viernes, 23 de agosto de 2019

BMW X5 y X7 M50i. Gigantes.



Los dos nuevos modelos de representación de la familia BMW X irradian una presencia suprema que se corresponde con sus prestaciones. Y es que en un alarde de poderío, en el seno de BMW han decidido dotar a sus dos miembros más grandes con el apellido M, lo que implica una deportividad de bandera en un continente muy espacioso y orientado a las grandes familias. ¿Quién dijo que no se podía ser padre y un inconsciente?. 



La potencia de ambos representantes, se extrae del nuevo motor de gasolina de 8 cilindros con una potencia máxima de 530 CV integrado en los denominados BMW X5 M50i y BMW X7 M50i. Más que nunca, estos nuevos motores de primera categoría subrayan el carácter deportivo de la última generación del Sports Activity Vehicle (SAV). Ambos combinan el motor V8 con el sistema inteligente de tracción integral BMW xDrive y una tecnología de suspensión específica para cada modelo, desarrollada con la experiencia de BMW M.



Al igual que las tecnologías de propulsión y suspensión, las características de diseño específicas de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i han pasado por un consistente proceso cuyo resultado es una experiencia de conducción absolutamente impresionante.



El propulsor de 4.4 litros (fabricado en E.E.U.U.) de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i subraya de forma excepcional las características típicas de los motores de 8 cilindros en términos de entrega de potencia y par. 




De esta manera y con semejante "corazón" en su vano motor, el nuevo V8 ofrece un rendimiento impresionante, ya sea circulando con calma y confianza a bajas revoluciones, o exprimiéndolo al máximo en aceleraciones deportivas. Varios componentes han sido actualizados respecto a la versión anterior; incluyendo cárter, camisas de los cilindros, pistones, cigüeñal y culata y, sobre todo, la actualizada tecnología TwinPower Turbo de BMW. Asimismo se han agrandado los turbocompresores situados entre la V de las bancadas de cilindros, mientras que la inyección directa de gasolina funciona a un nuevo nivel máximo de presión de 350 bares. 




Con estas premisas, el nuevo motor V8 responde con gran sensibilidad a cada movimiento del pedal acelerador. No obstante, el motor ya genera su par máximo de 750 Nm a 1.800 rpm, valor que permanece disponible hasta un régimen de 4.600 rpm y por consiguiente, la potencia es tan enérgica como cabría esperar en un "bicho" con estas pretensiones y una mecánica tan sumamente poderosa. El valor máximo de 530 CV se obtiene entre 5.500 y 6.000 rpm y como resultado, el nuevo BMW X5 M50i es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos, así como el nuevo BMW X7 M50i completa su aceleración 0-100 km/h en 4,7 segundos, una cifra más que impresionante, teniendo en cuenta su gran peso y tamaño.



Esta suprema entrega de potencia viene acompañada de una impresionante progresión sonora, generada por el sistema de escape deportivo M, que viene de serie en ambos modelos. El conductor puede elegir, mediante los botones del Driving Experience Control, entre un modo extremadamente deportivo o un modo más orientado a la comodidad. Por ejemplo; en los modos SPORT y SPORT PLUS, no sólo la curva del pedal del acelerador está configurada para un estilo de conducción dinámico, sino también la entrega de potencia y las notables características de sonido del motor V8.




Este nuevo motor V8 se combina con la transmisión deportiva Steptronic de 8 velocidades, caracterizada por un cambio de marchas muy dinámico. Y como son unos grandes vehículos deportivos, las levas de cambio están montadas cerca del volante para una selección manual de las marchas y la función Launch Control permite fulgurantes aceleraciones desde parado con la tracción optimizada y el máximo rendimiento dinámico.




La última versión del sistema BMW xDrive distribuye el par motor entre las ruedas delanteras y traseras adaptándose de forma rápida y precisa a las condiciones de la carretera. Este sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas incrementa la agilidad y la suprema capacidad de tracción de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i, a la vez que mejora la estabilidad en todas las condiciones meteorológicas y de la carretera proporcionándonos una enorme sensación de seguridad y aplomo en todo momento. 



Pero a pesar de contar con esa laureada tracción xDrive, sus características deportivas se ven reforzadas en conducción dinámica por el diseño del sistema de tracción, más orientado al protagonismo de las ruedas traseras. Además, el equipamiento de serie de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i también incluye el diferencial deportivo M. 



El bloqueo del diferencial en las ruedas traseras, controlado electrónicamente, limita el equilibrio de la velocidad de rotación entre la rueda del lado interior de una curva y la del lado exterior, lo que permite una aceleración muy dinámica al salir de los virajes. Además, el diferencial deportivo M, que está interconectado con el DSC (Control Dinámico de Estabilidad), optimiza la tracción y la transmisión de potencia cuando se conduce por terrenos irregulares y cuando existen diferentes niveles de adherencia entre derecha e izquierda de la carretera. Gracias a ello, se evita que una rueda gire libremente por un agarre insuficiente, dirigiendo el par a la otra rueda.



También la suspensión específica de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i ha sido minuciosamente ajustada para extraer el máximo potencial del sensacional diseño del sistema de propulsión, basándose en la experiencia de BMW M. 



El equipamiento de serie incluye dirección electromecánica con función Servotronic y freno deportivo M con pinzas de color azul con logotipo M, además de que están disponibles, como equipamiento opcional, unas llantas de aleación ligera de 22 pulgadas (de serie son de 21), también equipadas con neumáticos de diferentes dimensiones.



El nuevo BMW X5 M50i viene equipado con suspensión adaptativa M. Se puede seleccionar uno de los dos conjuntos de características para los amortiguadores controlados electrónicamente, que pueden activarse mediante los mandos de experiencia de conducción, incluidos los modos COMFORT y SPORT.




Por su parte, el nuevo BMW X7 M50i cuenta con suspensión neumática adaptativa en ambos ejes, que también está disponible opcionalmente para el nuevo BMW X5 M50i. En el modo de conducción SPORT, así como a velocidades superiores a 138 km/h, el sistema reduce 20 milímetros la altura de la carrocería respecto al suelo, de forma automática. El conductor también puede ajustar la altura de la carrocería pulsando un botón entre dos niveles disponibles, que elevan la altura hasta 40 milímetros por encima del ajuste estándar, algo muy práctico cuando en una conducción Off Road, por ejemplo.




En otro orden de cosas, la dirección activa integral, que mejora aún más la agilidad del vehículo, está disponible para ambos modelos de forma opcional. Este sistema ofrece un comportamiento superior a la hora de cambiar de carril y al maniobrar en el tráfico urbano, al girar las ruedas traseras en la misma dirección que las delanteras, o en la opuesta, dependiendo de la velocidad. La dirección activa integral y las barras estabilizadoras activas proporcionan una mejora adicional en la dinámica de conducción. Estas últimas aseguran una rápida y precisa compensación de las fuerzas de balanceo laterales en la toma dinámica de curvas, por medio de motores eléctricos ubicados en los ejes delantero y trasero y ambas son parte del equipamiento opcional para el nuevo BMW X5 M50i y BMW X7 M50i.




Por último, las características de diseño específicas de cada modelo hacen hincapié en el carácter exclusivo y deportivo del nuevo BMW X5 M50i y del nuevo BMW X7 M50i desde el primer momento. Por ejemplo, las grandes entradas de aire en el faldón delantero son una clara indicación de las necesidades de refrigeración del motor V8. El diseño único de los faldones laterales y del spoiler trasero, la línea de brillo intenso Shadow Line de BMW y los elementos de diseño seleccionados en Gris Cerium, también sirven para subrayar el destacado estatus de ambos coches.




El interior de los dos modelos tope de gama de la familia BMW X presenta un volante de cuero M, palanca de cambio de marchas con el logotipo M, tapicería de cuero Vernasca con costuras en contraste y superficies perforadas, y embellecedores interiores en aluminio Tetragon (BMW X5 M50i) o acabados en madera Fineline Black con efecto metálico de alto brillo, que garantizan una sensación de lujo con un toque deportivo. 



Y por si fuera poco, el equipamiento de serie también incluye los marcos de las puertas iluminados con el logotipo 'M50i', un revestimiento del techo interior en antracita (BMW X5 M50i) o Alcántara antracita (BMW X7 M50i) y un sistema de altavoces Hi-Fi (BMW X5 M50i) o un sistema de sonido envolvente Harman Kardon (BMW X7 M50i). 



Sin lugar a dudas, los representantes más grandes de la gama alemana, ahora también son dignos representantes de la familia M, en donde la exclusividad y la deportividad se dan de la mano para ofrecernos unas prestaciones y una prestancia muy apropiadas para disfrutarlas con nuestros seres más cercanos. O no...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

viernes, 23 de agosto de 2019

BMW X5 y X7 M50i. Gigantes.



Los dos nuevos modelos de representación de la familia BMW X irradian una presencia suprema que se corresponde con sus prestaciones. Y es que en un alarde de poderío, en el seno de BMW han decidido dotar a sus dos miembros más grandes con el apellido M, lo que implica una deportividad de bandera en un continente muy espacioso y orientado a las grandes familias. ¿Quién dijo que no se podía ser padre y un inconsciente?. 



La potencia de ambos representantes, se extrae del nuevo motor de gasolina de 8 cilindros con una potencia máxima de 530 CV integrado en los denominados BMW X5 M50i y BMW X7 M50i. Más que nunca, estos nuevos motores de primera categoría subrayan el carácter deportivo de la última generación del Sports Activity Vehicle (SAV). Ambos combinan el motor V8 con el sistema inteligente de tracción integral BMW xDrive y una tecnología de suspensión específica para cada modelo, desarrollada con la experiencia de BMW M.



Al igual que las tecnologías de propulsión y suspensión, las características de diseño específicas de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i han pasado por un consistente proceso cuyo resultado es una experiencia de conducción absolutamente impresionante.



El propulsor de 4.4 litros (fabricado en E.E.U.U.) de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i subraya de forma excepcional las características típicas de los motores de 8 cilindros en términos de entrega de potencia y par. 




De esta manera y con semejante "corazón" en su vano motor, el nuevo V8 ofrece un rendimiento impresionante, ya sea circulando con calma y confianza a bajas revoluciones, o exprimiéndolo al máximo en aceleraciones deportivas. Varios componentes han sido actualizados respecto a la versión anterior; incluyendo cárter, camisas de los cilindros, pistones, cigüeñal y culata y, sobre todo, la actualizada tecnología TwinPower Turbo de BMW. Asimismo se han agrandado los turbocompresores situados entre la V de las bancadas de cilindros, mientras que la inyección directa de gasolina funciona a un nuevo nivel máximo de presión de 350 bares. 




Con estas premisas, el nuevo motor V8 responde con gran sensibilidad a cada movimiento del pedal acelerador. No obstante, el motor ya genera su par máximo de 750 Nm a 1.800 rpm, valor que permanece disponible hasta un régimen de 4.600 rpm y por consiguiente, la potencia es tan enérgica como cabría esperar en un "bicho" con estas pretensiones y una mecánica tan sumamente poderosa. El valor máximo de 530 CV se obtiene entre 5.500 y 6.000 rpm y como resultado, el nuevo BMW X5 M50i es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos, así como el nuevo BMW X7 M50i completa su aceleración 0-100 km/h en 4,7 segundos, una cifra más que impresionante, teniendo en cuenta su gran peso y tamaño.



Esta suprema entrega de potencia viene acompañada de una impresionante progresión sonora, generada por el sistema de escape deportivo M, que viene de serie en ambos modelos. El conductor puede elegir, mediante los botones del Driving Experience Control, entre un modo extremadamente deportivo o un modo más orientado a la comodidad. Por ejemplo; en los modos SPORT y SPORT PLUS, no sólo la curva del pedal del acelerador está configurada para un estilo de conducción dinámico, sino también la entrega de potencia y las notables características de sonido del motor V8.




Este nuevo motor V8 se combina con la transmisión deportiva Steptronic de 8 velocidades, caracterizada por un cambio de marchas muy dinámico. Y como son unos grandes vehículos deportivos, las levas de cambio están montadas cerca del volante para una selección manual de las marchas y la función Launch Control permite fulgurantes aceleraciones desde parado con la tracción optimizada y el máximo rendimiento dinámico.




La última versión del sistema BMW xDrive distribuye el par motor entre las ruedas delanteras y traseras adaptándose de forma rápida y precisa a las condiciones de la carretera. Este sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas incrementa la agilidad y la suprema capacidad de tracción de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i, a la vez que mejora la estabilidad en todas las condiciones meteorológicas y de la carretera proporcionándonos una enorme sensación de seguridad y aplomo en todo momento. 



Pero a pesar de contar con esa laureada tracción xDrive, sus características deportivas se ven reforzadas en conducción dinámica por el diseño del sistema de tracción, más orientado al protagonismo de las ruedas traseras. Además, el equipamiento de serie de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i también incluye el diferencial deportivo M. 



El bloqueo del diferencial en las ruedas traseras, controlado electrónicamente, limita el equilibrio de la velocidad de rotación entre la rueda del lado interior de una curva y la del lado exterior, lo que permite una aceleración muy dinámica al salir de los virajes. Además, el diferencial deportivo M, que está interconectado con el DSC (Control Dinámico de Estabilidad), optimiza la tracción y la transmisión de potencia cuando se conduce por terrenos irregulares y cuando existen diferentes niveles de adherencia entre derecha e izquierda de la carretera. Gracias a ello, se evita que una rueda gire libremente por un agarre insuficiente, dirigiendo el par a la otra rueda.



También la suspensión específica de los nuevos BMW X5 M50i y BMW X7 M50i ha sido minuciosamente ajustada para extraer el máximo potencial del sensacional diseño del sistema de propulsión, basándose en la experiencia de BMW M. 



El equipamiento de serie incluye dirección electromecánica con función Servotronic y freno deportivo M con pinzas de color azul con logotipo M, además de que están disponibles, como equipamiento opcional, unas llantas de aleación ligera de 22 pulgadas (de serie son de 21), también equipadas con neumáticos de diferentes dimensiones.



El nuevo BMW X5 M50i viene equipado con suspensión adaptativa M. Se puede seleccionar uno de los dos conjuntos de características para los amortiguadores controlados electrónicamente, que pueden activarse mediante los mandos de experiencia de conducción, incluidos los modos COMFORT y SPORT.




Por su parte, el nuevo BMW X7 M50i cuenta con suspensión neumática adaptativa en ambos ejes, que también está disponible opcionalmente para el nuevo BMW X5 M50i. En el modo de conducción SPORT, así como a velocidades superiores a 138 km/h, el sistema reduce 20 milímetros la altura de la carrocería respecto al suelo, de forma automática. El conductor también puede ajustar la altura de la carrocería pulsando un botón entre dos niveles disponibles, que elevan la altura hasta 40 milímetros por encima del ajuste estándar, algo muy práctico cuando en una conducción Off Road, por ejemplo.




En otro orden de cosas, la dirección activa integral, que mejora aún más la agilidad del vehículo, está disponible para ambos modelos de forma opcional. Este sistema ofrece un comportamiento superior a la hora de cambiar de carril y al maniobrar en el tráfico urbano, al girar las ruedas traseras en la misma dirección que las delanteras, o en la opuesta, dependiendo de la velocidad. La dirección activa integral y las barras estabilizadoras activas proporcionan una mejora adicional en la dinámica de conducción. Estas últimas aseguran una rápida y precisa compensación de las fuerzas de balanceo laterales en la toma dinámica de curvas, por medio de motores eléctricos ubicados en los ejes delantero y trasero y ambas son parte del equipamiento opcional para el nuevo BMW X5 M50i y BMW X7 M50i.




Por último, las características de diseño específicas de cada modelo hacen hincapié en el carácter exclusivo y deportivo del nuevo BMW X5 M50i y del nuevo BMW X7 M50i desde el primer momento. Por ejemplo, las grandes entradas de aire en el faldón delantero son una clara indicación de las necesidades de refrigeración del motor V8. El diseño único de los faldones laterales y del spoiler trasero, la línea de brillo intenso Shadow Line de BMW y los elementos de diseño seleccionados en Gris Cerium, también sirven para subrayar el destacado estatus de ambos coches.




El interior de los dos modelos tope de gama de la familia BMW X presenta un volante de cuero M, palanca de cambio de marchas con el logotipo M, tapicería de cuero Vernasca con costuras en contraste y superficies perforadas, y embellecedores interiores en aluminio Tetragon (BMW X5 M50i) o acabados en madera Fineline Black con efecto metálico de alto brillo, que garantizan una sensación de lujo con un toque deportivo. 



Y por si fuera poco, el equipamiento de serie también incluye los marcos de las puertas iluminados con el logotipo 'M50i', un revestimiento del techo interior en antracita (BMW X5 M50i) o Alcántara antracita (BMW X7 M50i) y un sistema de altavoces Hi-Fi (BMW X5 M50i) o un sistema de sonido envolvente Harman Kardon (BMW X7 M50i). 



Sin lugar a dudas, los representantes más grandes de la gama alemana, ahora también son dignos representantes de la familia M, en donde la exclusividad y la deportividad se dan de la mano para ofrecernos unas prestaciones y una prestancia muy apropiadas para disfrutarlas con nuestros seres más cercanos. O no...


No hay comentarios:

Publicar un comentario