jueves, 22 de agosto de 2019

Opel Corsa-e 2019. El enchufado.



El mítico y longevo Opel Corsa se vuelve eléctrico. A ver; no va ha ser eléctrico en toda la gama, pero sí que con la nueva sexta generación, el fabricante alemán ofrecerá por primera vez una versión 100% eléctrica de batería con una autonomía de 330 kilómetros (cifra provisional). De esta manera, Opel ha elegido el modelo más popular de la marca para sacar definitivamente la movilidad eléctrica de su limitada parcela.


Y es que el Opel Corsa es un absoluto superventas, ya que desde su presentación mundial en 1982, se han fabricado más de 13,6 millones de unidades, así que qué mejor modelo para comenzar con la incursión eléctrica de Opel en masa. El Corsa ha facilitado la movilidad a millones de personas y ahora les ofrece el acceso a la conducción sin emisiones y el sistema de pedidos del Corsa de sexta generación se abrirá en unas semanas, empezando precisamente por el Corsa-e, seguido poco después de las versiones diésel y gasolina.


El nuevo Corsa-e ofrece movilidad eléctrica de última generación. Con una autonomía de 330 km según la normativa WLTP, el Corsa-e de cinco plazas es apto para el uso diario sin restricciones de ningún tipo, si exceptuamos el tema de las recargas, aunque la batería de 50 kWh puede cargarse de forma rápida hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos. No obstante, el Corsa-e está preparado para todas las opciones de carga (cable, punto de carga de pared o carga de alta velocidad). La batería está cubierta por una garantía de ocho años y el estado de la carga puede verificarse con “myOpel” app, y así poder optimizar en todo momento los tiempos de carga y los costes.


Además, el conductor puede adaptar la autonomía, pues puede elegir entre tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. El modo Sport aumenta la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, con una pérdida moderada de autonomía. En el modo Eco, por su parte, el Corsa-e se convierte en un corredor de fondo, con un aumento significativo de la autonomía que apenas afecta la respuesta en orden de marcha, así que es muy apropiado para una circulación ciudadana


Gracias a la potencia de 136 CV y al par instantáneo máximo de 260 Nm, destacan la capacidad de respuesta, la agilidad y el comportamiento dinámico en todo momento. También, dada su condición de eléctrico, obtenemos unas prestaciones muy importantes, ya que el Corsa-e solo necesita 2,8 segundos para acelerar de 0 a 50 km/h, y 8,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, lo que le sitúa a la altura de cualquiera de los coches deportivos que nos podamos imaginar (otra cosa es si hablamos de velocidad máxima).


En cuanto a su nueva imagen, el Corsa-e también tiene aspecto dinámico gracias a su diseño deportivo, a la vez que se mantienen las dimensiones exteriores compactas de las generaciones anteriores. Con una longitud de 4,06 metros, el Corsa sigue siendo un coche de cinco plazas ágil, práctico y bien configurado. En este caso, la línea del techo es tipo coupé, 48 mm más baja que la sus predecesores, sin detrimento del espacio libre disponible para la cabeza, ya que el conductor se sienta 28 mm más bajo. El comportamiento y la dinámica de conducción se benefician así de ese centro de gravedad más bajo. 


Las tecnologías y los sistemas de asistencia normalmente reservados a segmentos más altos del mercado también estarán disponibles por primera vez en el Corsa-e. Entre sus características más destacadas figura el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED que no deslumbra, ofrecido por Opel como primicia en el segmento de coches pequeños. Los ocho elementos LED, controlados por la cámara frontal de alta resolución de nueva generación, adaptan continuamente el haz de iluminación a la situación del tráfico y al entorno. 


Por otra parte, los avanzados sistemas de asistencia al conductor ofrecen una significativa seguridad adicional. Gracias a la nueva cámara frontal, el Asistente de Reconocimiento de Señales de Tráfico ahora detecta información adicional, como, por ejemplo, las señales LED. Los límites de velocidad guardados en el sistema también aparecen en la pantalla. El Control Adaptativo de la Velocidad y el Asistente Lateral basados en radar y sensores también celebran su presentación en el nuevo Corsa. Asistente de Ángulo Muerto y otros diversos sistemas de asistencia al conductor, también están disponibles.


Para finalizar con las novedades, los nuevos sistemas de información y entretenimiento mantienen a los conductores y pasajeros del nuevo Corsa plenamente conectados. El sistema Multimedia Navi con pantalla táctil a color de 7 pulgadas, así como el sistema tope de gama Multimedia Navi Pro con pantalla táctil a color de 10 pulgadas, también ofrece el nuevo servicio telemático «Opel Connect». Las funciones de ayuda, como la navegación con información de tráfico en tiempo real, la conexión directa con la asistencia en carretera y las llamadas de emergencia, proporcionan al conductor y a los pasajeros una mayor tranquilidad en los diferentes tipos de trayectos, sean urbanos o interurbanos.


Sin lugar a dudas, la electrificación ya está entre nosotros y Opel, apuesta fuerte con este tipo de movilidad con uno de sus vehículos más emblemáticos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

jueves, 22 de agosto de 2019

Opel Corsa-e 2019. El enchufado.



El mítico y longevo Opel Corsa se vuelve eléctrico. A ver; no va ha ser eléctrico en toda la gama, pero sí que con la nueva sexta generación, el fabricante alemán ofrecerá por primera vez una versión 100% eléctrica de batería con una autonomía de 330 kilómetros (cifra provisional). De esta manera, Opel ha elegido el modelo más popular de la marca para sacar definitivamente la movilidad eléctrica de su limitada parcela.


Y es que el Opel Corsa es un absoluto superventas, ya que desde su presentación mundial en 1982, se han fabricado más de 13,6 millones de unidades, así que qué mejor modelo para comenzar con la incursión eléctrica de Opel en masa. El Corsa ha facilitado la movilidad a millones de personas y ahora les ofrece el acceso a la conducción sin emisiones y el sistema de pedidos del Corsa de sexta generación se abrirá en unas semanas, empezando precisamente por el Corsa-e, seguido poco después de las versiones diésel y gasolina.


El nuevo Corsa-e ofrece movilidad eléctrica de última generación. Con una autonomía de 330 km según la normativa WLTP, el Corsa-e de cinco plazas es apto para el uso diario sin restricciones de ningún tipo, si exceptuamos el tema de las recargas, aunque la batería de 50 kWh puede cargarse de forma rápida hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos. No obstante, el Corsa-e está preparado para todas las opciones de carga (cable, punto de carga de pared o carga de alta velocidad). La batería está cubierta por una garantía de ocho años y el estado de la carga puede verificarse con “myOpel” app, y así poder optimizar en todo momento los tiempos de carga y los costes.


Además, el conductor puede adaptar la autonomía, pues puede elegir entre tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. El modo Sport aumenta la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, con una pérdida moderada de autonomía. En el modo Eco, por su parte, el Corsa-e se convierte en un corredor de fondo, con un aumento significativo de la autonomía que apenas afecta la respuesta en orden de marcha, así que es muy apropiado para una circulación ciudadana


Gracias a la potencia de 136 CV y al par instantáneo máximo de 260 Nm, destacan la capacidad de respuesta, la agilidad y el comportamiento dinámico en todo momento. También, dada su condición de eléctrico, obtenemos unas prestaciones muy importantes, ya que el Corsa-e solo necesita 2,8 segundos para acelerar de 0 a 50 km/h, y 8,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, lo que le sitúa a la altura de cualquiera de los coches deportivos que nos podamos imaginar (otra cosa es si hablamos de velocidad máxima).


En cuanto a su nueva imagen, el Corsa-e también tiene aspecto dinámico gracias a su diseño deportivo, a la vez que se mantienen las dimensiones exteriores compactas de las generaciones anteriores. Con una longitud de 4,06 metros, el Corsa sigue siendo un coche de cinco plazas ágil, práctico y bien configurado. En este caso, la línea del techo es tipo coupé, 48 mm más baja que la sus predecesores, sin detrimento del espacio libre disponible para la cabeza, ya que el conductor se sienta 28 mm más bajo. El comportamiento y la dinámica de conducción se benefician así de ese centro de gravedad más bajo. 


Las tecnologías y los sistemas de asistencia normalmente reservados a segmentos más altos del mercado también estarán disponibles por primera vez en el Corsa-e. Entre sus características más destacadas figura el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED que no deslumbra, ofrecido por Opel como primicia en el segmento de coches pequeños. Los ocho elementos LED, controlados por la cámara frontal de alta resolución de nueva generación, adaptan continuamente el haz de iluminación a la situación del tráfico y al entorno. 


Por otra parte, los avanzados sistemas de asistencia al conductor ofrecen una significativa seguridad adicional. Gracias a la nueva cámara frontal, el Asistente de Reconocimiento de Señales de Tráfico ahora detecta información adicional, como, por ejemplo, las señales LED. Los límites de velocidad guardados en el sistema también aparecen en la pantalla. El Control Adaptativo de la Velocidad y el Asistente Lateral basados en radar y sensores también celebran su presentación en el nuevo Corsa. Asistente de Ángulo Muerto y otros diversos sistemas de asistencia al conductor, también están disponibles.


Para finalizar con las novedades, los nuevos sistemas de información y entretenimiento mantienen a los conductores y pasajeros del nuevo Corsa plenamente conectados. El sistema Multimedia Navi con pantalla táctil a color de 7 pulgadas, así como el sistema tope de gama Multimedia Navi Pro con pantalla táctil a color de 10 pulgadas, también ofrece el nuevo servicio telemático «Opel Connect». Las funciones de ayuda, como la navegación con información de tráfico en tiempo real, la conexión directa con la asistencia en carretera y las llamadas de emergencia, proporcionan al conductor y a los pasajeros una mayor tranquilidad en los diferentes tipos de trayectos, sean urbanos o interurbanos.


Sin lugar a dudas, la electrificación ya está entre nosotros y Opel, apuesta fuerte con este tipo de movilidad con uno de sus vehículos más emblemáticos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario