Ir al contenido principal

Translate

Etiquetas

Mostrar más

Lo demás es historia: 50 años del Porsche 917



Porsche siempre ha creado grandes deportivos, tanto de calle como de competición y muchos de ellos, se han llegado a convertir en iconos inconfundibles de la historia viva del automóvil. Y es que una de las secuencias de números más importante de las que se han producido en Stuttgart y uno de los coches más reconocibles y venerados por los aficionados de todo el mundo, celebra su 50º aniversario este año: el Porsche 917. 


Quizás el coche de competición más famoso de todos los tiempos hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra el 12 de marzo de 1969, y el Museo Porsche quiere conmemorar el cumpleaños restaurando el primer 917 que se construyó, para dejarlo tal y como era en sus orígenes, cuando fue desvelado hace medio siglo. 


El 917-001 experimentó varios cambios con el paso del tiempo y cuando se restauran vehículos de la colección histórica de la compañía, el museo da gran importancia a mantener el material original y tiene muy en cuenta la relevante historia de lo que expone.


Este Porsche 917-001 marcó el principio de una incomparable carrera deportiva para este modelo. El 917-001 Grupo 4, diseñado para dominar las 24 Horas de Le Mans y ganar el Campeonato del Mundo de Marcas, fue el primero de los 25 vehículos que tuvieron que fabricarse para cumplir con los requisitos de homologación. El ingeniero jefe del proyecto era Hans Mezger, responsable no sólo del motor doce cilindros sino también del vehículo completo.


Se presentó por primera vez en Ginebra, en marzo de 1969, con la carrocería en blanco y la sección frontal verde. Luego, en el Salón del Automóvil de Frankfurt de ese mismo año, tuvo un aspecto nuevo al ser repintado en blanco y naranja. Cuando, más adelante, Porsche anunció la transferencia de sus actividades de competición al equipo J.W. Automotive Engineering, el 917-001 fue utilizado de nuevo como coche de exposición y redecorado con los colores azul claro y naranja de la compañía petrolífera estadounidense que lo iba a patrocinar, Gulf (uno de los más míticos).


Después de arrasar en las 24 Horas de Le Mans de 1970, en septiembre de ese mismo año Hans Herrmann y Richard Attwood reconvirtieron el 917-001 a una versión de cola corta idéntica a la utilizada en la carrera y cuando se le entregó a Porsche Salzburgo en octubre, estaba incluso con los colores y el dorsal 23 del coche que había ganado Le Mans.


Hoy podemos decir que durante más de un año, mecánicos del museo, antiguos técnicos e ingenieros de Zuffenhausen y Weissach, así como personal del Archivo Histórico y de empresas asociadas, han trabajado en la restauración del 917 para devolverlo a su estado original. 



El proyecto fue un gran reto desde el instante inicial debido a las múltiples transformaciones que el coche ha experimentado durante este tiempo como vehículo de pruebas y de exposiciones, así que la principal prioridad ha sido la conservación y reutilización de los materiales originales del coche, siempre que fuera posible y técnicamente realizable.


Durante la restauración se hicieron pruebas para determinar qué materiales de la carrocería eran originales y podían ser reutilizados. Para ello, se analizaban las piezas y se comparaban con dibujos y fotografías de diseños históricos. Después de ese proceso, algunas zonas del frontal y de la parte trasera se reprodujeron fielmente usando una tecnología 3D vanguardista. También la zona posterior del bastidor de aluminio se restauró con la ayuda de documentos originales. Una vez terminado todo el proceso y al cumplirse 50 años exactos, el 917-001 será presentado en el Museo Porsche restaurado en el estado original que tenía en 1969.


Y es que sin lugar a dudas, el 917 tiene una historia de éxitos legendaria. En su primer año logró la victoria absoluta en los 1.000 Kilómetros de Zeltweg, Austria, en 1969. En 1970, Hans Herrmann y Richard Attwood consiguieron el deseado triunfo en la general de las 24 Horas de Le Mans, el mayor éxito de Porsche en competición hasta esa fecha y que repitieron Helmut Marko y Gijs van Lennep en 1971. Tras la evolución del 917 con las versiones 917/10 y 917/30 turbo de más de 1.000 caballos de potencia, George Follmer y Mark Donohue dominaron el certamen norteamericano CanAm en 1972 y 1973, respectivamente. Estos modelos de Porsche también fueron imbatibles en el campeonato homólogo europeo, la Interserie. También tuvo su repercusión en el mundo real, ya que una variante modificada de la tecnología turbo fue utilizada un poco más tarde en un vehículo Porsche de serie, el 911 Turbo, que nació en 1974.


Del 14 de mayo al 15 de septiembre de 2019, el Museo Porsche conmemorará el 50º aniversario del 917 con una amplia exposición especial titulada “Los Colores de la Velocidad: 50 Años del 917” (“Colours of Speed – 50 Years of the 917”). Se exhibirán un total de 14 vehículos, de los cuales habrá diez 917 que suman entre ellos una potencia de 7.795 caballos. 


El Museo Porsche presentará por primera vez al público un estudio de diseño del 917, como homenaje a la primera victoria conseguida en 1970 en Le Mans. El coche rojo y blanco de exposición fue creado por un pequeño grupo de diseñadores e ingenieros, aunque con la entrada de Porsche en la categoría LMP1 del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC) el modelo no pasó de ser un simple estudio conceptual. Una selección de carteles y pequeños detalles técnicos completarán esta exhibición especial, que contará con el número más alto de caballos de potencia que haya habido antes en un evento. 


Para celebrar el aniversario, la tienda del museo ofrecerá también una selección de productos del 917 para su venta, entre ellos un delantal inspirado en el 917/20 apodado “Pink Pig” (Cerdo Rosa). Además, Edition Porsche Museum, la editorial del museo, lanzará un libro conmemorativo del aniversario del 917.


Entradas populares de este blog

Xenatec Coupe. El "raro" de la familia.

Maybach es una marca de coches de ultra-lujo que, al igual que Bugatti, fue recuperada en su día, puesto que hacía muchísimas décadas que había desaparecido como tal.

Mercedes-Benz se hizo con los derechos de explotación de la firma y la estrategia a seguir era la de fabricar berlinas suntuosas sobre la base del Clase S, pero superiores en calidades y tecnología para la gente con un muy alto poder adquisitivo y así, poder rivalizar de tú a tú con marcas como Bentley o Rolls Royce.

La idea era buena y tuvo una gran aceptación durante los primeros años en los que se comercializaron los Maybach 57 y 62 (57 y 62, no era nada más que la referencia de la longitud de la carrocería, 5,7 y 6,2 metros de largo), y sus dos variantes potenciadas, 57S y 62S.

Pero el cliente no es tonto y poco a poco se dio cuenta que el Maybach no ofrecía mucho más que un Clase S !!!de la anterior generación!!!; tan solo una nueva carrocería, unas mayores medidas y una mayor exclusividad, además de unos pocos "…

Mercedes-Maybach GLS 600 4Matic. Alta sociedad.

El Mercedes-Maybach GLS 600 4MATIC encarna y representa un nuevo tipo de lujo en el segmento de los SUV. Este modelo amplía la exclusiva oferta de la marca Mercedes-Maybach y conjuga la concepción de la carrocería y la base técnica del impresionante GLS con el lujo de una berlina de categoría suprema. Vamos, un tipo de Rolls Royce Cullinan, pero firmado por la marca alemana. ¿Tendrá algo que envidiar?.


Su habitáculo de dimensiones generosas, realizado con materiales escogidos y dotado de elementos muy efectivos de insonorización, crea un ambiente de bienestar, elegante y sumamente acogedor. Los ocupantes adoptan una posición agradablemente elevada sobre los asientos y disponen de persianas de accionamiento eléctrico en las ventanillas laterales traseras, que les permiten decidir de qué modo y en qué medida desean percibir el entorno o que el entorno pueda percibir a los ocupantes.

La suspensión neumática AIRMATIC incorporada de serie o bien, como opción (no entiendo que haya opciones t…

Volkswagen Golf. La nueva generación del icono.

El Golf es un icono del automóvil que ya va por su octava generación. A lo largo de su vida hemos hablado muchas veces de él y siempre lo hemos hecho con el respeto que se merece uno de los compactos más exitosos del mundo, con sus más de 35 millones de unidades vendidas, y que tiene ese pequeño regustillo a premium que lo han hecho desmarcarse siempre de la competencia.


La nueva generación sigue siendo un coche global y completamente actualizado para seguir cumpliendo los requisitos que buscan los clientes de más de 140 países en los 5 continentes. El público más joven también se sentirá atraído por esta nueva generación gracias a su completa digitalización, que le permitirá estar siempre conectado. Personalmente (y es siempre una visión subjetiva) esta nueva generación a mí no me gusta mucho físicamente, aunque habrá que verlo, probarlo y testarlo en vivo y en directo, ya que seguramente, cambie mucho mi opinión al respecto. Pero de momento y en foto, no me acaba de atraer.


Pero lejos…