podemos reafirmar y certificar sin ningún atisbo de duda.


La gama 2019 consta de 3 versiones gasolina, tres de ellas asociadas al motor 2.0i de 150CV (Sport desde 27.900 Euros, Sport Plus desde 30.450 Euros y Executive desde 33.150 Euros). 


Por otra parte, el Forester ofrece por 1.750 Euros adicionales en cada una de sus versiones, la interesante opción gasolina + GLP, reafirmando de este modo el compromiso de la marca con la protección del medioambiente y contribuyendo a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones de partículas, dióxidos de nitrógeno y CO2.


La versión gasolina + GLP puede circular indistintamente con los dos combustibles, ofreciendo una excelente autonomía, pero sobre todo un sustancial ahorro en el coste por kilómetro y la codiciada etiqueta ECO, la cual da derecho a importantes descuentos en las zonas de aparcamiento regulado de las grandes ciudades, y garantiza el acceso a las mismas cuando entran en funcionamiento los protocolos anticontaminación.


Una gran alternativa dentro del sobresaturado segmento de los SUV, tristemente desconocida para el gran público. Esperemos que la tendencia vaya cambiando, ya que podemos asegurar que Subaru, y sobre todo, el nuevo Forester, es un valor positivo y extremadamente capaz tanto dentro, como fuera del asfalto.