viernes, 1 de marzo de 2019

BMW X3 y X4 M. Los SUV poderosos.



BMW M amplía su gama de modelos de altas prestaciones, con los BMW X3 M y BMW X4 M, que establecen la referencia en excelencia dinámica, agilidad y precisión en sus respectivas clases. También es novedad la presentación de sus versiones hermanas Competition con una potencia adicional y detalles exclusivos.


Estas unidades tan especiales de los SUV medios de BMW, montan el motor más potente gasolina de seis cilindros en línea nunca visto en un coche BMW M, que aporta el músculo necesario para conseguir unas impresionantes prestaciones. Con su cilindrada de 3 litros, genera una potencia máxima de 480 CV y un par máximo de 600 Nm. Por su parte, la versión de este biturbo especialmente desarrollada para el BMW X3 M Competition y BMW X4 M Competition aumenta 30 CV y alcanza los descomunales 510 CV. ¿Dignos rivales del Alfa Romeo Stelvio QV?.


Se combina con una caja de cambios M Steptronic de ocho marchas con control Drivelogic. Además, emplea el nuevo sistema de tracción integral M xDrive, estrenado en el BMW M5, para transmitir todo ese torrente de potencia al asfalto. 


El sistema M xDrive da predominio al eje trasero en el reparto de par y ofrece dos modos de conducción AWD en los BMW X3 M y BMW X4 M. La interacción controlada entre el M xDrive y el Diferencial Activo M del eje trasero, permite al sistema de tracción integral repartir de forma precisa la fuerza del motor entre las cuatro ruedas. De esta forma se consigue una tracción, agilidad y estabilidad direccional óptimas en todo momento. 



Como no podríamos esperar menos, las prestaciones son de auténtico infarto y los BMW X3 M y BMW X4 M son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, mientras que las variantes Competition llegan a 100 km/h desde parado en sólo 4,1 segundos.


La combinación de dinamismo y precisión característica de los modelos BMW M está respaldada por elementos específicos de refuerzo estructural y por la refinada tecnología de chasis, afinada para aprovechar la potencia del motor. Con tres reglajes seleccionables mediante un botón, los amortiguadores con control electrónico de la suspensión específica M combinan un excelente confort en el uso cotidiano y un contacto extremadamente directo con la carretera, con escasas oscilaciones de las ruedas y de la carrocería. La suspensión específica M está configurada a medida, y proporciona siempre un preciso posicionamiento de las ruedas y una gran estabilidad direccional. 


Concebido para ofrecer también un comportamiento enteramente controlable al límite, el paquete de tecnología de chasis se complementa con la dirección específica M y los potentes frenos con compuesto M. Las llantas específicas M de aleación de 20 pulgadas también forman parte del equipamiento de serie.


Pero no se queda ahí la cosa ya que, al igual que los sistemas de control de amortiguación y los modos del M xDrive, las características del motor, transmisión y dirección pueden regularse pulsando un botón. 


El sistema de control dinámico de estabilidad DSC permite un deslizamiento controlado en el modo Dynamic M y, como es de esperar, puede desconectarse. Por otro lado, el contenido mostrado en el Head-Up Display opcional también puede configurarse a través del menú iDrive. En este menú el conductor puede guardar dos grupos de ajustes y seleccionarlos cuando desee, empleando los dos botones M del volante.


No obstante, los detalles con diseño específico M no sólo se limitan ha hacer de la imagen exterior un auténtico objeto de deseo, sino que también optimizan el flujo de aire de refrigeración y la aerodinámica en los BMW X3 M, BMW X4 M y sus versiones Competition. Por su parte, en el interior, los asientos deportivos regulables eléctricamente, la tapicería de cuero Vernasca, la instrumentación específica M, el volante de cuero M y la palanca selectora, crean un ambiente deportivo y lujoso.


Los BMW X3 M Competition y BMW X4 M Competition aportan otros detalles exclusivos exteriores, como el marco de la parrilla con riñones de BMW, las carcasas de los retrovisores exteriores, las branquias M y el alerón trasero, en negro brillante (High-gloss Black). Su equipamiento de serie también incluye llantas de aleación M de 21 pulgadas en negro pulido y el sistema de escape M Sport. 



El expresivo ambiente interior, en este caso, está realzado por los asientos deportivos M Sport con tapicería de cuero Merino con elementos adicionales, las placas específicas en los umbrales de las puertas y el emblema de modelo en la consola central. Las opciones para las versiones Competition incluyen una tapicería especial de cuero bicolor con aplicaciones de Alcantara.


También añade un toque especial el paquete opcional exterior M Carbon (que se espera esté disponible en agosto de 2019), que incluye elementos decorativos de fibra de carbono en las tomas de aire delanteras, las láminas frontales del paragolpes, el difusor trasero y las carcasas de los retrovisores. En los BMW X4 M y BMW X4 M Competition, a esos elementos se les añade un alerón trasero de fibra de carbono.


Por último, entre los elementos de serie en los BMW X3 M, BMW X4 M y sus versiones Competition, están los faros LED, el sistema de audio de alta fidelidad y el paquete ConnectedDrive navegación, que incluye el sistema Navegación Profesional. La lista de opciones para los BMW X3 M y BMW X4 M ofrece más posibilidades de personalización, incluyendo sistemas avanzados de asistencia a la conducción y los servicios digitales de BMW Connected y BMW ConnectedDrive.


Mira que no me suelen parecer muy atractivos los SUV en general, pero vamos, que si se nos tercia de esta manera y empezamos ha fabricar "maquinas" de este calibre... casi que voy a tener que claudicar y entrar por el aro. 

BMW X3 y X4 M. Los SUV poderosos.



BMW M amplía su gama de modelos de altas prestaciones, con los BMW X3 M y BMW X4 M, que establecen la referencia en excelencia dinámica, agilidad y precisión en sus respectivas clases. También es novedad la presentación de sus versiones hermanas Competition con una potencia adicional y detalles exclusivos.


Estas unidades tan especiales de los SUV medios de BMW, montan el motor más potente gasolina de seis cilindros en línea nunca visto en un coche BMW M, que aporta el músculo necesario para conseguir unas impresionantes prestaciones. Con su cilindrada de 3 litros, genera una potencia máxima de 480 CV y un par máximo de 600 Nm. Por su parte, la versión de este biturbo especialmente desarrollada para el BMW X3 M Competition y BMW X4 M Competition aumenta 30 CV y alcanza los descomunales 510 CV. ¿Dignos rivales del Alfa Romeo Stelvio QV?.


Se combina con una caja de cambios M Steptronic de ocho marchas con control Drivelogic. Además, emplea el nuevo sistema de tracción integral M xDrive, estrenado en el BMW M5, para transmitir todo ese torrente de potencia al asfalto. 


El sistema M xDrive da predominio al eje trasero en el reparto de par y ofrece dos modos de conducción AWD en los BMW X3 M y BMW X4 M. La interacción controlada entre el M xDrive y el Diferencial Activo M del eje trasero, permite al sistema de tracción integral repartir de forma precisa la fuerza del motor entre las cuatro ruedas. De esta forma se consigue una tracción, agilidad y estabilidad direccional óptimas en todo momento. 



Como no podríamos esperar menos, las prestaciones son de auténtico infarto y los BMW X3 M y BMW X4 M son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, mientras que las variantes Competition llegan a 100 km/h desde parado en sólo 4,1 segundos.


La combinación de dinamismo y precisión característica de los modelos BMW M está respaldada por elementos específicos de refuerzo estructural y por la refinada tecnología de chasis, afinada para aprovechar la potencia del motor. Con tres reglajes seleccionables mediante un botón, los amortiguadores con control electrónico de la suspensión específica M combinan un excelente confort en el uso cotidiano y un contacto extremadamente directo con la carretera, con escasas oscilaciones de las ruedas y de la carrocería. La suspensión específica M está configurada a medida, y proporciona siempre un preciso posicionamiento de las ruedas y una gran estabilidad direccional. 


Concebido para ofrecer también un comportamiento enteramente controlable al límite, el paquete de tecnología de chasis se complementa con la dirección específica M y los potentes frenos con compuesto M. Las llantas específicas M de aleación de 20 pulgadas también forman parte del equipamiento de serie.


Pero no se queda ahí la cosa ya que, al igual que los sistemas de control de amortiguación y los modos del M xDrive, las características del motor, transmisión y dirección pueden regularse pulsando un botón. 


El sistema de control dinámico de estabilidad DSC permite un deslizamiento controlado en el modo Dynamic M y, como es de esperar, puede desconectarse. Por otro lado, el contenido mostrado en el Head-Up Display opcional también puede configurarse a través del menú iDrive. En este menú el conductor puede guardar dos grupos de ajustes y seleccionarlos cuando desee, empleando los dos botones M del volante.


No obstante, los detalles con diseño específico M no sólo se limitan ha hacer de la imagen exterior un auténtico objeto de deseo, sino que también optimizan el flujo de aire de refrigeración y la aerodinámica en los BMW X3 M, BMW X4 M y sus versiones Competition. Por su parte, en el interior, los asientos deportivos regulables eléctricamente, la tapicería de cuero Vernasca, la instrumentación específica M, el volante de cuero M y la palanca selectora, crean un ambiente deportivo y lujoso.


Los BMW X3 M Competition y BMW X4 M Competition aportan otros detalles exclusivos exteriores, como el marco de la parrilla con riñones de BMW, las carcasas de los retrovisores exteriores, las branquias M y el alerón trasero, en negro brillante (High-gloss Black). Su equipamiento de serie también incluye llantas de aleación M de 21 pulgadas en negro pulido y el sistema de escape M Sport. 



El expresivo ambiente interior, en este caso, está realzado por los asientos deportivos M Sport con tapicería de cuero Merino con elementos adicionales, las placas específicas en los umbrales de las puertas y el emblema de modelo en la consola central. Las opciones para las versiones Competition incluyen una tapicería especial de cuero bicolor con aplicaciones de Alcantara.


También añade un toque especial el paquete opcional exterior M Carbon (que se espera esté disponible en agosto de 2019), que incluye elementos decorativos de fibra de carbono en las tomas de aire delanteras, las láminas frontales del paragolpes, el difusor trasero y las carcasas de los retrovisores. En los BMW X4 M y BMW X4 M Competition, a esos elementos se les añade un alerón trasero de fibra de carbono.


Por último, entre los elementos de serie en los BMW X3 M, BMW X4 M y sus versiones Competition, están los faros LED, el sistema de audio de alta fidelidad y el paquete ConnectedDrive navegación, que incluye el sistema Navegación Profesional. La lista de opciones para los BMW X3 M y BMW X4 M ofrece más posibilidades de personalización, incluyendo sistemas avanzados de asistencia a la conducción y los servicios digitales de BMW Connected y BMW ConnectedDrive.


Mira que no me suelen parecer muy atractivos los SUV en general, pero vamos, que si se nos tercia de esta manera y empezamos ha fabricar "maquinas" de este calibre... casi que voy a tener que claudicar y entrar por el aro.